Luiz Antonio Hernández

La fatiga muscular se produce cuando los músculos no pueden ejercer su fuerza normal, o cuando se requiere más esfuerzo de lo habitual para lograr un nivel deseado de la fortaleza.

Generalmente cuando se escucha que alguien sufre de fatiga muscular, se piensa que fue porque se excedió en el peso de sus entrenamientos, o porque pasó mucho tiempo en el gimnasio; pero la alimentación inadecuada y los descansos incompletos, y de mala calidad afectan enormemente. También la mala nutrición y el NO dormir bien, en cuanto a la calidad del sueño y el tiempo del mismo, los malos hábitos como el consumo de alcohol, fumar, etcétera influyen.

La fatiga como tal no sólo se manifiesta en el cansancio que la persona pueda sentir, sino también en su estado de ánimo (un desgaste brutal del sistema nervioso central), en la conducta social y en la imposibilidad que tiene de progresar en sus entrenamientos, ya sea con pesas o en la práctica de algún deporte.

Asimismo, el cansancio viene acompañado de pérdidas en otros niveles: la fatiga mental que se refiere, entre otras causas, a la pérdida de la concentración necesaria; la fatiga sensorial, disminuciones en la percepción visual, auditiva o táctil; y la fatiga emocional, ausencia o alteración de los estímulos emocionales necesarios para alcanzar el rendimiento óptimo.

Además, al forzar los músculos al entrenar sintiendo esta fatiga, puede provocar una lesión como una fractura o los famosos desgarros musculares. También los calambres están muy asociados a la fatiga, debido a que minerales como el calcio y magnesio no llegan de forma eficaz al músculo, el cual afecta las células del tejido (fibras musculares). Todo ello llevará a una serie de estados, carencias y alteraciones fisiológicas como:

  • Disminución en las reservas energéticas, como por ejemplo el glucógeno.
  • Acumulación de sustancias resultantes del metabolismo, como el ácido láctico.
  • Cambios enzimáticos, electrolíticos, hormonales, celulares, etc.

En realidad, se puede hablar por un lado de fatiga física (motora y coordinativa) y por otro de fatiga nerviosa (mental, sensorial y emocional) pero que no se manifiestan de forma aislada e independiente, sino que lo hacen de forma combinada dando lugar a diversos síntomas.

Síntomas

Cuando un deportista comete alguno de los errores descritos anteriormente, su organismo comenzará a sufrir esas modificaciones fisiológicas y como consecuencia se podrán detectar los siguientes síntomas:

  • Sensación de cansancio, incluso al realizar las acciones más simples y ligeras.
  • Pesadez muscular en ocasiones acompañada de molestias o pequeños dolores.
  • Alteraciones en el ritmo cardíaco y respiratorio.
  • Falta de coordinación en los movimientos y errores en la ejecución.
  • Deseo de dejar de realizar los ejercicios.

Si el proceso de la fatiga es continuado y se debe a un sobre entrenamiento, pueden presentarse signos como:

  • Irritabilidad y apatía.
  • Alteraciones en el sueño.
  • Pérdida de peso.
  • Descenso exagerado en el rendimiento.
  • Falta de concentración y atención.

Cómo evitar la fatiga

Primero se debe diferenciar la fatiga sobrevenida, debido a un esfuerzo puntual y la producida por un trabajo prolongado y continuado en el tiempo, que dará lugar a un estado de sobre entrenamiento, en el primer caso lo aconsejable es el descanso adecuado, realizar un trabajo de recuperación y relajación, e incluso aplicar alguna técnica de recuperación, como el masaje o la hidroterapia.

En el caso de sobre entrenamiento se debería analizar todas las posibles causas y actuar en consecuencia, pero en términos generales se recomienda reducir el trabajo o un reposo deportivo si fuera necesario; dieta adecuada o aporte de suplementos vitamínicos si el médico así lo recomienda; utilizar métodos de relajación y respiración para disminuir la tensión nerviosa; realizar calentamientos al principio de cada sesión de trabajo, y terminar todas ellas con ejercicios de recuperación; por último, aplicar las diversas técnicas especiales de recuperación como la hidroterapia, termoterapia, masaje, etcétera.

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.