Loading

Reporte Escucha Creativa Coyhaique, octubre de 2018

Escuchas Creativas Cecrea

El corazón de Cecrea está en su sistema de participación permanente, pues buscamos que el programa se desarrolle a partir de las visiones, inquietudes e intereses de sus protagonistas. Su metodología principal es la Escucha Creativa, metodología participativa, lúdica y creativa que busca promover una participación activa de los niños, niñas y jóvenes (NNJ), a través de estrategias de consulta que posibilitan una constante retroalimentación de información para la toma de decisiones en cada Cecrea.

Se realiza al finalizar o durante cada ciclo programático. Para ello se invita a los/as NNJ que han participado de los laboratorios en Cecrea para conocer su experiencia, además de proyectar la programación y la vida del Centro. La Escucha Creativa pone de manifiesto el derecho de NNJ a participar y ser escuchados.

Para esta Escucha Creativa se ha propuesto un juego de simulación: ha sucedido una catástrofe en la Tierra, se ha acabado el agua y debemos abandonar el planeta. Los primeros en realizar el viaje para salir de la Tierra serán los participantes de Cecrea.

Antes de realizar el viaje, tendrán 90 minutos para diseñar los espacios que tendrá la nave espacial y pensar en actividades que quisieran hacer durante el año que durará el viaje. Además, elaborarán un perfil de los adultos que podrán acompañarles en la travesía.

Una vez realizado el viaje se realizará un rito para refundar las ciudades en el nuevo planeta, identificando qué quieren conservar de sus ciudades actuales, que cambiarían y qué sueñan para esa nueva ciudad.

Objetivo de la Escucha

El objetivo de las Escuchas Creativas 2018 es posibilitar la construcción de relatos territoriales a partir de los intereses que movilizan a los niños, niñas y jóvenes; las problemáticas o necesidades que identifican de su territorio; las ideas creativas y proyectos que imaginan para contribuir a la solución de esos problemas; y/o las fortalezas y recursos que identifican, tanto en ellos/as mismos/as como en su territorio.

La Escucha Creativa fue realizada el día jueves 04 de octubre de 2018, a partir de las 10:00 hrs., en el Museo Regional de Aysén – Espacio Cecrea. La actividad contó con la asistencia de 20 participantes, de los cuales 10 fueron hombres y 10 mujeres. En cuanto al rango de edad, hubo 14 participantes entre los 11 y 15 años, y 6 entre los 16 y 19 años. Además hubo 8 participantes en situación de discapacidad.

¿Qué hicimos?

Para conocer en detalle la metodología utilizada en esta Escucha, puedes descargar la planificación aquí.

Llegada

La recepción de los niños, niñas y jóvenes se realizó de forma alegre a partir de las 10:00 hrs. Los participantes provenían de las escuelas España (institución para niños con situaciones de discapacidad intelectual), y Baquedano, y se reunieron en la sala principal dispuesta para la recepción, la cual contaba con música, en donde comenzaron a compartir y observar obras realizadas en laboratorios anteriores de Cecrea.

Una vez realizado el correspondiente registro de asistencia, se les entregaron tarjetas de colores para organizar los equipos de trabajo. Luego, se les invitó a trasladarse al patio, ante lo cual algunos niños mencionaron en tono de broma que “los habían echado”, hecho que les causó gracia a sus demás compañeros. La dinámica se alegró más cuando el grupo musical “Los Vásquez” comenzó a sonar en la radio, Javiera de la escuela España no dudó en cantar con el micrófono sus románticas canciones.

Afortunadamente el día estaba soleado con una temperatura que permitía estar al aire libre sin necesidad de usar demasiado abrigo, lo cual permitió también que la puerta de la casa estuviese abierta, de manera que los NNJ y los adultos pudieran entrar y salir libremente. En esos momentos la mayoría prefería estar afuera recibiendo los primeros rayos de sol.

Se notaba la cercanía y confianza entre los NNJ y los facilitadores, era un ambiente muy distendido, la mayoría de los NNJ se veían cómodos en el lugar, confiados y contentos, conversaban mucho entre sí, siempre en un ambiente de respeto y autocontrol.

Cuando todos los participantes se registraron, se realizó una ronda al aire libre, en el patio de Cecrea, dando paso a la bienvenida.

Bienvenida

Ya en el jardín, los participantes fueron invitados a ubicarse en el pasto o cemento. Los NNJ decidieron estar en el pasto, y se dispusieron en círculo. Se les indicó que la jornada consistiría en el desarrollo de un juego, que comenzaría en ese momento. Para iniciar, se procedió a la presentación individual de cada uno de los presentes.

