"PARA VIVIR NO QUIERO" PEDRO SALINAS

PEDRO SALINAS (Vídeo de Youtube: "EFEMÉRIDES: Hace 60 años fallecía el poeta Pedro Salinas").

PARA PROFUNDIZAR MÁS EN SU VIDA Y OBRA (Documental sobre el poeta y catedrático Pedro Salinas disponible en 4 partes en Youtube)

ETAPAS DE SU OBRA POÉTICA- Está dividida tres etapas.

INICIAL O DE POESÍA PURA: Presagios (1924), Seguro azar (1928) y Fábula y signo (1931) con influencias del nicaragüense Rubén Darío, los españoles Miguel Unamuno y Juan Ramón Jiménez entre otros y los movimientos vanguardistas de la época.

DE PLENITUD O AMOROSA: La voz a ti debida (1933), Razón de amor (1936), y Largo lamento (1939)

DEL EXILIO: El contemplado (1946), Todo más claro y otros poemas (1949), y Confianza, título póstumo y sugerido por su amigo Jorge Guillén de sus poemas recogidos durante 1942-1944 y 1955.

Además, tiene obra en prosa y dramática, esta última influenciada por el teatro de vanguardia.

Pedro Salinas también destaca por editar una versificación moderna del Poema del Cid. Su obra ha sido traducida a italiano, inglés, alemán, coreano, croata y francés. La Residencia de Estudiantes guarda una copia microfilmada del archivo de Pedro Salinas, aunque la mayoría de archivo personal se encuentra en la Houghton Library en Harvard, la Universidad de Johns Hopkins en Baltimore y la Sala Zenobia de la Universidad de Puerto Rico.

El poema ``Para vivir no quiero`` es uno de los más conocidos del poeta publicado en su libro La voz a ti debida (1933), una obra vanguardista de su segunda etapa en la que alcanza la madurez lírica marcada por este poemario.

Los poemas de esta etapa se centran en el amor como tema principal, pero la mujer a la que van dirigidos es simplemente una idealización, es una y todas las mujeres a la vez.

TEMA DEL POEMA- El amor de dos personas que se unen por ser auténticos dejando de lado las riquezas y lo superficial e innecesario.

Para vivir el autor, no necesita nada material. En cuanto al amor le ocurre lo mismo. Le dice a su amada que la quiere tal y como ella es, sin que esté sometida a lo material. Él le dice que va a hacer lo mismo y le declara su amor entregándose tal y como es él, sin lo superficial.

Este poema es una muestra de la poesía amorosa de Pedro Salinas. El amor es una fuerza que da plenitud a la vida y dota al mundo de sentido.

Descubre un sentido poético en una categoría gramatical: en los pronombres, que son símbolo de la personalidad profunda y esencial.

El poema refleja una relación amorosa real entre Pedro Salinas y Katherine Whitmore que mantuvieron entre 1932-1947. Entre 1928 y 1936, Salinas fue investigador del Centro de Estudios Históricos, donde se encargó de la Sección de Literatura Moderna. Además, fue nombrado profesor de la Escuela Central de Idiomas y secretario general de la Universidad Internacional de Verano de Santander. Allí conoció en el verano de 1932 a una estudiante estadounidense, Katherine Whitmore. Ella es la destinataria de su trilogía poética La voz a ti debida, Razón de amor y Largo lamento. El romance se mantuvo aun cuando Katherine regresó a Estados Unidos para continuar sus estudios, en forma epistolar; volvió para el curso académico 1934–1935, pero la mujer de Salinas descubrió el affaire e intentó suicidarse. Ante esto Whitmore intentó poner fin a la relación, pero la Guerra Civil y el exilio del poeta a Norteamérica dificultaron estos propósitos. En 1939 ella se casó con su colega Brewer Whitmore y, aunque tuvo aún esporádicas noticias sobre Salinas, la conexión se rompió definitivamente. Se vieron por última vez en 1951, y ella falleció en 1982; autorizó, sin embargo, la publicación del epistolario con Salinas, guardado en la biblioteca de la Universidad Harvard, con la condición de que fuera 20 años después de su muerte y que se omitieran las que ella le envió. Las de Salinas son unas trescientas, testimonio de una relación que duró quince años.

