Loading

Reporte Escucha Creativa Arica, julio de 2018

Escuchas Creativas Cecrea

El corazón de Cecrea está en su sistema de participación permanente, pues buscamos que el programa se desarrolle a partir de las visiones, inquietudes e intereses de sus protagonistas. Su metodología principal es la Escucha Creativa, metodología participativa, lúdica y creativa que busca promover una participación activa de los niños, niñas y jóvenes (NNJ), a través de estrategias de consulta que posibilitan una constante retroalimentación de información para la toma de decisiones en cada Cecrea.

Se realiza al finalizar o durante cada ciclo programático. Para ello se invita a los/as NNJ que han participado de los laboratorios en Cecrea para conocer su experiencia, además de proyectar la programación y la vida del Centro. La Escucha Creativa pone de manifiesto el derecho de NNJ a participar y ser escuchados.

Para esta Escucha propusimos un juego que nos invitaba a viajar por el tiempo e ir superando diversos desafíos: encontrar mapas, armar puzles, seguir pistas que nos llevaban a responder preguntas; todo para levantar opiniones, visiones y temáticas de interés para los/as NNJ de la región.

Objetivo de la Escucha

El objetivo de las Escuchas Creativas 2018 es posibilitar la construcción de relatos territoriales a partir de los intereses que movilizan a los niños, niñas y jóvenes; las problemáticas o necesidades que identifican de su territorio; las ideas creativas y proyectos que imaginan para contribuir a la solución de esos problemas; y/o las fortalezas y recursos que identifican, tanto en ellos/as mismos/as como en su territorio.

En la Escucha Creativa de Arica participaron 46 niños, niñas y jóvenes, de entre 7 y 19 años de edad. Además, 7 de los participantes pertenecían a pueblos originarios, mientras que 6 presentaban alguna situación de discapacidad.

¿Qué hicimos?

Para conocer en detalle la metodología utilizada en esta escucha, puedes descargar la planificación aquí.

Recepción

El día viernes 6 de julio de 2018 a las 16:30 hrs nos reunimos con un grupo de niños, niñas y jóvenes en la Plaza Grecia en Arica, aproximadamente a 100 metros de Cecrea. Se invitó a todos los participantes a ser parte de esta experiencia creativa. En este entorno y a modo de romper el hielo, los facilitadores invitaron a los participantes a formar un círculo, para que todos pudieran verse a las caras, presentarse y poder conocerse mejor.

Maestranza

Una vez terminadas las presentaciones, procedimos a iniciar las actividades. Se solicitó armar parejas, con o sin afinidad, invitándolos a conocerse entre sí, y luego con los demás participantes. Una vez que se armaron las parejas, éstas se dirigieron en busca de un globo para cada una, el cual debían inflar y atar al tobillo de uno de los integrantes de cada pareja. Para esto, el trabajo en equipo fue fundamental, ya que debían proteger su globo, tomados del brazo y reventar el globo de los demás.

Los niños, niñas y jóvenes se mostraron motivados y entusiasmados por competir y salvar su globo. Al terminar este primer juego, quedaron cuatro parejas con su globo intacto, los cuales recibieron aplausos de felicitaciones por parte del resto, para animar su buen resultado y luego pasamos al siguiente nivel.

Para esto, los participantes caminaron en dirección a la entrada principal de Cecrea e ingresaron manteniendo sus parejas. En el acceso principal se dispuso de un pasadizo con obstáculos de telas cruzadas. Este pasadizo resultó muy entretenido para todos, por las dificultades que había que sortear para poder ingresar a la máquina del tiempo y así realizar un viaje a diferentes épocas: Pasado, Presente y Futuro.

El Pasado

Para llegar al pasado tuvimos que dirigirnos a un subterráneo. El suelo estaba cubierto de papel kraft y había un pocillo con harina. Se invitó a los participantes a estampar su huella en el camino hacia la puerta de acceso. En esta sala había también una proyección gigante en la pared del fondo, con una imagen del desierto de Chile y música ambiental de sonidos de la naturaleza. La facilitadora nos dio la bienvenida y solicitó que todos formáramos un círculo y nos sentáramos en el suelo, de tal modo de que pudiéramos mirarnos de frente. Luego una niña leyó una frase: El pasado vive en todos nosotros. Esta frase nos dio la idea de un pasado con memoria y con historia.

