Loading

Reporte Escucha Creativa Los Ángeles, octubre de 2018

Escuchas Creativas Cecrea

El corazón de Cecrea está en su sistema de participación permanente, pues buscamos que el programa se desarrolle a partir de las visiones, inquietudes e intereses de sus protagonistas. Su metodología principal es la Escucha Creativa, metodología participativa, lúdica y creativa que busca promover una participación activa de los niños, niñas y jóvenes (NNJ), a través de estrategias de consulta que posibilitan una constante retroalimentación de información para la toma de decisiones en cada Cecrea.

Se realiza al finalizar o durante cada ciclo programático. Para ello se invita a los/as NNJ que han participado de los laboratorios en Cecrea para conocer su experiencia, además de proyectar la programación y la vida del Centro. La Escucha Creativa pone de manifiesto el derecho de NNJ a participar y ser escuchados.

Para esta Escucha Creativa se ha propuesto un juego de simulación: ha sucedido una catástrofe en la Tierra, se ha acabado el agua y debemos abandonar el planeta. Los primeros en realizar el viaje para salir de la Tierra serán los participantes de Cecrea.

Antes de realizar el viaje, tendrán 90 minutos para diseñar los espacios que tendrá la nave espacial y pensar en actividades que quisieran hacer durante el año que durará el viaje. Además, elaborarán un perfil de los adultos que podrán acompañarles en la travesía.

Una vez realizado el viaje se realizará un rito para refundar las ciudades en el nuevo planeta, identificando qué quieren conservar de sus ciudades actuales, que cambiarían y qué sueñan para esa nueva ciudad.

Objetivo de la Escucha

El objetivo de las Escuchas Creativas 2018 es posibilitar la construcción de relatos territoriales a partir de los intereses que movilizan a los niños, niñas y jóvenes; las problemáticas o necesidades que identifican de su territorio; las ideas creativas y proyectos que imaginan para contribuir a la solución de esos problemas; y/o las fortalezas y recursos que identifican, tanto en ellos/as mismos/as como en su territorio.

La Escucha Creativa fue realizada el día sábado 13 de octubre de 2018, a partir de las 10:00 hrs., en el Instituto Profesional Virginio Gómez, sede Los Ángeles. La actividad contó con la asistencia de 24 participantes, con edades comprendidas entre los 7 y 16 años de edad, de los cuales 13 fueron hombres y 11 mujeres.

¿Qué hicimos?

Para conocer en detalle la metodología utilizada en esta Escucha, puedes descargar la planificación aquí.

Llegada

La jornada inició ese día cerca de las 10:00 hrs., con la llegada gradual de los niños, niñas y jóvenes convocados a la actividad. A medida que iban llegando, se inscribían en una lista de asistencia.

Una vez que todos los participantes arribaron al recinto, se les invitó a hacer ingreso a una sala de mayor tamaño, en donde se exhibían a través de un proyector, imágenes y videos de actividades y otros elementos audiovisuales relativos al quehacer de Cecrea Los Ángeles.

Además se les invitó a escribir en una pizarra, las expectativas que tenían para la Escucha, lo cual fue acogido por algunos NNJ y por otros no. Luego los participantes se sentaron, visualizándose mayormente ansiosos y expectantes, guardando silencio, con escasa interacción entre ellos.

Después de unos minutos de espera, se dio inicio a una actividad grupal, la cual fue dirigida por uno de los facilitadores, quien solicitó a los asistentes ponerse de pie para realizar un breve ejercicio de calentamiento, consistente en estiramiento muscular y ejercicios de respiración, para luego dar paso a una dinámica de presentación personal.

Esta dinámica consistió en que cada uno de los participantes dijera su nombre y realizara un gesto, acciones que luego eran imitadas por el resto del grupo. Esta actividad se realizó con actitud un poco pasiva por parte de los NNJ, no demostrando mayor entusiasmo. Luego se les ofreció la posibilidad de proponer algún otro juego, sin respuesta por parte de ningún participante, ante lo cual otra facilitadora propuso el “juego de la serpiente”.

