Loading

El millonario desfalco de Juan Pari

Vio la oportunidad y la aprovechó en su máxima expresión. Consideró que se merecía un lugar más glamuroso que su barrio Chijini, atestado de casas de ladrillos viejos y eligió un departamento al sur de La Paz. Concluyó que el clima tórrido de Santa Cruz era más agradable e hizo de la capital cruceña su pequeño Caribe. Allí conoció a su rubia debilidad con la que planificó una vida hollywoodense. Para ello, contaba con la llave de Mandala que durante 11 meses le permitió sortear los laberintos y llegar al centro de su objetivo, que consistió en el robo compulsivo de distintas porciones de una torta, que llegó a la friolera de Bs 36,7 millones ($us 5,2 millones).

Juan Franz Pari hace 11 años que trabajaba en el Banco Unión y los dos últimos fue jefe de Operaciones rotando en las sucursales de Batallas y Achacachi (La Paz); entre sus labores, según consta en el primer cuaderno de investigaciones de 392 páginas, él estaba a cargo del llenado de los ATM (cajeros automáticos) donde utilizaba el programa Tserbert, que controlaba los depósitos, retiros, egresos e ingresos del dinero que generaba el Unión.

La agencia del Banco Unión en Batallas

Todo un filón que Pari detectó vulnerable se lo comentó a su amigo y socio Miguel Ángel Antezana, un astrólogo que en una de sus tantas visiones vio que era posible meter la mano, y así lo hicieron.

Según Pari, el primer robo lo realizó en diciembre del año pasado, sacando unos Bs 20.000 y como el control era nulo empezó a subir la apuesta y a retirar hasta Bs 200.000. Sin embargo, la historia oficial de la Autoridad del Sistema Financiero (ASFI) detalló que el desfalco empezó en octubre de 2016, cuando Pari sacó 20 veces dinero de Achacachi; en esa oportunidad sumó Bs 6.120.000, un mes después su apetito voraz lo lleva a retirar en dos oportunidades de la misma sucursal Bs 612.000, en diciembre de esa misma gestión, Pari le clavó los dientes a la sucursal de Batallas, en la que durante 20 ocasiones le robo más de Bs 3 millones.

Ya en 2017 el exfuncionario centró su trabajo en Batallas, y de enero hasta agosto, en 96 ocasiones retiró un monto total de Bs 27.898.000, sin que sus superiores notaran el faltante de ese dinero.

Durante ese tiempo, Pari no tuvo timidez de vanagloriarse de la vida nueva que estaba llevando. En Facebook publicó las fotos de sus nuevos vehículos, todos de alta gama, retrató el festejo de su megacumpleaños en la que cada invitado recibiría una botella de whisky, se filmó coqueteando con su amante y presumía la compra de un sofisticado vehículo de origen alemán, supuestamente, especialmente diseñado por él.

Se pincha la burbuja

Entre el 26 y el 27 de septiembre se enciende la luz roja y se empieza a escuchar y leer las primeras denuncias del robo.

El 26, alrededor de las 11:55, luego de una denuncia verbal a la Policía de los funcionarios del Unión que indicaron que Pari había incrementado de forma sorprendente su patrimonio, integrantes de la Dirección de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI) y de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) sorprendieron al exfuncionario de la entidad por la plaza Isabel la Católica (barrio San Jorge), una zona residencial de la sede de Gobierno, con una vagoneta roja Mercedes Benz 2017. Con él estaba Luciana Regina Cagnola, su última conquista amorosa, que justamente había terminado de hacer un depósito bancario de Bs 20.000 del Banco Unión al Banco Mercantil Santa Cruz.

Al momento de su detención Pari opuso resistencia; sin embargo, su suerte había terminado, por lo que ambos fueron aprehendidos y trasladados, junto al motorizado, a las oficinas de la Felcc.

El 27 de septiembre Marcia Villarroel, gerenta general de la entidad estatal, denunció ante el Ministerio Público que Pari había robado Bs 400.000, una cifra irrisoria cuando se supo el verdadero monto.

A su vez, Ruddy Terrazas, uno de los fiscales que investigaba el caso, sostuvo que el exfuncionario del Unión gastaba grandes sumas de dinero y que en un fin de semana, cuando fue de compras a un shopping en Santa Cruz, gastó $us 2.000.

Uno de los vehículos de Pari

Una vez descubierta la hilacha, la madeja empezó a girar desnudando las distintas falencias, especialmente en los protocolos de seguridad que los funcionarios no cumplieron y que estas ‘licencias’ permitieron a Pari sacar dinero del banco como si se tratara de su billetera.

Se mueve el tablero

El terremoto que significó el desfalco obligó al Gobierno a realizar cambios en la estructura del directorio y el plantel ejecutivo, pero antes tuvo que correr mucha agua bajo el puente.

Luego de las primeras detenciones y mientras avanzaban las investigaciones se pudo saber que Pari tenía un perfil empresarial, pues parte del dinero lo tenía invertido en China para la instalación de una fábrica de yeso; en el país abrió dos empresas, una dedicada al servicio de limpieza y la otra relacionada con una productora.

Con la empresa Regina Provisions (de limpieza) debidamente registrada en Fundempresa, Luciana, según el Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes), se presentó en la licitación para la provisión de materiales de limpieza para el hospital municipal Villa Primero de Mayo, con precio base de Bs 139.030, Luciana ofertó Bs 73.675.50, un 48% menos de lo planteado por el municipio, por eso ganó, pero nunca logró cobrar el dinero.

Con el resultado positivo Luciana probó suerte y se presentó en la licitación convocada por el municipio cruceño de Pailón de enero de 2017 para la “Adquisición de mochilas escolares y útiles escolares para el nivel de primaria” por un monto de Bs 250.000 que se declaró desierta.