Javiera, expresó que estaba muy contenta y contó que en Cecrea se realizaban actividades muy entretenidas. Habló con mucha confianza y con una actitud muy empoderada, casi parecía una facilitadora más de Cecrea y deseó que todos lo pasaran muy bien.

La facilitadora Marcela dio la bienvenida al grupo, expresando su alegría por tenerlos nuevamente en el lugar. Explicó que la actividad era una Escucha Creativa, y que ésta era una instancia donde los NNJ tienen la libertad de expresarse, lo que era muy importante porque así los adultos pueden saber qué les gusta o no a los NNJ y pueden saber qué se está haciendo bien o mal. Luego dio paso a Carlos para explicar la actividad. Carlos saludó y explicó que durante la jornada se realizaría un juego, que se sintieran libres de imaginar y divertirse.

Terminadas las introducciones, se les invitó a ver un video sobre actividades de otros Cecrea del país, pero al verlo, de pronto apareció un extra noticioso, que mostraba una crisis mundial por la sequía y la falta de agua, y proponía la necesidad de hacer un viaje espacial para refundar la ciudad en otro planeta. A esta tarea se convocaba a los niños de Cecrea.

Si bien el video era muy realista en sus imágenes, no causó demasiada expectación entre los participantes. El grupo no se mostró sorprendido. Una vez terminado el video, los facilitadores les solicitaron dividirse por los colores que les habían entregado al llegar, y trasladarse a distintos espacios, al interior y exterior del recinto, para dar inicio a la tarea encomendada.

Preparación del Viaje

Para comenzar con la preparación del viaje, se invitó a los participantes a diseñar la nave que se utilizaría para realizar el viaje espacial. Era necesario definir qué secciones debía tener. Como asimismo determinar qué cosas sería necesario llevar para este viaje de un año de duración.

Uno de los niños, César, comentó que en este nuevo mundo le gustaría jugar fútbol, actividad que también le gustaría a Gerardo; a Félix (12 años) le dio risa, y comentó que él “quisiera tocar Batucada”, porque le gusta la música.

Con este interés por una alegre actividad que requiere esfuerzo y coordinación, Félix demuestra que la educación artística, la creatividad y espacios como Cecrea que promueven el derecho a imaginar y crear, permiten el desarrollo de procesos de aprendizaje que visibilizan talentos y la creatividad como un proceso válido de formación.

Heller escribió que le gustaría leer historias románticas, a Denisse le gustaría tener una aplicación llamada Wattpad para hacer historias de romance y fantasía y también tener canciones para escucharlas; a Javiera le gustaría poder jugar.

Un facilitador comentó que sería bueno llevar materiales para crear una escuela. Todos comentaron que les gustaba ir a la escuela, Cristal dijo que se aburría en su casa.

Otras propuestas en cuanto a elementos a llevar para el viaje fueron: plantas, que no haya violencia, animales, que no haya escuela, que haya comida, que se pueda jugar a la pelota, que se pueda opinar todo, llevarme a mi familia, que haya oxígeno, mucha tecnología, que a los violentos se los lleven a otro lugar, que no haya contaminación.

En otro grupo, la facilitadora pidió a los NNJ que escribieran una frase en los post it indicando qué harían en el nuevo planeta o qué les gustaría llevar al nuevo planeta y que lo pegaran en algún lugar de la nave.

Los participantes comenzaron a hablar sobre lo que llevarían. Algunos escribían y conversaban entre medio. Discutían y se fueron aportando ideas sobre lo que debían llevar. Mencionaron: celulares, Wifi, audífonos, una casa, videojuegos, etc.

Cony escribió que llevaría muchas flores y cosas para crear. Cristofer no sabía escribir pero dibujó un corazón, un sándwich y una pelota. La facilitadora pidió un poco de atención para mostrar lo que había dibujado Cristofer y preguntó qué creían que representaba. Sebastián dijo que el corazón representaba la vida, la pelota era la diversión y el sándwich era el alimento. Los NNJ de la escuela Baquedano comentaron y estuvieron de acuerdo en los significados.

Benjamín planteó que él llevaría un carpintero, luego Cony dijo que ella bailaría Zumba, Sebastián llevaría a su familia, Giovanni llevaría papas, Gabriel (que casi no hablaba) dice que llevaría un esclavo. La facilitadora preguntó por qué llevaría un esclavo y él respondió que era para que hiciera sus cosas y así él pudiera jugar videojuegos.

