Loading

Reporte Escucha Creativa Temuco, octubre de 2018

Escuchas Creativas Cecrea

El corazón de Cecrea está en su sistema de participación permanente, pues buscamos que el programa se desarrolle a partir de las visiones, inquietudes e intereses de sus protagonistas. Su metodología principal es la Escucha Creativa, metodología participativa, lúdica y creativa que busca promover una participación activa de los niños, niñas y jóvenes (NNJ), a través de estrategias de consulta que posibilitan una constante retroalimentación de información para la toma de decisiones en cada Cecrea.

Se realiza al finalizar o durante cada ciclo programático. Para ello se invita a los/as NNJ que han participado de los laboratorios en Cecrea para conocer su experiencia, además de proyectar la programación y la vida del Centro. La Escucha Creativa pone de manifiesto el derecho de NNJ a participar y ser escuchados.

Para esta Escucha Creativa se ha propuesto un juego de simulación: ha sucedido una catástrofe en la Tierra, se ha acabado el agua y debemos abandonar el planeta. Los primeros en realizar el viaje para salir de la Tierra serán los participantes de Cecrea.

Antes de realizar el viaje, tendrán 90 minutos para diseñar los espacios que tendrá la nave espacial y pensar en actividades que quisieran hacer durante el año que durará el viaje. Además, elaborarán un perfil de los adultos que podrán acompañarles en la travesía.

Una vez realizado el viaje se realizará un rito para refundar las ciudades en el nuevo planeta, identificando qué quieren conservar de sus ciudades actuales, que cambiarían y qué sueñan para esa nueva ciudad.

Objetivo de la Escucha

El objetivo de las Escuchas Creativas 2018 es posibilitar la construcción de relatos territoriales a partir de los intereses que movilizan a los niños, niñas y jóvenes; las problemáticas o necesidades que identifican de su territorio; las ideas creativas y proyectos que imaginan para contribuir a la solución de esos problemas; y/o las fortalezas y recursos que identifican, tanto en ellos/as mismos/as como en su territorio.

La Escucha Creativa fue realizada el día sábado 13 de octubre de 2018, a partir de las 10:30 hrs., en Cecrea Temuco. La actividad contó con la asistencia de 33 participantes, de los cuales 14 fueron hombres y 19 mujeres.

¿Qué hicimos?

Para conocer en detalle la metodología utilizada en esta Escucha, puedes descargar la planificación aquí.

Llegada

Los niños, niñas y jóvenes convocados a la actividad comenzaron a llegar a Cecrea Temuco minutos después de las 10:00 hrs., mientras los facilitadores y encargados los recibían e invitaban a registrarse en la nómina de asistencia.

Previo al inicio de la Escucha, los participantes fueron invitados a un costado del hall, donde se encontraban dispuestos múltiples papeles de colores, y se les solicitó que escogieran uno según sus preferencias y escribieran sus nombres en ellos. Esto permitiría distribuir posteriormente los equipos de trabajo, quedando conformados por integrantes de ambos sexos y de todas las edades.

Luego comenzaron a utilizar los espacios de juego junto a sus demás compañeros/as a la espera del inicio de la actividad. Algunos padres y madres acompañaban a sus hijos. El ambiente previo a la jornada era armónico, se observaban niños riendo y otros ansiosos esperando saber qué habría en las salas de actividades.

Los NNJ se mantenían inquietos en el proceso de espera y trataban de ingresar a los salones contiguos para descubrir de qué se trataría la Escucha. Los más curiosos preguntaban directamente, a lo cual los facilitadores les sugerían esperar junto a los otros participantes en el hall para así realizar la actividad de manera conjunta. Otros se ubicaban en el hall central y conversaban entre sí.

Bienvenida

Luego del registro, se invitó a todos los participantes a formar un círculo y allí se les dio la bienvenida.

Posteriormente al saludo inicial, se presentó a los facilitadores y se entregaron las primeras indicaciones de la jornada. Una facilitadora se hizo cargo del grupo, quien les invitó y animó, utilizando el humor como recurso para quebrar la actitud pasiva con la que habían llegado algunos, a ser protagonistas activos de esta Escucha.

Los NNJ respondieron con naturalidad y confianza a esta primera dinámica. Se escuchaban y observaban muchas risas entre ellos mientras participaban. Se generaron momentos de relajo y así se fue la tensión inicial que existía en algunos.

