Loading

Reporte Segunda Escucha Creativa Cecrea Vallenar, 30 de junio de 2017

¿Cómo fue la experiencia de niños, niñas y jóvenes (NNJ) en los laboratorios del primer semestre de 2017 en Cecrea Vallenar? ¿Cómo creen ellos/as que podría mejorar el ciclo programático? Con estas preguntas en mente, Cecrea Vallenar realizó su segunda Escucha Creativa.

¿Qué es una Escucha Creativa? Es una metodología participativa, lúdica y de consulta que busca recopilar información para la constante retroalimentación del programa, y la toma de decisiones en cada Cecrea.

Se realiza al finalizar o durante cada ciclo programático. Para ello se invita a niños, niñas y jóvenes (NNJ) que han participado de los laboratorios en Cecrea para conocer su experiencia, además de proyectar la programación y la vida del Centro. La Escucha Creativa pone de manifiesto el derecho de los NNJ a participar y ser escuchados.

En Vallenar, la segunda Escucha Creativa de 2017 se realizó el viernes 30 de junio en las dependencias de la Sede Vecinal Sargento Aldea. Fue gestionada y coordinada por el Consejo de la Cultura de la región de Atacama y Grupo CMD.

¿Cuál fueron los propósitos de esta segunda Escucha? El primer propósito fue evaluar el segundo ciclo programático de laboratorios, el que aún estaba en ejecución. Los laboratorios realizados a la fecha eran: "Rescate de la naturaleza y su entorno a través de la imaginación y las artes", "De la sala de clases, al mundo vivo de Atacama - nos movemos cantando por el valle del Huasco", y "Yo diseño y construyo mi propia fuente de energía a través de las ciencias y las tecnologías".

El segundo propósito fue proyectar los próximos ciclos programáticos en línea con los intereses y aportes de los niños, niñas y jóvenes (NNJ) que han participado en la experiencia Cecrea. Esta jornada contó con 2 facilitadores y 3 observadores.

Participaron 17 niños, niñas y jóvenes, de 6 a 13 años.

Inscripción y recepción de niños, niñas y jóvenes (NNJ)

Luego de su inscripción, los participantes registraron sus expectativas de la jornada en gotas de lluvia, información que utilizamos para el trabajo que venía a continuación.

La segunda Escucha Creativa de Vallenar contó con un grupo de NNJ muy entusiasta, enérgicos y colaboradores, quienes mostraron en todo momento una disposición emocional para compartir sus experiencias de los distintos laboratorios.

¿QUÉ HICIMOS?

Momento 1: La recepción

Para iniciar la jornada, conocernos y generar confianza entre los participantes, jugamos al "Lazarillo 2.0" y a "Las 4 esquinas".

El "Lazarillo 2.0" es un juego de confianza que consiste en armar parejas, donde un integrante con sus ojos vendados debe transitar un circuito de obstáculos y gracias a la ayuda del compañero, evitar caídas.

"Las 4 esquinas" es una dinámica que permite a los participantes, conocer sus intereses y reconocer sus similitudes. En esta oportunidad, nos permitió conocer las expectativas de los participantes y comunicarlas al resto del grupo.

Momento 2: Evaluamos el ciclo programático

¿Qué hicimos? Nos dividimos en dos grupos y los invitamos a recordar, a través de un viaje imaginario, los momentos claves que marcaron sus experiencias en los laboratorios del primer semestre. "¿Cómo supieron del laboratorio?", "¿Cómo fue su primer día?", "¿Cuál fue la primera persona que vieron?", "¿Cómo se sintieron ese día?", "¿Qué cosas aprendieron, los emocionaron y/o los incomodaron?", entre otras.

Jugando al Scrabble

Luego, comenzamos a materializar los recuerdos en una serie de palabras, previamente seleccionadas y otras creadas por los NNJ, para así ir jugando al "scrabble". De esta forma, se fueron entrecruzando palabras azules (recuerdos), con verdes (que expresaban evaluaciones positivas) y naranjas (que representaban aspectos a mejorar de las experiencias vividas en los laboratorios).

