UCR promueve la equidad Institución reforzó las estrategias para favorecer el ingreso y la permanencia

La Universidad de Costa Rica desarrolla diferentes estrategias para favorecer el ingreso y la permanencia de estudiantes procedentes de todos los sectores socioeconómicos, étnico- culturales y geográficos de Costa Rica.

Previo a la etapa de ingreso, la UCR acompaña a los y las jóvenes costarricenses para que tengan información pertinente sobre el proceso de admisión al sistema de educación superior, la oferta académica y el sistema de becas.

Asimismo, para promover la equidad y la movilidad social, la institución ha aumentado en un 40% las sedes de aplicación de la Prueba de Aptitud Académica y exonera a los estudiantes que no pueden pagar este examen de admisión.

Paralelo a estas acciones de acompañamiento, la UCR también ha aumentado el número de cupos que ofrece y como resultado logró recibir a más estudiantes en los últimos 4 años; tras pasar de 7.894 jóvenes admitidos en el 2014 a un total de 9.027 estudiantes en el 2017.

Otro de los resultados positivos radica en el hecho de que en los últimos años ha habido un aumento en la representación de estudiantes de colegios públicos en las diferentes etapas del proceso de admisión. Esta población representa el 65% del total de la comunidad estudiantil de la UCR

¿Qué significa ser estudiante de la UCR?

Luego de que un(a) estudiante logra ingresar a la UCR, la institución despliega todos sus esfuerzos para brindarle a esta población las herramientas necesarias para que permanezca en el sistema de educación superior y logre concluir con éxito sus metas académicas.

Uno de esos esfuerzos radica en el fortalecimiento del sistema de becas. Según datos de la Oficina de Becas y de Atención Socioeconómica, la Universidad de Costa Rica pasó de invertir 13.512,0 millones en el año 2014, a un total de 24.400,0 millones en el 2017, uno de los presupuestos más altos para becas no reembolsables, en términos per cápita, de toda América Latina.

Más de 21 mil estudiantes de la Sede Rodrigo Facio recibieron algún tipo de beca durante el 2016; de ellos un total de 14.800 recibieron la máxima categoría de beca, conocida como beca 5, la cual incluye beneficios complementarios como: transporte, alimentación, préstamo de libros, residencias estudiantiles reubicación geográfica, entre otros. En ese mismo año, alrededor del 77% de los más de 9 mil estudiantes de sedes regionales también recibieron una beca socioeconómica.

Además de brindarle apoyo económico, la institución también vela por la formación integral y humanista del estudiantado y le ofrece la posibilidad de participar en actividades artísticas, deportivas, culturales, liderazgo, promoción de la salud, participación política y de voluntariado.

Otras acciones para favorecer el ingreso

Como parte de esta estrategia para promover la equidad, la UCR trabaja con los estudiantes de diferentes grupos sociales que se encuentran en desventaja para apoyarlos y brindarles las herramientas necesarias para emprender con éxito un proyecto académico.

De esto trata el proyecto de Habilidades para la vida: comunicativas y de razonamiento cuantitativo que impulsa la Vicerrectoría de Vida Estudiantil, la cual se le brinda apoyo a estudiantes de secundaria que provienen de colegios de Sarapiquí y Nicoya en donde pocos de sus alumnos han logrando ingresar al sistema de educación superior.

A través de este plan piloto, la UCR se traslada a estas regiones y con el apoyo de los estudiantes de la Escuela de Formación Docente y Orientación Vocacional le ofrece a estos colegiales, sesiones académicas en donde se les dan instrumentos para fortalecer sus destrezas y capacidades.

Con esta propuesta curricular, la UCR pretende favorecer en esta población, el desarrollo de la toma de decisiones y de una actitud crítica ante las posibles soluciones a problemas que se le presentan, con el fin de que jóvenes sean constructores de su propio aprendizaje y contribuyan al rol que le corresponde en la sociedad.

Entre el 2014 y el 2015 se han visto beneficiados con esta iniciativa alrededor de 759 estudiantes de Nicoya y Sarapiquí.

Paralelamente, la Vicerrectoría de Acción Social, realiza desde el 2015, tutorías estudiantiles en las comunidades indígenas de Fila Carbón II, Cabagra, Boruca, Salitre, Casona, Alto de Chirripó, Rey Curré, Sepecue, Amubri y Coroma, con la intención de aumentar las posibilidades de ingreso de los estudiantes de esos territorios.

Dentro de las fortalezas de la iniciativa radica el hecho de que la comunidad se involucra y también aporta al proceso; así como que el proyecto toma en cuenta y respeta la identidad cultural y la cosmovisión de los pueblos indígenas. En dos años, este proyecto ha favorecido a más de 350 colegiales.

Nueva fase de ingreso

A través de la Admisión Diferida, cada año, la UCR crea nuevos cupos en todas las carreras y sedes para una nueva fase de concurso, en el que participan únicamente estudiantes que provienen de centros educativos rurales y urbanos que quedaron subrepresentados en la admisión ordinaria.

Por medio de este mecanismo, se determinan nuevas notas de admisión con base en una fórmula, esto ha venido a favorecer las posibilidades de ingreso de la población estudiantil que, habiendo cumplido con todas las exigencias y parámetros del proceso de admisión, no pudo obtener un cupo en la primera fase.

Este nueva fase de ingreso ha benefició a 224 estudiantes en el 2015, a 336 en el año 2016 y a 379 jóvenes en el 2017.

Tatiana Carmona Rizo, Periodista de la Oficina de Divulgación e Información de la UCR

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.