A continuación, los facilitadores plantearon la primera pregunta: ¿Qué esperan de la jornada de hoy? Los participantes escribieron y dibujaron con mucho entusiasmo en el Dazibao grupal sus respuestas personales. Se fueron turnando sin pasar a llevar a los demás. Conversaron entre ellos lo que esperaban y compartieron sus inquietudes y expectativas.

Dentro de los comentarios que más se repitieron estaban: divertirme, compartir y participar, también destacó la recurrencia con la cual los NNJ declaraban querer conocer más gente, entendiendo que Cecrea constituye un espacio de socialización importante para ellos.

Terminado este proceso, los facilitadores invitaron a los participantes a formar un círculo, en donde les preguntaron cómo estaban, a lo que algunos respondieron de manera efusiva, y otros manifestaron aún tener sueño. Frente a esta situación se propuso realizar algunos ejercicios de elongación para así entrar en calor y despertar, previo al desarrollo de la jornada. Todos los NNJ participaron de la dinámica y luego se dio inicio al proceso de presentaciones.

Luego, y como la mayoría de los presentes se mostraban ansiosos por iniciar el proceso de Escucha, se les invitó a una nueva dinámica donde debían colocar su mano izquierda bajo la mano derecha del compañero/a. La idea de este juego era entregar energía creativa a quien la recibiera.

De pronto la actividad se interrumpió debido a una llamada recibida por Viviana, encargada pedagógica de Cecrea, quien comentó que le habían enviado un mensaje avisando de un corte de agua en el recinto, y también un video que todos debían ir a ver. Los participantes se desplazaron entonces hacia donde se encontraba el televisor.

El video contenía un extra noticioso, en donde se informaba sobre la crisis mundial por los efectos de las sequías y se invitaba a los NNJ de Cecrea Temuco a construir una nave espacial para así iniciar un viaje en la búsqueda de nuevas fuentes de agua, desplazándose por la galaxia hacia otros planetas, para poder refundar la ciudad.

Finalizado el video, la mayoría de los NNJ se mostraron impactados y preocupados por su contenido, incluso Francisco preguntó de inmediato cuándo había pasado eso y otros, consultaban si les sucedería algo. Se les explicó entonces que como NNJ de Cecrea Temuco, deberían cumplir la misión de armar una nave e ir en la búsqueda de nuevas fuentes de agua.

Para esto, se realizó una división por equipos, conformando tres tripulaciones, las cuales se estructuraron en función de los papeles de colores entregados en la recepción.

Preparación del Viaje

Una vez ya distribuidos los grupos, los NNJ comenzaron a conversar y conocerse entre sí, para poder dar inicio a la actividad.

Reunidos en círculo, se les explicó nuevamente que debían iniciar un viaje intergaláctico en la búsqueda de agua. Para realizar esta misión, dispondrían de treinta minutos para la construcción de una nave, en la que debían que incluir todas aquellas cosas que creyeran necesarias para el viaje.

Terminadas las instrucciones, se les invitó a pasar a la sala donde se encontraba la base para la nave, compuesta de tubos de PVC. Inmediatamente, Aylin asumió un rol de liderazgo sugiriendo colocar cartón en la base y consultando a sus compañeros si creían que eso estaba bien, a lo que todos asintieron y buscaron los materiales necesarios para erigir la nave.

Nicolás sugirió que la nave se llamara “nave intergaláctica” y además, se propuso como el piloto oficial de ésta. Debido a que la mayoría de los participantes se encontraban ocupados escogiendo materiales y viendo su posible posición en la nave, nadie respondió. Sin embargo esto no lo desalentó en lo más mínimo y se dispuso a construir la cabina de la nave.

Las tareas se dividieron entre todos los participantes de manera natural. Nicolás y Yichanq decidieron decorar la nave por la parte lateral, señalando que el viaje que debían realizar era desde el Cecrea Temuco hacia el Cecrea Intergaláctico.

Mientras los NNJ construían la nave, se les preguntó por qué creían que se había agotado el agua en la Tierra, a lo que respondieron: “porque la ocupamos mal, la contaminamos”; “esto es como un simulacro”, dando a entender que existía conciencia respecto del problema de escasez de agua.

En todo este proceso, Martín se encargó de ir recogiendo la basura que iban dejando sus compañeros. De esta forma, existía un trabajo colaborativo que emergió de manera natural, donde cada uno de los participantes asumió un rol activo en función de las necesidades que iban observando.

