La Perete [VOMITO CEREBRAL]

Mi historia

Nací en la ciudad de las quesadillas sin queso, crecí con un TDH que me hizo independiente y al pendiente de mi psique a niveles tan profundos que sigo buscándole fondos, tuve una niñez feliz, una pubertad chingona, de esas que muchos desean olvidar, estudie Diseño y Comunicación Visual, pero con la intención de conocer la mercadotecnia en algún momento, me especialicé en fotografía por congelar lo que mis ojos posiblemente no volverían a ver y me entrometí en la fotografía forense por mera ignorancia y después de eso la deje por 4 años, continúe mi vida labora dedicada al 100% por en la industria que todo lo vende; la mercadotecnia, me di cuenta que los 30 son el bache donde muchos deseamos regresar a la niñez, y descubrí que escribir me obsequiaba una paz mental nunca antes conocida; también me especializo en encontrar el equilibrio entre las 7 leyes del hermetismo y el punto máximo de vibración en un ser humano porque creo que la espiritualidad de una persona definirá el destino de su siguiente vida.

Fotografía de una Libélula con lentillas de acercamiento. "Y me detuve en la inmensidad de una ciudad con caos"
La Fotografía a mi perspectiva

Esta es mi definición de la foto a mi modo de sentirla y vibrarla.

La fotografía es ese momento justo en los que tus ojos se enamoraron de lo primero que miraron, ese instante en el detienes el tiempo en un paisaje, una mirada, un árbol, una situación, cualquier cosa es fotografiable y el motivo será conservarlo para que el día que lo recuerdes puedas mirarlo como en el mismo instante. Soy fotógrafa de profesión no tengo especialidad pero si tengo un motivo que fotografiar cada día, cada tarde, cada noche, es mirar que el cielo se viste de azul, blanco, negro, morados, rojos y naranjas su único maquillaje es el Sol o la Luna y el temperamento de las nubes le da una mejor vista, no hay más, basta detenernos cinco segundos al día y mirar al cielo, el sin egoísmo nos regala algo que jamás volverás a ver, ninguno es igual, quizá tienen semejanzas pero ni una forma, ni un color son iguales. Podría dedicarme a esta una de mis tres profesiones pero lo hago por hobby porque es algo de lo que no necesito una remuneración para valorarla; hace cinco años tomé un diplomado de fotografía forense, un giro total a mi vocación y mi manera de ver la vida, como ciencia es espectacular, como profesión quizá lo sea pero lo mio no es fotografiar los rojos líquidos que nos regalan las malas circunstancias de la vida, ni el ultraje de una sociedad que cada día ve los valores como un fósil en un museo, dejé la foto cuatro años a causa de eso pero me quede con los rojos que el cielo me regala, esos si los disfruto. Cada fotógrafo tiene algo favorito que plasmar y mostrarles, cada uno se especializa en algo y yo solo digo que mi especialidad es el momento en que mi mirada no tiene remedio más que clavarse en mi objetivo.

La fotografía es ese segundo donde congelas el tiempo y lo guardas para siempre.

ARQUITECTURA en MÉXICO

El pulidor de diamantes

— Y, ¿Te vas del infierno? ¿Así? ¿Sin avisar?

Tampoco avise cuando entré...

— Pero lo hice tu casa, tu espacio, tu felicidad.

No te confundas, el olvidarte de los caminos, las metas y las ilusiones por un placebo como este, no lo hace mi casa, solo lo hace un maestro en mi historia, un maestro que pega duró y si te enamora demasiado, no solo romperá tu corazón, conocerás la soledad y no es esa donde no hay personas; la soledad del alma, la que olvida quien eres y para que estas aquí.

— ¡Eres de los que regresa!

Así es, siempre regreso pero a dar las gracias por lo aprendido, bueno o malo, ahora es momento de hacer las pases con el poderoso y cumplir mi misión. Le huí mucho tiempo porque lo culpe de mis desdichas pero ya me canse de esconderme y ponerme mascaras de perdición para dar miedo e inventarme seguridad por querer despistar.

