¿MI HIJO NECESITA ACUDIR AL PSICÓLOGO? Signos y sintomas de problemas emocionales en la infancia y adolescencia

Cuando se habla de problemas infantiles, se debe tomar en cuenta que puede haber distintas causas que los provocan. Lo primero que debe observarse son los eventos externos, lo que ocurre en su familia cada vez que el niño o adolescente presenta conductas disfuncionales
El niño presenta problemas como reacción a los eventos del exterior.

A CONTINUACIÓN SE ENLISTARAN UNA SERIE DE SINTOMAS QUE SE PODRÍAN INTERPRETAR COMO UNA SEÑAL O INDACIÓN PARA UNA EVALUACIÓN PSICOLÓGICA.

De cero a dos años de edad

El desarrollo de un bebé, desde el nacimiento hasta el primer año de vida, asombra ante el aumento de la complejidad de la organización mental, emocional, psicológica desde el bebé de seis semanas que no hace la diferencia entre si mismo y su madre, hasta el estadio del ¨espejo¨ en el reconocimiento de si mismo a los 12 meses aproximadamente. Por lo tanto, las alteraciones de esta etapa de la vida, por ser primarias y esenciales, son altamente significativas.

1. RETARDO EN EL DESARROLLO: Si se observa que el desarrollo psicomotor no procede dentro de los parámetros esperados para la edad, por ejemplo, si no se sienta a tiempo, no camina a la edad esperada o presenta alteraciones en la marcha, eso debe alertar.

2. AGITACIÓN Y/O HIPERACTIVIDAD, O EL NIÑO NO ES RESPONSIVO. También preocupa si un niño entre el nacimiento y los dos años no puede permanecer tranquilo, ni descansar, ni relajarse y parece siempre agitado. Los niños tienen periodos de inquietud normal, sin embargo, es motivo de alerta cuando no estan en reposo, nunca duermen bien, presentan llanto excesivo de día y noche, no pueden comer o jugar tranquilos. Lo opuesto también es una señal de alarma, es decir, cuando un niño no responde a los estímulos adecuadamente, no son responsivos social o personalmente, no sonríen, no lloran, no juegan con sus manos.

3. ALIMENTACIÓN. Dificultad en la deglución, reflujo, vomitos frecuentes, diarrea, estreñimiento, distensión, rechazo a la alimentación

4. AFECCIONES RESPIRATORIAS. Rinitis, bronquitis, asma e infecciones recurrentes, entre otras. No es raro observar que muchos de estos sintomas empiezan a expresar reacciones psicosomáticas que se desarrollan con patrones de relación conflictiva.

5. LA PIEL. La piel es otro escenario donde aparecen señales de alarma, erupciones, dermatitis alérgicas, eczemas, hipersensibilidad al tacto o a los ruidos, hipersensibilidad al dolor etc. ¨El yo, decía Freud, es primero un yo coroporal¨.

6. PATRÓN DE SUEÑO. Los patrones de sueño inestables pueden revelar alguna alteración neurologica digna de tomarse en cuenta. Las observaciones de Fraiberg (1950) con respecto a las alteraciones del sueño en niños de dos años indican la presencia de un trauma psíquico.

DE DOS A CUATRO AÑOS DE EDAD

1. EXCESO DE GRATIFICACIÓN ORAL. Entre los dos y los cuatro años, un indicador común es cuando el niño rechaza abandonar el biberón, toma hasta tres y cuatro biberones por la noche, o lo porta consigo durante todo el día, aun cuando ya tiene edad para tomar en vaso o taza.

2. OPOSICIONISMO. Si el niño no acepta limites en su comportamiento sin rabietas o berrinches, debe tomarse en cuenta. Es cierto que en esta edad los niños tienden a ser obstinados y rechazan colaborar en diversas situaciones. Les disgustan los limites y desean hacer lo que les place, pero a pesar de estas tendencias, aceptan restricciones y controles de la madre. Es la oposición sistemática del niño lo que representa una señal de alerta.

3. ANSIEDAD DE SEPARACIÓN. Otro síntoma en esta etapa que llama la atención es la incapacidad del niño de perder de vista a su madre sin que entre en pánico. Durante esta fase el niño debe haber aprendido que la madre puede desaparecer sin que ello implique ansiedad excesiva, porque la representación mental de la madre le permite saber que va a aparecer de nuevo y tranquilizarse. La necesidad constante de estar tan unido a ella indica una falla o interferencia en su desarrollo en mayor o menor grado.

