¿Para qué ser Director General si puedes ser Director de Finanzas?

También conocido como CEO (Chief Executive Officer), el Director General ya no es el único puesto ejecutivo al que la mayoría de los profesionales aspiran

De hecho, es el Director de Finanzas o CFO (Chief Financial Officer) quien ha surgido entre los puestos más altos de una empresa para dar batalla por él y por todos sus colaboradores

El CFO es básicamente el ejecutivo a cargo de la gestión financiera de la organización, es decir; en él recae la responsabilidad de la planeación y ejecución de las estrategias financieras que permitirán el crecimiento de la empresa desde adentro

Actualmente, las organizaciones más sólidas del mundo han apostado por hacer sentir a sus CFOs como parte misma de la empresa, más que como un empleado que sólo busca cumplir objetivos a corto y largo plazo

De hecho, en un mundo ideal, el CFO vela por los intereses financieros de su organización como si fueran de él

Ni siquiera todas las tecnologías aplicadas para mejorar la gestión financiera pueden reemplazarlo,

ya que,

aunque estas son herramientas que ayudan a optimizar los procesos, es indispensable que sea el CFO con su visión estratégica quien determine qué tecnologías emergentes y nuevas prácticas de finanzas son necesarias para colocar a su empresa como un punto de referencia del éxito en su mercado

Así que, la próxima vez que imagines tu vida profesional futura, piensa que si aspiras a ocupar el puesto de CFO tu éxito será medido por el éxito de tu organización en su totalidad.
Created By
Introspecta Consultores
Appreciate

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.