El fracaso no es definitivo By jakob markland

Erasé una vez un niño llamó George. George montaba patinete cada día.
El es bien a hacía tretas. Un día, George tenía a el patinete.
Era sábado y decedío ir al skatepark. Había un truco que había querido probar.
Así que entró en su coche y condujo allí. Llegó allí, y lo primero que hizo fue calentar.
Luego pensó en el truco que quería aprender. El truco que quería hacer era una taza de mantequilla.
Sabía que este truco no iba a ser fácil de hacer. Así que superó su miedo al fracaso y fue a por el truco.
Intentó este truco muchos veces, y muchos veces fracasó. Comenzó a sentirse triste porque no podía aterrizar.

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.