Loading

Reporte Escucha Creativa Temuco, julio de 2018

Escuchas Creativas Cecrea

El corazón de Cecrea está en su sistema de participación permanente, pues buscamos que el programa se desarrolle a partir de las visiones, inquietudes e intereses de sus protagonistas. Su metodología principal es la Escucha Creativa, metodología participativa, lúdica y creativa que busca promover una participación activa de los niños, niñas y jóvenes (NNJ), a través de estrategias de consulta que posibilitan una constante retroalimentación de información para la toma de decisiones en cada Cecrea.

Se realiza al finalizar o durante cada ciclo programático. Para ello se invita a los/as NNJ que han participado de los laboratorios en Cecrea para conocer su experiencia, además de proyectar la programación y la vida del Centro. La Escucha Creativa pone de manifiesto el derecho de NNJ a participar y ser escuchados.

Para esta Escucha propusimos un juego que nos invitaba a viajar por el tiempo e ir superando diversos desafíos: encontrar mapas, armar puzles, seguir pistas que nos llevaban a responder preguntas; todo para levantar opiniones, visiones y temáticas de interés para los/as NNJ de la región.

Objetivo de la Escucha

El objetivo de las Escuchas Creativas 2018 es posibilitar la construcción de relatos territoriales a partir de los intereses que movilizan a los niños, niñas y jóvenes; las problemáticas o necesidades que identifican de su territorio; las ideas creativas y proyectos que imaginan para contribuir a la solución de esos problemas; y/o las fortalezas y recursos que identifican, tanto en ellos/as mismos/as como en su territorio.

En la Escucha Creativa de Temuco participaron 30 niños, niñas y jóvenes, de entre 7 y 19 años de edad. Además, 5 de los participantes pertenecían a pueblos originarios, mientras que 1 presentaba situación de discapacidad.

¿Qué hicimos?

Para conocer en detalle la metodología utilizada en esta escucha, puedes descargar la planificación aquí.

Recepción

El viernes 13 de julio del 2018 a partir de las 3 de la tarde nos reunimos en el Cecrea de Temuco con un grupo de niños, niñas y jóvenes para realizar la primera Escucha Creativa del año.

Previo al inicio de la actividad, los participantes se registraron a un costado del punto lector y se les asignó una banda que llevaba su nombre y un color, que luego se pondrían en su brazo izquierdo. Este proceso se desarrolló para facilitar la división de grupos, los que serían: naranjo, gris y amarillo.

El punto de encuentro estuvo en el hall de acceso a Cecrea, en donde se invitó a la totalidad de los niños, niñas y jóvenes presentes a que se agruparan en un círculo, para facilitar el contacto visual entre todos los asistentes.

Para comenzar, se les preguntó si habían participado de alguna Escucha Creativa en el pasado y algunos jóvenes respondieron afirmativamente. Luego se explicó qué era una Escucha Creativa y se resaltó la importancia de escuchar, y prestar atención con la mente y el corazón. Durante todo este proceso los niños más pequeños participaron de manera activa y se mostraban ansiosos al no saber qué sucedería.

Luego se dio inicio a la presentación de cada uno de los participantes. Para esto se hizo un juego con una pelota, la que debían lanzar al aire, y los participantes debían adivinar el nombre de quien la recibía. Una vez que todos circularon la pelota, se hizo una segunda ronda en donde los participantes debían recordar los nombres de sus compañeros.

Finalizado este proceso, los niños, niñas y jóvenes se dividieron en tres grupos y resolvieron una serie de pruebas (twister musical, acertijos y una prueba de ingenio), que les ayudaron a encontrar una llave para abrir una maleta que estaba cerrada. Cada grupo se compuso por diferentes participantes, en donde y de manera natural, se dividieron las tareas, en función de las capacidades de cada integrante.

Una vez resuelta la última prueba se hizo entrega de regalos a cada uno de los participantes.

Dentro de la maleta encontraron hay un frasco con algunos objetos y una cámara, que serían utilizados durante el desarrollo del resto de la actividad. Antes de iniciar el viaje por el tiempo, los participantes vertieron sus tesoros dentro del frasco para así llevarlos durante el proceso.

