VIH: Enfermedad del Silencio

ACÁ VA EL VÍDEO DE LA PRIMERA ENTREGA

-"Hoy día no he solo enfrentado el rechazo familiar, también que ha sido bastante fuerte ese tema, donde perdí, prácticamente, la confianza de mis hermanos y hermanas, sobrinos, tíos. Sufría… sufro de un aislamiento y de un silencio. Los sueños nunca volvieron".

Leo es un hombre que a simple vista está lleno de vida. No mide más de 1.73cm; tiene ojos claros que parecen brillar de esperanza, cabello tupido y voz quebrada.

Se le escaparon sus sueños, se difuminaron, se disiparon: ¡desaparecieron!

Divaga en la memoria, mientras sus ojos se clavan en la nada. Describe cómo es recibir esa noticia, mientras traga grueso y revive una catástrofe en su interior.

Aunque parezca lleno de vida, admite estar destrozado. A pesar que los segundos avanzan, revela que jamás volverá a ser el mismo.

Nueve años pasan desde que ese día, su mundo cargado de sueños se desmorona mañana a mañana.

Leo: es VIH positivo.

Así como él, quien pide que se le cambie su nombre por miedo a discriminación, cientos de costarricenses reciben la noticia que el VIH los toma.

Lo más alarmante al hablar del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) en Costa Rica es que crece... ¡y lo hace en silencio! Callando consigo todo sueño que se interponga en su paso.

Las medidas de contención parecen no encontrar éxito en un sistema donde no se puede hacer referencia a números sino, únicamente, a estimados. Sí, son estimados, aunque Salud trabaje con los casos registrados.

Saber que de una u otra manera las autoridades libran una guerra contra el virus para detenerlo parece ser contradictorio. Especialmente cuando los esfuerzos oficiales aparentan ser contrarios al objetivo principal: detener el aumento de nuevas infecciones.

VIH no es lo mismo que SIDA. El VIH es el virus como tal. El SIDA es la etapa avanzada de la infección. Imagen con fines ilustrativos. Foto: Pixabay

El VIH, que no es lo mismo que SIDA, identifica los sitios perfectos para fortalecer la incidencia de casos, siendo uno de sus principales blancos la población joven... Correcto. Ese montón de hombres y mujeres de diez a 24 años de edad.

La infección ataca, se encuentra apoderándose poco a poco de quien no le teme, de quien le piensa con indiferencia... o mucho peor: ¡de quien le ignora!

No necesita más de un canal sangre, para así marcar un antes y un después. Que sin duda alguna cala en cualquier historia.

La población joven es un objetivo perfecto, porque es la etapa de los "invencibles", "intocables" o "jugados"; y precisamente cuando es tarde para reaccionar: el VIH da una lección de realidad, desmembrando súperpoderes y volviendo a más de un "inmortal" en mortal.

Las filas van en aumento. Basta con decir que en 2005 los casos de infección son 1898, mientras que diez años después los números de nuevos casos marcan 6321. La enfermedad aumenta más de un 300% y la vida sigue indiferente.

Las autoridades realmente no saben decir cuántos casos de VIH registran. Los números en informes oficiales no coinciden.

El reporte de números del Ministerio de Salud con respecto a la epidemia reza que, al último corte en 2015, se registran 8219 casos.

Eso sí: los números no pueden ser confiables por inconsistencias.Textos como el Informe Nacional en la Lucha contra el SIDA 2011-2013 y el Informe Nacional Sobre los Progresos Realizados por Costa Rica Declaración de Compromisos dicen que "a partir del año 2002 la tendencia de VIH es ascendente, excepto en los años 2008 y 2009 debido probablemente al efecto de subnotificación".

Es decir: posiblemente, la merma de casos en 2008 y 2009 es por que personas infectadas no notifican su portación en ese periodo.

La sorpresa está que el reporte de Salud más reciente, también revela una disminución de casos si se compara el 2005 (530) con el 2006 (518).

Lo que sí es confiable, es que en todos, absolutamente en todos los textos del tema, hay un punto en común: efectivamente el VIH crece.

Informes dicen que desde 2002 el VIH crece en el país, excepto en 2008 y 2009, pero en un documento de Salud se evidencia una reducción en 2006, la cual parece que no fue percibida

Pablo, un espigado cartaginés que solicita hablar fuera de cámara y que se le cambie el nombre, decide romper el silencio.

