Loading

Manuel y Jenny Martínez - Testimonio De Una Reconciliación Sobrenatural -

En el año 2003, nuestra familia experimenta una crisis devastadora. (Manuel)

En el año 2003, el mismo año en que nuestro segundo hijo nació, nuestro matrimonio se vio fuertemente afectado por una crisis tan fuerte, que todo apuntaba a la destrucción de nuestro hogar y familia. Esta crisis estalla al momento en que tengo una relación extra marital. Nuestra familia era un ejemplo para muchos, incluso justo antes de esta negativa experiencia, nos encontrábamos con una situación económica estable, nos congregábamos en una iglesia local, y éramos parte de el grupo de matrimonios que se reunía con regularidad para estudiar la palabra y hablar de temas de parejas y la familia. Pero algo muy importante nos hacia falta, y eso era que Cristo fuese el centro de nuestras vidas y nuestro hogar y que tuviera el primer lugar antes que todo lo demás. A pocos meses antes que terminara el año 2003, yo entre en esa relación extra marital con una compañera en el trabajo en ese entonces. Los días pasaban y me fui ausentando cada vez mas de mi familia y mi esposa, y escondiéndole la verdad mientras me ocultaba tras excusas como vicios, el trabajo, etc. hasta que el 28 de Diciembre de ese año, mientas nuestra relación como esposos estaba por el suelo le dije a mi esposa que no la amaba mas, pero aun le ocultaba la verdad de esa relación. Ella sin aun poder creer esas palabras, trato de seguir adelante con lo que literalmente era una pesadilla. Después de varios meses después de haberle dicho aquellas palabras tan duras, nos encontrábamos en una situación deplorable como familia, yo por mi lado totalmente ausente, llegando en las madrugadas y sin dirigirle la palabra a mi esposa y siendo muy frío con mis hijos durante los fugaces momentos que estaba con ellos. En el mes de Mayo del 2004, mi esposa descubre la verdad de la relación con la otra persona cuando revisa la factura del servicio de teléfono celular y ve el detalle de cientos de mensajes de texto a un numero desconocido; como era de esperarse, ella toma a mis hijos y decide irse de la casa y mudarse con sus padres, en este momento esto se había convertido en un problema que llego a afectar a toda nuestra familia inmediata, padres y hermanos. Muchos dijeron en ese momento: "ese matrimonio hasta aquí llegó, ya no queda mas por hacer".

La verdadera raiz del problema. (Manuel)

Muchos pensaran que la raíz del problema fue en si la infidelidad, y aunque si fue el detonador, existieron muchos otros ingredientes que contribuyeron para llegar a este punto. En una crisis matrimonial no se puede decir que solo una persona tiene la culpa, es posible que una de las dos conlleve mayor responsabilidad, como es nuestro caso donde yo abrí una puerta al enemigo para destrucción, pero puedo decir que en si la infidelidad no fue el problema o la raíz de tal, solamente fue un medio para llegar a la recta final de la crisis. El verdadero problema radicaba en algo que en mi infancia afectó mi carácter, la cual sirvió para alimentar de una manera absurda una raíz de amargura muy profunda y peligrosa. Digo de una manera absurda, porque como en la vida de cualquier persona donde las discusiones son parte normal, mi reacción ante tales momentos en el matrimonio era de guardarme las cosas; el quedar en silencio era mi defensa favorita, pero que me llevo a una condición severa dentro de mi corazón. Esto se desarrolla en mi carácter desde temprana edad y obviamente lo llevo como equipaje y así igualmente Jenny, eramos dos personas llevando consigo nuestras propias luchas como un equipaje adicional a nuestro matrimonio .Ya en mi matrimonio, la falla en mi carácter provoca que yo ceda cada vez que tenemos una discusiòn, solamente para evitar en sí el conflicto, provocando que mi corazón se convirtiera en el albergue de una gigantesca raíz de amargura . Mi corazón era en si una bomba de tiempo que en cualquier momento destruiría todo a su alrededor, y ese bomba exploto al yo "tomar fuerza" para por fin sacar esa amargura de la forma menos saludable y mas egoísta posible, que estaba siendo avalada por Satanas al dejarme usar para destruir lo mas importante en mi vida: mi matrimonio y la vida de mis hijos.