Giovanni mencionó que había que llevar gallinas, Sebastián señaló que también habría que llevar zanahorias, lechugas y fideos.

A continuación se invitó a los participantes a definir las características que debería tener el adulto que los acompañara en el viaje.

Dentro de las características de la personalidad de este adulto se indicó: que nos lleve a pasear a la playa, que no sea tan maduro, que nos deje pololear, que sea inteligente, que hable distintos idiomas, entre esos coreano, que sea fuerte, que se porte bien, que sea cariñoso, simpático, alegre, gentil, buenmozo, que nos proteja, que no le importe la plata.

En cuanto a las habilidades las niñas indicaron: que sepa cantar, bailar, que sepa manejar al planeta Tierra, que saque fotos, que juegue a la pelota, que sea bromista, que cocine, que toque el violín, que baile Kpop, que sepa artes marciales, que use tecnología, que sepa bordar.

Otras propuestas fueron que sea responsable, aunque no sabían definir cómo era un adulto responsable. Nathian dijo “que no sean homofóbicos” lo que dio pie para que la facilitadora preguntara a qué se refería. Explicó que a él le gustaba pintarse mechones de pelo o alguna uña, pero que no era gay y que algunos adultos le decían que así parecía gay. Otra facilitadora le preguntó si era malo ser gay y él respondió que no, los otros niños también dijeron que no era malo.

Nathian añadió que no había que discriminar a la gente por cómo son. Giovanni dijo: “Sí, no como “x” (otro compañero de la escuela que no estaba presente) que es homofóbico…” y contó de un compañero que al parecer todos los presentes estimaban y que hace poco le había compartido al curso que era bisexual. Dijeron que “x” hablaba mal de él a sus espaldas, discriminatoriamente pero que después le pedía el computador prestado, ante lo cual los participantes reprochaban esta actitud falsa.

A las 11:30 hrs. les avisaron que ya era la hora de la colación, por lo que procedieron a recoger los materiales utilizados en la actividad y dirigirse en orden hacia la casa de Cecrea. Entre los profesores y los facilitadores comenzaron a repartir la colación.

Se dejó un espacio para recibir los alimentos en el patio, el cual disponía un parlante para escuchar música Trap, sugerida por uno de los niños. Todos los participantes aprovecharon esta pausa para disfrutar del agradable día soleado, los niños se juntaron en distintos grupos a conversar y reír. Pronto se les comunicó que en cinco minutos deberían subir a la nave.

Luego de la colación, algunos niños se encargaron de reprender a sus compañeros que habían botado basura.

El Viaje

Una vez terminada la pausa, se invitó a los participantes a hacer ingreso a una de las salas, para comenzar el viaje. Los niños, niñas y jóvenes entraron y se formaron en fila. La sala adentro estaba oscura, imitando lo que sería un viaje interestelar.

Una vez que estuvieron todos sentados, se indicó por el micrófono: “la nave debe cargarse, primero con los pies”, ante lo cual todos respondieron zapateando. Luego se mencionó que se debía cargar con aplausos, y ante esto todos aplaudieron.

Luego se mostró un video de un despegue de un cohete, y a continuación con música de fondo se mostró un video de un viaje por el universo. Una de las niñas leyó un texto sobre la historia de la humanidad y la vida en la Tierra. Mientras esto ocurría, al fondo de la sala había un juego de luces de colores que parpadeaba.

Las coloridas luces bajo un fondo, la música suave y el sonido del viento generaron una atmósfera que calmó las risas de los NNJ. A continuación la facilitadora les invitó a cerrar los ojos e imaginar un nuevo lugar. Terminando el texto leído, los participantes fueron invitados a acercarse a la puerta de la sala, que estaba ambientada con sábanas blancas para simular la salida de la nave, pidiéndoles que sintieran este nuevo Coyhaique creado e imaginado por los niños del Cecrea.

Refundación de la Ciudad

Mientras todos fueron saliendo de la sala hacia el exterior, se les pidió sentarse en círculo. Al salir a este nuevo planeta se escuchaba el sonido de unas flautas, al medio había una tela blanca con una bolsa con tierra.

La facilitadora comentó que debían sembrar las semillas de esperanza, utilizando unos vasos plásticos y tierra disponible, para que en el futuro tuvieran algo para comer. Se les pidió que junto al vaso sembrado, entregaran un deseo para este nuevo planeta.