4. ANSIEDAD AL EXTRAÑO. Ocurre si el niño se pone muy ansioso o con pánico cuando otros adultos que no sean sus padres o parientes aparecen a su alrededor, es indicador de dificultad.

No se trata únicamente de que el niño sea timido, es mucho más serio, es en realidad miedo a cualquier persona.

5. RETRAIMIENTO O FALTA DE SOCIABILIDAD. Si el niño parece no tener interés en otros compañeros, sino solo en su madre y en permanecer en su casa, especial entre entre los tres y medio y cuatro años, se toma como indicador de que el desarrollo no esta procediendo normalmente.

6. CONTROL DE ESFÍNTERES. ENCOPRESIS, También el niño debe haber alcanzado el control de esfínteres vesical y anal. Se subdivide en continua, discontinua y retentiva. Se pueden presentar ocasionalmente episodios de incontinencia, aunque en términos generales, deben ser capaces de mantener el control diurno y nocturno.

De cuatro a seis años

1. FALLAS EN LA SOCIABILIDAD. Incapacidad del niño de trabajas con sus compañeros, riñe constantemente o se retrae de los demás. Es de alerta cuando esta conducta se presenta de forma constante.

En esta edad es comun que los niños peleen, que se replieguen por un tiempo, la alerta ocurre cuando esto se presenta de forma constante.

2. SADISMO. La mayoría de los niños son ocasionalmente crueles con los animales. Es necesario distinguir que se puede ser cruel sin intención, pero si a una edad determinada aun no entiende como se siente el animal y lo maltrata en forma repetitiva e intencionada, es indicio de que necesita ayuda.

3. FALTA DE CONTROLES. Ocurre en niños que son destructivos en forma abierta y frecuente.

4. TEMPER TRANTRUMS. Los berrinches sin provocaciones deben haber desaparecido a esta edad. En niños más pequeños las rabietas sin motivos son normales (2-3 años). Es señal de alarma cuando a esta edad siguen apareciendo.

Es cierto que todavía va a tener berrinches esporadicos, sin embargo, se puede identificar con facilidad la causa que los provoco, ademas no deben prolongarse tanto como cuando era más pequeño.

5. ANSIEDAD DE SEPARACIÓN. Si un niño de cuatro a seis años no quiere separarse de su madre, por ejemplo para ir a la escuela, es un indicador de disturbio.

Es normal si el niño llora los primeros dos días hasta una semana. Pero si continua llorando y se siente triste al desprenderse de la madre por la mañana en los siguientes 10 a 15 días y / o durante horas escolares, esto indica que la relacion con la madre es tan estrecha que interfiere con el desarrollo del niño y no esta listo para la separación cuando y a debería estarlo.

6. MIEDOS O FOBIAS. El miedo en si no alarma, pero cuando tiene miedos intensos a muchas cosas al mismo tiempo, restringe su vida social, entonces necesita ayuda.

7. CONTROL DE ESFÍNTERES. También entre los cuatro y seis años el niño es capaz de controlas los esfinteres diurnos y nocturnos en forma definitiva. Se solicita evaluación si se presenta en forma intermitente o continua.

8. DORMIR SOLO. El niño debe ser capaz de dormir solo sin llanto o ansiedad cuando sus familiares estén de viaje y este otra persona al cuidado del mismo. Si no ocurre así, se solicita una evaluación.

9. PESADILLAS. El caso de las pesadillas y sueños de monstruos son esperados a esta edad. Si esa es la única manifestación no hay razón para preocuparse, en cambio si aparecen sueños de monstruos, diversos miedos, se orina en la cama y tiene berrinches sin provocación, se hace evidente que merece explorarse.

10. MASTURBACIÓN. Durante esta etapa es normal que los niños empiecen a masturbarse y la mejor actitud es no amenazarlos, sino distraerlos o no prestarles atención, excepto si ocurre excesivamente o en publico empiece a repercutir socialmente.

De seis a ocho años de edad

1. FANTASÍAS CON REALIDAD. Si los niños estan absortos en fantasias y las toman como si fueran reales, esto indica un problema. A los seis o siete años, puede distinguir las fantasías del mundo real, tratarlas como tales e incluso gozar de ellas, quizá por saber que no son ciertas.