Además, apostó por la licitación realizada por la municipalidad de El Alto para la “adquisición de baterías” en junio de este año por Bs 150.000 en la que fue descalificada.

CAMBIOS

Mientras esto se destapaba, los funcionarios en los cargos ejecutivos empezaron a caer. El primero en dejar su cargo de gerente nacional de Operaciones fue José Luis Quiroz; su puesto fue ocupado por Agustín Eduardo Navarro Rodríguez.

El 9 de octubre es designado Eduardo Vallejos Vega subgerente nacional de Operaciones, mientras Henry Meave Mercado es nombrado gerente nacional de Operaciones y Servicios Estatales, al desvincular de sus funciones al ejecutivo Agustín Eduardo Navarro Rodríguez.

El 23 de octubre Juan Evo Morales, presidente del país, anunció la decisión de destituir a Marcia Villarroel y en su lugar posesionó a Rolando Valentín Marín Ibáñez, gerente general.

Villarroel, visiblemente golpeada por la noticia, indicó a EL DEBER que ella fue la primera en realizar las denuncias del robo, que tomó la determinación de renunciar luego de estar diez años en el Unión y que daba un paso al costado porque la presión era mucha y prefería cuidar su salud.

Tras la salida de la mujer fuerte de la entidad estatal, la noche del 27 de octubre, los cinco miembros del directorio y el síndico del Banco Unión presentaron su renuncia colectiva, y tras idas y venidas, el 24 de noviembre se presentó a los nuevos integrantes del directorio y el síndico.

Más gastos en seguridad

Cuidar los huevos de oro al Banco Unión le costó Bs 49,4 millones en 2016. Tres veces más de lo que gastaron el Banco Mercantil Santa Cruz (Bs 15,6 millones) y el Banco Nacional de Bolivia (Bs 15,4 millones), así lo indica un informe de la Autoridad del Sistema Financiero (ASFI).

En el documento de la ASFI, en el apartado de los estados financieros desagregados, se puede observar que el año pasado los bancos del sistema financiero nacional gastaron por el servicio de seguridad Bs 196,8 millones, de los cuales el 25,1% (Bs 49,4 millones) corresponden al banco estatal, un aspecto que fue observado por los analistas que consideraron un monto que no condice con los protocolos de seguridad..

Empleados, amigos y familiares, tras las rejas por el caso Pari

Hasta el momento unas 24 personas están detenidas por el caso Banco Unión, entre ellas familiares y el círculo cercano de amigos-socios de Pari, quien guarda detención en el penal de máxima seguridad de Chonchocoro y en la cárcel de mujeres en Obrajes de La Paz.

La madre, su esposa y su amante están recluidas en la cárcel de Obrajes, pues el Ministerio Público considera que tienen algún grado de participación en el robo perpetrado a la entidad estatal.

La esposa de Juan Pari

A su vez, su hermano Juan Gabriel Pari y su padre, Secundino Pari Choque, que percibía un salario de unos Bs 10.000 en calidad de director de Transportes y Telecomunicaciones de la Gobernación de La Paz, también fueron detenidos.

Secundino Pari, padre de Juan

Mientras que sus socios y amigos, Juan Carlos Gott, William Gott, Miguel Ángel Antezana, Jorge Mercado, Nelson Quisbert, Rommel Paredes, Eduardo Pinto, Jorge Hurtado y Javier Vásquez también corrieron la misma suerte.

Juan Pari y Juan Carlos Gott

En lo que concierne a los funcionarios del Unión diez se encuentran detenidos. Se trata de empleados que ocupaban cargos en las sucursales de Batallas y Achacachi.

Desde el Ministerio Público indicaron que son unas 35 personas que deberán declarar y definir el grado de participación que tuvieron en el robo a la entidad estatal.

Para los analistas y los políticos de oposición, el brazo de la justicia no solo debió centrarse en los mandos medios, como gerentes de sucursales o cajeros responsables, sino también en los cargos jerárquicos, en aquellos funcionarios que de alguna manera hicieron posible el desfalco.

También hicieron notar que los integrantes del directorio y el síndico deberían declarar.

El Estado, tras el dinero del desfalco

Al menos Bs 20 millones fueron recuperados de los Bs 37,6 millones desfalcados al Banco Unión (restarían unos Bs 17 millones), como consecuencia de la incautación de inmuebles y vehículos, informó el abogado de la entidad financiera estatal, Aldo Burgos.

Hasta fines de octubre, la Fiscalía secuestró 16 vehículos de lujo que Pari sumó a sus bienes, además de inmuebles, empresas, una discoteca y un estudio de televisión. Varios de esos bienes fueron entregados a sus familiares. .

Pari tenía varios inmuebles a su nombre

El fiscal departamental, Edwin Blanco, indicó que se hizo la anotación preventiva de los bienes; se ha secuestrado vehículos.

Si determinamos que esos bienes salieron del lavado de dinero, producto del desfalco al banco, ese dinero volverá a las arcas del banco, esa es nuestra intención como Ministerio Público”, afirmó Blanco.

Pari invirtió en algunas empresas

El fiscal general, Ramiro Guerrero, informó de que se está trabajando con la Unidad de Investigación Financiera (UIF) para establecer el movimiento bancario de recursos, especialmente hacia Argentina y “donde pudiera haberse sacado dinero”.

TEXTO: Juan Carlos Salinas/ FOTOS: APF Y EL DEBER

*Este resumen fue publicado originalmente en diciembre de 2017, en el Anuario de EL DEBER y es difundido nuevamente tras conocerse un nuevo caso de desfalco en el Banco Unión en mayo de 2018.

Created By
Diario EL DEBER
Appreciate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.