Loading

Reporte Escucha Creativa La Serena, julio de 2018

Escuchas Creativas Cecrea

El corazón de Cecrea está en su sistema de participación permanente, pues buscamos que el programa se desarrolle a partir de las visiones, inquietudes e intereses de sus protagonistas. Su metodología principal es la Escucha Creativa, metodología participativa, lúdica y creativa que busca promover una participación activa de los niños, niñas y jóvenes (NNJ), a través de estrategias de consulta que posibilitan una constante retroalimentación de información para la toma de decisiones en cada Cecrea.

Se realiza al finalizar o durante cada ciclo programático. Para ello se invita a los/as NNJ que han participado de los laboratorios en Cecrea para conocer su experiencia, además de proyectar la programación y la vida del Centro. La Escucha Creativa pone de manifiesto el derecho de NNJ a participar y ser escuchados.

Para esta Escucha propusimos un juego que nos invitaba a viajar por el tiempo e ir superando diversos desafíos: encontrar mapas, armar puzles, seguir pistas que nos llevaban a responder preguntas; todo para levantar opiniones, visiones y temáticas de interés para los/as NNJ de la región.

Objetivo de la Escucha

El objetivo de las Escuchas Creativas 2018 es posibilitar la construcción de relatos territoriales a partir de los intereses que movilizan a los niños, niñas y jóvenes; las problemáticas o necesidades que identifican de su territorio; las ideas creativas y proyectos que imaginan para contribuir a la solución de esos problemas; y/o las fortalezas y recursos que identifican, tanto en ellos/as mismos/as como en su territorio.

En la Escucha Creativa de La Serena participaron 28 niños, niñas y jóvenes, de entre 7 y 15 años de edad. Además, uno de los participantes pertenecía a un pueblo originario y 3 eran inmigrantes.

¿Qué hicimos?

Para conocer en detalle la metodología utilizada en esta escucha, puedes descargar la planificación aquí.

Recepción

A las 15:00 hrs. del día viernes 06 de julio de 2018 nos reunimos en el Parque Espejo del Sol para comenzar la Escucha Creativa de Cecrea La Serena.

La jornada se inició con la recepción de los niños, niñas y jóvenes. A medida que éstos iban llegando, se les daba la bienvenida y se les entregaba una credencial con su nombre que tenía un color: rojo, verde o azul, los que designaban un grupo. Se hizo entrega de esta credencial en el frontis de la sala multiuso del Parque Espejo del Sol, el cual estaba ambientado como una Máquina del Tiempo. En el lugar en donde se realizó la recepción, se dispuso de pizarras en donde los participantes pudieron jugar con ellas, mientras esperaban el inicio de la actividad.

Una vez que llegaron todos, procedimos a hacer inicio de las actividades. En primer lugar, se les dio la bienvenida y se les explicaron los objetivos de la jornada, haciendo énfasis en la importancia de la Escucha. Se comentó que se trataría de una actividad lúdica, con la idea de realizar varios juegos y desafíos para ir avanzando en distintas etapas, a través de un viaje en distintos períodos del tiempo.

Frente a la pregunta: ¿Alguien se imagina lo que son las Escuchas Creativas?, un niño de aproximadamente 7 años responde: hay que escuchar las opiniones de los demás niños.

A continuación, formamos un círculo y desarrollamos una dinámica de presentación de cada participante, en la que cada uno dijo su nombre en voz alta para “ganar energía creativa”. Luego procedimos a dividirnos en tres grupos para dar inicio a la Escucha.

Una vez formados los grupos, continuamos con la dinámica de presentación, y los participantes de cada grupo tuvieron que recordar y repetir los nombres de sus compañeros, y así poder ganar energía creativa para iniciar el desafío de la Escucha. Cada dosis de energía creativa se representó a través de una pulsera fluorescente entregada a cada uno/a. Una vez que se repartieron las energías creativas, se inició el juego de la búsqueda del Tesoro.

Para esto, recibimos un mapa que fue leído por el facilitador, señalando al grupo las acciones que debíamos seguir a través de las pistas. Algunas pistas encontradas fueron leídas por los niños, niñas y jóvenes, y otras por el facilitador, quien incentivó a los participantes a realizar las actividades propuestas.

