Spanish Contemporary Topics Grupo B - Semana 9 "literatura y cine estadounidense"

Contenido

  1. Imagenes
  2. Lectura
  3. Vocabulario
  4. Video/Audio
  5. Discusióny/o Debate
  6. Material adicional
Objetivo:

Revisar el tema de los derechos civiles tomando como base el libro de Herper Lee y la película ‘Matar a un ruiseñor’ de Robert Mulligan. Discutir y revisar los últimos acontecimientos sobre el tema. Aprender y aplicar el vocabulario correspondiente.

Lectura

Lea cuidadosamente el texto, por lo menos, tres veces. No utilice el diccionario en la primera lectura, trate de entender o adivinar el significado de palabras que no conoce en función del contexto

Hasta pronto querido, Atticus Finch.

Con un solo libro y un personaje, Harper Lee ha pasado a la historia

Muy pocos autores han pasado a la historia de la literatura por una sola novela. Y menos aún por un solo personaje. Harper Lee, la escritora estadounidense fallecida este viernes a los 89 años, es un caso insólito: publicó un solo libro con el que ganó el premio Pulitzer, Matar un ruiseñor (el segundo libro editado el año pasado es un primer borrador de su obra maestra). Su novela está protagonizada por un abogado sureño, Atticus Finch, que simboliza los mejores valores de la humanidad. Atticus no es un personaje de cartón, ni un arquetipo, es un ser de carne y hueso, un viudo que tiene que sacar adelante una familia y a la vez lidiar con la profunda injusticia de la segregación racial del Viejo Sur.

Matar un ruiseñor, publicado en 1960 y llevada al cine el año siguiente por Robert Mulligan con Gregory Peck como protagonista, está narrada en primera persona por la hija de Atticus, Scout, y relata un episodio de su infancia. Por un lado, es un libro en el que unos niños descubren el mundo y, sobre todo, que nunca hay que dejarse llevar por los prejuicios. Aparte de los Scoutt y su hermano Jem, el tercer personaje infantil es Dill, un niño que acabaría por convertirse en uno de los grandes nombres de la literatura estadounidense, Truman Capote.

Además de tener que lidiar con los líos en los que se meten sus hijos, Atticus debe defender a Tom Robinson, un negro injustamente acusado de violación en la Alabama racista de la Gran Depresión. Finch, un hombre blanco que forma parte del sistema, tiene claro desde el principio que debe defender a su cliente, sin importarle la presión social que padece o, incluso, que pueda jugarse la vida por hacerlo –no creo que sea una casualidad que existan muchos paralelismos con el personaje de Tom Hanks en la última película de Steven Spielberg, El puente de los espías–.

Atticus no idealiza el lugar en el que vive –"Este es su país: lo hemos forjado de ese modo y más vale que aprendan a aceptarlo tal y como es", afirma–, ni siquiera pretende cambiar el Viejo Sur: su principal objetivo es hacer lo correcto, siempre dejándose llevar por una profunda empatía. En la frase más famosa de la novela, afirma: "Quería que descubrieses lo que es el verdadero valor, hijo, en vez de creer que lo encarna un hombre con una pistola. Uno es valiente cuando, sabiendo que la batalla está perdida de antemano, lo intenta a pesar de todo y lucha hasta el final, pase lo que pase. Uno vence raras veces, pero alguna vez vence".

La novela se publicó cuando estaba empezando el movimiento por los derechos civiles, antes de que fuesen derogadas las leyes racistas que habían dominado el sur de Estados Unidos, donde, pese a la abolición de la esclavitud, seguía existiendo una segregación institucionalizada. Tanto Harper Lee como Robert Mulligan en la adaptación cinematográfica, una obra maestra en la que destaca un inolvidable Gregory Peck, supieron captar ese momento crucial, en el que personas que no eran revolucionarias, ni pretendían cambiar el sistema, sólo la sociedad, acabaron por transformarlo todo.

Los protagonistas de aquel momento de la historia de EE UU fueron una señora que se negó a ceder su asiento en un autobús, un pastor de enorme carisma, una muchacha que se plantó en la universidad pese a las amenazas. Eran personas que, como Atticus Finch, tenían muy claro que no querían seguir viviendo en medio de una estremecedora injusticia. Atticus, además, era blanco y abogado y con suficientes problemas económicos y vitales como para haberse convertido en un resentido. Pero su sistema de valores era mucho más fuerte que sus propias circunstancias, siempre tuvo claro que entre la justicia y su madre, elegiría la justicia, que sus hijos sólo tendrían un futuro mejor en un mundo más justo, no más injusto. El camino que tomó Atticus Finch sigue siendo tan válido ahora como entonces, su lección está totalmente vigente. “Uno no comprende realmente a una persona hasta que se mete en su piel y camina dentro de ella”, dice el personaje. Harper Lee ayudó a crear un mundo mejor con un libro y su protagonista hace mucho que dejó el mundo de la ficción.

