Loading

Un Mercado Comunitario de Carbono al Interior de Oaxaca

visión general

Oaxaca, el quinto estado más grande de México, abarca los densos bosques de las montañas de la Sierra Sur y Sierra Norte. Más de una docena de comunidades indígenas residen en estos ecosistemas de altísima biodiversidad en cuanto a plantas, mamíferos, anfibios y reptiles. En la actualidad, estas áreas están gravemente amenazadas por la tala ilegal y el aumento de plagas, enfermedades y riesgo de incendios forestales debido al cambio climático.

La Integradora de Comunidades Indígenas y Campesinas de Oaxaca (ICICO) es una pequeña organización sin fines de lucro que trabaja para proteger estos ecosistemas amenazados al empoderar a las comunidades rurales locales del estado para que encuentren nuevas formas de obtener beneficios y ser compensadas por sus prácticas tradicionales de gestión ambiental. Elizabeth Shapiro-Garza, profesora asociada de la práctica de ciencias y políticas ambientales en la Nicholas School of the Environment de Duke University, ha trabajado en México desde el 2005. Su investigación se enfoca en las formas en que las comunidades interactúan con los programas que apoyan sus esfuerzos de conservación a través de los pagos por servicios ambientales. El trabajo que hace con ICICO es una de sus colaboraciones de más sólidas y duraderas .

La colaboración entre Shapiro-Garza e ICICO ha generado innumerables oportunidades para la Nicholas School y Duke, incluyendo prácticas de campo para estudiantes y proyectos de maestría que exploran cómo pueden administrar sus recursos naturales de manera sostenible. Estas iniciativas también ayudan a la universidad a mitigar sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Oaxaca es el quinto estado más grande de México, con 93,757 km. cuadrados y una población de aproximadamente 4,000,000 de personas.
La colaboración entre ICICO, con base en Oaxaca, y Shapiro-Garza, profesora asociada de la práctica de ciencias y políticas ambientales en la Nicholas School, representa un maravilloso intercambio de ideas ambientales e identidad cultural.
Javier Cosmes, líder comunitario y ex maestro, recorre con los estudiantes visitantes de la Nicholas School un mural que ilustra la historia y tradiciones de la comunidad zapoteca de Capulálpam de Méndez, Oaxaca.

OAXACA: SU TIERRA, SU PUEBLO

"Nunca fuimos conquistados" es un dicho común entre los 16 pueblos indígenas en el estado de Oaxaca. Localizada en el suroeste de México, esta región es increíblemente rica en diversidad cultural y biológica.

El dicho significa que incluso bajo el dominio colonial español y posteriormente, las comunidades de Oaxaca mantuvieron su soberanía e identidad. Actualmente, las comunidades indígenas y campesinas poseen y gobiernan comunalmente alrededor del 80 por ciento de la tierra. Aun así, estas comunidades rurales históricamente fuertes y resistentes enfrentan muchos desafíos. Las políticas, como el TLCAN, que han reducido el apoyo gubernamental e inundado el mercado con maíz barato y otras importaciones, han disminuido la viabilidad económica de los medios de vida locales y han ocasionado niveles drásticos de migración, dejando solo a niños y adultos mayores en algunas comunidades. Las amenazas ambientales que enfrentan los bosques de Oaxaca han aumentado por el hecho de que no existen las protecciones necesarias.

La rica historia de Oaxaca está profundamente arraigada en su diversa herencia cultural, y se manifiesta en su arte, comida, religión, idioma, agricultura y la conexión de la gente con el vasto paisaje que los rodea.
Los miembros de ICICO Rosendo “Charlie” Pérez Antonio, a la izquierda, y Carlos Marcelo Pérez González, en el extremo derecho, dirigen una práctica de campo.

ICICO: CREANDO MERCADOS DE CARBONO OPERADOS DE PROPIEDAD Y MANEJO LOCAL EN OAXACA

(De izquierda a derecha): Personal de ICICO - Carlos Marcelo Pérez González, director técnico; Rosendo "Charlie" Pérez Antonio, especialista en sistemas de información geográfica y proyectos de carbono; e Inés Guadalupe Vásquez Barranco, especialista en sistemas de información geográfica y proyectos estratégicos.

ICICO es una pequeña organización sin fines de lucro que comprende y trabaja en estrecha colaboración con las 12 comunidades indígenas a las que sirve. La organización se dedica a promover la conservación de los servicios ambientales de manera que respalden y complementen las estrategias de subsistencia de los miembros de la comunidad, desarrollando también la capacidad de las comunidades para administrar estos proyectos.

Superando enormes desafíos, ICICO ha encontrado formas de vincular a estas comunidades con los mercados que buscan los servicios ambientales que ellos producen: desde pagos por captura de carbono, empresas de ecoturismo, hasta plantas embotelladoras de agua de manantial.

Uno de los principales logros de ICICO ha sido crear y vincularse con mercados de captura de carbono forestal. Inicialmente, trabajando con la organización nacional sin fines de lucro, PRONATURA, ICICO creó y comenzó a vender bonos de carbono en el 2008 a través de un programa nacional de compensación llamado “Neutralízate”. Han seguido trabajando con la California Climate Action Reserve para desarrollar los protocolos de monitoreo y verificación para pagos por captura de carbono en los bosques de México, y han verificado los bonos producidos por la comunidad de San Juan Lachao, que trabaja con ICICO. Desde entonces, han vendido estos bonos a la Ciudad de Palo Alto y a la Disney Corporation, entre otras.

