Loading

Reporte Escucha Creativa Pichidegua, octubre de 2018

Escuchas Creativas Cecrea

El corazón de Cecrea está en su sistema de participación permanente, pues buscamos que el programa se desarrolle a partir de las visiones, inquietudes e intereses de sus protagonistas. Su metodología principal es la Escucha Creativa, metodología participativa, lúdica y creativa que busca promover una participación activa de los niños, niñas y jóvenes (NNJ), a través de estrategias de consulta que posibilitan una constante retroalimentación de información para la toma de decisiones en cada Cecrea.

Se realiza al finalizar o durante cada ciclo programático. Para ello se invita a los/as NNJ que han participado de los laboratorios en Cecrea para conocer su experiencia, además de proyectar la programación y la vida del Centro. La Escucha Creativa pone de manifiesto el derecho de NNJ a participar y ser escuchados.

Para esta Escucha Creativa se ha propuesto un juego de simulación: ha sucedido una catástrofe en la Tierra, se ha acabado el agua y debemos abandonar el planeta. Los primeros en realizar el viaje para salir de la Tierra serán los participantes de Cecrea.

Antes de realizar el viaje, tendrán 90 minutos para diseñar los espacios que tendrá la nave espacial y pensar en actividades que quisieran hacer durante el año que durará el viaje. Además, elaborarán un perfil de los adultos que podrán acompañarles en la travesía.

Una vez realizado el viaje se realizará un rito para refundar las ciudades en el nuevo planeta, identificando qué quieren conservar de sus ciudades actuales, que cambiarían y qué sueñan para esa nueva ciudad.

Objetivo de la Escucha

El objetivo de las Escuchas Creativas 2018 es posibilitar la construcción de relatos territoriales a partir de los intereses que movilizan a los niños, niñas y jóvenes; las problemáticas o necesidades que identifican de su territorio; las ideas creativas y proyectos que imaginan para contribuir a la solución de esos problemas; y/o las fortalezas y recursos que identifican, tanto en ellos/as mismos/as como en su territorio.

La Segunda Escucha Creativa fue realizada el día miércoles 10 de octubre de 2018, a partir de las 09:30 hrs., en Cecrea Región de O’Higgins, comuna de Pichidegua. La actividad contó con la asistencia de 29 participantes, de los cuales 14 fueron hombres y 15 mujeres. Hubo 20 participantes con un rango de edad entre 7 y 10 años y 9 entre 11 y 15 años. Asimismo hubo 3 participantes con situación de discapacidad.

¿Qué hicimos?

Para conocer en detalle la metodología utilizada en esta Escucha, puedes descargar la planificación aquí.

Llegada

Los niños, niñas y jóvenes comenzaron a llegar a partir de las 09.30 hrs. del miércoles 10 de octubre a las instalaciones de Cecrea Pichidegua.

A medida que los participantes iban ingresando al recinto se les pedía que formaran una fila para la inscripción y su distribución en tres grupos diferentes, para lo cual se les pintaba la cara de un color distinto, rojo, verde y amarillo, simulando 3 pueblos originarios, los cuales se iban repartiendo de uno en uno cuando ya estaban registrados.

Entre los participantes había algunos con dificultades cognitivas de distintos tipos, sin embargo, ninguna condición fue obstáculo para la participación e involucramiento de éstos en las distintas actividades.

A continuación se les invitó a responder la pregunta: “¿Qué imaginas para el día de hoy?” escrita en la pizarra de tiza dispuesta en el patio, a lo que algunos reaccionaron entusiasmados, escribiendo y dibujando con las tizas de colores sus respuestas, mientras que otros se negaban ya que no les gustaba mucho la idea de responder.

Una vez que los grupos fueron conformados, se convocó a todos los NNJ a realizar un círculo grande en el estacionamiento, donde una de las facilitadoras explicó la dinámica a realizar. Mientras todos permanecían tomados de las manos, un hula hula y dos tipos de cintas de tela rotarían de manera que cada uno debía pasar todo su cuerpo por estos implementos sin soltarse de sus compañeros, luego continuaría su compañero(a) hasta completar el círculo. Esta dinámica fue muy bien recibida por los niños, niñas y jóvenes quienes estaban expectantes de poder participar, seguían el curso de cada una de las cintas y se enfocaron en animar a quienes tenían mayores dificultades en desarrollar la dinámica.

Bienvenida

Al finalizar la dinámica de activación, la coordinadora de Cecrea les dio la bienvenida y les preguntó respecto a lo que esperaban de la jornada del día. Algunas de sus respuestas fueron: “compartir, ayudarse y hacer nuevos amigos”, “crear”, “ayudar”, evidenciando nociones de trabajo colaborativo.