Una vez que encontramos todas las pistas y resolvimos los desafíos, pudimos descubrir las combinaciones numéricas que nos permitirían abrir una maleta que estaba cerrada. Cada participante tenía una combinación numérica distinta, por tanto, el facilitador nos sugirió hacer una fila para ir por turnos insertando los dígitos en el candado de la maleta. En caso de no acertar con la clave correcta para abrir la maleta, perderíamos energía creativa. Finalmente, el candado resultó abierto por el primer niño que introdujo los dígitos de su combinación. Con esto logramos abrir la maleta y en su interior nos encontramos con una serie de objetos que nos permitirían iniciar un viaje a través del tiempo.

Para iniciar el viaje, nos dirigimos en grupo a la entrada del salón, en donde estaba ubicada “la máquina del tiempo”. Previo al ingreso por el umbral que daba paso al “túnel del tiempo”, cada participante puso su mano sobre la marca de mano situada a modo de contraseña en un costado de la puerta. Los niños, niñas y jóvenes se mostraron sorprendidos, motivados y entusiastas al pasar a través del túnel, que se encontraba acondicionado con iluminación y humo.

Una vez que todos pudimos traspasar este túnel del tiempo, viajamos hacia el Pasado.

El Pasado

Al llegar al pasado, ingresamos a un salón en donde hallamos situados distintos biombos que dividían módulos. Un grupo se dirigió al módulo asignado con el color verde, donde encontraron una radio casetera y un casete. Los participantes procedieron a insertar el casete y escucharon atentamente la grabación. Ésta contenía un mensaje en donde se solicitaba a los participantes responder algunas preguntas respecto a lo que pensaban los niños en el pasado. Luego de haber escuchado el mensaje, el facilitador motivó a los niños, niñas y jóvenes a leer y responder las preguntas que estaban escritas en unos papelógrafos ubicados en la pared.

Todos los participantes se acercaron entusiastamente y procedieron a escribir sus ideas.

Una vez que todos escribieron en los papelógrafos, el facilitador nos indicó que era momento de resolver un acertijo para poder abrir un cofre que se encontraba sobre una mesa. Los participantes resolvieron rápidamente el acertijo propuesto, logrando abrir el cofre, lo cual les permitió acceder a la siguiente pista, que nos llevaría nuevamente a la pérgola del parque, en donde encontramos dispuesta una caja con libros.

Un vez resuelto el primer desafío, se les invitó a seguir buscando mensajes del pasado, para eso resolvieron acertijos que los llevaron a encontrar piezas de un rompecabezas en diferentes libros. A lo largo de la actividad, la relación entre el grupo y el facilitador se desarrolló a través de una dinámica de horizontalidad, cercanía y respeto, existiendo espacio para el humor y la distención.

Al armar el rompecabezas, los niños, niñas y jóvenes descubrieron diversas ideas escritas, las que luego fueron analizadas y discutidas, para darles un sentido y poder compararlas con lo que se vive en la actualidad. A continuación se discutió acerca de cuál era la idea que consideraban más importante, para así asignarle energía creativa. Los niños escribieron en tres cartulinas las tres ideas que consideraron principales. Al finalizar, los participantes recibieron tres energías creativas.

Luego de esto, volvimos a pasar por el umbral, para viajar en el tiempo, esta vez hacia el presente.

El Presente

De regreso en el salón al que ingresamos a través de la máquina del tiempo, recibimos un mensaje por celular, en el que se nos solicitaba entregar de una idea para realizar en Cecrea, utilizando los materiales que estaban en una caja que se encontraba debajo de la mesa.

Entre las ideas que aportaron los participantes, algunos niños y niñas plantearon la idea de: escuchar música y otros sugirieron: utilizar instrumentos para la música; hacer instrumentos con materiales reciclados y construir instrumentos musicales reciclando.

En base a estas inquietudes, algunos niños dieron inicio a la construcción de instrumentos musicales con los materiales disponibles. Otros jóvenes procedieron a la construcción de “un hombre con audífonos”, señalando que les interesaba escuchar música, principalmente trap, reggaetón y electrónica. Se aprovechó esta circunstancia para preguntarles respecto al interés que habían manifestado en torno a la música, frente a lo cual los participantes plantearon que la música les permitía conectarse con sus sentimientos y disponer positivamente su ánimo.