En otras palabras, si a esa edad tiene un compañero imaginario o un personaje creado por el mismo sabe que es inventado. Si ya han pasado los años mágicos, el niño debe empezar a reconocer que la magia existe como fantasia y no como realidad.

2. FOBIA ESCOLAR. Durante esta etapa puede aparecer un miedo intenso a la escuela. No es grave que no le guste ir a la escuela, pero si presenta como sintomas principales crisis de ansiedad por las mañanas, especialmente los lunes (primer día de clases), además de vomitos, dolor de cabeza sin causa aparente, taquicardia y otras alteraciones neurovegetativas, la escuela esta causando más ansiedad de lo normal y se tiene que explorar por qué.

3. ENURESIS Y SUCCIÓN DEL PULGAR. Si a esta edad el niño todavía moja la cama aunque sea esporádicamente y si continua succionando el pulgar indica que tiene alguna necesidad insatisfecha.

Los niños que chupan el pulgar tendran problemas para abandonar el habito, comienzan a suspenderlo cuando hay otra persona enfrente o están sentados a la mesa, haciendolo por la noche. Pero si no desean dejar de chupar el pulgar, ni cuando otros niños se burlan de ellos, indica que estan luchando con ansiedad o problemas que requieren evaluación.

4. MASTURBACIÓN. En esta edad, el niño ya debe haber aprendido que no es apropiado jugar o tocar sus genitales en público.

5. MIEDO INTENSO A LA MUERTE. El interés por la muerte en si mismo no es motivo de preocupación, pero si tiene miedos exagerados, si cree que al dormirse va a morir y si ocurre más de una vez o con frecuencia, entonces es evidente que el niño esta luchando con problemas internos, generalmente en relación con la hostilidad.

De ocho a once años de edad

1. PASIVIDAD Y AISLAMIENTO. Ocurre cuando el niño desea únicamente permanecer en casa sin desarrollar actividad alguna o solo mirar televisión y jugar videojuegos.

El niño se rehusa a salir del hogar o reunirse con amigos y no esta contento en la escuela, convirtiendose en un problema que merece atención.

2. MENTIRAS Y ROBOS.

3. ENCENDER FUEGO. Es grave, es cuando los niños juegan con fósforos o provocan incendios. Un interés excesivo y excitación en encender fosforos y provocar fuegos debe alertar al hecho de que algo no procede bien en el desarrollo psicológico.

DE 11 A 14 AÑOS

EN ESTA EDAD EMPIEZAN LA PUBERTAD Y LA ADOLESCENCIA Y ACONTECEN MUCHOS CAMBIOS. SON MÁS INTROSPECTIVOS, LOS CAMBIOS CORPORALES Y SEXUALES ACAPARAN SU ATENCIÓN, DESEAN ESTAR MÁS TIEMPO SOLOS Y SON MUY SENSIBLES A CUALQUIER CRITICA.

1. DIFICULTAD PARA RELACIONARSE. Un niño de once años que carece de amigos, que no se le ve con frecuencia con un grupo de compañeros, indica que no se ha desarrollado apropiadamente. También es normal que se interesen intensamente en otro amigo, pero la dedicación a un amigo en particular no debe ser exclusiva, al grado de no tolerar la presencia de un tercero o rechace cualquier participación grupal.

2. ANOREXIA O BULIMIA. Cuando el niño come en exceso indica algún problema o manifestación de ansiedad. Hay en consecuencia un aumento rápido de peso, como sucede, por ejemplo, en pacientes bulímicos. El extremo opuesto, es decir, adolescentes que pierden mucho peso es un indicador de problema que varía desde la depresión a la anorexia nerviosa.

3. ONICOFAGIA. Otro motivo de consulta es cuando en esta edad continúan mordiéndose las uñas en forma excesiva de manera que se vean lastimadas. La ansiedad en cualquier de sus manifestaciones debe ser tomada en cuenta.

4. REBELIÓN EXCESIVA Y DESCENSO DE RENDIMIENTO ESCOLAR. Si la rebelión es excesiva y constante, cuando parece que nunca puede descansar, que siempre tiene que llevar la contra, indica que esta teniendo más problemas de lo que es común. El fracaso escolar es un indicador sensible de que necesita ayuda y atención.