Una esposa desesperada y enfrentado una realidad impensable. (Manuel)

Antes de irse de la casa después de descubrir la verdad de la otra relación; mi esposa vio como poco a poco nuestro hogar iba derrumbándose y rumbo a una tragedia. En realidad ella pensaba que el problema eran los vicios como el alcohol y el cigarrillo que me estaban destruyendo y alejando. Desesperada buscaba que personas hablaran conmigo y pudieran hacerme entrar en razón. Pasaba hasta altas horas de la noche esperándome que regresara, a veces los niños se golpeaban o lastimaban jugando y ella necesitaba de mi ayuda pero mi ausencia era lo único que ella recibía. Cuando le dije esas palabras tan duras que ya no la amaba, literalmente la aplaste y decidió llevar esa carga ella sola sin decirle a nadie durante 6 meses, muchos empezaron a observar mi actitud extraña pero ella me excusaba diciendo que tenia mucho trabajo. Pasaron esos meses y llego el día en que ella descubrió la verdad, y al irse con nuestros hijos enfrento aun mas retos y desafíos. Salió de la casa dejando atrás un matrimonio de un poco mas de 7 años e innumerables recuerdos en su mayoría buenos. Se fue con un corazón profundamente herido y lastimado por esa bomba de tiempo que había estallado y destruido todo.

Tiempos de angustia y desolación. (Manuel)

Después de la separación, mi situación como hombre era terrible, estuve a punto de perder mi trabajo y mis relaciones personales y familiares estaban por el suelo. Esta nueva modalidad de expresar y sacar esa amargura de mi corazón estaba fuera de control, y como padre era un caos. Lo que un día ilógicamente y egoístamente pensé que podia ser la solución de mis problemas, se había convertido en un infierno en vida. Recuerdo que después de quedar solo, añoraba estar con mi familia, pero por mi orgullo y por la otra relación me era imposible estar con ellos, esa falta de paz se prolongo por mucho tiempo, y pensamientos negativos de mi mismo me atormentaban día tras día. Satanas es muy astuto, el va a pintarnos y ofrecernos una realidad muy bonita, pero esa realidad es una mentira que nos llevara a nuestra destrucción. Como hombres, esposos y padres de familia, somos un blanco altamente cotizado, ya que cuando nos logra engañar y hacer caer, toda la familia cae. Los meses continuaron pasando y mi situación interior nunca mejoro, al contrario, siguió empeorando. Durante este tiempo, mi esposa experimento una revolución en su vida, ella cambio radicalmente, ahora en vez de culparme o tomar represalias, me bendecía cada vez que tenia oportunidad, irónicamente eso me molestaba, verla llena de paz y siguiendo adelante en la vida me producía molestia, porque era lo que yo había deseado alcanzar pero que cada vez se alejaba mas. Las ocasiones en que ella decidía bendecirme, eran como oasis en todo ese desierto en el que mi vida se había convertido, de verdad que eso se convirtió en un refrigerio para mi alma. Varias veces encontré afuera de la puerta por la mañana un desayuno que ella me había preparado junto con una nota bendiciendo mi vida, Dios estaba utilizando a mi esposa, a mi compañera, a darme el auxilio que necesitaba y aunque yo lo despreciaba, en mi interior era como una gota de agua que empezaba a debilitar mi corazón que estaba tan endureció y entenebrecido. Tambien me enviaba correos electrónicos con reflexiones bíblicas a las cuales yo respondía duramente o en su mayoría no respondía, pero que al final hacían eco en un corazón que desde temprana edad fue expuesto a la Palabra de Dios. A esta altura mis padres estaban involucrados igualmente llamándome desde el extranjero y apoyándome y dándome palabras de animo aun cuando no las merecía. Fue sin duda un tiempo doloroso pero en el cual Dios obro en nuestro matrimonio que estaba por el suelo y prácticamente muerto, muchos nos decían que lo mejor era terminar con todo de una vez, otros se mantenían firmes dándonos palabras de animo para continuar a una segunda oportunidad, pero yo estaba discapacitado, y era necesario que Dios arreglara mi corazón antes de salir a una segunda vuelta en mi matrimonio. Fueron muchas las personas que oraron y que hasta este día siguen orando por nuestro matrimonio. Recuerdo que un proverbio (no de la Biblia) me impacto mucho, y dice así: "Amame cuando menos lo merezca, porque es cuando mas lo necesito". Ese era yo, y aunque mis gritos de auxilio eran ahogados por mi orgullo, Dios se encargo de proveerme del amor que tanta falta me hacia pero que no lo merecía.

