La ella de no colores POR EMMALINE HUGHES

Mi nombre es Luna. Yo tengo veinte y uno años. Mi vida siempre era buena, excepto de una cosa. Yo nunca podía ver los colores, solamente gris. Mi vida no tenía los colores. Yo iba al pueblo y buscaba los colores pero no era posible. Los colores nunca estaban allí. Cuando era niña, no veía los colores. Mis padres me llamaban Luna porque la luna no tiene color.

Yo vivía en un apartamento en la ciudad de New York. La ciudad era muy grande pero mi apartamento era pequeño. Mis amigas compartía el apartamento conmigo. Ellas siempre decían que nuestro apartamento era muy bonita con muchos colores. Las muchachas me ayudaba cuando yo necesitaba me vestía. Yo no veía los colores entonces yo no podía combinar la ropa.

Cuando yo iba a trabajar, yo tomaba el tren y después yo caminaba. Yo veía muchas personas. La caminata a mi trabajo no era muy larga. El mundo en que yo vivía era muy apagado. Yo no tenía un novio, muchos amigos, ni mucho dinero. Yo tenía nada en ese momento.

Era en camino a trabajar cuando yo vi un color. Yo me detenía inmediatamente. La persona no conocía a mi. La persona no detenía. Yo tenía que correr a la persona. Grité a la persona cuando él se dió vuelta. La persona no era una muchacha. La persona era un hombre. Él llevaba una camisa verde y los pantalones azules. ¡Los colores eran bonitas! El mundo paró para mi. El hombre no tuve el mismo sensación. Él empezó a salir y yo no hablé con él. Yo necesitaba hablar con él. Yo observé él mientra caminé. Yo iba a perder la noción de él. ¡No! Yo no quería eso. Los colores eran demasiadas bonitas. El hombre era muy guapo también.

“¡Espera!” yo dijo.

“Señorita, ¿qué necesita usted?” él respondió.

“Tú tienes el color. Yo no podía ver los colores todo mi vida y yo los veo en tu. Yo no sé que hacer.”

“No sé que hacer contigo pero mi nombre es Soleado.”

Dos años después

Algunas personas dicen que esposos son almas gemelas. Esto es la verdad. Mi esposo y yo somos almas gemelas. Soleado es mi esposo de color. Yo veía todos los colores de mi esposo. Yo se molesté a él a veces porque yo necesitaba mucha ayuda con mi ropa. Soleado cambió el mundo para mi. Yo necesitaba él para siempre.

Created By
Emmaline Hughes
Appreciate

Credits:

Created with images by Emmanuel Debrand - "Black and White.jpg" • twig73010 - "Moon" • Phillip Pessar - "Detail Art Deco Helen Mar Apartments" • Unsplash - "night city black and white" • Seudonimoanonimo - "Luces y colores" • noblegerad - "goldenrod kiss wedding"

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.