Se dio comienzo a dicha dinámica, la cual implicaba el desplazamiento de los NNJ por el espacio, lo cual logró una mayor motivación y distención por parte de todos.

En el intertanto, se fueron incorporando otros participantes que llegaron de forma posterior al horario de inicio, los cuales fueron invitados a unirse a la actividad en desarrollo.

Bienvenida

Una vez finalizadas las dinámicas de activación, la coordinadora de Cecrea procedió a dar la bienvenida formal a los asistentes y agradecer su concurrencia, explicando que la jornada tenía como sentido favorecer su derecho a la expresión de sus opiniones e ideas, así como su participación ciudadana.

Se les comentó entonces que las actividades a desarrollar serían un juego, basado en una situación imaginaria de extinción del planeta y la necesidad de preparar un viaje en búsqueda de un planeta habitable, diseñando una nave para cumplir esta misión, en tres grupos de trabajo.

Además se les mencionó que habría una colación, a lo cual los niños, niñas y jóvenes reaccionaron felices aplaudiendo.

Algunos de los participantes más pequeños, comenzaron espontáneamente a proponer ideas para la actividad, como también a plantear preguntas al respecto, lo cual fue atendido por la coordinadora.

Entonces se les invitó a ver un video, el cual introducía una nota periodística ficticia en donde un presentador de televisión informaba sobre una crisis mundial por la sequía y la falta de agua en el planeta Tierra y se hacía una invitación a los niños de Cecrea a viajar en una misión espacial para refundar la ciudad en otro planeta. Este video fue observado en silencio por los niños, no demostrando mayor impacto o sorpresa respecto a la noticia.

Para poder realizar la misión encomendada, se dividió a los participantes en 3 grupos de trabajo. El primero quedó compuesto por 8 niños y niñas con edades entre 7 y 9 años; el segundo grupo por 7 participantes de entre 9 y 11 años; y último grupo, por 9 integrantes de entre 12 y 16 años.

Preparación del Viaje

Para iniciar la preparación del viaje, cada uno de los grupos se dirigió a una sala distinta para poder iniciar el trabajo.

Una vez presentes en la sala destinada para que cada grupo trabajara, cada facilitador incentivó a pensar en la situación planteada en el video y cómo podrían ellos/as organizar los espacios de una nave espacial. Para ello disponían de diversos materiales: unos planos de la nave dibujados en papel, témperas, lápices de colores, plastilinas, post it, y stikers con emoticones.

Se comenzó entonces con una lluvia de ideas para poder hacer un listado de los posibles espacios que los NNJ consideraban importantes de incluir en la nave espacial. Algunos expresaban sus ideas pintando o a través de dibujos o figuras de plastilina, mientras que otros lo hacían escribiendo en los post it. En algunos grupos, los integrantes se subdividieron en grupos más pequeños para conversar sus ideas y expresar sus propuestas.

En algunos grupos se hacía un poco difícil coordinar el trabajo de todos los participantes, ya que algunos niños se mostraban muy inquietos, e incluso discutiendo entre ellos y no logrando respetar turnos para la expresión de las propuestas de sus demás compañeros, buscando imponer sus ideas, elevando volumen de su voz.

Algunas propuestas incluyeron elementos de primer orden como: agua, comida, vestuarios, protección, naturaleza, y mascotas. Además se mencionaron espacios para la recreación como: mall, spa, jacuzzi, sala de juegos. Cabe resaltar que después de haber señalado espacios de diferente orden, comenzaron a señalar espacios pertenecientes al mundo de los adultos, como la cárcel, una sala de castigos, el psicólogo, y por último la escuela.

Algunos niños comenzaron a pintar y decorar la nave sin establecer previamente el uso que le asignarían a cada sub espacio, lo cual generó que otros niños/as se molestaran y reclamaran al respecto, produciéndose enfrentamiento y competencia entre éstos, lo cual debió ser regulado por la facilitadora, instando nuevamente al trabajo colaborativo.

En un grupo, de manera espontánea y debido a discusión entre los niños y las niñas, se definió la división de la nave en sectores separados para niñas y niños. Paralelamente, se revisó en voz alta las ideas ya plasmadas en el plano de la nave, socializándolas con el grupo, reforzando positivamente su expresión, apareciendo a su vez entre los niños/as, nuevos intereses y propuestas de espacios y usos de las salas.