Esperanza en medio de la prueba. (Jenny)

Al enfrentar ese dolor tan grande, sintiéndome traicionada, y con tantas mentiras acumuladas, no me di cuenta el momento en el que empece a llenar mi corazón de resentímiento, amargura y enojo, pero podía claramente ver como dañaba a quienes mas amaba y tenia mas cerca que en ese momento eran ¡mis hijos y mis padres! Un día mientras estaba en una de las habitaciones de la casa de mis padres, sentía que ya no podía mas, y allí mismo me arrodillé llorando y el Señor me hablo una palabra que sería el principio del milagro poderoso que El empezaría a hacer en nuestras vidas. La palabra que me dio fue que a partir de ese momento yo iba a tener que cambiar todo ese odio y palabras hirientes que Manuel me decía, TODO, yo lo cambiaría por ¡AMOR! Esta nueva forma de reaccionar se convertiría en la medicina para ir sanando mi corazón. Cuando hablábamos y mi esposo me decia cosas horribles y con intension de lastimarme, yo le hablaba con amor y le bendecía. Fue un proceso en el cual Dios lleno mi tanque de amor para compartirlo con mi esposo. Empeze a tener una certeza que algo grande estaba por hacer Dios en nuestras vidas como matrimonio y familia, asi que me aferre mas fuerte a El, busque ayuda en la iglesia, iba todo el tiempo con mis dos hijos para congregarnos, Dios se encargo de poner mujeres que fueron angeles que me ayudaron a levantarme en este proceso. Una de esas mujeres me aconsejo orar sobre la vida de Manuel el pasaje de Ezequiel 37, donde Dios le pide a Ezequiel que le hable y declare sobre un montón de huesos secos que estaban regados en un valle, todo ese valle se convirtió en un lugar lleno de personas que cobraron vida por el poder de Dios que opero a través de la proclamación de Ezequiel, entonces, cambie las partes claves por el nombre de mi esposo y la hice por mucho tiempo. También leí muchos libros que Dios uso para seguir sanando mi corazón, memorize su palabra, hice un diario con vesriculos claves para ese tiempo duro y lo rotulé: "VERSICULOS PARA MIS MOMENTOS DE ANGUSTIA". Los meses fueron pasando y veía muy poco de reacción en mi esposo pero seguí constante y perseverando, no fue fácil, pero Dios renovaba mis fuerzas y mi relación con mi Señor llego a florecer de una manera muy especial y se convirtió en mi sostén. Ahora ya no era Manuel el que tenia el primer lugar en mi vida, era Dios, el había reclamado su lugar en mi corazón y todo estaba en seguir confiando en El y sus tiempos. Al siguiente año mi esposo decide irse a Estados Unidos en el mes de Marzo, fue un golpe fuerte, sobre todo para nuestro hijo mayor, que quedo con su corazón roto despues de la partida de mi esposo. Un día antes de su viaje me entrego una carta muy peculiar, en ella me escribía que su corazón estaba duro como una piedra y que cuidara inclusive a nuestros hijos de esa dureza, me sorprendió, pero me dije que si el tenia un corazón endurecido entonces creería y proclamaría la palabra donde dice que Dios promete cambiar un corazón de piedra por uno de carne (Eze. 11:19). Al pasar los meses, desafortunadamente la salud de mi papi agravo en gran manera, era otra prueba mas en medio de la otra que se había tornado muy incierta. Fue muy duro ver a mi papi morir cada día, su salud no mejoraba y ya hospitalizado falleció en el mes de Octubre de ese año, fue un golpe muy fuerte y un dolor muy profundo, como si tu corazón sangrara por dentro, pues amaba con mi vida a mi papi, pero también fue maravilloso y sorprendente ver como el fue usado por Dios en ese tiempo, siempre le mostro a Manuel un fuerte cariño como un papá porque lo amaba como a un hijo, nunca un reclamo por lo que habiamos pasado como pareja, lo recibía en la casa y le servía la comida cuando Manuel llegaba a ver a los niños que muchas veces llegaba sin comer, pues el seguia llevando super mal su vida. Antes de morir cuando yo estaba al pie de su cama llorando por verlo tan mal recuerdo que me miro y me dijo: ¿Hija porque lloras? le dije que no era nada y me dijo: Vas a ver que te vas a ir para allá (Estados Unidos) donde esta Manuel y todo va a estar bien. pasaron un par de días y su estado empeoró y murió.