— Ese cabrón no se cansa de robarme los clientes pero lo que uds no saben, es que él todo lo hizo tan perfecto que para que tú salieras de aquí, el experto en pulir diamantes, soy yo y nadie dijo que fuera divertido, la anestesia dura el tiempo que necesitas para soportar el dolor que viene al despertar y querer salir de aquí; la gran mayoría se regresa por más porque no comprenden que soportar el dolor sea cual sea, te hace más fuerte de alma y aprendes a distinguir la verdadera felicidad de los espejismos que la simulan.

31 el 31

Nunca vamos a saber para que estamos aquí, hasta dar nuestro último suspiro y lo único que tengo claro a mis 30 años visperas de 31 es que tengo que disfrutar cada segundo con sus tristezas, alegrias, despedidas, bienvenidas y verguenzas; no entenderíamos cada contraste sin conocer el opuesto y hasta esos se disfrutan. Observo como se preocupan por cada arruga, cada cana, cada logro no conseguido, cada objeto no obtenido y los logros que si han tenido, lo que si tienen, pierden su valor en esos segundos que añoran lo que quiza nunca llegará.

Este año solo tengo un deseó y es que la gente que amo, la que aprecio y la que siempre esta, este bien por ahí no importa si del otro lado del mundo pero con el corazón latiendo y con un buen deseo lejano para mi. “Lo importante es que tenemos salud” ese dicho tan mal usado y tan usado que encierra el secreto de continuar aquí, la salud no solo es fisica, tambien mental pero estamos tan preocupados por curar con medicamentos, que nos olvidamos de curar lo que enferma al cuerpo, hay quienes aún ni siquiera son conscientes de esto, culpan al exterior, a los virus, a la chingada y la enfermedad más grande es la puta idea, eso que piensas y lográ existir, la emoción que frustramos somatizada en nuestro organismo, pero tampoco vengo a escribirles que los mantiene enfermos vengo a escribirles que los mantendrá sanos: una sonrisa para cada tristeza, para cada enojo, las putas ganas de vivir con locura cada minuto, hoy ya no espero nada de nadie, ni deseo algo material, he metido las necesidades basicas en una maleta de equipaje y las mande de viaje, hoy despierto cada día sin la intención de juzgar a nada ni a nadie, mis certezas son 2 existo y siento, lo demás es inestable, la seguridad ya no es cuestión mia porque se que nada es para siempre y los nunca son utopias, regalaría mis sueños para los que duermen con preocupaciones y regalaría mi felicidad para los que les frustra el no encontrarla.

Agradezco a la vida por este cuerpo que como buen traje me dio la oportunidad de ser vista y conocida por muchos, gracias por los días de correr, subirme a una bicicleta, patinar, brincar, sentir la lluvia en la cara. doy gracias por una voz que fue escuchada para hacerla de a pedo, cantar y reír, por esta mente un poco disocial, distraida, dispersa pero que cada día tiene más conciencia de lo que no es físico y si de lo que siente.

31 es un numero dual, impar pero sumado se vuelve par.

Por 31 veces en esta vida lo esperaré de nuevo feliz pero con más gratitud que expectativa y sí, con los tacones al cielo.

PROXIMAMENTE…

¡HBD PERETE!

El segundo cardiaco más importante del presente y tu pasado.

A veces tenemos momentos en la vida en los que uno valora todo lo vivido por aquellos segundos que sacan tu mejor sonrisa, cambian el ritmo de tu corazón y crees que eres invencible; puedes enumerar uno a uno desde que tienes memoria, siendo niño quizá todos los días a cada momento la sonrisa se hacía más grande y presente, porque no esperabas tantas cosas materiales, todo era nuevo, que me dicen de despertarse lo más temprano posible porque venía Santa o los reyes magos, ese segundo en el que ves el juguete que pediste y crees en la magia, ese segundo en el que abrir un huevitos kinder o mcdonalds se llevaban nuestra felicidad entera y realmente era una sorpresa ver el regalo que nos salía, cada día del niño, cada caricatura era una sonrisa, esperar nuestro domingo para comprar dulces a escondidas eran de esas cosas chingonas, en algún momento todos esperamos con ansias ver la catafixia con Chabelo y que nos llevaran a verlo en vivo, salir a jugar con tus amigos después de comer para tocar puertas y echarte a correr, gritar por todo y por nada, nos valía la vida entera aunque fueran 8 años apenas.