Luego se les explicó que la Escucha consistía en tener en cuenta las propuestas de los NNJ para establecer la programación de Cecrea con base en ellas y mejorar lo que se ofrecía. En ese momento se les comunicó que no había agua en el recinto, por lo que se les pidió que fueran cuidadosos con el uso del recurso, indicándoles que tendrían que lavarse las manos y tirar la cadena utilizando pequeñas cantidades de agua para que alcanzara para todos durante la jornada.

A continuación, se les invitó a ver un video de Cecrea, para lo cual todos se trasladaron a una sala y se sentaron en el piso. De improviso a la mitad del video, éste fue interrumpido por un extra noticioso, que indicaba la declaración de una sequía total del planeta y se indicaba que para sobrevivir se contaba con dos horas para abandonar la Tierra.

El video hacía énfasis en que serían los participantes del Cecrea los encargados de planificar el viaje y las naves para transportarse al nuevo planeta, por lo cual la humanidad contaba con su trabajo y creatividad para lograr sobrevivir a esta sequía.

La reacción que tuvieron los participantes frente al video fue variada, algunos reaccionaron un poco confusos ya que el video pasó de ser explicativo de Cecrea a una noticia donde se les informaba y solicitaba su ayuda directamente. Otros, fueron más incrédulos con la información, lo cual era posible notar a través de sus expresiones faciales o por comentarios que hacían entender que sabían que era parte de la actividad. Solamente una niña de 8 años y un niño 10 años aproximadamente, se veían preocupados y preguntaron varias veces durante la jornada si realmente se estaba acabando el agua en la Tierra.

Posterior al video, se les explicó que, para salvar a la humanidad, debían juntarse en los grupos asignados, diseñar una nave y preparar el viaje a otro planeta. En este momento, un niño algo preocupado mencionó que no sería posible ir a otro planeta ya que sólo había oxígeno en la Tierra, de forma que sería un problema viajar. A esto algunos compañeros y facilitadores respondieron que se podría llevar oxígeno en la nave y que también se había descubierto agua en Marte, por lo que era muy probable que también hubiera oxígeno para los humanos en otros lugares del espacio.

Preparación del Viaje

Ya divididos en sus respectivos grupos, se les explicó a los participantes que debían anotar en el plano de la nave todo lo que ellos creían indispensable para el viaje, el cual tendría una duración de un año. Los niños, niñas y jóvenes sentados o acostados en el piso alrededor del papelógrafo comenzaron a anotar sus elementos indispensables con lápices de colores, mientras explicaban por qué consideraban tales cosas como importantes.

Entre ellas destacó que todos llevarían a sus familias en la nave, algunos incluyendo sus mascotas, ya que no podían estar sin ellos. También mencionaron que necesitaban Wifi y teléfonos para ver videos, en especial de Youtube, y comunicarse con el resto de sus familiares, como sus tíos que se quedarían en la Tierra, o con otras personas en caso de emergencia. Una niña mencionó que llevaría sus lápices y croquera para seguir dibujando en la nave, ya que era su pasatiempo.

Otros mencionaron que llevarían sus instrumentos musicales, como batería, guitarra y bajo, para seguir practicando. Varios mencionaron que llevarían a una profesora y una sala de clases, si bien no sabían específicamente qué materia querían estudiar, daban énfasis en la importancia de mantenerse estudiando durante ese año.

También discutieron y anotaron que sería importante llevar animales y que tenían que dejar un espacio especial para la reproducción de éstos ya que no querían que se extinguieran. En un momento se dieron cuenta de que necesitaban objetos que definían como “más básicos” que los anteriores, por lo que comenzaron a escribir elementos como: comida, agua, ropa, botiquín, papel higiénico, entre otros.

Posteriormente, se les señaló que alrededor del plano de la nave debían escribir qué era lo que no les gustaría que viajara con ellos. Entre las distintas reflexiones una niña escribió que no quería que viajara la gente mentirosa y mala, ni el bullying ya que eso no le gustaba. Tampoco querían que fueran animales que no les agradaban como las culebras, arañas o animales peligrosos en general; algunos escribieron que no les gustaría que viajara la gente que les cae mal, incluso escribieron los nombres específicos de esas personas.

A continuación, se les explicó que tenían todos los materiales de la caja disponibles para la construcción de su nave. En este momento los niños, niñas y jóvenes se dividieron en subgrupos y comenzaron a trabajar en las distintas partes de la nave. Tres niñas se preocuparon de las alas y de la cabina para el piloto, mientras otras realizaron las turbinas del cohete. A medida que avanzaban iban pegando al papelógrafo en la pared (la nave) los distintos elementos terminados.