En medio de las actividades, se realizó una pausa para colación y para ir al baño.

Posteriormente, se pasó a la segunda fase de la actividad, consistente en la caracterización del perfil del adulto que los pudiera acompañar en el viaje. Para ello se disponía de pliegos de papel kraft en el piso, en donde los niños, niñas y jóvenes dibujaron el contorno corporal de la facilitadora.

Luego se les hizo entrega de láminas con stickers de emoticones, material que fue recibido con entusiasmo por los participantes. A medida que se les entregaban las instrucciones de la actividad, relativas a definir forma de pensar, sentir y las habilidades del adulto acompañante, algunos niños/as comenzaron a pegar los stickers al azar, sin mayor reflexión en torno a sus elecciones.

Ante esto, los facilitadores comenzaron a consultar a los participantes, buscando profundizar en sus argumentos para cada característica definida. Nuevamente se produjeron discusiones entre algunos niños/as, realizando quejas hacia los niños más disruptivos.

Dentro de las características mencionadas destacaron que el adulto fuera cariñoso, gracioso, pensativo, silencioso, estudioso, alegre, que sepa cocinar y bailar.

Luego de esto, se concluyó la actividad y los niños más inquietos se dispersaron rápidamente jugando por la sala.

El Viaje

Luego de la fase de diseño de la nave y del perfil del adulto acompañante del viaje, se realizó una actividad de imaginería sobre el viaje espacial, utilizándose audio con música sugerente a esta acción.

Se invitó a todos los participantes al centro de la sala, y se les solicitó ubicarse sentados en el suelo. Luego se les invitó a cerrar los ojos y concentrarse en el viaje. Para esto la facilitadora realizó un relato respecto del viaje que estaba realizando, indicando elementos o características propias de este tipo de travesía: lluvia de estrellas, amenaza de meteoritos, avistamiento de planetas, etc.

Los participantes lograron de esta forma involucrarse en la imaginería, la cual tuvo una duración de 5 minutos aproximadamente, siendo un momento en que bajó el ritmo y energía del grupo, logrando la mayor parte de los niños/as guardar silencio y concentrarse en el viaje.

Refundación de la Ciudad

Una vez terminado el viaje, se les comunicó que habían llegado a un nuevo planeta en donde podrían refundar su ciudad. En esta parte de la actividad se pidió a los NNJ que pensaran en qué cosas o lugares de Los Ángeles replicarían en las nuevas ciudades que se refundaran en los recientes planetas encontrados.

Algunas ideas propuestas se centraron en la importancia de que no hubiese delincuencia, que no se maltrataran a los animales y que hubiesen espacios verdes con variada naturaleza.

Con el fin de cerrar la actividad de refundación, se pidió a los NNJ que se ubicaran en un círculo, y en medio de éste se ubicó una planta que representaría la nueva vida. En este momento se invitó a los participantes a dejar algunos mensajes alrededor de la planta. Entre los mensajes se podían leer frases como: “que no se extinga”, y “soy plantita bonita”; mientras que otros participantes utilizaron emoticones alrededor de la planta para expresar sus sentimientos.

Cierre

Previo a término de la jornada, se invitó a los niños, niñas y jóvenes a escribir en una pizarra lo que más les había gustado de la Escucha, ante lo cual sólo por algunos niños/as accedieron, ya que otros abandonan la sala raudamente, al percatarse de la presencia de sus adultos responsables, quienes ya habían llegado a efectuar su retiro al cese de la jornada. Entre los elementos que más disfrutaron, estuvieron ciertas actividades, como el viaje por el espacio y el ritual de refundación de la ciudad, la construcción de la nave, el poder hacer nuevos amigos, algunos materiales como los stickers y la posibilidad de realizar tareas que permitieran desplegar su creatividad.

La actividad finalizó con una ronda en donde todos tomados de las manos agradecieron por la oportunidad de conocer nuevos amigos y por los logros realizados, además compartieron las apreciaciones de cada uno respecto a la Escucha.