Ese momento mágico donde entran a la secundaría, saber que ya no tendremos recreo y conoceremos la química, física y biología donde usaremos una bata inútil porque en realidad jamás usamos nada peligroso, nuestro primer amor; ahora ya lo conocen en el kinder pero en nuestra época era distinto, ni sabíamos que era eso. La sonrisa gigante nos delata al presumir que ya éramos unos adolescentes porque pinches pubertos insoportables eran demasiadas palabras, nunca olvidaremos esa sonrisa enorme cuando el niño más guapo, deportista e inteligente de la escuela te miraba sin querer porque pasaste a propósito a lado de las canchas de tercero y saliste corriendo de la emoción, esa sonrisa va acompañada de un galope agitado de 300 caballos en tu corazón, nada comparado cuando a los 13 te dan tu primer beso y crees que eso es lo mejor que te ha pasado en la vida, horrenda nostalgia esa primera cartita donde te escribieron "me gustas" y un "anónimo" al final, pero descubres quien es al percibir las miradas nerviosas del otro lado del patio o del salón, creo que todos tenemos a ese mejor amigo que conociste a los 12 y hoy no solo es un amigo, es tu hermano aquel con quien ya no puedes contabilizar las millones de sonrisas inolvidables a lado de él y ciertamente son puras pendejadas, no seguiré enumerando etapas en la vida ni la edad porque mi idea principal no es escribir a que edad pasa cada una de esas pendejadas maravillosas, mi intención es decirte que el dinero no te ha sacado los mejores segundos de tu vida, esos la vida te los ha regalado sin que pagues un peso, ¿cuánto te cuesta esa sonrisa que te roba un piropo no esperado, ese encuentro inesperado de un conocido por la calle, cuando un desconocido te regala una sonrisa o una palabra amable de la nada, a veces tan solo el olor de la tierra mojada después de la lluvia, los días nublados o calurosos, el brincar un charco y salpicarte todo, pararte a media calle y alzar la cara para recibir la lluvia en tu cara, esa primera gotita donde abres la boca para saborearla y sí, una sonrisa antes de seguir tu camino, ese segundo en el que miras el reloj y sabes que en el siguiente llegará quien has estado esperando, ese momento en el que tu equipo favorito mete un gol, encesta, hace un home run, un touch down o gana el partido, es solo un segundo para que nuestro corazón estalle y saber que hasta ese momento agradecemos un respiro más por estar aquí. Hablemos de las sonrisas que nos saca un sabor, yo me volví alérgica al chocolate pero todos sabemos que el chocolate sabe al amor mismo, lo pruebas te enamoras, te empalagas y a la verga, jajajajajaja, bueno no, eso ya es otra estupidez maravillosa que no conozco aún en todo el esplendor de la palabra; ese momento en que morimos de calor y una paleta de limón se convierte en un día mágico; el solo sentir el hielo y limón en tu boca, un postre, una hamburguesa, un tamal, un chile en nogada, el mole, un guacamole, los tacos de pastor, suadero, barbacoa, carnitas, tripas, tocino... Jajajaja no importa ese primer segundo de sabor siempre agita el corazón y la sonrisa no se dejó esperar, quizá lean esto y digan todas esas circunstancias valieron una moneda poderlas disfrutar pero lo que vale es la sorpresa de no saber qué reacción te hará tener... ese segundo no tiene un valor monetario; vamos con el oído esa voz que te hace estremecer, ese momento que no esperas oír, tu canción favorita en un lugar inesperado o mejor aún conóces una nueva y te hizo sonreír, escuchar ese primer te quiero o te amo de la nada, ese segundo en el antro donde no piden tu identificación oficial y te dijeron pasa pero tu sabes que ya pasas de los 30, para mi hay música que cambió mi vida y mis instantes; no me pongan a Elvis, Pulp, The Beach Boys o Greenday porque algo pasa en mi corazón que mi sonrisa se hace más grande. Yo miro al cielo y por un segundo todo me cambia, sin importar la circunstancia las nubes me llevan, las nubes son mi yo, nubladas, esponjosas, aborregadas, corriendo, tapando al sol, huyendo, esa soy yo.