Enseguida, la facilitadora nos solicitó que cerráramos los ojos y relató una historia de cazadores del desierto del norte de Chile. La historia tenía como protagonista a Akari, que era un niño que no realizaba nada típico de cazadores, él era diferente a los demás y no le gustaba hacer lo que los demás hacían, él quería cuidar a los animales y al mundo. Luego de presentar esta historia, se procedió a realizar preguntas abiertas a los participantes y reflexionar:

¿Qué diferencias hay entre Akari y los niños actuales?

Akari tenía más conciencia con los animales y que a los niños de ahora no les importa
Lo forzaban a realizar algo que no quería, y él seguía su corazón y no lo hacía. Los niños de ahora hacen lo que les dicen y no se preguntan por qué le hacen daño a los demás y no les importa, no reflexionan

Luego de esto, los niños, niñas y jóvenes fueron invitados a musicalizar esta historia con los instrumentos autóctonos, sacados de elementos de la naturaleza.

A continuación, se les hizo la siguiente pregunta: ¿Cómo podemos cambiar esto hoy, si antes la vida era más difícil?

No haciendo daño a los demás
Tomar conciencia

Luego de realizar la musicalización de la historia, terminamos nuestra visita al pasado, para viajar nuevamente, esta vez hacia el presente.

El Presente

Al llegar al presente, se invitó a los niños, niñas y jóvenes a que dibujaran un autorretrato rápido, en una hoja blanca. De inmediato varios participantes comentaron: no sé dibujarme; ¡qué difícil, no sé cómo soy!, y se quedaban pensando en sus características, por lo que demoraron gran parte del tiempo en pensar más que en dibujar. Una vez realizados los dibujos, se les pidió que los arrugaran y luego que lo lanzaran. Luego, entre todos recogieron diferentes autorretratos, y cada participante tuvo que descifrar quién era el personaje retratado.

La idea principal de esta estación consistió en utilizar los medios tecnológicos (Tv, celular), como medio de comunicación, para posteriormente generar reflexión sobre su utilización. A través de estos dispositivos existieron distintos desafíos grupales, como por ejemplo, el primer grupo tuvo que designar a un participante para que con ayuda de su teléfono celular sirviera de intermediario, ya que tuvo la misión de transmitir las instrucciones que enviaban los facilitadores vía WhatsApp. Mientras que para el grupo 2 y 3, el desafío consistió en inmortalizar un mensaje del presente a través de un video grabado con celular. El grupo 2 decidió, para la realización de su video, apoyarse a través de la confección de carteles individuales en donde plasmaron su sentir con respecto a la contingencia medioambiental regional. Mientras que el último grupo, decidió plantear las problemáticas que identificaron a su alrededor de una manera crítica y directa, haciendo un efusivo llamado a:

Conectarnos con el mundo, apagar nuestros celulares…
El Internet es una herramienta, el problema es como usamos esa herramienta para hacerle daño a nuestro planeta…
Del presente tenemos que… cambiar los objetos que compramos, porque quitando las bolsas no solucionamos nada, ya que compramos millones de cosas con plástico…

Una vez terminado este juego, se invitó a los niños, niñas y jóvenes a que tomaran un plumón y que anotaran lo que ellos consideraban que les gustaría llevarse del presente con ellos. Las frases fueron: alegría, paz, amor, cuidar la tierra, y principalmente, amistad. Los participantes se mostraron dispuestos y participativos en las distintas dinámicas propuestas.

Una vez finalizada esta etapa, nos introdujimos nuevamente a la máquina del tiempo, para viajar al futuro.

El Futuro

La sala que representaba el futuro estaba ambientada con iluminación suave y luces relacionadas que generaron un ambiente futurista. Al entrar a la sala vimos un gran desorden y basura en el lugar. Al llegar al futuro, los participantes tuvieron que ponerse una ropa especial, para poder salvarse de la contaminación. Luego se les solicitó sentarse en el suelo y mirar un video que se proyectó en la pared del fondo. El tema central del video fue mostrar el estado de la Tierra en ese futuro.

Entonces observamos un video que mostraba la destrucción de la tierra por parte del hombre. Sorprendidos ante lo visto, algunos participantes hicieron los siguientes comentarios:

Soy muy sensible con los animales.
No me gusta verlos sufrir.
Estamos destruyendo la Tierra.

