Identificación del problema

La contaminación se extiende al agua de los pozos, al aire, a los alimentos y a la propia población debido a las descargas ilegales tanto de residuos agrícolas como del parque industrial –formado actualmente por más de 150 industrias.

El drenaje de cinco de los principales municipios de la zona conurbana de Guadalajara y la cercanía al basurero de Los Laureles

Contaminación del agua

En Jalisco no sólo existen paseos turísticos como el del Tequila, también está el del horror. Es el recorrido por la contaminación del agua. Este, comienza en el vaso las Pintas –que contiene aguas residuales- en la zona metropolitana de Guadalajara. Sigue por el arroyo el Ahogado donde confluyen el drenaje municipal y descargas de aguas industriales. Continúa por los cuerpos de agua ocultos detrás de las unidades habitacionales y las fábricas, para llegar al otro Niágara mexicano, la cascada de este municipio que ahora es una cortina de espuma amarillenta que desprende olores pestilentes.

Contaminación del aire

El característico olor fétido del río es causado por los desechos tóxicos y las aguas negras por zonas metropolitanas, el olor es de huevo podrido que más bien sería ácido sulfhídrico que es conocido por ser una toxina peligrosa para el medio ambiente y la salud humana que incluso puede ser mortal. Esto causa las constantes complicaciones de irritación en tejidos blandos del cuerpo ( ojos, nariz, garganta y pulmones). Produce ardor, secreciones, enrojecimiento y más. Igualmente las personas se mantienen respirando el aire proveniente del río podrían perder el sentido del olfato, serios ataques de asma, problemas respiratorios, muerte. Además que síntomas como dolores de cabeza, pérdida de memoria, deficiente función motora pueden persistir durante mucho tiempo después de estar expuesto al río.

Perdida de Biodiversidad

Hasta hace poco las presiones sobre los sistemas fluviales se han incrementado por el crecimiento demográfico, cambios en el uso del suelo, descargas residuales y construcción de infraestructura hidráulica.

Estos cambios han causado los cambios, la pérdida y reducción de vida que se encuentra en la cuenca del río Santiago. Actualmente de las 189 presas se tienen 1032 registros de bases de datos de 132 localidades. En cinco subcuencas se reconocieron 44 especies; 13 endémicas de la región Lerma–Chapala–Santiago, 22 nativas de México, 7 introducidas y 2 traslocadas. La situación es mala en cuanto al cuidado y preservación de la riqueza natural y de la vida vegetal y animal en su ecosistema.

Los gobernantes crean esperanzas y no se hacen cargo de sus obligaciones, dejan en el olvido las promesas. Cosa que ha causado que con el paso de los años, el río Santiago se encuentre cada vez en condiciones peores.

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.