A continuación todos los participantes fueron invitados a iniciar un viaje por el tiempo, hacia el pasado.

El Pasado

Al llegar a la sala del pasado, nos encontramos con que ésta había sido ambientada con cojines, libros por los bordes, y la presencia de una radio que contenía un mensaje en un casete. Esta época estuvo dirigida por una facilitadora vestida en forma vintage, quien dio la bienvenida y les dijo que habían llegado a la sala del pasado.

La facilitadora entonces reprodujo una grabación que invitaba a los niños, niñas y jóvenes a reflexionar sobre las experiencias asociadas a laboratorios anteriores, por medio de la elaboración de una serie de preguntas. Se consultó a los participantes qué les había aportado cada laboratorio realizado. Esto facilitó que los participantes comentaran sus experiencias en voz alta, ahondando en sus aprendizajes en laboratorios anteriores:

Yo los controlaba, son muy inquietos
Podría ser alegría
Crear un buen ambiente

Luego se desarrolló una nueva dinámica en la que los niños, niñas y jóvenes armaron un rompecabezas, con frases escondidas en diferentes libros. Dentro de las frases que los participantes lograron construir, destacaron algunas, sobre las cuales se realizaron comentarios y elaboraron las siguientes interpretaciones:

  • La libre expresión: Se comentó que en Cecrea se fomentaba la libre expresión, cada uno se podía desarrollar emocional, física y personalmente.
  • Faltan laboratorios de cocina: Todos coincidieron en que, hasta ahora, no había existido un laboratorio creativo relativo al desarrollo de la gastronomía y estaban interesados en que se hiciera algo en esta área.
  • La amistad: Manifestaron una visión positiva respecto de los lazos que los niños, niñas y jóvenes pueden crear dentro de Cecrea: somos más amistosos con el otro, que cuando estamos en otros lados.

Una vez cerrada la conversación, se procedió a invitar a los asistentes a retomar el viaje por el tiempo, esta vez hacia el presente.

El Presente

En esta etapa, el facilitador invitó al grupo de participantes a ingresar a la sala del presente y solicitó a todos que se sentaran alrededor de una mesa y recordaran qué había sucedido en su viaje en el tiempo.

La dinámica continuó con una pregunta motivadora: ¿cuál es la pieza faltante en Cecrea?, ¿qué creen que falta?

Algunos participantes respondieron que realizar un laboratorio de cocina sería una buena idea. Mientras desarrollaban este proceso, se les invitó a que tomaran un instrumento musical dispuesto en la mesa y que compusieran una melodía de manera colectiva.

Los niños, niñas y jóvenes se distribuyeron roles, para poder dirigir su propia orquesta. Una niña inició los tiempos de manera nerviosa y luego, ayudada por otro niño, les indicó al resto cuándo era la entrada de cada participante. Finalmente lograron construir una melodía que integraba: tambores, matracas, melódicas y otros instrumentos. Al finalizar, todos se mostraron satisfechos y aplaudieron felices ante el resultado.

Luego, el facilitador felicitó a los niños, niñas y jóvenes por el trabajo realizado. De pronto se recibió una llamada que cautivó la atención de los presentes, y se procedió a poner el altavoz para que todos pudieran escuchar. Era una voz que les proponía un nuevo desafío: encontrar o construir el sello de Cecrea Temuco: ¿cuáles son las cosas que caracterizan a Cecrea?

En la mesa de trabajo se dispusieron papeles y lápices para que el grupo caracterizara el sello Cecrea de Temuco. Todos concentrados compartieron materiales y comenzaron a dibujar y a escribir. Finalizado este proceso, se invitó a cada uno de los presentes a explicar el sello que habían propuesto:

El sello de Cecrea es el arte, yo siempre dibujo aquí, hago arte y puedo expresarme.