Finalizando esta prueba, el facilitador nos invitó a grabar un mensaje: Ahora pónganme atención: ¿Recuerdan que recién nos llegó un mensaje que escuchamos? Entonces ahora nosotros les vamos a mandar un mensaje a todos estos niños que nos mandaron un mensaje y se dispusieron a cambiar de época, para hacer el último viaje por el tiempo.

La dinámica de trabajo fue lúdica, entretenida y desafiante, poniendo a prueba la creatividad de todos los grupos, manteniendo en todo momento la atención de los participantes. El objetivo consistía en la escucha entre los niños, niñas y jóvenes, por tanto, los facilitadores propendieron a generar clima de exploración y búsqueda de opiniones, reflexiones e ideas creativas al servicio del grupo.

Acto seguido, ingresamos nuevamente a la máquina del tiempo, para viajar esta vez al Futuro.

El Futuro

Una vez que traspasamos el túnel del tiempo, llegamos nuevamente al salón, en donde nos encontramos con un computador, el cual estaba encendido y tenía un video con un mensaje en pausa. Éste era un mensaje de los niños, niñas y jóvenes del futuro, en el cual se señalaba que existía una cámara para que grabaran las cosas positivas que los motivaban para mantener su energía creativa. El grupo se dirigió entonces al exterior del salón para realizar la grabación, utilizando también los objetos creados en la actividad anterior, el micrófono y la cámara.

En las grabaciones realizadas por los niños, niñas y jóvenes, éstos relataron su experiencia, y la forma en que habían participado en la actividad:

Hicimos una cámara para ayudar al Cecrea.
Lo que acabamos de hacer fue una búsqueda de un tesoro y crear un invento que ayude al Cecrea y esta actividad ha estado muy bonita, muy entretenida.

Ante la pregunta de facilitadora sobre qué mensaje les entregarían a los niños del futuro, surgió lo siguiente:

Que la imaginación es infinita, seas tú o sea otra persona. La imaginación es infinita, va a servir para algo importante y eso va a ser bueno y este es mi mensaje para los niños del futuro.
¡Que sigan sus sueños, que todo es posible!

Lo que escuchamos y observamos

En la Escucha Creativa realizada en La Serena, se levantaron las inquietudes e intereses de los niños, niñas y jóvenes asistentes al Cecrea. Ellos/as manifestaron sus gustos e intereses por medio de actividades lúdicas que los hicieron viajar por el tiempo, recordando y proponiendo temas.

Al inicio de la jornada, las principales inquietudes que plantearon los niños, niñas y jóvenes estuvieron relacionadas a temáticas más bien existenciales, tales como estados de ánimo, sentimientos, valores, entre otros, tal como lo reflejan las siguientes frases expresadas por algunos participantes:

Lo que me hace más feliz es el mundo y la naturaleza.
Está muy bien llorar, pero mañana levántate y lucha por tus sueños.
Yo pondría más cámaras y más rejas de electricidad para cambiar mi barrio.
Quiero estar tranquila en mi casa y me da miedo ir afuera por la violencia.
Escucha la opinión de los demás y serás respetado, esto es muy importante.
Es bueno escuchar las ideas de las demás personas porque dos manos son mejor que una.

En primer lugar, los participantes manifestaron que en Cecrea pueden expresarse con libertad y sentirse válidos. Para ellos/as Cecrea es un espacio en donde pueden divertirse, donde cultivan intereses, y siempre hay espacio para que expresen sus emociones e ideas. Las principales ideas e inquietudes que los niños pudieron expresar, estuvieron relacionadas a intereses musicales, reciclaje y propuestas sobre qué actividades podría desarrollar Cecrea en el futuro.

Los niños, niñas y jóvenes manifestaron un interés unánime por escuchar y hacer música. A partir de la conversación sostenida con las niñas surgen ideas en torno a la música asociadas a la disposición anímica que ésta provoca y a los beneficios que ellas reportan a partir de la escucha musical. Al preguntarles por qué les gusta la música, ellas responden:

La música nos hace que seamos alegres, nos alegra el día, no sé, igual me gusta el ritmo.

o también:

Por los distintos tipos de sonidos que hace, porque se puede imaginar también con la música (…) con la música se pueden activar sentimientos.

Un niño que se encontraba construyendo un instrumento musical con los materiales disponibles, plantea que le gustaría un taller de música porque

Todo lo de música es bien divertido, es entretenido mientras hacemos estas cosas así.