Tal vez escuchar a sus compañeros dando testimonio es lo que hace que antes de echar a contar su historia, inhale profundo y busque palabras para comenzar.

-"Recibí la noticia de que era positivo un día después de un partido de Heredia contra Cartaginés. Nunca me daba por meterme en esos zafarranchos, pero ese día algo me dio espina y me tiré.

Me quebraron la nariz de un botellazo. Los de la Cruz Roja me llevaron al Max Peralta y luego de unos exámenes, un doctor me dijo que tenía que volver en unos días a hacerme otros. Se me hizo raro.

No recuerdo cuánto pasó. Pero cuando me dijeron que era VIH positivo, con 20 años, el mundo se me vino abajo.

No sé cuánto tenía de estar pegado, quién me lo pegó. Lo que sí sé es que mi vida se truncó. Todo lo que veía traer por delante se perdió. No lo volví a ver nunca más en el horizonte".

Su nariz, con una curva hacia la derecha, se mueve al son de la boca. Sos ojos negros se ponen vidriosos, aprieta los labios y su mano izquierda pasa suavemente desde la frente hasta la nuca.

La pregunta está de más: Pablo se añicos en el interior. No hay que preguntar, solo basta con mirarlo.

El informe más reciente de Medición del Gasto en Salud (MEGAS) es el del 2014. En él se segrega que el país cuenta ese año con un presupuesto de $43,6 millones. Un 0.12% del Producto Interno Bruto.

Gran parte de ese dinero se destina para dar la atención y tratamiento antirretroviral.

El tratamiento antirretroviral son las pastillas que militarmente los infectados deben ingerir diariamente para que su condición de VIH no evolucione a SIDA.

Según la OMS, las personas jóvenes son las que se encuentran entre diez y 24 años de edad.

El documento oficial DVS_Situación_Sida_CR_2015, detalla que 1489 casos registrados se dan en población joven. Eso significa que el 18% de infecciones corresponden a este sector de la sociedad. Prácticamente una quinta parte.

Gloria Terwers, especialista en VIH/SIDA de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), asegura que gran parte de los casos de VIH se dan antes de los 18 o 19 años. Es hasta esa edad cuando los infectados recurren a atención. Siendo la única solución contener el virus para que no evolucione a SIDA.

También dice que podrían asegurar que una gran parte de los diagnósticos que se dan en personas mayores a los 24 años, son registros tardíos, pero eso no lo pueden saber a ciencia cierta.

El MEGAS más reciente aduce que los huérfanos y niños vulnerables no reciben absolutamente nada de lo destinado para VIH/SIDA en el país, o al menos se desconoce el monto invertido.

La Encuesta Nacional de Salud Sexual Reproductiva (ENSSR) más reciente reveló que, en promedio, los hombres comienzan su vida sexual activa entre los 15 y 16 años, mientras que las mujeres lo hacen entre los 15 y 19, en su mayoría con 'amigos', con una tendencia, dos años mayores.

Cuando se ve el número completo, por rango de edad, de las personas que tienen su primera relación sexual a los 24 años o antes, el porcentaje asciende al 96% en hombres y al 93% en mujeres.

Diferentes expertos de la CCSS, Ministerio de Salud y ONUSIDA coinciden que la percepción del riesgo de adquirir VIH en población joven es sumamente bajo, y que una amplia mayoría ven el preservativo como un método anticonceptivo y no como prevención de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS). Siendo esa carencia de noción uno de los orígenes del incremento.

La ENSSR del 2010 (más reciente) revela que más del 90% de la población comienza su vida sexual activa a los 24 años o antes. Su baja percepción del riesgo por contraer infecciones de transmisión sexual es uno de los disparadores del VIH en el país

¿En qué se falla para que los números de VIH crezcan? La posible respuesta la tiene ONUSIDA, mediante su consultora Ivonne Zelaya.