Marcela sugirió que en este acto pusieran una intención para este nuevo planeta. Luego les invitó a expresar alguna frase con un deseo. Menos de la mitad de NNJ se expresaron verbalmente en esta etapa, quizás por timidez a expresarse delante del resto de los participantes.

Cierre

Algunos de los deseos planteados para el nuevo planeta fueron:

No queremos racismo
Que haya buenas vibras para nuestras plantas

Tras terminar de compartir los deseos, se dio por terminada la jornada. Los facilitadores agradecieron a todos los niños, niñas y jóvenes presentes y los invitaron a seguir participando en las actividades de Cecrea.

Se cerró la jornada con un gran aplauso, cada participante se retiró llevando su vaso sembrado, y la motivación de mejorar su entorno, luego de la experiencia vivida durante la Escucha.

Lo que escuchamos y observamos

En la Escucha Creativa realizada en Coyhaique, se levantaron las inquietudes e intereses de los niños, niñas y jóvenes asistentes al Cecrea. Ellos manifestaron sus gustos e intereses por medio de actividades lúdicas relacionadas con un viaje a otro planeta, con el fin de hacer frente a la escasez de agua en su ciudad y en el país en general.

En la primera etapa, se invitó a los participantes a definir las salas o recursos que debería tener o llevar esta nave espacial. Entre los elementos a incorporar estuvieron: plantas, que no haya violencia, animales, que no haya escuela, que haya comida, que se pueda jugar a la pelota, que se pueda opinar todo, llevarme a mi familia, que haya oxígeno, mucha tecnología, que a los violentos se los lleven a otro lugar.

Quiero que el planeta no tenga contaminación

A pesar de vivir al sur del país, rodeados de naturaleza, esta es una de las ciudades más contaminadas de Chile durante el invierno por culpa de las estufas a leña. Esta es una problemática social que se vive cada invierno en Coyhaique y que está muy incorporado en toda la sociedad como lo peor de la ciudad.

Luego, se les pidió proponer qué características debería tener un adulto que los acompañara en el viaje.

Los adultos dicen cosas como: a tu edad yo ya picaba leña y la entraba (Nathian, 13 años)

Esta frase surgió cuando se estaba analizando las cualidades del adulto. Los NNJ se sienten incómodos frente a este tipo de comentarios, dicen que los adultos “son creídos” es decir, se creen superiores a ellos. Es interesante que sean capaces de identificar la comparación como algo negativo y que sean capaces de expresarlo y compartirlo. Los NNJ están de acuerdo en que ellos deben realizar trabajos que contribuyan en el hogar, el tema es que la forma que utilizan los adultos para instarlos a realizar las actividades piensan que no es la más amable.

Algunas de las ideas planteadas fueron: que nos lleve a pasear a la playa, que no sea tan maduro, que sea inteligente, que hable distintos idiomas (entre esos coreano), que sea fuerte, que se porte bien, que sea cariñoso, simpático, alegre, gentil, buenmozo, que nos proteja, que no le importe la plata, que no sea homofóbico. En cuanto a las habilidades las niñas indicaron: que sepa cantar, bailar, que sepa manejar al planeta Tierra, que saque fotos, que juegue a la pelota, que sea bromista, que cocine, que toque el violín, que baile KPop, que sepa artes marciales, que use tecnología, que sepa bordar. Otras propuestas fueron:

Que sea Villero (César, 12 años)

Ícono social de un adulto que le gustaría ver en su nuevo mundo, aparentemente impuesto por el entorno urbano-social en el que se desenvuelve. Pareciera ser que el estilo villero de los argentinos es más interesante que el estilo callejero de Chile.

“Que sea músico” (Gerardo); “que sea arquitecto y que también sea científico” (Cristal); que sea consejero.

Que sea protector… que sepa cocinar, porque nos podríamos morir de hambre (Denisse)
Hay que llevar un carpintero para construir cosas (Benjamín)
El adulto ideal debe saber defenderse

Ante esta frase una facilitadora preguntó ¿por qué debería saber defenderse si en el nuevo planeta no habrá violencia? Y una niña respondió: “es que siempre hay uno que lo va a ser”. De esta frase surge la respuesta: debemos tener un lugar especial para los violentos en el nuevo planeta. No es una frase de extrañar, la región de Aysén se destaca por altos índices de violencia, bastante conocido es el caso de Nabila Riffo, que ha impactado fuertemente a la sociedad local.