Los/as participantes coinciden en la preferencia de los géneros musicales: reggaetón, trap y electrónica.

Los niños, niñas y jóvenes expresaron su interés por el trabajo de reciclaje y por realizar acciones concretas para cuidar el medio ambiente. Manifestaron preferencia por actividades manuales asociadas a la práctica del reciclaje y la reutilización:

Trabajar las manualidades también con las cosas más reciclables.

Lo que denota claramente un interés por el cuidado del medio ambiente y una consciencia sobre lo que la basura genera en su entorno. Los participantes expresaron que ellos pueden ser agentes activos en el cuidado del medio ambiente y saben qué tipo de actividades pueden hacer para aportar a esta problemática. El uso de objetos usados, recolección de basura, y aprovechar al máximo los materiales, son formas que ellos visualizan y proponen como medio para aportar a la reducción de la contaminación ambiental.

Finalmente los niños, niñas y jóvenes entregaron sus propuestas respecto del funcionamiento de Cecrea en el futuro:

Me gustaría que el Cecrea sea más grande y más decorado, con más laboratorios.
Que se trabajaran más técnicas.
Hacer recolección de basura para reciclar.
Crear más laboratorios.
Crear un estudio de televisión para nuestro laboratorio...
Un estudio con luces de televisión, con más cámaras, micrófonos.
Que fuera más dinámico y que se trabajaran más técnicas aparte del stop motion.
Laboratorio de moda, cómo hacer vestidos, hacer sombreros, zapatos.
Un laboratorio de carpintería, hacer casas para pájaros, hacer viviendas a pájaros de acá.

Conclusiones

En primer lugar, a través del desarrollo de las distintas actividades se evidenció la alta valoración que los niños, niñas y jóvenes dan a Cecrea y las posibilidades de entretención, relacionamiento con pares y aprendizaje que obtienen al participar de los laboratorios y actividades desarrolladas en el centro.

Uno de los principales intereses manifestados por los niños, niñas y jóvenes en la Escucha Creativa de La Serena tiene que ver con el desarrollo de un discurso en pos de ser agentes activos en la protección del medio ambiente. Son concretos en sus propuestas y también a la hora de identificar cuáles son las problemáticas asociadas. Consideran que la contaminación y el daño al medio ambiente es un problema que puede perjudicarlos en el futuro si no se toman medidas en el día de hoy. En ese sentido están dispuestos a tomar acción desde el Cecrea y en conjunto con otros pares para realizar aportes concretos que ayuden a revertir esta situación.

Por otra parte, se manifestaron muy interesados en la música. La valoran no solo como una actividad o un aprendizaje concreto, sino que también desde la capacidad que ésta tiene para movilizar emociones, y ayudarlos a conectarse con otros.

En ese sentido, fomentar el interés por estilos musicales diferentes que amplíen su espectro o conocimientos musicales podría ser un aporte, ya que les fomentaría su interés en la música y les permitiría aumentar el conocimiento y bagaje musical que ya tienen. Eso sumado a la experiencia de aprendizaje y de creación en la música pueden ser alternativas que podrían generar mucho interés en los niños, niñas, y jóvenes y a su vez generar nuevos espacios de encuentro.

Por otra parte, los participantes se manifestaron entusiastas en poder seguir participando en Cecrea en el futuro y continuar desarrollando sus capacidades, habilidades creativas e intereses, sobre todo a través de actividades relacionadas con: música, reciclaje, televisión, manualidades, moda, y carpintería.

Desafío Cecrea

Como Cecrea La Serena, ¿qué haremos con esta información?

La información levantada y evidenciada en el proceso de Escucha es la materia prima para la elaboración de una programación coherente y vinculante, entre los requerimientos, anhelos y motivaciones de los niños, niñas y jóvenes del Programa Cecrea y el territorio.

Los resultados de esta Escucha serán entregados a la Comunidad Cecrea, en un ejercicio denominado “Devolución de Escucha”, ya que estos serán la carta de navegación que guiará el quehacer del Equipo Cecrea en sus diversas acciones y manifestaciones metodológicas como son el co-diseño de los laboratorios, experiencias pedagógicas, formaciones a facilitadores/as y potenciar la vinculación con: la comunidad, nodos, agentes territoriales, proyectos colaborativos y artísticos.

Credits:

Cecrea

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.