Bárbara, se dedicó a construir el volante de la nave, decorándolo con colores y mensajes, todo esto para enviar un mensaje claro a través del piloto. Aylin reforzó el trabajo realizado por Yichanq y Nicolás, sugiriendo que todos dibujaran y resumieran lo que imaginaban del viaje en la superficie lateral de la nave.

Mientras Madelein, Camila y Constanza se esforzaron en reforzar las bases de la nave, los más pequeños escogieron materiales que permitieran hacer más colorida la nave. Dentro de los elementos a destacar en esta nave estaban los siguientes: ventanas, propulsores, cabina para el piloto, asientos para los tripulantes y un mirador.

En el desarrollo de la actividad algunos niños enunciaron frases en voz alta, asumiendo sus roles. Una vez terminada la nave espacial, Vanessa (facilitadora) invitó a los NNJ a que reflexionaran respecto de las características que debían tener los adultos que los acompañaran en el viaje.

“El adulto debe tener características positivas y negativas”. Respecto a este punto, Vanessa aprovechó esta instancia para profundizar en qué era lo que los NNJ consideraban como negativo, a lo que respondieron: “debe ser estricto, aunque no sé si es negativo”; “responsable”.

Entre las características positivas indicaron: “amable”, “inteligente”, “alegre”, “juguetón”, “amoroso”, “tolerante”.

A continuación, se realizó una pausa y se invitó a los NNJ a comer una colación, para así recargar energías y continuar con su viaje intergaláctico. Este proceso estuvo cargado de interacciones donde la mayoría de los participantes compartieron sus apreciaciones respecto de la actividad.

Finalizado el descanso, se invitó a los tripulantes a volver a sus salas e iniciar el viaje por el espacio.

El Viaje

En esta etapa, los facilitadores dieron las indicaciones para que cada grupo probara la nave que habían construido dando un pequeño paseo por las dependencias de Cecrea, para luego estacionar las naves en la entrada de la sala oscura que se había preparado previamente para simular el universo.

Los NNJ se mostraron entusiasmados por lo que habían logrado. Recibieron felicitaciones por todo el trabajo realizado por parte de los facilitadores y coordinadores. En esta etapa algunos de los participantes dibujaron una silueta en la cual debían escribir las principales características que en su opinión debería tener un facilitador de Cecrea. Escribieron con total seguridad, tenían claras las ideas de cómo debía ser la figura del facilitador. Se repitió con frecuencia “amable y cariñoso”. Entre ellos se explicaban la importancia de lo que estaban escribiendo. En esta etapa de la Escucha los NNJ participaron activamente y con mucha proactividad.

Mientras esperaban que las demás naves llegaran, los participantes se mantenían ansiosos y trataban de ver qué había en la sala, llamada nave nodriza. Finalizado el recorrido de las demás naves, los NNJ ingresaron a la sala, la cual estaba ambientada con luces de tonalidades azules y moradas, con la proyección de galaxias para evocar un escenario futurista dispuesto en el espacio.

Ante esta primera imagen, los NNJ se mostraron contemplativos y se distribuyeron alrededor de la sala. Luego, se les invitó a recostarse sobre las colchonetas dispuestas en el suelo y se les sugirió imaginar el futuro y el viaje.

Muchos de ellos cerraron los ojos, otros contemplaban las imágenes proyectadas y conversaban respecto del proceso que estaban viviendo.

Finalizado el viaje, se les invitó a estirarse para así iniciar el proceso de colonización. Ante esto, muchos preguntaron qué sucedería.

Refundación de la Ciudad

Finalizando el viaje por el universo, se invitó a los NNJ a acudir simbólicamente a un ritual de refundación de la ciudad, mediante la plantación de tres araucarias.

Para esto nos trasladamos a la plaza ubicada frente a Cecrea y en sus respectivos grupos, los NNJ hicieron una reflexión de lo que deseaban tener para la refundación de nuevas ciudades y para la formación de un nuevo planeta.

Las respuestas fueron surgiendo de forma natural, haciendo alusión a la inclusión, diversidad, protección del medio ambiente y el valor humano como conceptos ejes del cierre.

Algunos niños se mantuvieron muy concentrados en la actividad. Otros se dispersaron porque se sintieron libres de correr y jugar. El clima fue perfecto para salir a realizar la ceremonia simbólica al aire libre en compañía de los facilitadores y encargados de Cecrea. Realizado el trasplante simbólico de los árboles, los niños aplaudieron de manera espontánea.