Costa Rica tiene un gran vacío en términos de inversión en prevención, en educación (sic.). Si lo ponemos en un solo saco que tiene que ver con prevención, acciones de sensibilización, acciones de educación, acciones combinadas de prevención donde se entregan información y se les entrega condones y se les hace la prueba. Todas esas estrategias van en un solo saco que tienen que ver con prevención. Y ese saco vemos que quedó prácticamente vacío en los últimos años. Sí se invirtió en prevención, pero no se invirtió lo suficiente", contesta.

Para ampliar las imágenes informativas presiónelas dando click.

Prevención se forma en 2014 con 13 variables, las cuales van desde la compra de condones masculinos hasta sangre segura o 'limpia'.

En 2012 el mismo rubro se calcula con 19 variantes. Para 2010 la dinámica es con 17 y en 2006 alcanza diez variables.

Importante anotar que el MEGAS del 2006 en el rubro de prevención el monto es mucho mayor porque se toma en cuenta la compra de condones por parte de las familias. Sino el monto aportado por el Estado, Organismos Internacionales, entre otros, sería de unos $24.4 millones, aclara el documento.

"Sí se invirtió en prevención, pero no se invirtió lo suficiente", consultora de ONUSIDA, Ivonne Zelaya

El MEGAS detalla que los registros del comportamiento de inversión en prevención son los siguientes:

  • 2006: $28.10 millones (Aquí se incluye lo que gastan las familias en condones. De omitir el consumo privada, el monto sería de $24.4 millones)
  • 2010: $11.31 millones
  • 2012: $8.78 millones
  • 2014: $10.32 millones
La prevención en 2006 es mucho más alta que cualquier otro rubro de inversión, porque se toma en cuenta lo gastado en condones por el sector privado. Aún quitando lo que gastan las familias: el monto es mucho mayor al resto de años siguientes

El MEGAS se realiza en el país bajo una metodología de Naciones Unidas. Como se evidencia en la lista, el decrecimiento en Prevención es un hecho si se parte del 2006. Teniendo el estudio más reciente un ligero incremento con su antecesor del 2010.

Precisamente durante el 2010 y 2014 las autoridades se enfocan en priorizar el suministro de condones masculinos, consta en los MEGAS respectivos. Mientras que para el 2012 la prioridad es "Prevención en Transmisión Sexual". Siendo la gran diferencia 2006, pues el registro de ese año apunta que en lo que más se invierte para ese periodo es en "Información para sensibilización en los medios de comunicación".

Katia Grosser, directora de la Dirección de Vida Estudiantil del MEP, acepta que desde la institución no se realizan campañas de prevención

Kattia López es una madre de un niño de quinto año de escuela. Ella recibe la noticia que está infectada a los 17 años. Recién casada y con su esposo en fase crítica por SIDA.

Ella, ahora, es una de las capacitadoras, acompañante y caras de la Comunidad Internacional de la Mujer con VIH/SIDA (ICW por las siglas en inglés).

No se atreve a criticar los planes de estudio como activista, pero sí como madre.

-"No son efectivos".

Mucho de la prevención tiene que ver con la educación al respecto. A Katia Grosser, de Vida Estudiantil de Ministerio de Educación Pública se le pregunta directo y sin rodeos: ¿el MEP invierte en campañas de prevención, información, educación en centros educativos?

-No, nosotros no hacemos exactamente... sí nos sumamos a las campañas que se realizan a nivel gubernamental, porque somos parte de las diferentes instituciones que realizan esas campañas. Pero nosotros específicamente no tenemos una campaña".

(¿Cuánto sabe sobre la enfermedad? Descúbralo aquí?)

Otra de las raíces del problema del incremento de VIH en jóvenes es un presunto mal abordaje del tema de educación sexual por parte de los docentes o por un abordaje superficial y temporal sobre ITS, indica ONUSIDA, CCSS y el sociólogo Jorge Rodríguez.

Incluso el diputado Fabricio Alvarado hila más delgado y aduce que omitir en los planes de estudio alternativas como la abstinencia, es una de las acciones que promueven la promiscuidad y empuja a los adolescentes a una vida sexual temprana.

Grosser asegura que el interés de incluir Educación Sexual y afectividad en escuelas y colegios es "fomentar, digamos, conocimiento, saberes de formación. Pero también en valores, o no tanto en valores, sino en derechos, ¿verdad? Derechos reproductivos, derechos a una salud reproductiva sana, derecho a una sexualidad sana".