No sé lo que es tener un hijo, pero se lo que es tener papás y ese segundo donde te creíste perdido de niño y tu mamá dice tu nombre detrás de ti, te sabe a Dios mismo, para los que tienen hijos debe ser al contrario perdieron a su morro en el super y escuchar un mamá les devuelve la vida supongo, ganarte un premio de la nada, puta madre podría escribir un libro entero describiendo situaciones y acontecimientos tan simples pero tan valiosos, ¿recuerdan el primer trago de sidra, de ron, tequila, pulque, tepache, una chela o cualquier bebida con etil?, no importa, esa sonrisa de maldad se hace presente, donde todo tiene sentido y decimos valió la pena esperar porque te sentiste mayor, esa mirada que le robaste al guapo o guapa de la calle sin haberte esmerado en un arreglo.

Todo es en un segundo para cambiar el ritmo cardíaco y provocarte contracciones ventriculares en el lado izquierdo de tu pecho, todos hemos pasado por ese segundo de milagro donde una tragedia no se nos presentó, donde das un paso al precipicio y sales ileso, donde declaras tu amor y eres correspondido, un sí hace que la vida dure una eternidad en ese momento, una prueba de embarazo negativa a los 17, 23, 27, 30 no importa si no lo esperas eso es un segundo de felicidad, un 6 en la materia más difícil del año, un segundo en el que abres el refri y quedó una cerveza abandonada, un billete perdido en una chamarra que hacía meses que no usabas, el segundo en el que perdiste el celular y lo traes en la mano o en una bolsa escondido, una sonrisa hace el cambio de sentido al momento y vale la pena darnos en la madre, tropezar, romperte el corazón, pararte de madrugada, tener insomnios, un familiar enfermo, un fallecimiento, todo lo malo vale la pena pasarlo porque en algún segundo próximo el latido se acelerará y tus labios se abriran mostrando toda tu dentadura y no en el dentista, será por la vida misma. Lo vale, tengo la certeza que en los segundos futuros algo me hará sonreír estúpidamente.

Buda dice "nada es un accidente, todo pasa porque así tenía que ser", entonces disfrutemos el segundo presente y si la muerte viene hacia acá, sorprendámosla con una sonrisa porque nos hará el favor de encaminarnos a la libertad del alma y el abandono de esta jaula que es un cuerpo que nos fue prestado, no importa como lo utilizaste, importa como lo disfrutaste.

Yo no necesito motivos para sonreír ya que quien me conoce sabe que las sonrisas, ¿esas? Si me salen del corazón estando triste o feliz.

Lagunas de Chacagua, Oaxaca Mexico
Lagunas de Chacagua
Mi cielo, mi perspectiva...

SIN AVISO/29 de febrero

Llegue lunes 26 de febrero de 2012, 8:00 PM a casa y recibi un inbox en fb "Israel tuvo un accidente y esta grave en el hospital "X" de la Roma, Perete comunicate conmigo" todo en vida cambio en ese momento, fue un girar de la perilla.

Israel es una de las personas que aprendí a admirar quizá muy tarde, rockero, músico por vocación desde los nueve años, libre sin miedo a los tropiezos y barrancos de la vida, porque nada importa cuando la música la creas con tus propias manos, cuando haces de la vida una fuga de Sebastian Bach. Lo conocí en la preparatoria; un huevonazo con sueños de ser Rokstart, nada le preocupaba, más que saber que su primer Les Paul tuviera las cuerdas afinadas, tocaba piano, batería, saxofón y bajo. Realmente solo nos pasábamos las tareas de comunicación y filosofía, pero si algo hay que agradecer a la tecnología son las redes sociales como ICQ, luego messenger ese nuestro único hilo para darle continuidad a una relación en épocas de internet, ahí nos seguimos comunicando hasta que en 2011, puse un estado que decía "Que triste, todos dicen que soy, que siempre estoy hablando de ti…" Duró un año mas o menos, lo se, que pinche original pero tenía el corazón roto de esperar lo que no era para mi, el comenzó a escribirme casi todos los días empezando con "quita ese estado y pon que ya sonríes porque te enamoraste de un pinche guapo como yo" peor el principal pretexto, es que el necesitaba un libro de diseño que por casualidad, más bien causalidad tenía en mi poder, según el joven había regresado a la escuela y la verdad para mi era un vago sin gusto a esta pero teníamos un mundo de música en común, yo como fan cualquiera y él como adorador de músicos y bandas con buenas notas.