VIDEO: La Dra. Elizabeth Shapiro-Garza habla de cómo su colaboración con ICICO, una organización sin fines de lucro que trabaja con comunidades, ha revelado conocimientos y oportunidades para la Nicholas School y la Universidad de Duke.

El enfoque innovador de ICICO vincula a las comunidades rurales con los mercados de servicios ambientales, desde la captura de carbono hasta la conservación de la biodiversidad y la provisión de agua más limpia y más abundante, de manera que conlleven beneficios sociales y ecosistémicos, y aumente la capacidad de los participantes.
Los estudiantes de maestría en gestión ambiental de la Nicholas School que participan en la práctica de campo de Shapiro-Garza en Oaxaca aprenden y adquieren experiencia en el mundo real.

ICICO LIDERA LAS PRÁCTICAS DE CAMPO DE LA CLASE DE GESTIÓN AMBIENTAL BASADA EN COMUNIDADES

Trabajando con Shapiro-Garza, ICICO brinda apoyo continuo para el desarrollo profesional de los estudiantes de la Nicholas School. Cada dos años, desde 2013, Shapiro-Garza ha ofrecido una asignatura con práctica de campo en Oaxaca para el programa de Duke Environmental Leadership y estudiantes de la maestría en gestión ambiental. ICICO organiza sistemáticamente visitas de campo y estancias en hogares en las comunidades con las que trabaja para explorar temas de silvicultura comunitaria, ecoturismo comunitario, pagos por servicios ambientales y producción cooperativa de café.

Durante estas visitas, el personal de ICICO y los miembros de la comunidad sirven como co-instructores, transmitiendo las lecciones aprendidas a través de sus conocimientos ecológicos tradicionales y su vasta experiencia en organización y desarrollo comunitario.

ICICO también se ha fungido como asesor de tesis de maestría y doctorado de estudiantes de la Nicholas School. Más recientemente, la Oficina de Sustentabilidad de Duke, a través de su Iniciativa de Compensación de Carbono, ha colaborado con ICICO para comprar bonos de carbono forestal para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero de la Duke University.

Video: La Dra. Elizabeth Shapiro-Garza comparte cómo su curso de campo bienal en Oaxaca, México, brinda a los estudiantes de posgrado de la Nicholas School la oportunidad de aprender sobre un caso ejemplar de gestión ambiental basada en la comunidad.

El aprendizaje práctico y el intercambio de ideas con ICICO brindan una oportunidad integral para que los estudiantes de la Nicholas School entiendan el proceso de gestión ambiental.
La educación de los alumnos de la Nicholas School se extiende más allá de lo académico; es enriquecida con lecciones vitales de parte de las comunidades de Oaxaca sobre su cultura, tradiciones y rituales centenarios.
Las 12 comunidades indígenas que conforman ICICO han trabajado para adaptar las prácticas forestales requeridas por la certificación de sostenibilidad y las regulaciones gubernamentales para que se adecúen mejor a las condiciones y prácticas locales de manera que produzcan productos forestales maderables y no maderables, conserven el suelo, las fuentes de agua y la biodiversidad, y capturen carbono.

¿QUÉ SIGUE?

(De izquierda a derecha): Elizabeth Shapiro-Garza, profesora asociada de la práctica de la ciencia y la política ambiental; Jennifer Swenson, profesora asociada de la práctica del análisis geoespacial; John Poulsen, profesor asistente de ecología tropical; Andrea Alatorre Troncoso, estudiante de maestría en gestión ambiental; y, Johanna Depenthal, estudiante de maestría en gestión ambiental.

Shapiro-Garza está trabajando con ICICO para desarrollar vínculos adicionales con los investigadores y estudiantes de Duke y acceder a otros recursos. Actualmente está colaborando con WWF-México y las estudiantes de maestría Andrea Alatorre Troncoso y Johanna Depenthal en un proyecto que servirá como piloto para una investigación más amplia sobre las formas en que los pagos por servicios ambientales, como la captura de carbono, pueden apoyar la conservación de la biodiversidad.

También está colaborando con los miembros de la facultad de Nicholas School, Jennifer Swenson y John Poulsen, para evaluar el papel actual o potencial de ICICO en la conservación de la cubierta forestal y el desarrollo de corredores biológicos. En coordinación con ICICO, Shapiro-Garza también está desarrollando un proyecto más grande para crear una red de carbono indígena que ofrecería oportunidades para intercambios y enseñanza mutua con otros grupos indígenas en el continente americano que se han unido a los mercados de captura de carbono forestal.

En la foto: Imagen satelital tomada en abril de 2018 que muestra un acercamiento de dos concesiones forestales en Santa María Tlahuitoltepec. Imagen de 3 m proporcionada por “PlanetScope” de Planet.com (Jennifer Swenson).
Alatorre Troncoso, Depenthal y Swenson trabajando con ICICO y las comunidades locales en Oaxaca en 2018.

Texto de la Dra. Elizabeth Shapiro-Garza. Editado por Sean Rowe, Andrea Alatorre Troncoso y Tim Lucas. Fotos de Shapiro-Garza y Tianyu Wang MEM’17 & Wikimedia Commons.

Agradecimientos

Shapiro-Garza y la Nicholas School desean agradecer a las siguientes personas y grupos por su dedicación, contribución y pasión para empoderar a las comunidades, preservar el medio ambiente y promover la educación:

Publicaciones

Enlaces Útiles y Recursos

Created By
Duke Environment
Appreciate

Credits:

Elizabeth Shapiro-Garza

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.