Un par de niños se preocuparon de realizar con cartón dos celulares y una antena destinados a diferentes funciones, un celular era exclusivamente para hablar con la familia y otro serviría para comunicarse con otras personas en caso de emergencia. Por otro lado, un niño se encontraba trabajando solo y concentradamente en su proyecto, incluso cuando se le preguntaba qué estaba haciendo respondía: “ya verán”. Finalmente resultó ser un sistema de transporte entre planetas, que funcionaría como una especie de “canopy” entre los lugares a los que se quería llegar una vez que se instalaran en el nuevo planeta.

Luego se dio paso a la siguiente actividad, donde debían escribir qué características querían que tuviera el adulto que los acompañaría en la nave, para esto utilizaron post it de colores junto a stickers de emoticones, que pegarían en el papelógrafo con la silueta humana.

Entre las respuestas que dieron, la mayoría de los niños escogieron un piloto hombre y solo un par de niñas escogieron una piloto mujer. Un niño se preocupó de que fuera alguien serio y solitario, ya que siempre debía estar ocupado piloteando y no distrayéndose con otras cosas que afectaran su deber. Los demás querían que el adulto que los acompañara fuera chistoso, divertido y simpático, ya que les gustaban los adultos con esas características.

Por otra parte, una niña señaló que quería que el adulto que piloteara, fuera alguien preocupado de los niños, que los atendiera y que en caso de que alguno se quedara en un planeta, el adulto fuera de inmediato a buscarlos.

Cuando dieron aviso de que pronto comenzaría el viaje, se les indicó que debían guardar dentro de una bolsa los objetos que consideraban importantes y necesarios para la refundación de la ciudad. Fue ahí cuando los participantes revisaron la caja de los materiales y seleccionaron algunos objetos, tales como una pala, guantes, un botiquín y un rollo grande de papel higiénico. En ese momento un niño reaccionó de forma risueña, ya que se dio cuenta de que llevaban mucho papel higiénico, pero que habían olvidado disponer de un baño dentro de la nave.

Una vez que terminaron de trabajar en la preparación del viaje, todos los participantes fueron invitados a compartir una colación.

El Viaje

Para iniciar el viaje se les pidió a los niños, niñas y jóvenes que formaran dos filas y entraran de forma silenciosa a la sala oscurecida donde éste se realizaría.

Al ingresar miraron con asombro las luces de colores, el robot tamaño gigante junto a la pantalla de proyección, los elementos (platos de plástico y lanas) que colgaban desde el techo, para luego sentarse y guardar silencio.

De pronto comenzaron a oírse algunos sonidos, luego de los cuales el robot les dio la bienvenida, invitándolos a la creación y uso de sus habilidades en el viaje para construir una nueva Pichidegua. Entonces en la pantalla se proyectaron imágenes de viaje en naves espaciales y estrellas. Allí el robot los invitó a imaginar cómo esperaban que fuera la nueva ciudad para que la nave pudiera partir.

Cuando se encontraron en el destino, se abrieron las puertas para salir al patio y se les invitó a pasar al nuevo planeta. En este momento los participantes estaban un poco inquietos y querían salir a jugar.

Refundación de la Ciudad

Esta actividad se desarrolló en la plaza ubicada contigua al recinto. El equipo organizador invitó a dos mujeres de una organización mapuche local para que realizaran un acto ritual que simbolizara la refundación de Pichidegua.

Inicialmente los NNJ se veían muy entusiasmados y muchos conocían los rituales y costumbres mapuches, aunque luego algunos fueron perdiendo el interés porque no escuchaban o no entendían lo que las mujeres decían. Sin embargo, el grupo mantuvo el respeto por el ritual y siguieron las indicaciones que se iban entregando.

La acción central del rito era la siembra de una planta de Maqui en el lugar en donde se había talado un árbol previamente. Varios de los niños más grandes ayudaron en el proceso de hacer el hoyo para poner la planta y luego cubrirla con tierra.

Posteriormente, se les indicó que debían regar la planta con el agua que había sido recolectada para la emergencia y la mayoría quiso aportar. Aunque en este punto ya varios NNJ estaban muy distraídos, en la mayoría se mantenía el interés por avanzar en la actividad y se evidenciaba respeto o cercanía por la naturaleza, varios conocían los nombres de los árboles de la plaza, ya que habían realizado tareas propias de la vida rural y conocían costumbres locales.