Una vez que todos los NNJ retornaron a las dependencias de Cecrea, se realizó el rito de inicio con el baile de Esperanza, quien, orgullosa de sus raíces latinoamericanas interpretó una danza tradicional de Barranquilla en el centro del círculo. Todos los NNJ apreciaron este momento de manera respetuosa y aplaudieron al ritmo de la música.

Finalizado el baile, se generó un aplauso espontáneo de los NNJ, Esperanza se mostró muy feliz y corrió a los brazos de su madre.

Cierre

Manteniendo el círculo, se les preguntó a los NNJ qué era lo que más les había gustado de la actividad, algunas de las respuestas fueron: “me gustó la nave”, “comer y hacer la nave”, “conocer gente nueva”.

En este proceso, marcado por su carácter reflexivo, los NNJ destacaron el valor del proceso llevado a cabo, en él habían sido empáticos y se habían cuidado entre ellos, buscando la participación de todos los presentes. Varios declararon sentirse orgullosos de las creaciones realizadas y aplaudieron de manera espontánea cuando uno de los niños gritó: “¡que no se acabe Cecrea!”, a lo que los demás adhirieron.

Finalizada la Escucha se agradeció la participación de todos y se les invitó a tomar una foto grupal final.

Lo que escuchamos y observamos

En la Segunda Escucha Creativa realizada en Temuco, se levantaron las inquietudes e intereses de los niños, niñas y jóvenes asistentes al Cecrea. Ellos manifestaron sus gustos e intereses por medio de actividades lúdicas relacionadas con un viaje a otro planeta, con el fin de hacer frente a la escasez de agua en su ciudad y en el país en general.

A la llegada a la actividad, los participantes fueron recibidos y se les dio la bienvenida. Luego se les solicitó a cada uno a elegir distintivos, lo cual les llamó la atención, ya que habían dos distintivos para cada uno de los participantes y ningún distintivo era igual al otro. Ante esto los niños, niñas y jóvenes manifestaron

Es genial sentir que entienden que todos somos distintos (niña, 14 años)
Acá en Cecrea siempre valoran la diferencia, eso es pulento (niño, 11 años)

A continuación, se explicó el objetivo de la Escucha y se realizaron algunas actividades de activación, ya que muchos participantes manifestaron encontrarse aún con sueño.

Luego Viviana Quezada, Encargada Pedagógica de Cecrea Temuco, les avisó que había recibido un mensaje y que debían ir a ver un video con una noticia de último minuto. Este extra noticioso informaba sobre la sequía a nivel mundial y la necesidad de hacer un viaje espacial y refundar la ciudad en otro planeta. Esta situación generó gran asombro y un poco de preocupación en algunos de los participantes,

¿Eso es de verdad? ¿Es mentira? (niño, 7 años).

La angustia e incertidumbre inicial de algunos NNJ generaron dudas naturales por las imágenes que estaban viendo en la pantalla. Muchos de ellos reaccionaron en forma inmediata, a otros les dificultó asimilar lo que estaba sucediendo.

Al enterarse del viaje que debían realizar con urgencia por la falta de agua, muchos se refugiaron en sus amigos, facilitadores y padres presentes. Otros se mostraban preocupados intentando resolver sus dudas de forma autónoma,

Fuera de nuestro espacio no hay aire (niño, 9 años)

Cuando se dio la noticia de que debían viajar al universo, un niño comenzó a comentar a todos los que estaban a su alrededor que el aire era indispensable para la vida. Se tapaba la boca, simulando tener dificultades para respirar.

Yo traje mi lonchera y mi cepillo (niña, 10 años)

Entre todos los NNJ había algunos preocupados de sus objetos personales. Esta niña aludió a los útiles de aseo y a su comida como recursos esenciales para realizar el viaje.

Vamos a preparar esta nave en una sala (niño, 12 años)

El niño repetía las indicaciones a su grupo para comenzar a construir la nave. Se mostraba muy entusiasmado en desarrollar sus ideas y colaborar en el objetivo grupal. Todos los demás NNJ validaron tanta reiteración y comenzaron a trabajar.

En algunos casos los niños y niñas manifestaron preocupación ya que no habían traído sus juguetes, a su familia ni a sus mascotas para viajar.