Al terminar la proyección, el facilitador preguntó qué les había parecido el video; a lo que ellos/as respondieron: pena y dolor por los animales que están sufriendo. ¿Por qué pasa eso? Por la intervención de los humanos y estamos creando un mundo destructivo y hay solo una forma de cambiarlo, no contaminando y plantando árboles.

Se les preguntó qué estarían dispuestos a hacer para cambiar esto y plantearon frases como: ir a la playa con bolsas y recoger toda la basura que la gente no se lleva o no bota a la basura. ¿Y qué se les ocurre hacer en su futuro inmediato? Limpiar el entorno que está ambientado en destrucción y lleno de basura.

Después de ver el video, los niños, niñas y jóvenes hicieron una serie de acuerdos:

Trabajar para que la gente de Arica no bote más basura.
Comer con responsabilidad.
Pensar en los animales.
Botar la basura en la basura.

Todos estos mensajes fueron registrados en un video que hicieron los representantes de cada uno de los grupos que pasó por el futuro. Luego de filmar los videos, pasamos al sector en donde se debían dejar las bolsas de basura y realizar la desinfección. Se quitaron la ropa clínica y fueron despedidos por sus facilitadores.

Una vez finalizado el viaje por el tiempo, nos reunimos todos en una sala para hacer el cierre de la Escucha Creativa.

Consejo

Nos reunimos con todos los participantes en el segundo piso del recinto, la sala del futuro, y esperamos que llegaran el resto de los facilitadores para realizar el cierre de la Escucha y compartir las opiniones respecto de la experiencia vivida.

En esta etapa los niños se mostraban muy inquietos, un poco cansados, conversadores y con un poco de hambre, pero finalmente logramos reunirnos todos sentados en un círculo en el piso para realizar el cierre.

Una de las facilitadoras dio la palabra para que los niños, niñas y jóvenes comentaran sus experiencias en relación al Pasado. Se plantearon frases como:

Se pudo ver cómo eran las cosas más naturales y antes que existieran las cosas como las conocemos.
Antes eran más difíciles las cosas.

Los participantes manifestaron opiniones similares en relación a que, a medida que pasa el tiempo, el actuar del hombre se ve reflejado en el daño a la naturaleza y a los demás.

En cuanto al Presente, plantearon que no les gusta cómo están pasando las cosas, y la mala utilización de los recursos naturales. Piensan que se están convirtiendo en zombis, donde están pendientes del celular y no comparten con los demás. Por lo que consideran que es importante expresarse y escuchar a los demás, trascender con relatos de forma oral y tomarse el tiempo de escuchar a los demás y no sólo compartir por el celular lo que está de moda.

Respecto al Futuro, rescataron que todo podría cambiar si todos ayudaran a cuidar el planeta y a no contaminar de forma industrial y personal. Piensan que la actual iniciativa respecto al fomento de uso de bolsas reutilizables es una buena medida y un punto de inicio para avanzar a un futuro mejor. También expresaron que consideran importante poner más atención a los sentimientos de los demás y no hacer daño a otras personas y a los animales, ya que ellos también sufren.

El ambiente, luego de esta experiencia, era de reflexión y toma de conciencia en relación a cuidado del medio ambiente y el respecto por los demás.

Lo que escuchamos y observamos

En la Escucha Creativa realizada en Arica, se levantaron las inquietudes e intereses de los niños, niñas y jóvenes asistentes al Cecrea. Ellos/as manifestaron sus gustos e intereses por medio de actividades lúdicas que los hicieron viajar por el tiempo, recordando y proponiendo temas.

En términos generales, los participantes disfrutaron mucho de la actividad, pues trabajaron el viaje en el tiempo, donde en cada estación (Pasado, Presente, Futuro) pudieron visualizar simbólicamente cada uno de los elementos y situaciones. Se evidenció un fortalecimiento del trabajo en equipo, a través de actitudes como: escuchar al otro, escuchar las instrucciones, respetar las opiniones de los compañeros. La actividad fue dirigida a analizar cómo somos ahora y cómo eso puede afectarnos en el futuro.