Un paso de fe. (Jenny)

Mi esposo ya llevaba varios meses en Estados Unidos y mis suegros se encontraban en Houston, Texas. Había pasado un mes y medio desde la muerte de mi papi y mi esposo seguía su vida desordenada sin embargo Dios empezaba a obrar en su corazón, a pesar de estar distante y ausente en este tiempo tan duro, el a su manera experimento el cuidado de Dios sobre su vida, el buscaba los días Domingos ir a la iglesia, aun después de haber estado en fiestas el viernes o el sábado anterior y eso era señal que Dios ya lo estaba atrayendo con su amor, amor que también recibió de sus padres en el tiempo que convivio con ellos antes que se mudaran a Houston en la ciudad de Los Angeles, donde el había decidido quedarse. Mientras tanto, yo junto a mi mami nos alistábamos para salir hacia Houston donde también residía mi hermano mayor. Por mi lado yo había acordado quedarme donde mis suegros y recuerdo que mi mami se acerco a decirme que fuéramos a "ver como estaba la situación", pero que regresaremos, en ese momento escuche las palabras audibles de Dios diciéndome: "es el momento Jenny". Le conteste a mi mami, "es el momento....es el momento mami" y voy a quedarme de una vez. Mi esposo no hacia ni siquiera planes de quedarse, el iba a viajar a Houston y regresar a Los Angeles, tuve que mantener la confianza y fe que El haría un milagro en nuestras vidas y fijar mi mirada en Dios y no en lo que hacia o no hacia mi esposo. Estaba dando un paso de fe que no era fácil, pues esa es la fe, tener la certeza de lo que esperamos aun cuando no vemos nada naturalmente. Llegamos a Houston y a los pocos días llego mi esposo para "pasar las fiestas". Aun después de todo ese tiempo me enfrente a un rostro frío y un corazón aun endurecido, pero mis armas ya no eran las mismas, Dios me dio su paz y renovaba mis fuerzas cada día. En una ocasión mientras doblaba su ropa y la guardaba en el closet del cuarto donde el dormía solo, se me quedo viendo desde la cama y me pregunto: ¿como hiciste? Estas tan llena de paz. ¿como hiciste para deshacerte de toda esa amargura? Yo le conteste, levante mis manos y me rendí a Dios y el me sano, y me salí del cuarto con lagrimas en mis ojos. A partir de ese momento Dios tomo aun mas el control, Manuel no pudo regresar a Los Angeles, mi suegro perdió su empleo en ese mes y mi esposo decidió quedarse para apoyar a su papá. Pasaron los meses y continuo con su corazón duro pero empezamos a asistir a una iglesia, no habían pasado ni seis meses cuando Dios hizo el maravilloso milagro, Manuel se rindió a Dios y le entrego su vida al Señor Jesus. Dios no solo restauro nuestro matrimonio y reconstruyo nuestro hogar, también cuido los corazones de nuestros hijos y sano los nuestros. Seis años después nos manda para completar nuestra felicidad a nuestro tercer hijo, a nuestra amada princesa Gissele y que el significado de su nombre es: Promesa y prenda de felicidad, el cual supimos después que escogimos nombrarla así.

Un nuevo corazón. (Manuel)