Justo cuando estaba a punto de empezar la década de los sesenta, convergieron dos momentos cruciales para la literatura universal y en los dos Harper Lee tuvo un papel central: acompañó a Truman Capote en la investigación de un crimen en Kansas que acabaría por convertirse en A sangre fría, el libro que cambiaría la forma de contar la realidad, y publicó su única novela, Matar a un ruiseñor, que alcanzó un éxito inmediato, ganó el premio Pulitzer en 1961 y fue llevada al cine por Robert Mulligan.

Gregory Peck interpreta a su protagonista, Atticus Finch, un abogado profundamente honesto, que se atreve con un caso imposible: la defensa de un negro acusado falsamente de violación en la Alabama racista de la Gran Depresión. “Uno es valiente cuando, sabiendo que la batalla está perdida, lo intenta a pesar de todo y lucha hasta el final. Uno vence raras veces, pero alguna vez vence”, le dice a sus hijos para explicarles la decisión que ha tomado.

El periodista Charles J. Shields, autor de Mockingbird. A portrait of Harper Lee, biografía no autorizada de una autora que decidió alejarse de la prensa, explicó en una entrevista con este diario los motivos del éxito de Matar a un ruiseñor: “Primero, porque es una buena historia y siempre habrá sitio para las buenas historias. Segundo, porque trata un tema esencial: el desafío de vivir en paz con gente que es diferente. Y tercero, porque te pregunta: ¿Qué harías? ¿Defenderías lo que crees justo como Atticus aunque te enfrentes a las críticas e incluso al odio?”. Shields también relata que, cuando en medio de su éxito los periodistas le preguntaron por su segunda novela, la escritora sureña respondió: “Me temo que tendré que citar a Scarlett O’Hara: ‘Ya lo pensaré mañana”.

Ha pasado más de medio siglo, pero los valores que defiende Matar a un ruiseñor –la solidaridad, la justicia, la amistad, la lucha contra los prejuicios– siguen tan vigentes como entonces. La obra de Lee predijo, y a la vez impulsó con su éxito, un cambio gigantesco: el movimiento de los derechos civiles, la lucha por la igualdad. Pero es también una novela íntima, en la que queremos vernos reflejados, que nos muestra a través de Atticus pero también de los niños Jem, Scout y Dill –personaje inspirado por Capote– lo que queremos ser. Leer un libro inédito de Lee es un regalo inesperado que nos devuelve a una era en la que todo cambió, pero nos recuerda que no hay que rendirse porque, efectivamente, a veces se vence.

Guillermo Altares

Analisis

Fuente: El país: Opinion

http://cultura.elpais.com/cultura/2016/02/19/actualidad/1455901283_514154.html

19 Febrero, 2016

Vocabulario de la lectura

Identifique las siguientes palabras y/o frases en el contexto y haga nuevas oraciones en otros contextos.

Han pasado a la historia

Un caso insólito

Un abogado sureño

Un personaje de cartón

Es un ser de carne y hueso

Lidiar

Está narrada

Los prejuicios

Jugarse la vida

Se plantó en la Universidad

Resentido

Su sistema de valores

Injusto

Con el fin de prepararse para la sesión individual es importante tener en cuenta las siguientes preguntas:

1. ¿Quién era Harper Lee?

2. ¿De qué trata la novela “Matar un ruiseñor de Harper Lee?

3. Qué opina de la frase: “Uno no comprende realmente a una persona hasta que se mete en su piel y camina dentro de ella”. ¿Tomaría el camino de Atticus Finch?

Comprensión auditiva

Matar a un ruiseñor

La información presentada en este video le servirá para complementar los datos expuestos en el artículo y para explicar con más detalle los acontecimientos.

1. Exprese su opinión en cuanto al tema de la película. ¿Por qué no se puede matar a un Ruiseñor?

Grabación y Audio

Grabe (3-5 minutos) un resumen o reflexión centrándose en el material estudiado. Luego ponga la grabación en la sección de “feedback” que se encuentra en el portal del estudiante (Student Progress Portal).

Grabación

Durante la semana usted repasará el material asignado (artículo) y (video o audio). Por favor grabe un audio de 2-3 minutos sobre sus ideas de lo que estudió.

El audio tiene que ser grabado en español.

Por favor, usted puede poner el audio en el “student progress portal” del learn Center.

Si usted tiene dificultades técnicas por favor contacte a su mentor/a o el equipo de DLL.

Actividades adicionales

Gramática

Otros recursos recomendados:
Participe en las sesiones de grupo.
Disfruten y usen lo que aprendieron
Created By
Spanish Distance Language Learning
Appreciate

Credits:

Created with images by Pablo Klappenbach - "The guns of Navarone (1961)" • el cajon yacht club - "To_Kill_a_Mockingbird-DSC_4138" • fdecomite - "travel" • alwright1 - "Old Monroeville Court House" • StartupStockPhotos - "startup start-up notebooks" • evanforester - "Microphone"

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.