En el caso del Pasado, no se alcanzó a ejecutar todo lo que se pedía. Por ejemplo, no se dialogó con los participantes sobre qué sentido tenía para cada uno la historia del cuento, qué impresión tenían del pasado, ni hacer una reflexión final dentro de esa estación.

Las principales ideas e inquietudes que los participantes pudieron expresar, estuvieron relacionadas al medio ambiente, el uso de las tecnologías, el bullying o acoso escolar y la forma que han tomado las relaciones sociales hoy en día.

La temática medioambiental fue a la que se le dio más relevancia a lo largo de la Escucha Creativa, uno de los participantes señaló:

Por la intervención de los humanos estamos creando un mundo destructivo y hay solo una forma de cambiarlo, no contaminando y plantando árboles.

Se diagnosticaron dos principales problemas relativos al medio ambiente: que las personas tiran la basura a la calle y que el consumo de plástico ha generado mucha contaminación:

Ya se ha formado un consumo del plástico, pueden sacar las bolsas, pero los envases y todo está hecho de plástico.

Los niños, niñas y jóvenes plantearon soluciones para generar menos contaminación: en primer lugar, disminuir el consumo de plástico y adicionalmente reciclar el plástico usado.

Se profundizó en la búsqueda de propuestas para colaborar y vivir en un mundo más limpio. Algunas de las ideas expresadas por los/as participantes fueron:

Plantar árboles, poner la basura en su lugar.
Tenemos que ponernos a reciclar para que no lleguemos a un futuro tan feo.

De forma más concreta, unos participantes señalaron que para tener un entorno más limpio, ellos mismos podrían hacer una campaña de limpieza en la playa del sector:

Podríamos ir a la playa con bolsas y recoger toda la basura que la gente no se lleva o no bota a la basura.

Se debatió respecto al mal uso de las tecnologías y a cómo hoy en día se usan mucho las redes sociales para aparentar. En respuesta a lo anterior, los/as participantes expresaron que hace falta mirarse a las caras y comunicarse más:

Escuchar a los otros.
Nos falta compartir.
Nos hace falta escucharnos.

Señalaron que la falta de desconexión con los otros, producto del uso excesivo las tecnologías, convierte a la sociedad en una más violenta y desapegada, generando separación entre las personas y malos tratos: nos vemos como máquinas; nos hacemos bullying, nos humillamos entre sí, comentaron.

En relación a lo anterior, aludieron al nivel de sociabilidad del pasado, señalando que cuando no había tecnología, se sociabilizaba más y de manera más cercana: en el pasado compartíamos más.

Adicionalmente, se profundizó en la temática del bullying o acoso escolar, y de cómo a través del celular se vuelve sencillo dañar a otros a través de las redes sociales:

Somos prisioneros del celular.

Frente a esta situación, señalaron que es necesario saber darle buenos usos a Internet. Estos buenos usos tienen que ver con tener conductas que no sean violentas, y usos más honestos de las redes sociales, ya que muchas veces en redes sociales se finge aparentar lo que no es, expresaron.

Conclusiones

La forma de relacionarse entre niños, niñas y jóvenes de diferentes edades, características y pensamientos, demostró un alto grado de respeto al compartir el conjunto de actividades de la Escucha Creativa de Arica. Se pudo evidenciar una empatía directa entre los facilitadores y todo el equipo de trabajo de Cecrea con cada uno de los/as participantes.

Los niños, niñas y jóvenes de Arica visualizan riesgos en el uso de Internet en términos de que socava las relaciones sociales, y genera personas más violentas. Esto no tiene que ver con un problema de Internet en sí mismo, sino con un tipo de uso que no es positivo ni beneficioso.

En ese sentido se podrían propiciar instancias para fomentar el buen uso de las tecnologías y las redes sociales disponibles. Educar en el buen trato, no solo presencial, sino también a partir de las redes sociales, y generar instancias para sacar provecho de los beneficios del uso de las tecnologías y relevar los riesgos que éstas pueden traer.

En relación a el cuidado del medio ambiente, los/as participantes hacen un diagnóstico pesimista en relación a el rol del ser humano en la contaminación del mundo. Sin embargo, ellos se ven a sí mismos como personas que pueden ser activas en mejorar esta situación, generando un impacto positivo en la limpieza de su territorio, tomando medidas concretas que tiene que ver con: actividades de limpieza, mayor información para contaminar menos y conocer nuevas fuentes de energías para no agotar recursos naturales.

