Las Caras de Atahualpa el barrio chalaco que cambió asesinatos por salsa y rumba.

Cuando uno escucha del Callao y lo conoce desde afuera, sabe por las noticias y referencias que es un lugar donde prima la delincuencia y la corrupción; así que lo evita. El que lo conoce por dentro y ha vivido allí, sabe lo mismo, pero no lo evita, porque es intrínseco en él. Sabe que hay lugares por los que uno preferiría no pasar, y precisamente, hace unos años, uno de estos era el jirón Atahualpa, en el corazón del Primer Puerto. Hoy la historia es distinta: Ismael Miranda, Charlie Aponte, Adalberto Santiago, Luisito Carrión y muchos otros referentes de la salsa, han llegado a este lugar que se ha convertido en un punto de baile y fiesta, cada vez que un artista internacional llega a nuestro país. ¿Cómo sucedió esto? En este especial te lo contamos.

La historia empieza con este el mural hecho en homenaje al ídolo más grande de la salsa en el Callao: Héctor Lavoe. Alexis Villanueva, artista plástico conocido popularmente como El Salsa, contó a Salserísimo Perú cómo se inspiró en retratar al Cantante de los Cantantes y reconoció que nunca se imaginó ser parte del cambio, para bien, de un barrio del Primer Puerto.

“Si el arte ayuda a que se ahorren un poco de vidas, y es mediante la salsa, entonces a mí me pone chévere"

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.