CAMINO A RUSIA 2018 llegó la hora de DARLE UN BESO A LA SOÑADA CLASIFICACIÓN

Como nunca Uruguay está ante el desafío de clasificar por primera vez, desde que las Eliminatorias se juegan bajo el sistema de todos contra todos, directamente al Mundial. Agosto, setiembre y octubre de 2017 marcan el final del camino: Argentina, Paraguay, Venezuela y Bolivia. La celeste está cerca de sellar el pasaporte y quedan 12 puntos por jugar.

Por qué no puede ser ahora

Argentina y Paraguay, los rivales de la doble fecha de Eliminatorias de agosto y setiembre, parecen escollos demasiados difíciles para que Uruguay pueda firmar la clasificación al Mundial a falta de dos partidos para el cierre del clasificatorio, y deba esperar a octubre (ante Venezuela y Bolivia) para celebrar su desembarco en el tercer mundial consecutivo.

El nivel futbolístico de los celestes no anima, la crisis de la selección genera dudas, pero ¿por qué no puede asegurar en los partidos en Montevideo y Asunción el pasaje directo a Rusia 2018? Si Argentina viene a los tumbos, con entrenador nuevo, y la albirroja no le gana a Uruguay desde hace una década.

El equipo de Tabárez tiene la oportunidad histórica de asegurar su lugar en el torneo del próximo año. El hincha se anima a soñar, agotó las entradas para el partido con Argentina y empujará desde el cemento para que el combinado consiga un gran paso.

Uruguay-Argentina. Jueves 31 de agosto. Estadio: Centenario. Hora: 20

¿Cómo paramos a Messi?

Es la gran interrogante que se plantea cada vez que Uruguay debe enfrentar a Argentina. No existe fórmula para detener a Messi. Así lo entiende el propio entrenador de Uruguay, Óscar Washington Tabárez que en 2015 declaró: “Messi es impredecible porque no se puede decir qué hace; siempre sorprende, tiene un gran dominio de pelota, velocidad, va un segundo adelantado. Arranca en diagonal de derecha a izquierda y lo mas peligros es cuando trae la pelota con la izquierda. O cuando pone pelotas al lado opuesto como lo hace en Barcelona”.

Cada vez que Uruguay lo enfrentó, la idea pasó por escalonarlo. En ese sentido, en algunos partidos cobró vital importancia la tarea de Martín Cáceres. El Pelado, que lo conoce de su paso por Barcelona, expresó: “No hay una fórmula para marcarlo. Es que nunca sabés para dónde te va a agarrar”.

Álvaro González aportó: “Es un jugador de gran categoría y si le das la pelota te entra por todos lados. Hay que presionarlo como hicimos con todos los rivales hasta el momento”.

El Cacha Arévalo Ríos entiende que lo más adecuado es “no dejarlo jugar libre, si no va a hacer su partido y generar situaciones de gol. Tenemos que tenerlo de referencia, marcarlo, y estar cerca de él”.

Para el técnico de Uruguay la idea pasó por “escalonar y en la última línea estar atentos a los posibles destinos de la pelota. Es lo único. Es muy difícil planificar un partido tratando de limitar a un solo jugador”.

El convencimiento es una de las “fórmulas” que trasmite Tabárez a los jugadores de Uruguay. “Hay una frase que dice: Si tienes un problema y tienes la solución para qué te preocupas. Y yo digo: Si tienes un problema y no tienes la solución para qué te preocupas. Hay muchas cosas que podemos hacer que ni Messi ni ninguna persona puede impedir, como ser tercos y creer que podemos”.

¿Con qué Argentina se va a encontrar Uruguay? Es una verdadera incógnita. El equipo venía a los tumbos por las Eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018 y la AFA decidió pegar un golpe de timón. Fue a buscar a Jorge Sampaoli, un entrenador que llevó a Chile al Mundial, lo hizo ganar la Copa América de 2015 -la primera en la historia de la Roja- y, por sobre todo, se destacó por su apuesta al juego ofensivo.

“Yo les digo a los jugadores que hasta el minuto 94, 95, tenés que atacar; después nos fijamos cómo salimos”, dice Sampaoli. Eso da una pauta de su estilo. Generalmente le gusta defender con tres hombres y ocupar el ancho de cancha atacando por las bandas. Sus equipos no apelan a los centros sino que le gusta desequilibrar con paredes y triangulaciones.

Pero acaso la premisa fundamental es la presión, lo que hace que sus equipos sean insoportables y tan sufridos para el rival. En el libro “No escucho y sigo”, Sampaoli revela: “A través de la presión, del robo, atacaba. Con mucha presión sorprendía. Jugué en línea, en zona, con líbero y stoppers y fui modificando algunos dibujos geométricos, que tampoco son determinantes. Eso sí: si querés presión alta la debés aplicar en forma conjunta y organizada en siete metros por jugador, y que la pelota vaya donde yo quiero para robarla. Al principio fue eso, no dejar jugar y atacar en base a la recuperación inmediata”. Uruguay deberá ser cuidadoso en este tema.