A veces nos sentimos discriminadas por el Kpop (niña)

El Kpop es un estilo musical coreano muy popular entre los niños de la ciudad, en especial de los colegios que han visitado el Cecrea. Es un estilo musical que prefieren las mujeres y que siempre piden en las actividades de Cecrea. Esta frase surge cuando se les preguntó qué llevarían al nuevo planeta y una niña dijo: Kpop, ahí una facilitadora comenzó a indagar y esta niña le dijo que la discriminaban, sobre todos los hombres, por escuchar esta música.

A continuación se les propuso analizar qué cosas cambiarían o mejorarían en la refundación de su ciudad y qué cosas les gustaría mantener o fortalecer. Se propone como temas importantes disminuir la contaminación, preocuparse por el planeta, eliminar el racismo, que no haya tanta ignorancia.

La Revolución… ¿sabe a lo que me refiero con revolución?, a que no hayan ladrones y existan mejores personas (Cristal, 12 años)
Que las personas se preocupen de la Tierra y no sean tan ignorantes

Esta frase fue dicha por un niño al cierre de la actividad. Se demuestra una conexión con la naturaleza que muchos niños tienen en la región de Aysén. Demuestra también que muchos de los NNJ están interesados en generar más actividades al aire libre y de este tipo. Los niños prefieren hacer actividades al aire libre y no dentro de un espacio cerrado.

Deseo que seamos todos felices, y que no se olviden nunca de la escuela España porque aquí siempre los van a querer y apoyar a ustedes (Javiera, 14 años)

A través de frases como esta, los niños, niñas y jóvenes demuestran el cariño y reconocimiento hacia el Cecrea y a los coordinadores.

Conclusiones

La actividad se desarrolló de forma armónica en todas sus etapas, cumpliendo con los tiempos y horarios dispuestos para la Escucha Creativa. Las inmediaciones y los espacios dispuestos cumplieron con las condiciones apropiadas para la adecuada participación de los niños, niñas y jóvenes, ayudando a que las actividades se desarrollaran con fluidez. Los facilitadores demostraron experiencia y capacidad de improvisación frente a las distintas situaciones que ocurrieron durante el desarrollo de las actividades.

Los participantes se mostraron receptivos a las distintas etapas del juego, interactuando con fluidez y respeto entre ambos colegios. El hecho de que no haya llovido como comúnmente ocurre en esta zona, otorgó mayor coherencia a la idea central de juego, que era la sequía de nuestro planeta.

No obstante, la actividad no posibilitó mayormente la construcción de relatos territoriales, posiblemente debido a que en la región, o al menos en Coyhaique, no se está familiarizado con el tema de la sequía, nunca se ha visto animales morir por falta de agua, los paisajes que salieron en la nota periodística eran de la zona central o norte, por lo que no permitían una completa identificación con las imágenes.

Por lo anterior, no se logró detonar demasiado interés con la actividad. De todas formas los niños, niñas y jóvenes hicieron su mejor esfuerzo por imaginar la vida en otro planeta y como ya tienen asimilado el espacio de la Escucha o del Cecrea como un espacio para compartir impresiones, experiencias, para plantear temas, sentirse escuchados y valorados, se generaron conversaciones interesantes.

Durante la jornada se realizaron pocas actividades físicas. Es sabido que las actividades de movimiento rítmicas, los juegos, generan otro tipo de respuesta. Aunque se puede entender que en este Cecrea el espacio es pequeño y planear actividades al aire libre es muy arriesgado, sobre todo en esta época por asuntos del clima.

Respecto a la interacción entre los participantes de ambas escuelas fue un reto grande, puesto que existen grandes diferencias en términos cognitivos y de comunicación entre ambos grupos. Fue muy valorable que al menos se encuentren en este espacio, porque a partir de estos encuentros es posible elaborar herramientas y estrategias que permitan que los niños, niñas y jóvenes de ambos mundos puedan interactuar, retroalimentarse, conocerse y sensibilizarse frente a las necesidades del otro.

Un tema relevante mencionado fue la homofobia. Los planteamientos al respecto fueron expresados con mucha madurez, se apreció cómo los participantes tenían integrado un discurso de igualdad y de derechos de expresión, asimismo de no ser discriminados ni señalados o juzgados por su forma de ser. Es importante y valorable que Cecrea sea un lugar seguro para que los niños, niñas y jóvenes se sientan en confianza para hablar de estos temas.

Desafío Cecrea

Como Cecrea Coyhaique, ¿qué haremos con esta información?