No traje mis perritos. Mi perra está coja (niña, 9 años)
No traje mis juguetes (niño, 8 años)

Los NNJ se mostraban muy preocupados por el viaje que debían realizar. Sólo pensaban en sus papás, juguetes y mascotas. Se acercaron a los facilitadores para contarles la situación y así, bajar su nivel de ansiedad que estaba manifestándose corporal y verbalmente.

Por su parte, los jóvenes si bien de alguna forma sospechaban que la situación no era real, fueron empáticos y apoyaron a los más pequeños siguiendo el juego de la actividad.

A continuación, los participantes se dividieron en 3 equipos, para que cada uno pudiera construir una nave espacial para realizar el viaje, con los elementos disponibles. Esta actividad se desarrolló de forma muy entusiasta y participativa.

Sin nosotros no funciona la nave

Este comentario emergió en el proceso de construcción de la nave. Evidencia el nivel de compromiso que demuestran los NNJ en el desarrollo de la actividad, como también, la importancia y el rol que asumen ellos como constructores del futuro, en el escenario planteado de sequía y búsqueda de agua en otro planeta.

Vamos a viajar al Cecrea del espacio

Al igual que en el caso anterior, este comentario surgió en la construcción de la nave donde Nicolás habló del Cecrea del espacio. Este elemento resalta porque permite extraer que los NNJ validan a Cecrea como un espacio en el que se pueden distraer y comportar tal como son. Por tanto, se entiende que la existencia de un Cecrea intergaláctico les permitiría seguir siendo validados en sus diferentes dimensiones: discursivas, expresivas y afectivas.

Aquí están los niños de Cecrea para salvarles

Se asume un rol activo en el proceso de “salvar la Tierra” y en la búsqueda del agua, en este sentido, los NNJ se empoderan de su rol como viajeros del espacio, mostrándose entusiastas en todo el proceso.

Asimismo, al pensar en los principales elementos que necesitarían llevar para el viaje mencionaron:

Yo me voy con mi papá y mi perrita (niña, 10 años)

Una niña le comenta a un amigo con quiénes quiere irse de viaje al espacio luego de que los facilitadores los invitan a construir la nave para habitar otro planeta. Se observa en ella mucha calma y tranquilidad.

Hagamos una cocina. Esto sirve para los servicios y así lo pegamos (niña, 10 años)

La alimentación se manifiesta en todos los grupos de trabajo como recursos esencial para la vida. En este caso la niña piensa en los detalles: los cubiertos de comida. Para concretarlo prueba distintos tamaños de cajas que se ajustan al tamaño de la cajonera que habitualmente usamos en casa para guardarlos.

- Ahí va a haber una TV ¿Hagamos una TV? - Naaah - ¿Quién sabe dibujar? Dibujemos un zorro o un gatito. - ¡No pu! Un programa de TV. - ¡Pero en el espacio no hay señal! (Diálogo entre un niño de 10 y uno de 15 años)

Ambos NNJ estaban conversando sobre las probabilidades de tener señal de TV en el espacio. Uno intentaba convencer de elaborar una televisión dentro de la nave. El otro de hacerle saber que en el espacio no tendrían señal. Finalmente decidieron no poner una TV en la nave y preocuparse por recursos más indispensables para la supervivencia.

Yo tengo mi arma (niño, 8 años)

Mencionando un arma de juguete que había hecho con legos. Fue una expresión de defensa. Luego de comentar que en el universo podían haber entes que los pudieran atacar.

Me carga competir

En el marco del desarrollo de la actividad, varios NNJ exploraban los avances de sus compañeros en otras salas, e indicaban lo avanzado que iban. Ante ello, uno de los jóvenes declara que le carga competir, dando a entender que el espíritu de la Escucha Creativa no era precisamente construir una nave de por sí, sino que desarrollar trabajo colaborativo entre los presentes.

¡Nos quedó wena! (niño, 8 años)

Muchos participantes se observaban felices y muy cómodos con las actividades de la Escucha. En su mayoría los NNJ se sintieron satisfechos con su desempeño, participación y logros. En este caso el niño apreció positivamente y en una frase el resultado final del grupo.

Por otra parte, se les pidió definir las características que debería tener el adulto que los acompañaría en el viaje. Algunas propuestas fueron: “debe ser estricto, aunque no sé si es negativo”, responsable, amable, inteligente, alegre, juguetón, amoroso, tolerante, cariñoso, relajado, con capacidad de escuchar, cercano.