No obstante, entra a jugar otro análisis: ¿En qué medida puede llevar adelante su idea Sampaoli con el escaso tiempo de trabajo que tuvo con los jugadores? ¿Tomará el riesgo de jugar con línea de tres en el Centenario?

Acaso la definición más certera del momento que vive el rival de Uruguay la brindó Gerardo Pelusso: “Argentina, esta Argentina, es una bomba de tiempo. Te puede hacer cuatro goles como se puede comer cuatro goles”.

Bajo el mando de Tabárez, Uruguay y Argentina jugaron siete veces en los últimos 11 años, Uruguay venció en un partido, empató uno (que ganó por penales y le permitió la clasificación en la Copa América de 2011 en la que se quedó con el título) y perdió cinco, de local, de visitante y en cancha neutral (en Chile por la Copa América)

Los antecedentes:

01/09/16. Eliminatoria - Argentina 1-0. Mendoza

16/06/15. C. América - Argentina 1-0. La Serena

15/10/13. Eliminatoria Uruguay 3-2. Montevideo

12/10/12. Eliminatoria Argentina 3-0. Mendoza

16/07/11. Copa América Empate 1-1. Santa Fe

14/10/09. Eliminatoria Argentina 1-0. Montevideo

11/10/08. Eliminatoria Argentina 2-1. Buenos Aires

Paraguay-Uruguay. Martes 5 de setiembre. Hora: 21.00 de Uruguay. Estadio: Defensores del Chaco

Hace una década que Paraguay no le gana a Uruguay. El último triunfo de la albirroja ante los celestes fue en las Eliminatorias para el Mundial de 2010, en Asunción, cuando en 2007 la selección de Tabárez cayó 1-0.

A partir de ese momento se sucedieron cinco encuentros, incluida la final de la Copa América de 2011, con dos triunfos y tres empates.

En el primero de esos partidos, en Montevideo en 2009, Uruguay le ganó 2-0 a Paraguay en el Estadio Centenario. El técnico de la albirroja era el argentino Gerardo Martino. El primer gol fue obra de Diego Forlán, tras jugada de Luis Suárez, y el segundo del entonces capitán Diego Lugano, de cabeza, luego de un tiro libre ejecutado por… Luis Suárez.

De todas formas, el choque más recordado entre uruguayos y paraguayos fue el de la final de la Copa América de 2011, cuando Uruguay goleó 3-0, en una paliza futbolística en el Monumental de Buenos Aires, que le permitió a los celestes lograr su título continental número 15.

No fue menos el de las Eliminatorias en 2011, cuando en Asunción Diego Forlán anotó en el empate 1-1 y estableció un récord histórico y pasó a liderar la tabla de artilleros de la AUF. Poco tiempo después lo desplazaría Luis Suárez, el máximo anotador con la celeste.

20/06/2015. Copa América Empate 1-1 . La Serena

22/03/2013.Eliminatorias Empate 1-1. Montevideo

11/10/2011. Eliminatorias Empate 1-1. Asunción

24/07/2011. Copa América Uruguay 3-0. Buenos Aires

28/03/2009. Eliminatorias Uruguay 2-0. Montevideo

Uruguay 1-Brasil 4. Jugaron el 23 de marzo en el Estadio Centenario.
“Lo único cierto y objetivo es que estamos en una posición mejor que en otras oportunidades, pero eso no nos da ninguna garantía para las Eliminatorias. Todavía nos quedan seis partidos. Como todos los anteriores, estos van a ser muy difíciles. Sería un error ponerse a pensar que tenemos que ganar un partido o dos y ya está, porque eso hablaría de ciertas ansiedades. Tenemos que hacer el esfuerzo para concentrarnos totalmente en el partido que vamos a disputar y no en lo que resta, y el primero de lo que falta es el que vamos a jugar contra Brasil, que desde hace unos cuantos partidos es el mejor de las Eliminatorias”

Óscar Washington Tabárez - Técnico de Uruguay, previo al partido con Brasil

Revolcaron la ilusión

La selección comenzó el año 2017 con la esperanza de asegurar la clasificación al Mundial de Rusia 2018. Por delante tenía seis partidos y 18 puntos que generaban ilusión y expectativas en los hinchas. Un combo perfecto para cargar de emociones el recorrido de los celestes que buscan avanzar a un tercer mundial consecutivo, como no sucede desde hace 44 años. La última vez que se registró fue en 1974. En aquella ocasión participaba en su cuarta edición seguida (1962, 1966, 1970 y 1974).

Por lo que implica seguir sacudiendo la historia y porque tiene la posibilidad de clasificar por primera vez sin pasar por el repechaje, este año tiene connotaciones muy especiales para la selección. En el camino aparecían Brasil en el Centenario y Perú en Lima, luego seguirán Argentina en Montevideo, Paraguay en Asunción, Venezuela de visitante y Bolivia en el Estadio.