Lo pasamos bien en el taller de electricidad. Hicimos un probador de continuidad, para ver si se encuentran metales, ver si hay corriente. Fue entretenido. Fue una distracción. No teníamos nada que hacer en la casa.
Lo que más me gustó fue conocer amigos, gente nueva, conocer, nuevas personas.
Juego Scrabble
Habían niños que molestaban y eso no me gustó.
Lo que más me gustó fue el arte. Me gusta crear, pintar, dibujar, hacer arte. Pintamos en tablas de madera chiquititas.
Lo que no me gustó fue el horario del taller. Salíamos un poco tarde.

Momento 3: Proyectemos el ciclo programático

¿Qué hicimos? A través de una lluvia de ideas expuestas en post-it de colores, los participantes nos comunicaron sus intereses, en cuanto a comidas favoritas, entretenciones, lugares que les gustaría visitar, sueños, deseos y actividades que les gustaría aprender a través de los laboratorios de Cecrea.

.

Comunicando sus intereses

Luego, se dividió a cada grupo en dos, de acuerdo a las actividades que ellos quisieron realizar. Los más grandes prefirieron hacer "las noticias del futuro", creando un titular de diario, que representara sus aspiraciones y anhelos. En el caso de los más pequeños, quisieron trabajar con plasticinas y masas, modelando paisajes, objetos, personas, entre otras cosas que expresaran sus intereses y proyecciones para los futuros laboratorios Cecrea.

Creando y modelando
Me gustaría un taller de robótica (...) en cualquier lugar que tenga los materiales, igual no tan lejos. Quiero hacer parte de robot.
Deseo una ciudad más linda y esas casas viejas, arreglarlas.
Dejando fluir la creatividad
Me gustaría un laboratorio de música, la historia del rock. Un taller donde pueda tocar batería, guitarra, improvisar rap (...) Yo sé tocar batería pero no la tengo.

Al final de la actividad, los participantes presentaron sus creaciones a sus compañeros:

Con la información generada en ambos trabajos pudimos visualizar cuáles eran los intereses de los NNJ para el desarrollo de futuros laboratorios.

Consejo: Aprendizajes de la jornada

¿Qué hicimos? Nos reunimos en una gran medialuna y los participantes aceptaron el desafío de escribir en solo una palabra la experiencia o aprendizaje que se llevaron de la jornada.

A partir de las respuestas que ellos entregaron, los facilitadores y observadores se dieron a la tarea de representar a través de mímicas, los conceptos o palabras que más se repitieron, teniendo los participantes que adivinarlas. A este último juego le llamamos "caras y gestos".

Luego que el grupo descubriera los conceptos interpretados por facilitadores y observadores, se otorgaron un fuerte aplauso por la excelente participación y aporte en las actividades propuestas, llevándose un sticker de recuerdo de la sesión.

Recuerdo

¿Qué escuchamos?

Ordenamos la información recopilada en aspectos positivos, negativos e ideas para futuros laboratorios.

Lo positivo

¿Cómo analizamos? A partir del juego "scrabble" pudimos segmentar la información en cuanto a las evaluaciones positivas que se tenían de facilitadores, recursos, convivencia, pertinencia de las actividades, entre otras.

Aspectos positivos

Lo mejorable

¿Cómo analizamos? A partir de las actividades y opiniones se desarrolló el siguiente cuadro resumen.

Ideas para mejorar

Los participantes nos dieron las siguientes ideas para los futuros ciclos programáticos

Conclusiones

Sobre el ciclo de laboratorios en que participaron

  • Los niños, niñas y jóvenes valoraron positivamente la experiencia vivida y aprendizajes adquiridos en los laboratorios del segundo ciclo programático. Hubo consenso en cuanto a la utilidad e impacto de los conocimientos aprendidos en cada actividad, pudiendo proyectarlos en su día a día.
  • Aquellos que trabajaron con electricidad, manipularon nuevas herramientas que también podrían utilizar para hacer sus propias iniciativas, como también quienes descubrieron en la naturaleza espacios patrimoniales, fueron capaces de ver la necesidad de rescatar sus espacios públicos.
  • Sin embargo, hubo dos experiencias que resultaron incómodas durante el proceso de los laboratorios, como fue el caso de la visita al ex-matadero y, por otro lado, la suciedad hallada en el jiguero.
  • La gran mayoría de los NNJ destacó la posibilidad de compartir con otros compañeros/as, formando nuevas amistades, en un espacio saludable donde podían expresar sus ideas, entretenerse y aprender.