Cecrea se quiere hacer cargo de aquello que se levantó en la Escucha Creativa. A través de un proceso de validación y proyección de esta información, denominado “devolución” hemos considerado los diferentes temas, opiniones, anhelos y expectativas de niños y niñas y jóvenes para levantar una programación coherente con sus intereses.

Cecrea Coyhaique asume con entusiasmo, respeto y valoración frente a las opiniones y sentimientos de cada uno de los NNJ que participaron en la Escucha y posterior devolución del ciclo programático II. Además, con estas instancias tan importantes para nosotros, nos sentimos comprometidos para seguir adelante con el modelo pedagógico; que además va de la mano con dos ejes súper relevantes como son la ciudadanía y la creatividad. De hecho, nos orientan para dar vida a procesos y experiencias de aprendizaje, convivencia, comunicación, emocionalidad, participación y pensamiento crítico de cada uno de nuestros NNJ.

Lo anterior tiene coherencia, cuando en la Escucha II pudimos observar prácticas y acciones de cada NNJ a la hora de participar, colaborar y opinar, para así contar con los siguientes lineamientos o conclusiones:

Analizando el contexto de la Escucha II, se observa un potente mensaje de emocionalidad y sentido de pertenencia de cada NNJ con respecto a Cecrea Coyhaique. Es por ello que se debe enriquecer y visibilizar todas las miradas posibles, siendo una de los más relevantes “la inclusión”; especialmente por la estrecha relación de nuestro centro con la Escuela España. Es una excelente instancia para que otros establecimientos educacionales que tienen vinculación con nuestro Cecrea se empapen, vivan y sientan la inclusión como parte inherente de nuestro quehacer cotidiano. Además hay una práctica permanente de que nuestros NNJ desarrollen la autonomía, la colaboración y la participación bajo el enfoque de derechos, para así ejercer de forma activa y con todo el respeto que se merecen. Es por ello que nos interesa con total convicción la estrecha relación con pares de diferentes escuelas, colegios y liceos, que nos permitirá aumentar el número de NNJ que puedan sensibilizarse frente a una realidad que merece todo nuestro apoyo.

Otro desafío tiene relación con el tema de la contaminación, demostrando con ello que los NNJ tienen conciencia de esta problemática medioambiental que nos afecta a todos los habitantes de Coyhaique. Esto lo vemos a través del exceso de humo que nos impide respirar adecuadamente y repercute de forma seria en nuestra salud, situación que se complementa con la temática “basura” y falta de cuidado de nuestra naturaleza. Dicha contextualización es relevante, porque Cecrea Coyhaique incentiva en nuestros NNJ que indaguen, piensen-opinen de manera libre, creativa y divergente sobre el entorno que los rodea. Todo ello a través de la convergencia entre ciencia, arte, tecnología y sustentabilidad.

También concluimos que el tema equidad de género es relevante entre los NNJ, especialmente por la discriminación que impera en nuestra sociedad frente a la orientación sexual y la identidad de género de las personas. Ellos como ciudadanos creativos, críticos y con una mirada social empática, nos han demostrado la importancia de enfrentar esta problemática, en conjunto con otras situaciones como son la violencia física y no verbal, además del racismo que está muy latente por la inmigración en Chile. De esta manera los que formamos parte de Cecrea Coyhaique estamos muy conscientes de abordar estas disyuntivas, como una gran oportunidad para demostrar que cada NNJ vale por su forma de ser, sus ideas, sentimientos y convicciones personales.

Otro tema relevante que vimos en esta Escucha y devolución de la Escucha II, tiene relación con las expresiones musicales, que se caracteriza por ser tan amplia en estilos, contenidos y repertorios. Sin embargo, nos encontramos nuevamente con el tema de la discriminación sobre todo por aquellos géneros que han ido surgiendo con fuerza en los últimos años como es el caso del Kpop, el trap, la música villera, etc. Bajo este punto de vista, la falta de empatía y tolerancia de muchas personas afecta con fuerza en nuestros NNJ, ya que no se sienten respetados, ni valorados como sujetos de derecho, ni como ciudadanos que pueden aportar a nuestra sociedad a través de instancias formativas como es el caso de Cecrea. Por lo mismo, el desarrollo del lenguaje musical está presente, más cuando nuestros NNJ así lo requieran en nuestro espacio. La idea es dar cabida a la confianza, la creatividad, la imaginación y la ciudadanía; de esta manera nos aseguramos que tengan con nosotros el sentido de pertenencia emocional, cultural y territorial.

Credits:

Cecrea

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.