En marzo, previo a los choques con Brasil y Perú, Uruguay se encontraba en inmejorable posición en la tabla, pero sin margen para descuidarse por la paridad que existe. Brasil lideraba con 27 puntos y luego le seguían Uruguay (23), Ecuador (20), Chile (20), Argentina (19), Colombia (18), Paraguay (15), Perú (14), Bolivia (7) y Venezuela (5).

Tras la doble fecha de marzo (caída 4-1 ante Brasil y 2-1 frente a Perú), la selección auriverde aseguró su clasificación a Rusia 2018 y dejó a Uruguay tercero en la tabla, aún en zona de clasificación directa, pero sin la comodidad con la que había empezado a recorrer las Eliminatorias. Los seis puntos de marzo dejaron primero a Brasil con 33, Colombia 24, Uruguay 23, Chile 23, Argentina 22, Ecuador 20, Paraguay 18, Perú 18, Bolivia 10 y Venezuela 6.

Sin Suárez, no es lo mismo

La ausencia de Luis Suárez, suspendido, fue indisimulable. En una noche en la que los hinchas volvieron a mostrar su adhesión a la selección, con un estadio que lució colmado, Uruguay se adelantó ante Brasil a los 8' a través de un gol de Edinson Cavani, pero tres tantos de Paulinho y uno de Neymar -que el 23 de marzo mostró por qué es Neymar-, acabaron con el sueño de los celestes de conseguir puntos.

En los 20 encuentros que Uruguay jugó sin Suárez, incluida la última caída ante Brasil, cinco correspondieron a Eliminatorias. En esas dos decenas de partidos, los celestes marcaron 29 tantos, en su mayoría por los delanteros, pero la verdadera influencia en la red la establecieron los defensas que anotaron el 31% de los goles, un registro que no es común.

En esos 20 partidos los defensas anotaron 9: Diego Godín anotó cuatro goles, José María Giménez y Martín Cáceres dos y Palito Pereira uno. Los delanteros marcaron 15 y los volantes 5.

Los momentos en los que los defensas dejaron su sello y agregaron valor al triunfo fueron en las victorias 2-0 ante Bolivia en La Paz, 3-0 con Chile en Montevideo y 3-0 con Colombia en Montevideo.

Desde que Tabárez regresó a la selección en 2006, Uruguay nunca le pudo ganar a Brasil. Jugaron seis partidos, incluido el de marzo, con tres empates y tres triunfos norteños.

Los antecedentes:

10/7/2007. Copa América Empate 2-2. Maracaibo

21/11/ 2007. Eliminatorias 1-2. San Pablo

6/6/2009. Eliminatorias 0-4. Montevideo

26/6/2013. Confederaciones 2-2. Belo Horizonte

25/3/2016. Eliminatorias 2-2. Recife

23/3/2017. Eliminatorias Brasil 4-1. Montevideo

Perú 2-Uruguay 1. Martes 28 de marzo en el Nacional de Lima.

Lima estuvo lejos de ofrecer a Uruguay una buena noche de fútbol y la Celeste extendió su crisis futbolística: Perú ganó 2-1. El regreso de Suárez tras la suspensión no fue solución para los problemas de la selección, que otra vez empezó con un gol de ventaja, esta vez a través de Carlos Sánchez, pero no consiguió sostener en el tiempo y las conquistas de Paolo Guerrero y Edison Flores derrumbaron las posibilidades de Uruguay.

Sin puntos, la doble fecha dejó un saldo negativo para los celestes, que vieron pasar los dos primeros encuentros de los seis previstos para este 2017 en la recta final de las Eliminatorias.

Venezuela-Uruguay. Jueves 5 de octubre. Cancha y ciudad a definir

Uno de los últimos obstáculos que tendrá Uruguay en su camino al Mundial será la visita a Venezuela. Para muchos un rival más. Sin embargo, la historia de los últimos tiempos habla de otra cosa. Los venezolanos lo toman como un clásico y el partido suele tener un clima particular.

El técnico Tabárez tiene claro que no será sencillo: “Hay gente, la mayoría, que hace presunciones por sensaciones: “Pah, los dos últimos partidos son con Venezuela y Bolivia”. No sé a quién se le ocurre que Venezuela es fácil, y más de local. Este camino siempre ha sido muy difícil y tenemos que aprovechar y propiciar las oportunidades que se vayan presentando. Ahí corre nuestra suerte y ha sido así”.

Uruguay-Bolivia. Martes 10 de octubre. Estadio: Centenario. Hora: 20

A esta altura del recorrido, luego de tres años extenuantes, de jugar en la altura, con calor, humedad o lluvia. Después de los vaivenes de la tabla. Es de esperar que en la última fecha, cuando Uruguay reciba a Bolivia, sea el partido propicio para celebrar la clasificación al Mundial de Rusia 2018.

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.