Se cerró la jornada con un fuerte vitoreo, y entre bromas y risas se despidió a todos los participantes que se fueron retirando paulatinamente de regreso a sus hogares.

Lo que escuchamos y observamos

En la Segunda Escucha Creativa realizada en Los Ángeles, se levantaron las inquietudes e intereses de los niños, niñas y jóvenes asistentes al Cecrea. Ellos manifestaron sus gustos e intereses por medio de actividades lúdicas relacionadas con un viaje a otro planeta, con el fin de hacer frente a la escasez de agua en su ciudad y en el país en general.

En la etapa de planificación del viaje, se les pidió a los participantes definir las distintas secciones que debería tener la nave espacial. Algunas de las propuestas fueron: salas de juego, aludiendo principalmente a juegos electrónicos y de video (principalmente Play Station y X-box), sala de televisión y cine, comida (zona de dulces y helados), tienda de vestuario y peluquería, spa, jacuzzi, cancha de fútbol y gimnasio. Además plantearon otras ideas:

Se prohíbe fumar dentro de las naves (Carlos, 11 años)
Hay una zona de adultos donde trabajan, ya que los niños no trabajan (Violeta, 11 años)

Asimismo, al pensar en los principales elementos que necesitarían llevar para el viaje mencionaron: agua, comida, vestuarios, protección, naturaleza, mascotas, animales, veterinaria.

Yo llevaría mi X-Box. Mi consola viene con un juego incrustado, está grabado, es el Minecraft, le pondría otros juegos más (Fabián, 8 años)
Hay que llevar Play, es que la Play te quita el hambre (Matías, 9 años)
Es verdad, necesitamos una sala de juegos (Alonso, 9 años)
Mis animatrónicos los encerramos para que no se escapen, porque son los protectores de la nave (Alonso, 9 años)

Dentro de las frases y diálogos sostenidos entre los participantes de menor edad, se destaca que entre los niños aparece mayor tendencia al uso cotidiano de aparatos de videojuegos, siendo para ellos una de sus principales actividades de interés, destacando a personajes de los mismos (Minecraft y Animatrónicos). Por otra parte, algunos diálogos están cargados de componentes violentos, como sangre, sótanos de encierro, armamento y municiones, sala terrorífica, asesinatos, destrucción. También incorporan elementos como fútbol y deporte.

Lo anterior permite desprender primero, la importancia del juego en el desarrollo del mundo infantil, y que las actividades lúdicas en el caso de los niños, principalmente se remiten al uso de algún tipo de tecnología, pero por otra parte el efecto que genera la exposición a juegos y videos violentos en los niños, como forma normalizada de relacionamiento.

Nosotras somos las que hacen la parte de la ropa, para que podamos comprar (Maite, 7 años)
¡Hagamos un laboratorio… para inventar cosas! (Fernanda, 9 años)

Por otra parte, en el caso de las niñas, éstas muestran mayor interés por actividades de corte estético (peluquería y boutique), las cuales reciben burlas por parte de los niños. Sin embargo, también hacen alusión a la creación de un laboratorio, punto que es reforzado positivamente por sus compañeros.

Esta última referencia podría ilustrar el acercamiento que actualmente tienen los niños y niñas al mundo de la ciencia tanto en sus establecimientos educacionales, como a través de su participación en laboratorios de Cecrea Los Ángeles, ya que anteriormente dentro del diálogo con las facilitadoras, algunos/as refieren haber asistido a laboratorios en donde se utiliza por ejemplo microscopios y telescopios y otros aparatos asociados al quehacer científico.

Cabe resaltar que después de haber señalado espacios de diferente orden, algunos comenzaron a señalar espacios pertenecientes al mundo de los adultos, como la cárcel, una sala de castigos, el psicólogo, y por último, la escuela.

También se les consultó qué cosas querían llevar o conservar de su ciudad.