ACÁ VA LA SEGUNDA ENTREGA

Gloria Terwes, especialista en VIH/SIDA de la CCSS, dice que cerca de un 30% de personas infectadas no conocen su estado, lo cual apunta que este es uno de los causantes que menos ayuda en los esfuerzos, ya que el infectado no toma las medidas de prevención correspondientes, por la ignorancia de su estado de salud.

Ivonne Zelaya, consultora de ONUSIDA, coincide al 100% con las palabras de Terwes. Además reconoce los esfuerzos en prevención que realiza la CCSS con mayor inversión en la compra de condones, aunque insiste en que el trabajo dirigido a jóvenes debe ser más que entregar preservativos.

"Hablar de sexualidad, por sí solo, ya genera morbo en la sociedad joven. Entonces hay que hablarle a los jóvenes con total franqueza", sociólogo Jorge Rodríguez

Jorge Rodríguez, sociólogo, apunta que uno de los grandes factores que detonan la enfermedad en jóvenes son las dudas y poca información dada en el hogar. Desde su perspectiva considera que la ignorancia en el tema en una etapa que por sí sola es difícil, genera que los adolescentes tengan poca percepción del riesgo.

Los padres juegan un papel fundamental en la educación sexual. Ya que es desde el seno familiar donde se debe comenzar la educación franca, para que a la hora del arribo a las aulas no existan tabúes al respecto y la prevención, educación e información, que en teoría el MEP debería otorgar, sea efectiva.

Ante toda relación sexual se debe de utilizar protección, como el preservativo.

María Bravo tiene 20 años. Nace con VIH, carga consigo una historia dura, recuerdos poco gratos y ahora, una bebé que por el momento da negativo en todas las pruebas de confirmación.

-"De las etapas más difíciles están cuando en el colegio me hacían bullying porque tenía poco pelo o porque estaba muy flaca, por los efectos secundarios de las pastillas.

Muchas veces tenía que faltar a clases y los compañeros se reían porque decían que yo tenía cáncer... claro, yo sé que era para sacarme verdad o mentira".

Ella, a su corta, ya forma una familia con otro joven. Quien también sale negativo en las pruebas de confirmación.

Es que el mito que tener relaciones sexuales sin protección con una persona infectada es sinónimo de transmisión. No es más que eso: un mito.

Si el fluido infectado no encuentra un canal sangre por donde ingresar al sistema circulatorio, jamás habrá infección. Eso no significa que no haya que utilizar preservativo.

"Lo que sí hay que tener en cuenta es en las paredes vaginales o rectales, que muchas veces tienden a romperse en las relaciones sexuales", explica la doctora Terwes.

Precisamente ese es el motivo por el que prevención, concientización y educación con respecto al VIH, va dirigido, en estos momentos, a personas transgénero y Hombres que tienen Sexo con Hombres (HSH).

Las poblaciones prioritarias para el Estado y organismos son las de hombres que tienen sexo con hombres (HSH) y transgénero

Antes de hablarle cómo pretende el Estado, oenegés y organismos internacionales detener la epidemia del VIH en Costa Rica. Hay que aclarar que Hombres que tienen Sexo con Hombres (HSH) no se contemplan en la categoría de población homosexual y tampoco son lo mismo que el grupo de transgéneros.

Los HSH son los hombres que contratan transgéneros para mantener relaciones coitales, pero que no se consideran como homosexuales, dice Keira Martínez, de la fundación Transvida.

-"¿Cuántos de ellos son homosexuales?" (Pregunto torpemente)

-"Es que eso es un estereotipo. Ningún hombre que está con una tráns es homosexual".

Para confirmar lo dicho en los reportes, se hace la consulta a autoridades del porqué estos dos grupos son prioritarios, la respuesta es llana:

"-Son los más propensos a contagiarse".

-¿Y los jóvenes?

-"Ellos, muchos de ellos, están inmersos en estas dos poblaciones, especialmente en tráns".

¿Qué pasa con los jóvenes que están fuera de estos dos grupos poblaciones? La respuesta sigue siendo un misterio y no se contesta cuando se hace el cuestionamiento.

Según Keira, tesorera de Transvida, todas las personas transgénero se prostituyen a raíz de la discriminación. Esta población es de las más propensas a infectarse de VIH.