Finalmente, la coordinadora de Cecrea agradeció a las machis por su participación y por el aprendizaje compartiendo sus propias dinámicas de relación con la tierra.

Cierre

Para el cierre de la Escucha, se reunió a todos los participantes en un círculo grande para conversar sobre las actividades realizadas y generar ciertas reflexiones en conjunto. En esos momentos los niños, niñas y jóvenes parecían estar cansados y no todos estaban atentos a las instrucciones, no obstante, la actividad se realizó sin problemas.

Se preguntó por aquello que les gustaría llevar de la “antigua Pichidegua” hacia el nuevo mundo y respondieron con elementos representativos de la comuna como las ruedas de agua, los árboles, específicamente el alcanfor que es símbolo de la comuna, otras plantas y animales. Por otra parte, señalaron que les gustaría dejar la contaminación, y fue desde esta idea que se les invitó a pensar en nuevas energías que pudieran ser útiles en la nueva ciudad, por lo que algunos participantes mencionaron la energía solar y la eólica como buenas alternativas.

Luego se recopilaron las características principales del adulto que querían que viajara con ellos, mencionando: “amable”, “sincero”, “cariñoso”, “una profesora”, “inteligente", "listo”, “que sepa manejar”, entre otras. Y respecto a las actividades que les gustaría realizar en la nueva Pichidegua mencionaron “bailar”, “necesitamos música”, “pintar” y “trabajos”. Sobre éste último señalaron que no querían alcaldes, Israel dijo: “que sea un país libre”.

Finalmente se hizo un resumen de todas las actividades realizadas y se les preguntó cómo les había parecido la jornada a cada uno de los grupos. Ninguno fue especialmente expresivo, pero todos manifestaron que se habían divertido.

Entre risas y bromas se dio por finalizada la actividad y la facilitadora les pidió que en conjunto saltaran y gritaran: “¡Cecrea!” Luego todos se dirigieron a tomarse fotos grupales junto al árbol de alcanfor, típico de la plaza en la que se encontraban. Por último, los participantes volvieron al patio del recinto y aprovecharon de jugar o conversar libremente mientras esperaban a que los vinieran a retirar.

Finalmente se agradeció a los NNJ por su participación y las reflexiones que compartieron y luego regresaron a sus instituciones educativas en los buses dispuestos para su traslado.

Lo que escuchamos y observamos

En la Segunda Escucha Creativa realizada en Pichidegua, se levantaron las inquietudes e intereses de los niños, niñas y jóvenes asistentes al Cecrea. Ellos manifestaron sus gustos e intereses por medio de actividades lúdicas relacionadas con un viaje a otro planeta, con el fin de hacer frente a la escasez de agua en su ciudad y en el país en general.

En la etapa de planificación del viaje, se pidió a los participantes definir las distintas secciones que debería tener la nave espacial, ante lo cual las propuestas fueron: salas de recreación, que “deberían ser como Cecrea”, Wifi, talleres de tecnología, cocina, música y construcción. Un escenario para obras de teatro y presentaciones de música, una biblioteca y un edificio en donde se desarrollarían tecnologías basadas en energías alternativas, incluyendo las “ruedas de Larmahue”, para regar y generar electricidad, cancha de fútbol, patio, hospital, dormitorios, baños.

En la nave quiero un taller de construcción (Ignacio)

Ignacio era uno de los niños del grupo que más participaba en las actividades de Cecrea. El espacio que creó para la nave tenía la misma configuración del actual Cecrea en Pichidegua y la manera en que se expresaba también así lo demuestra. A pesar de que al principio se mostró un poco indiferente con las actividades que se proponían, durante el desarrollo de la jornada destacó por ser abierto, participativo, creativo, trabajar en grupo y ser respetuoso.

En ese sentido, se presenta esta frase como un ejemplo de las conversaciones que tenían él y otros NNJ que también señalaron frecuentar las diversas actividades de Cecrea, demostrando que este espacio les ha permitido desarrollar su creatividad y sus habilidades sociales.

Por otra parte, entre los principales elementos a llevar en el viaje se mencionaron: agua, plantas, aire, oxígeno, animales, comida, ropa, botiquín, papel higiénico, cocina con ollas, teléfonos, y televisión. También en una nave pusieron en la punta plantas, ya que las encontraban necesarias para vivir. Además les gustaría viajar con sus familiares para no sentirse solos.

Hay que llevar animales y dejarles un espacio para que se reproduzcan (…) para que éstos no se extingan (Rubén, 10 años)

Esta respuesta expresa un interés en el cuidado del medio ambiente y las ganas de preservar la fauna de la Tierra, ya que no solo está interesado en llevar animales, sino que también quiere disponer de un espacio específico para que estos continúen el ciclo reproductivo y no se extingan.