Culminada esta etapa, se felicitó a los niños, niñas y jóvenes por su esfuerzo y participación en el proceso de Escucha Creativa y se entregan regalos, que consistían en semillas que se repartieron a cada uno y vertieron sobre el frasco de energía creativa. Todos los tesoros volvieron a ser puestos en la maleta, que luego fue llevada por uno de los jóvenes.

Cerrada esta etapa, procedimos a iniciar un nuevo viaje, esta vez hacia el futuro.

El Futuro

Una vez que fueron todos ingresando a la sala del futuro, se les preguntó a los participantes: ¿cómo creen que es el futuro?, a lo cual las niñas más pequeñas respondieron: el futuro es hermoso, es luminoso; otros preguntaron: ¿es seguro?

En esta misma línea, se contextualizó que el viaje al futuro tenía un sentido y que el futuro eran ellos. Por tanto, se les invitó a imaginar, analizar y pensar cuál sería el Cecrea Temuco que les gustaría visitar en este futuro.

Terminado este momento de reflexión, se invitó a los niños, niñas y jóvenes a grabar sus propios videos respecto a cómo se sentían en Cecrea Temuco, en este instante. Los participantes grabaron sus opiniones sobre la experiencia colectiva, en la cual cada uno comentó cómo se había sentido durante los laboratorios. Algunos lo hicieron de manera frontal, mientras que otros decidieron no aparecer en cámara, lo cual fue respetado adecuadamente.

Luego se les pidió escribir en un papel qué les gustaría hacer, explorar y sentir en Cecrea.

Todas las respuestas fueron vertidas en el frasco de tesoros junto a otros objetos presentes en la sala. Luego éstas fueron leídas y conversadas entre todos los participantes. Dentro de las opiniones que resaltaron, estaban aspectos como: la necesidad de atraer más gente, la facilidad con la cual pueden hacer amigos al interior de Cecrea y cómo los motivaba a atreverse en ámbitos distintos para desarrollar su personalidad.

Consejo

Una vez finalizadas las actividades, todos los participantes se reunieron en un grupo para realizar una evaluación y cierre de la jornada.

Para esto se inició una nueva dinámica, donde la consigna era “entregar la energía creativa” a través de un aplauso dirigido al compañero/a de la derecha. Cada uno debía repartir esta energía creativa hasta que volviera a su lugar inicial.

De esta forma, cada uno de los participantes aplaudió hacia su derecha y siguieron la lógica de la dinámica. Así, los participantes de la Escucha traspasaron la energía creativa de un lado a otro, divirtiéndose mucho. Una vez finalizada la dinámica, se les preguntó a los participantes sus opiniones respecto de la jornada: ¿cómo lo pasaron?; ¿qué les pareció?

Lo pasamos bien.
Los compañeros hacían mucho ruido.
Me gustó porque pude compartir con personas que no conocía.
Me siento contento, alegre.
Es mi primera Escucha.
Es una instancia para conocer el Cecrea.
Todos son muy amistosos.

Posteriormente, se invitó a que los representantes de cada equipo a abrir unas maletas y describir, tanto la experiencia, como los objetos que había dentro de ellas. Una vez que cada uno de los grupos presentó su experiencia, se procedió a realizar el cierre de las actividades.

Fue la instancia de conocer la otra parte del Cecrea; uno conoce sólo una parte; ahora conocimos otro lado de Cecrea.

Finalmente, el facilitador procedió a realizar el cierre de la jornada y agradeció a todos por su participación y por la oportunidad de haber estado en esta Escucha Creativa.

Todos aplaudieron y se despidieron entre sí, dejando la sala y retirándose hacia sus hogares.

Lo que escuchamos y observamos

En la escucha creativa realizada en Temuco, se levantaron las inquietudes e intereses de los niños, niñas y jóvenes asistentes al Cecrea. Ellos manifestaron sus gustos y preferencias por medio de actividades lúdicas que los hicieron viajar por el tiempo, recordando y proponiendo temas.

Las principales ideas e inquietudes que los niños pudieron expresar, estuvieron relacionadas a su experiencia en Cecrea y el tipo de beneficios que les ha generado participar en este espacio de creación y aprendizaje.