Lo que sí es un hecho es que el Fondo Mundial otorga, en Costa Rica, recursos que ascienden a $4.8 millones para atender a la población trans y HSH. El presupuesto debe ser ejecutado en tres años, y al día de hoy se han girado $2.6 millones, según el portal del organismo.

Estos recursos son exclusivos para prevención, información y educación. Además para pagarle al personal que brinda sus servicios profesionales, entre otros aspectos operativos.

La fundación Transvida actualmente crea una base de datos donde se alberga información de todas las personas trans del país, incluso si están infectadas de VIH o no, dice Keira Martínez, tesorera de la fundación.

Martínez asegura que, solo del Fondo Mundial, la fundación posee $300mil para trabajar la prevención en HSH y personas trans.

La estrategia de una gran mayoría en el país, es atacar la desinformación, falta de conciencia y mala educación en HSH y transgéneros es una buena alternativa para mermar los casos.

Si en la guerra que se libra contra el VIH hay que comenzar a declarar una tropa que pierde en más de una batalla. Esa tropa sería la de la mujer

En lo que a métodos anticonceptivos respecta, la ENSSR del 2010 menciona que la población da prevalencia a la esterilización femenina, seguido de anticonceptivos orales, dejando en tercer lugar la utilización de preservativos.

Más que preferencias de métodos anticonceptivos ahí, en esos datos, hay algo de fondo que es llamativo.

Está de más explicar las funciones de un anticonceptivo. Pero analizando las líneas anteriores, si se deja en tercer lugar el condón, quiere decir que las probabilidades de utilizarlo cuando no exista ningún riesgo de embarazo son casi cero. Digo casi cero por no ser pesimistas.

Los HSH que se infectan poseen un elevado porcentaje de contagiar a su pareja femenina. Al igual que a las trans.

El estudio Modelos de Modos de Transmisión del VIH que se hace en 2013, revela que "de cada 100 nuevas infecciones, 80 son en HSH, 13 en las parejas y tres en personas con relaciones heterosexuales estables".

"La ONU con nosotros" aduce que las mujeres menores de 24 años son gravemente afectadas por el virus. Hay dos características que resaltan: la infección se da en relaciones heterosexuales y una gran mayoría están casadas.

En el país un 25% de casos en población joven corresponde a mujeres, dice el corte de Salud más reciente; y la tasa más alta por cada 100mil habitantes está en el grupo de 20 a 24 años, seguido del grupo de 15 a 19 años. Ambos rangos de edad están en el grupo de población joven.

Para el grupo de 20 a 24 se reporta 108 casos por cada 100mil personas, mientras que para las jóvenes de 15 a 19 el número es de 55 por cada 100mil.

La discriminación es uno de los factores que convierten el VIH en la enfermedad del silencio.

Leo asegura que la noticia es dura. Que duele, desgarra. Hace pensar a cualquiera lo peor. Pero que es aún mucho más dañino, aterrorizante y desconcertador: recibir la discriminación que toda una sociedad da.

"Realmente, aunque los sueños no volvieron. Quien me mantiene vivo es Dios. Yo sé que él es amor, que él perdona, que él no abandona y que él es el que me hace ver todo con algo de sentido. Aunque muchas veces piense lo contrario", dice.

Leo, al menos conoce su estado. Lo afronta. Decide luchar contra la adversidad. Quizá él solo representa una pequeña gran minoría. Sí: una pequeña gran minoría.

El Plan Estratégico Nacional 2011-2015 aduce que las estimaciones de organismos internacionales dictan que por cada infectado hay de 25 a 100 personas con VIH. Lo que significa que hipotéticamente en el país podrían haber entre 205 475 y 821 900 personas con la enfermedad.

"Es cierto que muchos desconocen su situación, pero otra realidad es que una gran mayoría no registran su infección por miedo a discriminaciones", constata Ivonne Zelaya, de ONUSIDA.

No todo lo que respecta al VIH en el país es malo. El Gobierno hace esfuerzos, pero no hala para donde debería hacerlo.

Pablo decide tomar valor. Quiere seguir hablando.

-"Muchas veces nadie lo escucha a uno. Perdóneme por flaquear, pero usted sabe que..."