A partir de esta idea, es posible extenderla y dar cuenta de que el niño está informado respecto de la crisis medioambiental actual, donde es una preocupación permanente la protección de ciertas especies en riesgo, por lo cual, dentro de este ejercicio donde se les puso un escenario complejo, él está consciente de que se debe continuar con esta tarea de preservación.

Llevaría a toda mi familia y a mi mascota en la nave (Amy, 12 años)

Esta idea planteada por Amy fue compartida y apoyada por sus demás compañeros, por lo que luego de escuchar su respuesta, todos anotaron en el papelógrafo a sus padres.

Esto da cuenta de que la familia es una parte fundamental en la vida de los niños, niñas y jóvenes, revelando la necesidad de sentirse acompañados y protegidos por ellos en toda circunstancia, siendo el estar con sus cuidadores una parte primordial para su bienestar tanto emocional como físico. Esta cita es interesante debido a que deja en descubierto, desde el inicio de las actividades, la importancia de los vínculos afectivos.

Asimismo, a algunos les resultaba importante tener un espacio para rezar, aunque los niños más grandes tuvieron más rechazo hacia esa idea.

De mi parte, creo que debe tener igualdad de género y de sexualidad. Respeto y paciencia (Israel)

Israel era el mayor de su grupo. Si bien mantenía las mismas conversaciones que los más pequeños, fue el único que tocó el tema de la identidad sexual en varias oportunidades. Por una parte podría estar demostrando que ha sido más receptivo a discusiones o debates actuales sobre el tema, y por otra, podría estar expresando mayor curiosidad e interés por su sexualidad o su orientación sexual.

No hay que llevar bullying ni gente mentirosa en la nave (María de los Ángeles, 10 años)

Su respuesta apunta a que no quiere llevar a personas que generen conflictos en el viaje, expresando su rechazo al acoso escolar y a las mentiras. De esta forma, ella busca un espacio donde exista buena convivencia entre los pasajeros, lo que deja entrever un deseo de vivir en armonía y sin conflictos.

Por otra parte, se les pidió definir las características que debería tener el adulto que los acompañaría en el viaje, ante lo cual respondieron: respetuoso, inteligente, pensativo, debe tener confianza, amable, cariñoso, tranquilo, creativo, chistoso, divertido, simpático, valiente, fuerte y protector para cuidarlos, con la actitud de un profesor para enseñar y de un alumno para aprender. La mayoría de los niños escogió un piloto hombre y solo un par de niñas escogió una piloto mujer.

Que guarde secretos y sea astuto (Darling)
Que aplauda cuando uno logra algo (…) que opine en cosas que nosotros hacemos y que escuche lo que uno le dice (Scarlet)

En la afirmación de Scarlet se reconoce una intención por establecer una relación con los adultos desde una perspectiva que aprecie y reconozca a los NNJ desde sus capacidades, sus opiniones y que lo manifieste. Lo anterior está ligado con una dinámica relacional que requiere ser abiertamente más expresiva en hacer devoluciones a las interpretaciones y acciones de los niños, niñas y jóvenes. Por lo tanto es necesario considerar esta característica, no sólo en los adultos que acompañan los procesos dentro de Cecrea, sino además en quienes están presentes en la vida de los NNJ en el entorno familiar, escolar y comunitario.

Luego se les planteó el desafío de pensar cómo quisieran refundar su ciudad en este nuevo planeta. Entre las cosas que cambiarían se plantearon:

Sin alcalde, que sea un país libre (…) que no tenga un gobierno para mandar, que no haya órdenes, porque hay leyes que son muy órdenes (Israel, 14 años)

Su respuesta expresa un deseo de mayor libertad, donde se puede entrever que según su percepción, las leyes y autoridades permean las formas de ser y actuar de las personas, dirigiéndose a éstas como órdenes que hay que acatar. Esto último molesta al joven, quien parece querer una sociedad en donde las personas puedan ser y hacer lo que desean libremente.

Dejar la contaminación, e impulsar el uso de energía solar y eólica. Por otra parte, los elementos que quisieran conservar son: las ruedas de agua, los árboles, específicamente el alcanfor que es símbolo de la comuna, otras plantas y animales, reflejando su preocupación por conservar su patrimonio e identidad local.

Conclusiones

La Segunda Escucha Creativa de Cecrea Pichidegua resultó muy fluida en términos generales. Los NNJ estuvieron muy abiertos y dispuestos a realizar las actividades propuestas. Solamente hacia el final de la jornada se notó un poco de agotamiento y dispersión del grupo.