Uno de los discursos más elaborados durante el proceso de Escucha Creativa, tiene relación con la ampliación de las convocatorias. Los niños, niñas y jóvenes saben que pueden participar más personas en los laboratorios, asumiendo una perspectiva crítica que va dirigida hacia Cecrea, como responsable de invitar a más instituciones a involucrarse en el proceso, como a sí mismos, motivando la asistencia de sus amigos y miembros de su círculo más cercano.

Uno de los tópicos que emergió en la sala del “pasado” hace referencia al desarrollo de laboratorios de cocina, idea que adquirió sentido entre los presentes y fue reforzada a medida que avanzaba la Escucha Creativa, siendo validada por todos en la etapa de cierre, donde los demás equipos estimaron conveniente que se desarrollara una actividad de ese estilo.

Frases como: aquí puedo ser libre; puedo participar; somos respetados, dan cuenta de que en Cecrea Temuco, los niños, niñas y jóvenes se sienten capaces de expresar sus ideas, sin miedo a ser juzgados, desenvolviéndose en un espacio que ya consideran como suyo y al que pueden acudir sin problemas. Para ellos, la libertad de expresión es validada tanto a nivel institucional como humano, en ello se valora al equipo técnico administrativo, a quienes denominan como los tíos y que son descritos como personas en las que pueden depositar su confianza.

Cecrea es valorada también como una instancia extraescolar, puesto que al ser consultados respecto a si Cecrea era igual que el colegio, todos responden efusivamente de manera negativa: no, aquí es diferente, hacemos otras cosas y nos divertimos.

Se aprecian los vínculos que se generan al interior de Cecrea, donde a través de la participación en laboratorios, los niños, niñas y jóvenes desarrollan lazos de amistad o tienen una disposición a ser amigables. Las niñas más pequeñas destacan eso diciendo que es importante ser amistoso con el otro y que sería bueno cultivar la amistad, así como también la necesidad de invitar a más gente a la comunidad Cecrea.

En relación a sus inquietudes los niños, niñas y jóvenes señalaron que les interesaba hacer más trabajo con tecnologías: ser más futuristas señaló un niño, o hacer robots fueron otras de sus propuestas.

Una niña señaló la importancia de recuperar las tradiciones locales, y propuso que sería interesante para los niños, niñas y jóvenes de la comunidad hacer un laboratorio de comidas típicas de la zona, que permitieran rescatar el patrimonio local y valorar las costumbres que cada día se van perdiendo más.

Conclusiones

Los niños, niñas y jóvenes que asistieron a la Escucha Creativa de Temuco, se enfocaron en hablar de su experiencia en Cecrea y el tipo de actividades en las que les gustaría participar.

En primer lugar, fueron enfáticos en señalar que para ellos Cecrea es un segundo hogar y que las experiencias vividas en el centro son muy novedosas, entretenidas y de mucho aprendizaje.

Uno de los elementos que más rescatan son los valores que han aprendidos en las actividades: el compañerismo, y la posibilidad de relacionarse con otros niños, niñas y jóvenes de la ciudad, que no conocerían si no fuera por su vinculación a través de Cecrea.

Otro tema relevante para los participantes en relación a su experiencia en Cecrea, es que en este espacio logran salir de sus rutinas habituales, desarrollan su personalidad, y pueden trabajar desde la creatividad.

En relación a sus intereses para próximas actividades a desarrollar por Cecrea, proponen desarrollar laboratorios relacionados a tecnología y robótica, cocina, rescate de tradiciones y patrimonio.

Por último, destacaron la importancia de ser escuchados y considerados como sujetos válidos de opinión.

Desafío Cecrea

Como Cecrea Temuco, ¿qué haremos con esta información?

Cecrea se quiere hacer cargo de aquello que se levantó en la Escucha Creativa. A través de un proceso de validación y proyección de esta información, denominado “devolución” hemos considerado los diferentes temas, opiniones, anhelos y expectativas de niños y niñas y jóvenes para levantar una programación coherente con sus intereses.

Credits:

Cecrea

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.