Loading

Garrapatas: los primeros vampiros Los pequeños artrópodos ya se alimentaban de la sangre de algunos dinosaurios hace millones de años

Xavier Delclòs, profesor de la Universidad de Barcelona (UB).

Las garrapatas forman parte de una superfamilia conocida con el nombre de ácaros y están estrechamente relacionadas con las arañas y los escorpiones. Su tamaño gira en torno a los 3-8 mm, pudiendo alcanzar 1 cm en el caso de las hembras, y se caracterizan principalmente por ser ectoparásitos hematófagos, es decir, que se alimentan de sangre. Es por ese motivo que, el reciente descubrimiento, podría convertir a las garrapatas en uno de los primeros "vampiros" en habitar la Tierra.

Esta especie de artrópodo no posee la capacidad de saltar, por lo que la única forma de llegar al huésped es mediante el contacto directo. Suelen encontrarse en la hierba alta, donde esperan hasta fijarse a un ser vivo que se desplace entre la maleza. Una vez han alcanzado su objetivo, perforan la piel del huésped con su aparato bucal en forma de ancla, que impide que el artrópodo se despegue durante la succión de sangre.

En el caso de tener una garrapata adherida, es tan importante extraerla rápido, como hacerlo de la forma correcta. En el siguiente vídeo se muestra cuál es el procedimiento más correcto.

Las garrapatas están estrechamente vinculadas con las llamadas enfermedades transmitidas por vectores, que son aquellas causadas por bacterias, virus, parásitos u otros patógenos, que se transmiten a un individuo mediante un vector. Según la OMS, estos se definen como "cualquier organismo vivo que puede transmitir patógenos infecciosos entre personas, o de animales a personas".

Forman parte de un tipo de enfermedades que reciben el nombre de enfermedades zoonóticas y que se caracterizan por la transmisión de una enfermedad de un animal a un ser humano. En el caso de los artrópodos hematófagos, estos las transmiten mediante la sangre. Durante su hábito alimentario, ingieren de forma involuntaria los microorganismos patógenos adheridos a la sangre del portador. En consecuencia, una vez se duplique el patógeno, el vector podrá infectar a otro organismo vivo.

El problema reside en que, en algunas ocasiones, el vector que se convierte en un agente infeccioso, tiene la capacidad de transmitir el patógeno el resto de su vida. Hecho que dificulta que este tipo de enfermedades se pueda frenar o erradicar. En el caso de las garrapatas, se produce la denominada "transmisión transovárica", por la que las hembras portadoras del patógeno también lo transmitirán a su descendencia.

Ilustración de dos garrapatas en una hoja.

Las garrapatas son responsables de transmitir numerosas enfermedades, entre ellas la enfermedad conocida como Tularemia, producida por la bacteria Francisella tularensis, que originalmente se encuentra en roedores salvajes. No obstante, son conocidas por transmitir una enfermedad en concreto que se conoce con el nombre de enfermedad de Lyme, y que está causada por las bacterias del género Borrelia.

La enfermedad de Lyme puede afectar a diferentes partes del cuerpo, desde la piel y los músculos, al sistema nervioso y al corazón. Algunos de los síntomas más frecuentes son: fiebre, dolor articular, náuseas y vómitos y la aparición de un sarpullido rojo que recibe el nombre de eritema migratorio.

Algunos síntomas de la enfermedad de Lyme.

La presencia de muchas de las especies de garrapatas está directamente relacionada con los cambios de temperatura. El cambio climático es un factor esencial a tener en cuenta, pues las temperaturas más cálidas pueden ser responsables de un aumento de la capacidad reproductiva de algunos vectores, entre ellos, las garrapatas.

En la actualidad, este tipo de artrópodos se encuentra, mayoritariamente en Norteamérica, Europa y Asia. No obstante, tal y como se ha mencionado anteriormente, la crisis medioambiental podría impulsar su propagación.

Zonas de riesgo en las que se pueden encontrar las garrapatas.

Para aprender más sobre las garrapatas y la enfermedad de Lyme, haz clic en el siguiente vídeo.

Para aprender más sobre las enfermedades transmitidas por vectores haz clic en el botón.

Credits:

Creado con imágenes de Erik_Karits - "ixodes ricinus castor bean tick tick" • Erik_Karits - "ixodes ricinus castor bean tick tick" • Erik_Karits - "castor bean tick insect spider" • Erik_Karits - "ixodes ricinus castor bean tick tick" • Erik_Karits - "tick insect leaf" • Erik_Karits - "tick insect leaf"