Es evidente que el grupo de NNJ que participó en la Escucha ya tiene una relación previa con la metodología de Cecrea. Esto se refleja en la naturalidad que tienen en la expresión de sus opiniones, la recursividad en el uso de materiales y la confianza en el uso del espacio. Se veían todos muy cómodos, atendieron y siguieron las instrucciones. Tuvieron muy buena disposición para hablar y escuchar a los demás.

Durante la Escucha y sus diferentes etapas se levantaron diferentes temáticas de gran importancia para los participantes. Éstas iban surgiendo a medida que se involucraban y participaban en las actividades, emergiendo sus inquietudes e intereses de forma genuina cuando lograban cierta confianza en el grupo, permitiendo que se expresaran libremente.

Entre las temáticas a destacar se encuentran las siguientes:

El valor que los niños, niñas y jóvenes dan a sus familias. Durante la planificación del viaje los participantes mencionaron la necesidad de irse con sus padres y mascotas. Esto refleja la necesidad de sentirse acompañados y protegidos en toda circunstancia, siendo el estar con sus cuidadores una parte fundamental para su bienestar, la contención emocional de los adultos y el acompañamiento como núcleo fundamental. En este contexto, un niño reflexionó más allá, debido a que no podría llevar a su madre, debido a su temor por viajar, por lo cual tuvo la necesidad de planificar una forma de hacer que su madre lo acompañara a pesar este inconveniente.

La importancia de la tecnología, conectividad y la comunicación. Durante la planificación y construcción de la nave se reiteró por parte de varios participantes la necesidad de contar con teléfonos, antena y Wifi, para mantener el contacto con sus familiares (quienes se quedarían en la Tierra) y con otras personas que podrían ayudarlos en caso de emergencia. En este sentido, el mantenerse conectados y con acceso a Internet era fundamental tanto para la supervivencia como para fines recreativos.

La consideración medioambiental fue un aspecto que emergió durante varias etapas de la Escucha. Los niños, niñas y jóvenes mencionaron que debían llevar animales y que necesitaban un espacio para su reproducción, y así evitar su extinción. Por otra parte, algunos de los objetos que llevaron en la bolsa de elementos esenciales para el viaje eran la pala y los guantes de jardinería, ya que serían necesarios en la refundación de la nueva ciudad. También fue posible notar el goce de los participantes mientras se plantaba el maqui, lo que dio un giro importante y generó un cambio de actitud en ellos durante el ritual presentado en la refundación. Por último, durante la reflexión en el cierre de la actividad estuvo presente en el discurso de los niños, niñas y jóvenes el tema de la sostenibilidad, reflejado en la importancia de las plantas, animales y las energías renovables como elementos que querían tener presentes en esta nueva Pichidegua.

Respecto al área recreativa los participantes relevaron elementos del ámbito artístico, tanto visual como musical, como importantes para seguir practicando durante su viaje en la nave. Por otra parte, pero menos mencionado fue el área deportiva, donde solo una niña mencionó que quería llevar una piscina y una cancha de fútbol para seguir entrenando ya que para ella era una parte importante en su vida cotidiana.

Por último, la figura de una profesora emergió en varias etapas de la Escucha, lo que reflejaba un interés en el estudio y aprendizaje, además de pensar en la profesora como una persona de confianza y que los resguarda, ya que aludían a este sujeto en su rol de educador y también de cuidador. Si bien no estaban muy seguros de qué era lo que querían aprender, destacaban que era necesario mantenerse estudiando en una sala de clase y con una profesora (bajo una lógica más convencional) que los guiara en sus aprendizajes.

Respecto a las mayores dificultades de la Escucha, éstas tuvieron relación a condiciones logísticas, específicamente la confusión auditiva presente durante toda la preparación del viaje, debido al ruido ambiental que generaba el que los 3 grupos trabajaran al interior del recinto a poca distancia, lo que dificultaba las conversaciones con los NNJ. Finalmente, también se presentó dificultad para escuchar a las machis en el parque principal, durante gran parte de la rogativa, lo que generó mucha dispersión durante la refundación.

Desafío Cecrea

Como Cecrea Pichidegua, ¿qué haremos con esta información?

Cecrea se quiere hacer cargo de aquello que se levantó en la Escucha Creativa. A través de un proceso de validación y proyección de esta información, denominado “devolución” hemos considerado los diferentes temas, opiniones, anhelos y expectativas de niños y niñas y jóvenes para levantar una programación coherente con sus intereses.

La devolución de la Escucha Creativa se realizó el día 24 de octubre, en el Cecrea Pichidegua.

