Una casa dividida no prevalece Marcos 3:20-30

Introducción:

A) La discordia, la desunión y la división siempre atentan contra el núcleo de una entidad.

B) Y todo aquello que es alterado por la división su fin es la desintegración.

“Pero los escribas que habían venido de Jerusalén decían que tenía a Beelzebú, y que por el príncipe de los demonios echaba fuera los demonios. Y habiéndolos llamado, les decía en parábolas: ¿Cómo puede Satanás echar fuera a Satanás? Si un reino está dividido contra sí mismo, tal reino no puede permanecer. Y si una casa está dividida contra sí misma, tal casa no puede permanecer. Y si Satanás se levanta contra sí mismo, y se divide, no puede permanecer, sino que ha llegado su fin. Ninguno puede entrar en la casa de un hombre fuerte y saquear sus bienes, si antes no le ata, y entonces podrá saquear su casa. De cierto os digo que todos los pecados serán perdonados a los hijos de los hombres, y las blasfemias cualesquiera que sean; pero cualquiera que blasfeme contra el Espíritu Santo, no tiene jamás perdón, sino que es reo de juicio eterno. Porque ellos habían dicho: Tiene espíritu inmundo.” (Marcos 3:22-30).

Una casa dividida no prevalece

Los tres puntos a considerar el día de hoy bajo este tema son los siguientes; 1) el método, 2) la forma, 3) y la conclusión en la aclaración de Jesús ante la falsa acusación de los escribas.

I. El método

A) Por método nos referimos, al modo estructurado y ordenado de de presentar una verdad y obtener un resultado sistematizando los conocimientos. En este caso vemos que era por medio de dos ilustraciones o parábolas hechas por el Señor;

  • (v.23) “Y habiéndolos llamado, les decía en parábolas”
  • Una parábola puede ser una metáfora, alegoría, una figura o imagen expresada en un relato, que deriva una enseñanza relativa a un tema que no es el explícito.

B) Este método implicó exponer el mal razonamiento y acusación de los escribas por medio de una pregunta retórica hecha por el Señor;

  • (v. 23) “¿Cómo puede Satanás echar fuera a Satanás?”
  • Una pregunta retórica, se trata de aquella pregunta que se hace sin esperar respuesta alguna, con el fin de reforzar o reafirmar cierto punto dando por hecho que el interlocutor está de acuerdo.
"¿Cómo puede Satanás echar fuera a Satanás? Si un reino está dividido contra sí mismo, tal reino no puede permanecer. Y si una casa está dividida contra sí misma, tal casa no puede permanecer. Y si Satanás se levanta contra sí mismo, y se divide, no puede permanecer, sino que ha llegado su fin. Ninguno puede entrar en la casa de un hombre fuerte y saquear sus bienes, si antes no le ata, y entonces podrá saquear su casa." (Marcos 3:23-27).

II. La forma

A) Por forma nos referimos a la manera o la postura mental y corporal que se tiene ante la falsa acusación, en este caso, Jesús confrontando con la verdad a los escribas exponiendo el falso conocimiento de ellos.

B) En nuestra parte, esto implica que debemos justificar aquello que defendemos como verdad por el buen razonamiento de la Palabra de Dios.

  • En Proverbios 26:4-5 vemos que;
  • (a) “Nunca respondas al necio de acuerdo con su necedad, para que no seas tú también como él.
  • (b) Responde al necio como merece su necedad, para que no se estime sabio en su propia opinión.”

C) Por un lado vemos que no debemos ser igualmente tercos en defender aquello que no sabemos y que es nuestra mera opinión de algo, sin embargo, por otro lado se nos exhorta, a defender aquello que si sabemos y conocemos como verdad, con el fin de exponer el falso conocimiento y cualquier falsa acusación.

"De cierto os digo que todos los pecados serán perdonados a los hijos de los hombres, y las blasfemias cualesquiera que sean; pero cualquiera que blasfeme contra el Espíritu Santo, no tiene jamás perdón, sino que es reo de juicio eterno. Porque ellos habían dicho: Tiene espíritu inmundo." (Marcos 3:28-30).

III. La conclusión en la aclaración de Jesús ante la falsa acusación de los escribas

A) Los escribas acusaban a Jesús de hacer exorcismos por el poder de Satanás. Ellos implícitamente reconocían poderes innegables en Jesús pero ellos asumen que el origen de éstos era del mismo infierno.

B) De ahí las ilustraciones de Jesús para aclarar el asunto;

  • Si la esfera satánica del poder de Satanás estuviera dividida internamente, entonces su reinado no podría permanecer, y
  • que Satanás mismo debe primeramente estar atado antes de que su esfera de poder pudiese ser desafiada.

C) La sentencia hecha por el Señor:

  • “De cierto os digo que todos los pecados serán perdonados a los hijos de los hombres, y las blasfemias cualesquiera que sean; pero cualquiera que blasfeme contra el Espíritu Santo, no tiene jamás perdón, sino que es reo de juicio eterno.
  • Porque ellos habían dicho: Tiene espíritu inmundo.”

D) Ahora, la pregunta que surge de esta conclusión y sentencia del Señor hacia los escribas es la siguiente, ¿Cuál era el pecado que estaban cometiendo los escribas? La respuesta es, el pecado imperdonable de la blasfemia contra el Espíritu Santo. En otras palabras, si alguien obstinadamente atribuye a Satanás y al propio infierno lo que es llevado a cabo y obrado por el poder de Dios, sin duda su pecado es imperdonable. Por lo tanto,

  • ¿Puede uno pecar contra Cristo y luego por gracia ser redimido? La respuesta es afirmativa, la gracia nos hace salvos.
  • ¿Puede uno pecar obstinadamente contra Cristo y atribuir maldad, perversidad y engaño y a la vez uno ser redimido? La respuesta es negativa, su terquedad le hace merecedor del infierno.
  • "A todo aquel que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que blasfemare contra el Espíritu Santo, no le será perdonado." (Lucas 12:10).

Conclusión: ¿Cómo sé que no he cometido este pecado imperdonable? Nuestro Catecismo de Heidelberg Día del Señor 20, P/R 53 responde:

¿Qué crees del Espíritu Santo?

Que con el Eterno Padre e Hijo es verdadero y eterno Dios. Y que viene a morar en mí para que, por la verdadera fe, me haga participante de Cristo y de todos sus beneficios, me consuele y quede conmigo eternamente.

Created By
Iglesia Reformada Cristo Redentor
Appreciate

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.