¡El mall, el mall, el mall! (Fabián, 8 años)
Me gustaría llevar los animales abandonados, porque no tienen hogar (Fabián, 8 años)
Me llevaría a todas las plantas (Maite, 7 años)
Llevaría a la gente de Los Ángeles… porque las personas son bonitas… son amigables (Fernando, 8 años)
Yo no llevaría a los ladrones, se quedarían aquí porque se pueden robar cualquier cosa (Maite, 7 años)
Yo llevaría al Cecrea… porque es divertido… y podemos hacer nuevos amigos (Dayana, 8 años)
Llevaría la escuela para que podamos aprender las cosas de la vida (Maite, 7 años)
Ya pero sin escuelas… para no hacer nada (Alonso, 9 años)
Yo no llevaría la escuela, porque casi nunca aprendo nada. He salido tres años el primero (del curso), pero siempre repasan lo mismo” (Maximiliano, 9 años)

Respecto a los elementos que los niños/as destacan como positivos de su espacio territorial, sus respuestas aluden a la calidad humana de la población. Otros niños/as destacan la vegetación, paisaje y naturaleza presente en la zona, así como otros espacios más vinculados a la recreación, pero de tipo más bien artificial como es el mall o centro comercial, parques acuáticos y piscinas.

Por otro lado, dentro de las problemáticas que distinguen en su entorno, aparece de manera reiterada en el diálogo de distintos niños, generando consenso entre todo el grupo, la delincuencia, abriéndose espacio en que varios participantes relatan experiencias personales y de cercanos de haber sido asaltados. Asimismo, se destaca por varios de ellos, la preocupación por la presencia de animales abandonados en las calles y la necesidad de realizar algún tipo de acción para dar solución a esta realidad.

Un elemento que genera discrepancia entre los niños/as guarda relación con la escuela, visualizándose que los integrantes del grupo señalan este espacio como un lugar común, siendo un espacio de socialización propio de su cotidianidad. No obstante, la percepción y actitud hacia este lugar se encuentra dividida, ya que algunos perciben a la escuela como un espacio que no disfrutan, o que coarta sus aprendizajes o desarrollo de actividades de interés, mientras que por otro lado, una de las niñas, destaca a la escuela como el lugar donde se adquieren aprendizajes y conocimientos útiles para su crecimiento y desarrollo personal.

Se destaca también el que reconozcan a Cecrea como un espacio que contribuye a su disfrute y recreación, como además un espacio de socialización y creación de nuevas redes interpersonales.

Posteriormente, se invitó a los NNJ a pensar cómo sería el viaje por el espacio y qué sorpresas se podrían encontrar en el viaje. Entre los diálogos, surgió el tema de la gravedad y de cómo diseñarían un baño y una piscina, teniendo en cuenta la ausencia de gravedad en el espacio, lo cual terminó entre risas y bromas.

Por otra parte, se les pidió definir las características que debería tener el adulto que los acompañaría en el viaje. Algunas propuestas fueron: cariñoso, gracioso, pensativo, silencioso, estudioso, alegre, que sepa cocinar y bailar, que no nos reprenda, que sea comprensivo, que posea un espíritu jovial, que guste de la compañía de animales y mascotas.

(Los adultos)… tienen que ser alegres, porque cuando nos portamos mal se enojan y nos retan, nos ponen en una esquina (Maite, 7 años)
Los adultos no son alegres casi nunca (Fabián, 8 años)
Tiene que hacer silencio para poder pensar (Dayana, 8 años)
Tiene que ser inteligente, porque si no, no podría ayudarnos a estudiar, ni tampoco sabría cómo manejar (Maite, 7 años)

Respecto a la representación que los niños/as tienen acerca del mundo adulto, se aprecia la percepción de que los adultos carecen de sentido del humor o bien, presentan una tendencia a mantener un estado de ánimo mayormente negativo, reaccionando de forma molesta ante sus errores, con consecutivas sanciones ante conductas infantiles que los adultos pueden considerar indeseadas.

Se visualiza además la importancia otorgada por los niños/as a las habilidades de tipo intelectual y emocional que deben poseer los adultos, herramientas que a su vez posibilitan el que los adultos puedan actuar como guías, al ayudarles y acompañarles en sus propios procesos de aprendizaje, o en el desarrollo de sus propias habilidades y capacidades.