Desafío Cecrea

Como Cecrea Arica, ¿qué haremos con esta información?

Comprendemos que existen 3 problemáticas principales identificadas por los NNJ durante la escucha creativa, la problemática de la basura, la contaminación mundial, y el mal uso de la tecnología.

La problemática de la basura, el uso que damos a los materiales inorgánicos, y qué hacemos con ellos cuando son desechados, sumado a las ansias de investigar nuevas y mejores maneras de hacer las cosas. Poder dar respuesta a cuestionamientos esenciales para generar un cambio de pensamiento o paradigma, con respecto a la responsabilidad individual en la contaminación mundial son las motivaciones que guían este primer eje de trabajo, y para poder trabajar en torno a ese eje se propone en primer término potenciar el componente de Ciencias: la investigación práctica científica infantil, creación de productos y reacciones químicas, articulando además conocimientos y técnicas con sustentabilidad y artes en la creación de micro huertos sustentables.

En las diferentes expresiones artísticas se utilizarán los elementos desechables potenciando su expresión para los diferentes sentidos, permitiendo tanto elaborar productos físicos como robots, juguetes y esculturas, como elementos auditivos (instrumentos o efectos sonoros) u otras formas de expresión que pudiesen generar para los sentidos.

Además durante nuestro último ciclo programático, profundizaremos de manera experiencial el cómo nos afecta la contaminación en nuestro entorno. Nos preguntaremos ¿cómo está afectando la contaminación a la comunidad ariqueña?, ¿qué tipo de desperdicios identificamos en nuestro entorno local?.

En segundo término se reconoce el mal uso de las tecnologías, la pérdida de la vida social ocasionada por las redes sociales al alejarnos de la vida social y de las relaciones interpersonales, reemplazando a los juguetes por teclados, que termina distorsionando la idea de vida social y de la realidad, afectando el desarrollo de los NNJ desde diferentes perspectivas, es por esto que vemos la necesidad de socializar estos temas a través de los procesos creativos del siguiente ciclo. Además existe la preocupación del uso de las redes sociales para el ciber bullying, trolleo y prácticas poco sanas que también serán enfatizadas en las conversaciones o procesos relacionados con estas herramientas tecnológicas y la responsabilidad que conlleva su uso.

Frente a esto generaremos cuestionamientos como ¿qué podemos hacer para construir relaciones no-violentas entre pares? ¿Dónde están los límites entre bromear y hacer bullying? ¿Cómo utilizar las redes para promover una convivencia sana y los derechos de los NNJ? A partir de estas reflexiones, llegaremos a las diferentes experiencias creativas.

Por otra parte, se pretende denotar una preocupación por generar instancias de “redes” o relaciones sociales que muevan a los NNJ y a la comunidad Cecrea a convivir en espacios públicos, a través de actividades y experiencias que irradien el trabajo teórico y práctico desarrollado durante los ciclos programáticos a través de “trueques” o ferias de intercambios. Idea relacionada no sólo desde la costumbre comercial de las ferias actuales en toda la ciudad, o la tradición de una actividad económica milenaria en la zona, sino también con el sentido de que intercambiar cosas que ya no utilizamos es como dejar de botar un desperdicio, generando conciencia ambiental, y educando las tradiciones, como la economía social, desde el hacer, conversar, conocerse, negociar y acordar. Generando instancias de intercambio social, visibilización y sociabilización de los procesos creativos con la comunidad, tomando como valor central la importancia de los NNJ dentro de la comunidad, el valor de sus opiniones, anhelos, perspectivas y necesidades dentro de una sociedad que tiende a invisibilizarlos.

En resumen, la incorporación de ciencias, una programación con una mayor convergencia entre las diferentes disciplinas y componentes, que trabajen de manera transversal tanto la problemática de la basura y el uso de los materiales reutilizados, el fomento de un buen uso de las herramientas tecnológicas, y la potenciación de las redes sociales (reales) de la comunidad Cecrea, son los tres pilares fundamentales sobre la cual se generará la estrategia de planificación del próximo ciclo creativo del programa Cecrea en la región de Arica y Parinacota.

Credits:

Cecrea

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.