ESTRUCTURA DEL POEMA- Se divide en tres partes:

Introducción al tema del poema (vv. 1-4): Primero niega la necesidad de cosas materiales para vivir y ser feliz (palacios, islas, torres). El autor refleja en el poema que ‘no hay alegría más alta que vivir en los pronombres’ refiriéndose a las dos personas que se aman (al tú y al yo).

Parte central (vv. 5-15): En los siguientes versos hace referencia a desprenderse de todo lo innecesario como las modas, las costumbres, las posiciones sociales... Con el uso del primer adjetivo (disfrazada), quiere expresar que la quiere a ella tal como es, no quiere que ella aparente otra personalidad que no la defina porque él la valora y la aprecia con sus cualidades y defectos, no quiere que cambie su apariencia y forma de ser para estar con él.("disfrazada de otra, hija siempre de algo"). Después, encontramos una afirmación muy clara: ‘Te quiero pura, libre, irreductible: tú.’ Pura, hace referencia a no contaminada por la sociedad y su manera de hacer. Libre, a ser dueña de sí misma y de nadie más. Quiere que tome sus propias decisiones y pensamientos sin temer a las críticas. ("libre forma una antítesis con "hija siempre de algo" Con el uso del adjetivo (irreductible), expresa el doble significado de no poder reducirse más, de ser pura esencia y, a la vez, que resiste, que no se deja reducir o vencer por los demás. Estos tres adjetivos desembocan, como resumen, en el pronombre: “tú”. El pronombre representa, para el poeta, lo que una persona tiene de única e irreemplazable.. Él acude a su encuentro y desea que la amada le responda.

Final a modo de cierre (vv. 16-28): Desarrolla un proceso semejante al de los versos anteriores lo único que esta vez se refiere al yo, a su liberalización y purificación. Cuando los amantes se encuentren, el poeta se despojará de todos sus problemas con las apariencias y todo lo mencionado en los versos anteriores y se reunirá con ella también puro e irreductible.

MÉTRICA

Es sencilla. Sigue una regularidad en la medida de los versos, pero no en la rima.

El poema está formado por versos heptasílabos, un verso trisílabo (verso 14) y otro verso tetrasílabo (v. 27). No se agrupan en estrofas y no tienen rima aunque podemos encontrar algún verso que rima como, por ejemplo, el 4 con el 5. Los versos más cortos están colocados en puntos claves para introducir contenidos importantes.

FIGURAS RETÓRICAS

Exclamación: "¡Qué alegría más alta: vivir en los pronombres!" (vv. 3-4)

Enumeraciones (asíndeton): "islas, palacios, torres" (verso 2), "[...] los trajes, / las señas, los retratos" (versos 5 y 6), "los nombres,/ los rótulos, la historia" (vv. 19- 20)

Encabalgamiento sirremático abrupto: "Entre todas las gentes / del mundo" (v. 13)

Epanadiplosis: "solo tú serás tú" (v. 15) Queda expresada la correspondencia entre el tú y el yo.

Hipérbole: "Sé que cuando te llame entre todas las gentes del mundo,” (vv. 12-14)

Metáforas: Éstas están repartidas por el poema como, por ejemplo, las islas, los palacios y las torres, se refieren a las apariencias en las que la amada se quiere esconder y, de esta manera, no ser ella misma. “Vivir en los pronombres” también sería una metáfora en la que se refiere al tú y al yo, a las personas amadas. "Al anónimo de la piedra, del mundo" es una metáfora ya que el poeta se refiere a lo que es esencial en la vida, a que no se necesitan grandes lujos.

Pleonasmo:  "Solo tú serás tú" (v. 15), Destaca en este sentido el verso final por el juego de los pronombres al principio y al final (epanadiplosis): "Yo te quiero, soy yo".

SímbolosEl pronombre “tú” representa para el poeta lo que tiene una persona de única e irremplazable. El pronombre “yo” representa la liberación y la purificación del poeta para encontrarse con su amada. Los pronombres señalan, sin más; en cambio, los nombres y apellidos remiten a raíces familiares, a una posición social, etc. Así pues, desde el comienzo el poeta expresa la voluntad de vivir hacia dentro, hacia lo íntimo y auténtico.

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.