A los pocos dias de haber llegado a Houston, me encontraba con un peso enorme en mi interior. Estaba frustrado por no haber podido regresar a Los Angeles y le hacia la vida imposible a todos en la casa, no me soportaba ni yo mismo. Un día mi esposa me dio un ultimatum diciéndome que no estaría toda la vida en esa posición y que ella podia rehacer su vida si así yo decidía no darnos la segunda oportunidad. Estaba tan cegado por mi egoísmo y orgullo que no miraba lo que estaba provocando. Esa charla me sacudió pero seguía terco endureciendo mi corazón ante mi familia. Cierto día al salir de la casa para ir al trabajo mi mamá me siguió a la puerta y me pregunto ¿que porque no le daba una oportunidad a Jenny?¿Porque no le daba una oportunidad a Dios en nuestro matrimonio?, y le conteste: "mami, si yo no quiero, Dios no hará o no podrá hacer nada". Me empece a sentir peor en mi interior, fue como si Dios soltara todo el peso de la amargura y resentimiento sobre mi y me dijera: "¿con que quieres cargar tu solo con esto?" "ok.....toma, aquí esta todo el peso de la amargura y resentimiento de tu corazón, ¿a ver como te va?" Fue terrible, me ahogaba en mi interior y quería escapar de todo aquello y era imposible, hasta que llegue un día a la casa después del trabajo y me encerré en una de las habitaciones y me tire al suelo llorando, le pedi perdón a Dios y le clame que me ayudara, que no soportaba ni un segundo mas.....en ese mismo instante Dios hizo desaparecer esa carga, la quito por completo....recuerdo que me levante y ya no sentía ese peso en mi interior. Por fin mi corazón podía expresar lo que tanto había anhelado por tanto tiempo, era capaz de amar a mi esposa y mi familia y expresarles todo ese amor. Fue una liberación, una sanidad y una transformación sobrenatural que hasta el día de hoy me sacude y me sorprende. Sin duda alguna fue la gracia de Dios que convirtió mi corazón de piedra en uno de carne lleno de su amor.

Todo lo hace nuevo. (Jenny)

Han pasado mas de 10 años de haber llegado a este país, llegué atravesando dos de las pruebas más difíciles de mi vida, un mes atrás la perdida de uno de mis padres, sumándole a eso un matrimonio roto por la separación de dos años con mi esposo, con un bebé de dos añitos en brazos y un niño de ocho años. Agradezco el haber sido obediente a la voz audible de Dios cuando me dijo que era el momento (eso significaba dejar todo: mi país, mi trabajo, mi casa y llegar a un país desconocido) y mantener la confianza y fe q El haría un milagro en nuestras vidas. Hay detalles impactantes de Dios en nuestras vidas con los cuales nos dice y cumple su palabra que El es poderoso para hacer todas las cosas mucho mas abundantemente de lo que nosotros podemos imaginar o pensar. Efesios 3:20.

Glorificamos el nombre de Dios y nuestros días no alcanzarán para servirle y agradecer su bondad en nuestras vidas. Ahora, años después, podemos gritar de su poder, su cuidado, su amor, su gracia, su misericordia, su perdón, su fidelidad y su sostén. No es fácil llevar un matrimonio como Dios quiere, se necesita compromiso, esfuerzo, decisión, pero sobre todo, poner tu matrimonio sobre la roca que es JESUS. Todos pueden fallar pero El siempre se mantendrá fiel y será tu ayudador. Lo que para el ojo humano es imposible, para Dios TODO es posible. No sé lo que en este momento tu que estás leyendo nuestro testimonio estés pasando, pero Dios te dice no temas y confía, movernos por fe humanamente es difícil pues cuando das ese paso no ves nada. Aférrate a Dios, El nunca te dejará, si estás atravesando un valle El va contigo, recuerda su palabra dice que: en tu debilidad se perfecciona su poder. 2.Corintios 12:9. Nuestra vista es limitada pero Dios ve más allá, El ve el cuadro completo y sus planes siempre serán de bien y no de mal para nuestras vidas. “Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.” Jeremías 29:11 . Por nuestro matrimonio nadie daba nada, pero CRISTO LO DIO TODO. Y si lo hizo con nosotros lo puede hacer una vez mas contigo sea cual sea la situación que atravieses. No dejes de creer, cuando menos lo esperes nuestro Dios te dejara soprendido como lo hizo conmigo. Ahora celebramos que hace mas de 10 años Dios cambió nuestra historia y lo que el diablo quería para destruirnos El lo cambió para BENDICIÓN ❤️.

Credits:

Created with images by Hush Naidoo - "The way words create a heart …" • Kelly Sikkema - "Happy Singles Awareness Day" • Daniel Hjalmarsson - "untitled image" • Nolan Issac - "Cracked Cream Walls" • raquel raclette - "untitled image" • geralt - "cross sunset silhouette human kneeling knee pray" • Leio McLaren (@leiomclaren) - "untitled image" • Jamie Street - "untitled image" • Alice Donovan Rouse - "mountain sunrise"

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.