-"Sí claro, yo le entiendo. Tranquilo. ¿Esta es la enfermedad del silencio?"

-"Claro -suspira-. Usted quiere decir todo y no puede decir nada. Es como estar ahogándose con la propia saliva. El silencio a uno lo va matando poquito a poco.

Es bueno desahogarse, contándole a alguien lo que uno pasa. Pero ¿sabe algo? A mi, a pesar de todo, me dan ganas de levantarme todos los días, porque sé que sigo las indicaciones del médico al pie de la letra no me muero de esto".

Si algo hay que reconocerle a los gobiernos de turno. Es que logran mantener el decrecimiento en SIDA. Siendo el motivo principal el compromiso de la compra de medicamentos antirretrovirales. Lo cual de una u otra manera de calidad de vida al infectado, a pesar de sus efectos secundarios.

"El presupuesto para atención no tiene que ir en detrimento con respecto a lo otorgado en prevención", recomienda Jorge Rodríguez, sociólogo. "Pero sí debe de haber una mejor distribución de recursos", advierte.

"El presupuesto para atención no tiene que ir en detrimento con respecto a lo otorgado en prevención", sociólogo Jorge Rodríguez

Otro paso que da Costa Rica es adscribirse al plan internacional 90-90-90. Sin embargo: ¿Será posible alcanzar esos números mágicos antes del 2020?

El compromiso establece que para el 2020 un 90% de los infectados deben conocer su diagnóstico. El 90% debe estar en tratamiento antirretroviral y un 90% tengan su carga viral indetectable.

Ivonne Zelaya, consultora de ONUSIDA, insiste en que las medidas son alcanzables, pero que la inversión en prevención, educación e información debe ser ahora.

La aprobación de la reforma a la Ley General de VIH que se discute vendría a ser una herramienta de gran ayuda, reconoce Fabricio Alvarado, diputado alineado con la oposición.

El plus que daría esa reforma es que se enfoca en prevención, o al menos no se excluye tanto como en la actual legislación.

"¿Cuál es el sentido urgente de este país? La necesidad urgente de atender la epidemia", consultora ONUSIDA, Ivonne Zelaya

ONUSIDA insiste en que las intenciones sobre las que se trabaja son buenas, que el esfuerzo es válido, pero que no se está tomando el virus con la seriedad del asunto.

A Zelaya se le consulta sobre las estrategias nacionales y su respuesta revela que existe intención y no efectividad.

"En primer lugar los planes estratégicos normalmente no tienen designación presupuestaria o indicado de dónde se van a tomar recursos para implementarlos. Pero por otro lado en los planes nacionales, en los planes como por decir el Plan Nacional de Desarrollo, solamente se tiene una meta y un indicador sobre VIH; que tiene que ver con el tamizar a las mujeres embarazadas. Es decir: ¿cuál es el sentido de urgencia de este país? La necesidad urgente de atender la epidemia

El tiempo avanza, la epidemia gana terreno, el Gobierno reacciona y el futuro es incierto

Es un hecho que la epidemia crece sea por diagnósticos tardíos o por nuevas infecciones. La constante se mantiene conforme el tiempo avanza.

Hay muchas falencias en el abordaje a la epidemia. Tantas que enumerar algunas hacen este texto extenso.

Hay una guerra en desarrollo. Está en silencio, pasa desapercibida, ataca en los momentos donde predomina la emoción y se ausenta la razón, advierte Pablo.

La partida del Estado contra el VIH está en plena disputa. Lo que ambos bandos deben tener presente es que un movimiento en falso puede equivaler a un jaque mate, pero el movimiento parece que debe de hacerse ahora.

Saber quién se adelanta entre Estado y virus es un misterio. Aunque el VIH presume ventaja, teñida de anonimidad.

Nota: Se intentó conocer la versión del Ministerio de Salud, mediante su oficina de prensa, la cual remitió a la doctora Alejandra Acuña, quien por situaciones personales no pudo atender. Se buscó a la doctora Teresita Solano, quien accedió a dar información oficial, pero no a dar declaraciones.

Created By
Esteban Mora
Appreciate

Credits:

Imágenes con fines ilustrativos. Fotos:Pixabay Un trabajo para Repretel

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.