Las aventuras de Kant Por: Natalia Azcarraga, Isabella Canales, Alejandro Erhard, Raúl chapa

Había una vez un joven que se llamaba Kant. Creció en una época donde había una batalla entre dos ciencias que querían conquistar el modelo universal: la matemática y la física, y existía una gran discusión entre los racionalistas y empiristas. Al enfrentarse con este conflicto, Kant propuso el criticismo trascendental, el cual consiste conocer los límites y alcances que tiene el ser humano para conocer la realidad, actuar siguiendo la moral y expresar emociones y sentimientos por medio de arte.

Kant era un joven que disfrutaba filosofar, pensaba sobre todo lo que escuchaba y le daba una opinión o respuesta a todo eso. Un día escuchó que Copérnico dijo que la tierra no se mantenía de manera fija en el centro del universo y que todo giraba alrededor de ella. Al escuchar este comentario, Kant paso toda la noche reflexionando y haciendo conexiones y fue cuando descubrió que en realidad la tierra gira alrededor del sol. Kant le contó a algunos amigos su propuesta, y esta se fue haciendo popular, y fue cuando se dio inició a la revolución copernicana.

Un tiempo después, Kant se enfrentó con un gran reto. Existían ciertas confusiones entre la ciencia y la filosofía. Kant paso otras noches sin dormir, mientras pensaba en su reflexión sobre esa confusión que existía en la sociedad. Después de analizar los juicios de la ciencia y descubrió que estos no se relacionan con la filosofía. Descubrió que ambos son necesarios para comprender la realidad, pero es imposible mezclarlos. Cuando Kant encontró la solución hacia esta confusión le compartió al mundo porque la metafísica no puede llegar a la ciencia. Dijo que la ciencia se basa en datos y estadísticas las cuales son posibles de comprobar, mientras que la metafísica trata de comprobar si existe un dios o no.

Reflexiono más a fondo sobre los juicios de la ciencia. Se dio cuenta que la ciencia tiene que estar formada por juicios sintéticos para garantizar la progresividad del conocimiento, y juicios a priori para garantizar la universalidad de las afirmaciones científicas. Kant compartió este conocimiento con otros amigos filósofos y fueron quienes le dijeron que debería escribir un libro para demostrarlo. Tras muchas noches de trabajo fue cuando al fin Kant publicó su libro La crítica de la razón pura. En este libro habla sobre la estética trascendental, ósea el estudio las condiciones de posibilidad de los juicios sintéticos con base en las matemáticas. También explica que la analítica trascendental es el estudio de los casos en física, y que la dialéctica trascendental estudia la posibilidad de los casos con base de la metafísica.

Después de publicar su libro, Kant recibió muchas preguntas de la gente sobre todo lo que explicaba en el. Lo que más le preguntaba la gente era sobre la diferencia entre un juicio analítico y sintético. Kant explicó que los juicios sintéticos son aquellos que añaden algo nuevo a lo ya sabido en el sujeto. Compartió el siguiente ejemplo "todos los cuerpos "x" son pesados", explicó que ese era un ejemplo de un juicio sintético ya que el predicado, ósea "son pesados", esta fuera del concepto del sujeto. De los juicios analíticos explicó que son aquellos que el predicado no aporta más de las cosas, es decir que el predicado esta contenido en el sujeto. Kant explicó este juicio a través de la siguiente historieta:

Explicó que su historieta es un ejemplo de juicio analítico ya que el número 0 le dice al 3 y 7, “Nunca permitiré el casamiento entre primos!” y ellos responden "nunca podrá dividirnos", ya que son números primos y estos no se pueden dividir. Kant recalcó con este ejemplo que este tipos de juicios no permiten que algo sea progresivo.

En fin, después de aclarar todas las dudas que surgieron de su libro, Kant logró demostrar todos sus pensamientos y dio luz al criticismo trascendental de Kant.

Reflexión de los autores

¿El ser humano puede conocer la realidad tal como es, en su desnudez, conocer definitivamente de manera objetiva y profunda?

Nosotros consideramos que el ser humano de cierto modo es capaz de conocer la realidad tal y como es, pero tal y como es para él, ya que cada ser vivo tiene su propia realidad. Aunque de cierta manera no podemos conocer todo lo que es real ya que nuestros sentidos están muy limitados y nos limita a conocer diferentes aspectos de la realidad. Nuestra definición de lo real puede estar cambiando cada momento del día ya se por las experiencias que vivimos los momentos que pasamos, lo nuevo que conozcamos y cada ves la realidad irá cambiando, por lo cual se hace que la realidad sea algo de conocer en su totalidad. Pero conforme los años han pasado hemos podido conocer más sobre qué es la realidad y cómo conocerla y estudiarla, gracias a la tecnología y los estudios científicos hemos sido capaz de conocer cosas que nuestros antepasados no conocieron, estos estudios nos han ayudado a fomentar un parte de la realidad en nuestros sentidos. Sin embargo llegar a la profundidad de lo que es lo real es bastante complicado ya que la percepción de nuestros sentidos en el ambiente en el que vivimos es muy propenso a cambiar. La profundidad de la realidad puede variar mucho en que lo es para nosotros ya que vivimos en un mundo donde todos somos diferentes creemos diferentes cosas, vemos de diferentes maneras, pensamos en diferentes ideas, todo esto nos hace más difícil de llegar a entender la realidad en su sentido más profundo.

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.