El adulto debería ser amigable, buena onda, también gracioso… (Valeria, 11 años)

Se refleja la importancia que tiene el perfil del adulto, sobre todo en lo que respecta a su carácter, que debe poseer cualidades que en su gran mayoría los niños tienen, por ejemplo, la capacidad de sociabilización, entre otras.

Que sea amable con nosotros…que no nos obligue a ir al colegio, que sea buen acompañante… (Maximiliano, 11 años)

Se expresa la necesidad de que este adulto no imponga órdenes o que se posicione como un agente que norma el comportamiento de los NNJ. Por otro lado, también el adulto debe presentar rasgos afables y de un espíritu jovial.

Que nos enseñe programación y que no sea pesado… (Lucas, 11 años)

El adulto ideal debe ser una persona que tenga la capacidad de enseñarles temas relacionados con la tecnología y ser empático en el trato. Por lo que se conjuga una mezcla entre habilidades intelectuales con habilidades emocionales.

Que no nos rete, que sea buena onda, que sea un familiar, como mi mamá… (Carlos, 11 años)

En opinión de Carlos, el máximo referente de adulto es su madre. También se destaca el tipo de comportamiento que debe presentar el adulto ideal, entre éstos que no imponga normas y que posea una actitud positiva. Punto que nos habla de la necesidad de ver en los adultos algo en común con la infancia, que se deja ver en la expresión “que sea buena onda”.

Que le gusten los animales y los gatos… (Violeta, 11 años)

En este caso se plantea la importancia de que el adulto ideal tenga las habilidades necesarias para llevarse bien con otros seres vivos, ya que, por sobre todo debe saber convivir con ellos desde la perspectiva de sus intereses y preferencias.

Que no fume en la nave (Valeria, 11 años)

Para Valeria es muy importante que el adulto que los acompañe no tenga vicios, y que no contamine sus espacios, por lo que se podría aseverar que existe un grado de conciencia sobre lo pernicioso que es esta práctica y que la salud es un punto relevante en la discusión del perfil de adulto ideal.

Luego se les planteó el desafío de pensar cómo quisieran refundar su ciudad en este nuevo planeta, ante lo cual plantearon ideas como que no debía haber delincuencia, que no maltrataran a los animales y que en estas nuevas ciudades debía haber espacios verdes con variada naturaleza.

Conclusiones

Se destaca como elemento positivo el que las metodologías y actividades sean de tipo lúdicas, ya que esto permite que los NNJ se vinculen con la tarea de manera amigable, visualizándose en ellos la percepción de que laboratorios y Escuchas Creativas se configuran como espacios en donde pueden expresar libremente sus opiniones e intereses.

Se recomienda para el caso de los grupos de menor edad, contar con al menos dos facilitadores/as, ello por la baja capacidad de los niños/as más pequeños para autorregular su propia conducta y adecuarse al contexto de trabajo. Por otro lado, en relación al mismo grupo, sus respuestas reflejan pensamiento de tipo más concreto, propio de la etapa del desarrollo en la que se encuentran, no logrando fundamentar y dar profundidad a sus afirmaciones, siendo necesario entonces que faciltador/es, posean mayor destreza en el planteamiento de las preguntas que permitan llegar a la información requerida.

Se visualiza la creciente vinculación de niños y niñas con el uso de la tecnología y de las ciencias, aún a temprana edad. En la actualidad, el repertorio de actividades lúdico-recreativas de los niños/as se encuentra ligado al uso de consolas de videojuegos y uso de Internet, animación gráfica y programas de televisión. Asimismo a la presencia de aparatos vinculados al quehacer científico que hoy en día cobra fuerza en los establecimientos educacionales actuales, en donde en muchos de ellos se instauran talleres de ciencia y tecnología, y el acercamiento de los niños/as a aparatos como microscopios y telescopios, lo cual igualmente es facilitado por espacios de aprendizaje como Cecrea.

Se destaca la importancia dada por los niños/as a elementos del entorno físico y natural en que se emplaza la ciudad, así como relativos al cuidado de animales, la valoración del entorno natural, paisajes y vegetación de la zona, elementos que desearían replicar o conservar en la fundación de un nuevo lugar para vivir.