Llegó un grupo de niños y niñas de una escuela lejana al menos 40 minutos antes del inicio pronosticado de la actividad, por lo que se reciben y se aprovecha el espacio de exposición que tiene la Casona Cultural (donde se encuentra el Cecrea), para que NNJ hagan un recorrido y nos den sus opiniones de los cuadros que ahí se encuentran.

En este contexto, exposición de trabajos pintados in situ, en un concurso de la ciudad de Valdivia, se les pregunta ¿Cuál creen que es el cuadro ganador del concurso? Y ¿Por qué creen que ganó? Los NNJ hacen el recorrido y nos sentamos a conversar sobre esto y sus diferentes opiniones, entre ellos no había acuerdo de quién era el ganador. Todos y todas tenían diferentes opiniones y gustos, por lo que la conversación se centró en la importancia de sus opiniones para luego llegar a acuerdos donde la mayoría decida, como la instancia que íbamos a iniciar en un momento (cuando llegara el segundo grupo), donde ellos y ellas debían validar lo que nos habían dicho, ya que nosotros teníamos una propuesta de lo que nos pareció que les interesaba más, de acuerdo a la Escucha, pero ellos nos podrían plantear otra propuesta.

El segundo grupo llegó justo cuando los otros estaban dándonos sus propuestas para llegar a acuerdo y se sumaron a la actividad, también dando sus opiniones y llegando a acuerdo que no hay un ganador, que todos y todas somos diferentes y tenemos distintos gustos, los que hay que respetar, pero que es importante poder llegar a acuerdos si queremos tener acciones colectivas.

Terminada esta conversación salimos al patio trasero del Cecrea, para dar inicio a la Devolución propiamente tal, con una actividad de activación física.

Luego de esta activación grupal se les presenta lo que realizaremos durante la jornada y la importancia de sus opiniones para la programación de próximas actividades, por lo que se necesita que ellos y ellas sean quienes validen lo que se les presenta como un resumen. En este momento se nota que quienes están ahí comprenden el sentido de la jornada, debido a la actividad inicial.

Para esta validación nos juntamos en la sala grande y se muestra una presentación en Power Point que tiene el resumen con imágenes sobre lo que se realizó durante la jornada.

Validan los intereses que se proponen y dentro de 4 intereses principales se proponen actividades posibles que les interesan o que creen que sería bueno realizar en Pichidegua, esto lo expresan a través de dibujos y escritura.

Las propuestas de actividades más relevantes según áreas abordadas son:

FAMILIA:

- Cantar, subir el cerro, pintar, caminar, correr, cocinar, ordenar.

- Juegos de mesa, tirar la cuerda, cocinar cosas dulces y saladas, cicletada, caminatas, jugar básquetbol, comer helado, reunión familiar, fiestas de aniversario, cumpleaños, paseos, ir al cerro.

TECNOLOGÍA:

- Música, televisión, videos, videojuegos.

- Videos de risa, jugar en aplicaciones, hacer fotografía, ver películas, juegos on line, redes sociales, hacer cosas con luz, ver videos educativos, jugar a tirar la cuerda.

MEDIO AMBIENTE:

- Limpiar, reciclar, reutilizar, reducir.

- Regar las flores, plantar árboles, recoger basura, recoger tapas, caminatas, salir a limpiar el medio ambiente, barrer, poner contenedores de reciclaje, campaña para no botar basura, “juego con la redes sociales todos los padres con los hijos”, eliminar las botellas plásticas.

CREATIVIDAD:

- Crear, pintar, dibujar, construir, música.

- Escuchar música, cuadros de pintura, crear un aparato, clases de canto, concurso de pintura de todas las escuelas, concurso de canto y baile, hacer juegos de agua, sala de literatura, crear un mini Cecrea, hacer una zona de agua en Cecrea.

Opinan que para esto es importante que cada uno elija qué hacer, les interesa compartir, ayudar y que la familia también opine.

Como se presenta gran interés en el concurso de pintura, por la actividad realizada en un inicio, propusieron aprovechar esta instancia de Devolución, para diseñar un concurso donde participen todas las escuelas de la comuna, donde el foco principal sea relevar la identidad local. Dentro de estas propuestas aparecen:

- Concurso de naturaleza y música (fusionar cosas del entorno por ejemplo, un pandero con una naranja, o una guitarra con un árbol).

- Concurso en los cerros de Pichidegua, con muchas personas.

- Concurso al que invite el “Ángel del Cecrea” (por la gráfica donde está el ángel).

- Concurso de pintura y baile.