Ser mejores amigos y ser algo más, está en una delgada linea que si te quedas en medio algo te va a sorprender, era un mujeriego como cualquier músico que se para a tocar en un bar con cincuenta escuinclas con las hormonas más locas que ellas, su sueño seguía siendo ser Rockstar y el mío? En realidad tengo tantos sueños que a él lo deje ir entre ellos y me convertí en la muchacha triste que lo hacía reír y él a mi, comenzamos a salir de vez en cuando, no era mi novio pero el decía que si, yo quien soy para prohibir que me demuestren su amor. En realidad yo no estaba interesada en él pero me hacía reír y ademas tenia el tiempo del mundo para acosarme por horas en internet, yo era esclava de una agencia de publicidad, así que encajaban mis tiempos. Podría describir mil anécdotas pero no hay porque saberlas todas, y bueno un buen día quite mi estado del messenger y le puse la Hibrida triste que te hace reír, "Hibrida" soy yo, a su manera de verme, según él mi personalidad es tan contradictoria que cualquiera entendería que soy un híbrido sin forma, ni descripción, que tiene gusto por la banda y tararea las de Metallica, que habla de la vida sucia como si la muerte fuera más importante que vivirla . La verdad ha sido mi pretendiente más chingón, él juraba que sería su esposa y la mamá de "3 bestias estúpidas" como él; nunca le importaban mis negativas, ni mis rechazos, ni que me encabronára por su necedad, tenia la seguridad de que mañana, en un mes, en cinco o veinte años yo, sería su esposa, obviamente después de cuarenta veces al mes oír eso se vuelve un fastidio. Era un hombre, obsesivo y además celoso, rompe quijadas, no sé, poco a poco se convirtió en lo que si la escuela lograba su cometido, podría ser un candidato a novio ideal. Me pedía ser su novia, mientras yo lo mandaba a estudiar porque nuestros hijos no iban a vivir de un rockero, borracho con cuarenta años y yo trabajando como negra porque me case con el guapo que tocaba la lira más endemoniadamente delirante en este mundo, pero era tan asfixiante a mi manera de ver la vida, que lo mandaba a volar y así fue hasta el último día que lo vi, me enoje una semana antes y llego por mi a la oficina un 15 de febrero, me esperaba abajo y cuando lo vi, con los huevos del mundo solo dijo, "¿Estas enojada? Porque yo no y tengo un chingo de hambre, acompáñame a comer" Carajo siempre hacia lo mismo y me gustaba que fuera así de seguro, solito arreglaba sus dramas y para mi estaba bien, no lidiaba con eso, pero como era su costumbre insistió una vez más en que no le importaban mis rechazos, Israel ya tenia claro quien era la mujer de su vida y le dije que me daba mucha flojera su caso y para eso no lo iba a estar viendo comer y termino corriendome diciendo: "no tengo ganas de ver tu cara de perro oliendo caca, te veo el día de nuestra boda, ahora déjame comer agusto" jajajajajaja IMBÉCIL dije entre mi y me largue; 16 de febrero él cumplía 30 años merecía su felicitación y no lo hice porque si algo me pesa es el orgullo.

