La Caperucita de Mariana amigas por siempre

Llovía, Mariana estaba en su dormitorio color rosa, lleno de muñecas, osos, y una gran biblioteca con libros de cuentos, de hadas, de princesas. De gnomos y príncipes encantados…le encantaban las historias, de reyes que se convertían en ranas, de gnomos que vivían en ciudades de dulces y tenía además mucha imaginación.

Cuando leía, parecía estar en el mismo cuento, dentro de las historias. Cierto día, cuando todos se fueron a dormir, Mariana se quedó sentadita en su cama mirando las estrellitas que titilaban en la noche, pensaba qué iba a hacer al día siguiente: si iba a jugar a la plaza, sacar a pasear a las muñeca …

De repente, escuchó unos pasitos y una vocecita que le decía -Mariana, estoy acá estoy acá…en la biblioteca. Cuando volteó su mirada sus ojitos se agrandaron al ver quién era. Era Caperucita Roja ¡había saltado del cuento verde de arriba y la saludaba alegremente con su canastita ¡Qué susto se dio Mariana! Le preguntó enseguida:

-¿Qué haces acá caperucita?

– Vengo de el país de los cuentos- le respondió -allí vivimos todos muy felices, salí de la casa de mi abuelita a pasear por el bosque y decidí pedir ayuda a un hada llamada Celeste para poder visitar otros mundos, como el tuyo. Quería mucho un amiga para poder reír y conversar juntas de vez en cuando, a veces me encuentro muy aburrida-Dijo.

Mariana, al escucharla, le ofreció su amistad y Caperucita le contó cómo era su país, su casita rodeada de flores y de frutos, su abuelita una ancianita muy buena y muchas cosas más. Así se hicieron grandes amigas.

Cuando anocheció, de un saltito Caperucita regresó al libro verde de donde había salido. Mariana la despidió con una sonrisa y se fue a dormir. No le contaría esa historia a esas compañeritas del jardín porque no le creerían.

Y así se durmió feliz, en su mundo de fantasía, su gatita ya venía a acompañarla.

Fin

La caperucita de Mariana es uno de los cuentos de niñas de la escritora Alejandra Torigino sugerido para chicos a partir de siete años.

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.