- Concurso de pintura de: las ruedas de agua, los cerros, la alameda de Codao, paisajes, del Cecrea.

Para finalizar la actividad se les presenta un video de los laboratorios que se han realizado en el Cecrea durante el año y hasta la fecha, donde les vamos pidiendo que pongan atención si en este video se toman o se tocan los temas de intereses que ellos mismos han planteado en esta Escucha. La gran mayoría responde que sí ven que se han incluido los temas dentro de las actividades que realizamos y les contamos que de acuerdo a lo que ellos y ellas han validado y nos han dicho que son sus intereses, nosotros realizaremos la programación para el próximo año.

Con respecto a las áreas donde se expresan las propuestas generales son:

Familia: Cecrea Pichidegua podría abrirse aún más, con actividades concretas dirigidas a las familias de quienes participan y también considerar que las familias puedan ser parte de las actividades que realizan los NNJ en Cecrea, como un trabajo conjunto, esto de los mismos laboratorios y de actividades puntuales.

En este momento las familias participan mayoritariamente en actividades puntuales e irradiaciones de laboratorios y en algunas formaciones. Es por esto que pensamos poder incluirles aún más en formaciones y en los procesos que van desarrollando los mismos NNJ como parte de los laboratorios.

Tecnología: Cecrea Pichidegua buscaría integrar mayor conectividad aprovechando la etapa expansiva del Programa, donde vamos generando mayores espacios para compartir. El empezar a utilizar el espacio público cercano, que será habilitado en la explanada (patio trasero), será un hito importante para acercar al Cecrea a la comunidad, por lo que nuestra idea es poner Internet abierto para las y los niños que participan del Cecrea Pichidegua, así puedan utilizar ese espacio para compartir con sus amigos cuando ellos quieran, incluso cuando esté cerrado el Cecrea.

Utilizar este recurso en distintos laboratorios que vayan tomando de a poco las distintas propuestas de los NNJ en este ámbito. Además continuar desarrollando las propuestas con los niños, niñas y jóvenes que integran el Consejo del Cecrea.

Además con la construcción de la maestranza audiovisual que se está construyendo en parte de esta explanada, abordaremos todas las propuestas mencionadas en la Escucha en la parte de tecnologías, ya que este espacio servirá para desarrollar videos, grabaciones de audio, programación, etc.

Medio ambiente: la propuesta es seguir habilitando el espacio que se está recuperando en el cerro de Pichidegua, en la población Javiera Carrera y realizando salidas a terreno. En Pichidegua tenemos una alianza de trabajo con la oficina de Medio Ambiente de la Municipalidad, con Conaf, con el Programa Promoción de la Salud, con quienes desarrollamos un trabajo conjunto para mejorar espacios públicos, realizar limpiezas participativas e incluir el ejercicio físico y la alimentación saludable.

Creatividad: En este sentido Cecrea Pichidegua propone partir haciendo realidad la propuesta surgida desde uno de los niños, de hacer un concurso de pintura, donde todos y todas las demás se entusiasman y hacen sus propuestas. Proponemos motivar la realización del concurso, pero buscando llegar a consensos de “no tener un ganador”, como fue planteado por varios NNJ, ya que la diversidad es la que vale. Para este concurso se pueden recibir propuestas concretas por escuelas, pero dentro de las propuestas de los niños y niñas el mayor interés está el medio ambiente y entorno natural.

Las mayores tendencias dentro de creatividad es la pintura, música y agua. Con los espacios que se están habilitando abrimos la posibilidad de que se puedan utilizar para exposiciones y para fomentar el desarrollo de la música y de la pintura. Además con la plaza a realizarse en la explanada se puede armar promover la realización de juegos de agua pero sustentables, con la opción de reutilizar el agua con la utilización de energía solar y otras propuestas que surjan de los mismos NNJ en este desarrollo.

En general todos los intereses mencionados por los NNJ en la Escucha ya se están abordando en cierta medida. A lo que habría que poner más hincapié es a realizar un trabajo más directo con sus familias, no solo como espectadores que se suman a conocer el final de un proceso creativo.

Todos estos temas se pueden ir incorporando en actividades que vaya proponiendo el Consejo NNJ, esto significaría que como orientación del Consejo del próximo año tendríamos que poner estos intereses como los prioritarios en un trabajo conjunto ir concretando ideas que los involucren.

Con los laboratorios podemos integrar estas opiniones de la Escucha y del trabajo realizado con el Consejo de NNJ. Así ir desarrollando específicamente algunos intereses, a pesar que varios de estos puedan ser transversales, como lo es el cuidado del medio ambiente.

Credits:

Cecrea

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.