Dentro de las problemáticas asociadas al territorio, destacan la percepción de inseguridad dada principalmente por la delincuencia, elemento común entre los niños/as.

La escuela, por otro lado, se sitúa como sitio común entre los niños y niñas, permaneciendo como un agente de socialización en sus historias vitales, no obstante genera opiniones divididas entre los asistentes, quienes discrepan entre el aporte que hace o no, a la adquisición de nuevos conocimientos y aprendizajes. Como también de configurarse o no como un espacio que otorgue oportunidades de disfrute y entretención, es decir, que el proceso de enseñanza aprendizaje sea visto también como una actividad entretenida que genere entusiasmo y motivación entre ellos/as.

Respecto al mundo adulto, los participantes plantean que requieren de personas que cuenten con habilidades intelectuales y actitudinales positivas, para configurarse como guías y referentes de sus propios aprendizajes. Se destaca la importancia de que mantengan estado de ánimo alegre, que cuenten con sentido del humor, y que comprendan y permitan el equivocarse como parte de la experiencia de aprendizaje y adquisición de destrezas, sin configurarse como un ente castigador ante el error. También señalaron la importancia de la expresión de afecto por parte del adulto.

Respecto a la selección de los espacios y elementos que llevarían consigo los tripulantes de este viaje imaginario, cabe resaltar que la información arrojada viene a denotar, el orden de prioridades que nuestra sociedad y el núcleo familiar ha venido a delimitar en los NNJ. Entre estas prioridades podemos encontrar las necesidades más vitales entre ellas comida, agua, y techo. Hasta otras de orden menos prioritario como necesidad de entretenerse y recrearse, a través de espacios como el mall, sala de juegos electrónicos, piscina, entre otras.

Respecto al tema de la refundación y qué elementos de las viejas ciudades llevarían consigo para replicar en los planetas descubiertos, en su gran mayoría realizaron mención de problemáticas sociales que no quieren ver repetidas en estas ciudades refundadas, como no más delincuencia, no más drogas, mayores espacios con naturaleza y mayor respeto por los ancianos y animales.

Otro elemento que se debe resaltar es el hilo conductor en común que se presenta a la hora de establecer puntos en concordancia entre lo que considera importante y lo que no, entre estos elementos que representan importancia común son: el cuidado y preservación de la naturaleza, la buena convivencia, el respeto por los demás seres vivos, y que los adultos dejen de ser adultos para estar en mayor conexión con su niño interior.

Finalmente, se concluye que Cecrea, se posiciona como un espacio alternativo a la educación formal que favorece el ejercicio de nuevos aprendizajes, la entretención y la posibilidad de ampliar redes vinculares, permitiéndoles a través de sus laboratorios y Escuchas, interactuar con otros niños, niñas y jóvenes.

Desafío Cecrea

Como Cecrea Los Ángeles, ¿qué haremos con esta información?

Cecrea se quiere hacer cargo de aquello que se levantó en la Escucha Creativa. A través de un proceso de validación y proyección de esta información, denominado “devolución” hemos considerado los diferentes temas, opiniones, anhelos y expectativas de niños y niñas y jóvenes para levantar una programación coherente con sus intereses.

En Cecrea Los Ángeles hemos iniciado un proceso de continuidad programática en donde se incorporan las inquietudes científicas y tecnológicas, considerando los diversos lenguajes digitales y análogos.

También el interés por el medio ambiente y la naturaleza, así como las temáticas referentes a convivencia, están siendo incorporadas de manera transversal en las experiencias Cecrea y acogidas por el Consejo Cecrea para la realización de proyectos.

La convivencia es trabajada en cada laboratorio a partir de acuerdos en el marco de derechos. Queremos consolidar los espacios de buen vivir, donde los NNJ se sientan seguros, en confianza y bienestar. Seguiremos trabajando en red con instituciones educacionales donde irradiamos un modelo educativo en sincronía con estos conceptos.

Nos queda pendiente abrir más espacios participativos con padres, educadores y diversos profesionales que acompañan a la niñez y juventud, donde podamos compartir la visión que tienen los NNJ del mundo adulto para facilitar un acercamiento más empático.

Credits:

Cecrea

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.