25 de febrero, una de las lluvias más fuertes en esa temporada lo volcaron en una curva en la carretera de Cuernavaca, sin una gota de alcohol y la seguridad de que el cada día lo vivió como si fuera el último, su mejor amigo y la ladilla más asquerosa del universo me dio la noticia ese lunes por la noche, me paralice y no conteste el mensaje, 10 años atrás tuve la misma sensación al enterarme que un amigo muy querido se había matado en un accidente automovilístico lo cual había bloqueado por la edad, por inmadura yo que sé. Le marque el martes a primera hora para saber que pasaba y me dijo su amigo, – Mija el cabrón esta muy mal, no podemos verlo y no podemos ir porque nadie tiene acceso a entrar— tuvo fractura de cráneo con dos coágulos innoperables que lo mantenían en coma y en terapia intensiva, dos visitas de cinco minutos al día solo para sus papás; esperaban que los coágulos se disolvieran con medicamentos para poder operar pero no fue así, solo se movieron, el jueves a las 2:30 pm colapsaron uno contra el otro. Me marca su amigo para que fuera al hospital para ver que pasaba porque el iba a Querétaro a trabajar y llegaría más tarde. Salí de la oficina sin avisar y llegando la primer persona que me encuentro es una prima de Isra, que solo vi una vez en la vida, me detiene y me dice, – no pudieron hacer nada – me abrazo con uno de los peores llantos que he escuchado en mi vida, pasan quizá dos minutos que yo sentí como diez sin poder decir nada, asenté con la cabeza y di la vuelta hacia a mi casa, no sabía que hacer, llorar, contarle a alguien. Es como en las pesadillas, ves caer ruinas tras de ti y tratas de correr lo más rápido posible sin que los escombros te alcancen, puta angustia le digo yo.

¿Como le digo a su amigo? No contesta el cel, lo trae apagado, no se que decir en esos casos y menos cuando el luto también es propio, platico en mi casa lo sucedido, reventé cual mandarina que cayo de 4 metros y recibo un mensaje a las 11:22 de la noche, – Isra se fue, mañana te veo en Gayoso de Sullivan a las 9:30, fuiste lo mejor que le paso en la vida.– el termino avisándome a mi, puta cobarde.

Sabemos que pasa en los velorios, ¿no? pues de este jure no pararme en ningun otro pero uno no puede ponerle muros a los miedos porque tarde o temprano estas arriba del muro y algo te va tirar sobre el peor que tengas. Me dijeron lo que me negué a creer durante siete meses, su papá me tomo del brazo, – Tú eres la híbrida rejega, me abrazo y dijo le diste un motivo para estudiar, si sabes que odiaba la escuela ¿verdad? y sonrió con esa tristeza profunda que solo la distingue quien sabe del dolor, le diste un motivo para enamorarse por primera vez, él fue la persona más feliz en su mundo después de que llegaste a su vida; él se fue teniendo todo lo que necesita, TODO – Me abrazo y dijo gracias. Todas las palabras de esa mañana dirigidas a mi, fueron así y yo estúpidamente en ese momento me doy cuenta lo importante que fui para alguien, que pinche tarde ¿no? que pinches maneras de darte cuenta que eras algo especial, por meses tuve cargos de conciencia hasta que entendí que en realidad, el nunca sintió daño alguno de mi parte, el tenia la seguridad de algo, algo que yo a la fecha nunca he tenido con nadie, él entendió el sentido de la vida a través de la música, del amor y su misión aquí ya había terminado. Uno de mis grandes maestros, guía y guardián, mi motivo para esperar algo tan extraordinario como lo que el vio en mi. Quizá los 29 de febrero no llegan más que cada 4 años, pero para mi todos los días son 29 de febrero y se que debo construirme ese motivo de vida que él ya no encontró esa tarde del jueves, sin más ni más, sin permisos, como era él. Sin decir adiós.

Estamos aquí por una razón y eso no es algo que esperes te lo de el destino, es algo que descubres día a día con las ganas y el entusiasmo que le pongas hasta en las peores circunstancias del mundo, hoy no quiero un 29 de febrero y se que no lo habrá pero el próximo año si estará en un calendario impreso para hacerme saber que la fecha existe cada 4 años por una razón y estaré preparada para verla en mi celular a las 11:22 pm.

Un accidente es el principio de un aprendizaje que te cambia la vida, nada es casualidad, todo es causal y a causa de esto, vomito mi tragedia porque a veces hay que dejarla afuera para respirar, hay principios y este es uno nuevo.

Credits:

Design "La Perete" blog.

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.