5. TRISTEZA O DEPRESIÓN. La falta de interés en la vida y una constante tristeza a esta edad no son normales. Es normal que en la adolescencia pasen por periodos que duran algunos días que incluyen tristeza, aburrimiento, pareciéndoles la vida nada atractiva y no tienen amigos. Si esto se prolonga más de una semana o son acompañadas por perdida del apetito, sueño y otros síntomas, se debe por lo menos estar alerta y considerar una evaluación.

6. RELACIONES INAPROPIADAS CON LA EDAD. Jugar con niños más pequeños esporádicamente es hasta saludable, pero jugar exclusivamente con ellos y sentirse incomodo con los de su edad es un indicador de que el adolescente tiene problemas para crecer.

De 14 a 17 años

1. FALTA DE DISCIPLINA.

2. RETRAIMIENTO CON FANTASÍA. Se pierden o se refugian en sus propios pensamientos, ideas y fantasías y aunque es normal, también puede ser una de las primeras indicaciones de problemas graves en adolescentes.

Por lo tanto, no debe transcurrir mucho tiempo sin atención, sobre todo si se retraen del contacto social y se sumergen en su mundo interno.

3. AISLAMIENTO. Si prefiere estar en su propia recámara, no salir, no hablar por teléfono o estar incomunicado indica dificultades en sociabilidad. Problemas en las relaciones interpersonales resultan muy dolorosas y la falta de aceptación y rechazo produce intensa ansiedad

4. HOMOSEXUALIDAD. La exploración homosexual esporádica no es rara y no es necesariamente algo serío. Por ello, no se deben tener reacciones exageradas si los jóvenes presentan un episodio de homosexualidad. Si el adolescente se siente cómodo con su homosexualidad no hay motivo para indicar psicoterapia. Solicitan ayuda por los prejuicios, rechazo social o dificultades familiares, en cuyo caso eso es lo pertinente que se debe tratar.

5. ABUSO DE DROGAS. El uso de estupefacientes en general o de drogas, incluyendo marihuana, es una señal de alarma.

6. PASIVIDAD. Los jóvenes que aun no pueden defender sus propios derechos y responden a sus conflictos con llanto, pasividad o sometimiento, indican que requieren ayuda, tanto en el circulo familiar y nuclear ya extendido y también con los amigos.

7. FALTA DE INTERÉS E INHIBICIONES

Se espera que entre los 14 y los 17 años desarrollen intereses intelectuales y culturales fuera de la casa y presten atención a algo más que la televisión, el cine y los juegos electronicos. El joven que no disfruta de bailes, teatro, conciertos, arte o deportes, muestra que sus intereses no se han ampliado en una forma normal y posiblemente sea producto de conflictos o problemas, por lo que necesita atención.

8. INTERÉS EXCLUSIVO EN LA ESCUELA. El joven que se interesa exclusivamente en la escuela y solo se dedica a ella, no tiene amigos y no sabe como emplear los momentos de recreo o de placer, preocupa tanto como el que esta fracasando en la escuela.

9. NECESIDAD DE APROBACIÓN CONSTANTE. Si necesita la aprobación de sus padres hasta para las decisiones más pequeñas, indica que no ha podido lograr la suficiente separación de ellos.

Lic. Psic. Mauricio josé sámano valdelamar.

Ced. Prof. 9432921

AGENDA TU CONSULTA, REALIZA UN CAMBIO EN TU VIDA.

Credits:

Created with images by chefranden - "Mad" • Daniel Arauz - "20150314_00284_Celebrating-Life" • miltonhuallpa95 - "bebe pail stop" • miltonhuallpa95 - "bebe happy girl" • mikel450 - "Oihan eta Edurne" • rahego - "Mirando por la ventana" • OmarMedinaFilms - "alegre toy child" • miltonhuallpa95 - "bebe girl happy" • miltonhuallpa95 - "bebe giraffe laughing" • JORGE RAVINES FOTOGRAFÍAS - "El campeón del gateo" • TaniaVdB - "baby tears small child" • Tammydz - "newborn sick baby" • < J > - "Child" • chefranden - "Girl" • Adriano Agulló - "de ilusión a obsesión" • fabiennefrancis - "teenager pretty sweet" • lindsayfox - "cigarette marlboro tobacco"

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.