Luego se les planteó el desafío de pensar cómo quisieran refundar su ciudad en este nuevo planeta, qué cosas del antiguo Temuco les gustaría que tuviera esta nueva ciudad. Ante esto los niños, niñas y jóvenes respondieron: la naturaleza, entorno, animales, aves, fauna, mapuches, nuevo pensamiento para crear las cosas, pensamiento positivo, amor, y buenas vibras.

Para finalizar la jornada, se les invitó a plantar un árbol, para simbolizar la refundación de la ciudad.

Necesitamos un nuevo pensamiento para crear las cosas

Este comentario se desarrolló en el proceso de trasplante de la araucaria, donde los NNJ, se muestran conscientes de que la Tierra colapsó debido a la mantención de una mentalidad extractivista, desencadenando la reducción de los recursos hídricos a su límite. En este sentido, la proposición de una nueva mentalidad o un nuevo pensamiento surge como un elemento esperanzador y que además, permite asumir que los NNJ ya poseen instalada una consciencia medioambiental.

Es importante plantar árboles porque ellos limpian el aire

Al ser consultados por las razones que nos llevarían a plantar este primer árbol, Bárbara destaca el rol de estas especies en la limpieza del aire, entendiendo que son seres vivos que componen un ecosistema más grande y que deben ser incorporados en esta nueva conciencia planetaria.

Al realizar el cierre, se plantearon las siguientes reflexiones: ¿Qué les pareció este nuevo planeta? ¿Qué quieren de él?: “Que se apruebe el aborto”; “que se legalice… el azúcar”; “que la homosexualidad no sea un tema”; “que por favor cuidemos mejor el agua”; “que cuidemos esta vida”; “que nos aceptemos tal como somos”; “que sea legal la adopción homoparental”; “que no gastemos el agua para vivir”; “que nos aprendamos a respetar”.

Conclusiones

El desarrollo de la Escucha permitió fomentar el trabajo colaborativo y la creatividad de los NNJ, a través del establecimiento de estrategias que potenciaran su conciencia medioambiental, capacidad de resolver problemas y proyección de escenarios de futuro.

En general, la actividad se desarrolló de buena forma y los NNJ se mostraron dispuestos a participar en cada una de las etapas programadas. Los momentos de tensión fueron abordados de manera pertinente, tanto por los NNJ como por los facilitadores, quienes orientaron sus herramientas en el establecimiento del diálogo entre los participantes.

Sin duda, la actividad más motivadora fue la construcción de la nave. Se pudo percibir la necesidad de utilizar las artes como medio de aprendizaje en la totalidad del grupo. Los participantes de Cecrea se muestran felices cuando asisten a las actividades y laboratorios, reflejando que este espacio se muestra como una ventana creativa a través de la cual los niños pueden ser niños y desarrollar su potencial creativo.

Destaca la capacidad de los NNJ de adaptarse rápidamente a los contextos, involucrándose de manera proactiva y considerando sus habilidades en cada parte del proceso. En general, los jóvenes asumieron posiciones de liderazgo, con la capacidad de validar previamente sus sugerencias para la toma de decisiones.

En general, existió un ambiente de tolerancia, diálogo, cooperación y participación que involucró a todos los presentes: facilitadores, encargados pedagógicos y programáticos, observadores y NNJ. Esto favoreció la construcción de una Escucha Creativa íntegra y que se evidenció en la satisfacción de los participantes al final del proceso, donde se mostraron felices y comunicativos.

Resulta importante dar más tiempo a la actividad de cierre para que los NNJ logren bajar la información adquirida durante el desarrollo de la actividad. Es importante facilitar un tiempo necesario para la sistematización de las ideas, con el fin de lograr el objetivo que los niños, niñas y jóvenes deseen según sus expectativas personales y lo que Cecrea quiere rescatar de las Escuchas Creativas.

Desafío Cecrea

Como Cecrea Temuco, ¿qué haremos con esta información?

Cecrea se quiere hacer cargo de aquello que se levantó en la Escucha Creativa. A través de un proceso de validación y proyección de esta información, denominado “devolución” hemos considerado los diferentes temas, opiniones, anhelos y expectativas de niños y niñas y jóvenes para levantar una programación coherente con sus intereses.

Credits:

Cecrea

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.