Sobre ideas para la programación futura

  • Los NNJ coincidieron en el deseo de participar en nuevas ofertas programáticas asociadas al cuidado de animales, desarrollo de habilidades musicales, experimentación tecnológica, exploración de la naturaleza y el ambiente (como también de su historia), de artes manuales y arquitectura.
  • En cuanto a recursos y materiales destacaron la importancia de que éstos fueran facilitados por el laboratorio (no por los participantes) y que prestaran la utilidad necesaria para el logro del aprendizaje. Por ejemplo, herramientas como el cautín, las soldaduras y las placas de cobre fueron vitales para descubrir los alcances de la energía.
  • La oferta programática de laboratorios es una experiencia real de aprendizaje en cuanto les ofrece una oportunidad a los NNJ de gatillar su imaginación y conciencia social. Por ejemplo, aquellos niños que descubrieron su entorno natural, que en algunos casos estaba abandonado y sucio, comunicaban el deseo de mejorar sus propios espacios urbanos.
  • A su vez, dicha oferta también debiera planificarse considerando los hobbies que los niños tienen y que constituyen parte de su identidad. Por ejemplo, la elaboración de mandalas, como una actividad que también tiene alcances en la práctica de la meditación y el mindfullness, o el pasatiempo del cubo rubik, que implica el desarrollo de la atención, pensamiento lógico y rapidez mental.

Sobre la convivencia en Cecrea

  • Muy importante y considerado positivamente por los NNJ, el hecho que los facilitadores no solo cumplieran con la oferta programática sino que fueran flexibles y contenedores a la hora de los conflictos que en algunas ocasiones se suscitaron. También en un caso particular, se señaló la necesidad de que los facilitadores tuvieran el manejo y control de las situaciones de modo que pudieran recuperar el orden necesario para llevar a cabo la jornada.
  • Se aprecia como una alternativa positiva, buscar lugares neutrales para la realización de los laboratorios (por ejemplo, centros comunitarios y no aulas de escuelas) de tal modo que no se generen "grupos aparte" entre los asistentes provenientes de una escuela u otra, ya que así se evita la separación natural entre los NNJ "dueños de casa" y quienes la visitan.
  • Es necesario revisar y poner atención en la convivencia en los laboratorios, ya que algunos niños y niñas manifestaron que habían algunos niños que se burlaban de los demás, generándose pequeños conflictos. Para abordarlo, se podría dejar una sesión al inicio de cada laboratorio para que los integrantes se conozcan, conversen, jueguen y compartan amenamente, generando acuerdos de convivencia para el semestre.
  • En el marco del derecho a la información de los niños, niñas y jóvenes, se aprecia que sus expectativas estaban ajustadas con los lineamientos de cada laboratorio y la Escucha Creativa 2, de lo que se infiere un proceso y convocatoria clara en cuanto a la información que se les dio y las actividades que se realizaron.

¿Qué haremos con esta información?

A partir de la información que nos entregaron los niños, niñas y jóvenes que participaron en la Escucha Creativa, como equipo Cecrea Vallenar se nos plantearon una serie de desafíos:

Los NNJ valoran positivamente su experiencia en los laboratorios Cecrea y lo visualizan como un aporte a su desarrollo cotidiano. Plantean la inquietud de continuar participando activamente, de que otros, como ellos, también puedan acceder y ser parte de nuevas y diferentes actividades.

En este sentido tenemos el primer desafío de ampliar la oferta programática y mejorar los procesos de convocatoria, desarrollando laboratorios que permitan satisfacer las diferentes inquietudes planteadas, pero también visualizar espacios que puedan responder más adecuadamente a estas necesidades.

Se aprecia gran interés por temas relacionados con el patrimonio y la naturaleza, su conocimiento, cuidado y promoción.

Desde este punto de vista, Cecrea deberá fortalecer todas las iniciativas que se relacionen con actividades patrimoniales y al aire libre.

La visión respecto del trabajo realizado por los facilitadores es buena, los ven como un apoyo, flexibles y contenedores.

En relación a este aspecto, la tarea permanente tiene que ver con mantener las formaciones de formadores que permitan el continúo aprendizaje de los facilitadores, tanto en temáticas metodológicas como de actualización en enfoque de derechos, constituyendo así una comunidad de aprendizaje Cecrea.

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.