Loading

Reporte Escucha Creativa San Joaquín, julio de 2018

Escuchas Creativas Cecrea

El corazón de Cecrea está en su sistema de participación permanente, pues buscamos que el programa se desarrolle a partir de las visiones, inquietudes e intereses de sus protagonistas. Su metodología principal es la Escucha Creativa, metodología participativa, lúdica y creativa que busca promover una participación activa de los niños, niñas y jóvenes (NNJ), a través de estrategias de consulta que posibilitan una constante retroalimentación de información para la toma de decisiones en cada Cecrea.

Se realiza al finalizar o durante cada ciclo programático. Para ello se invita a los/as NNJ que han participado de los laboratorios en Cecrea para conocer su experiencia, además de proyectar la programación y la vida del Centro. La Escucha Creativa pone de manifiesto el derecho de NNJ a participar y ser escuchados.

Para esta Escucha propusimos un juego que nos invitaba a viajar por el tiempo e ir superando diversos desafíos: encontrar mapas, armar puzles, seguir pistas que nos llevaban a responder preguntas; todo para levantar opiniones, visiones y temáticas de interés para los/as NNJ de la región.

Objetivo de la Escucha

El objetivo de las Escuchas Creativas 2018 es posibilitar la construcción de relatos territoriales a partir de los intereses que movilizan a los niños, niñas y jóvenes; las problemáticas o necesidades que identifican de su territorio; las ideas creativas y proyectos que imaginan para contribuir a la solución de esos problemas; y/o las fortalezas y recursos que identifican, tanto en ellos/as mismos/as como en su territorio.

En la Escucha Creativa de San Joaquín participaron 30 niños, niñas y jóvenes, de entre 7 y 19 años de edad.

¿Qué hicimos?

Para conocer en detalle la metodología utilizada en esta escucha, puedes descargar la planificación aquí.

Recepción

A las 11:30 de la mañana del día sábado 30 de junio de 2018 comenzamos la Escucha en Cecrea de San Joaquín. Nos reunimos con todos los participantes en una sala, y vimos un video sobre el proceso de Escucha del año 2017. Los niños, niñas y jóvenes se mostraron participativos y entretenidos, riendo con imágenes que se alternaban en el video. Algunos hicieron comentarios sobre su participación en estas actividades previamente, compartiendo opiniones con el resto del grupo. Al terminar la proyección, todos los participantes nos trasladamos al patio del Cecrea. Una vez afuera, se plantearon las siguientes preguntas:

¿Por qué creen que estamos hoy aquí?

¿Alguien ha participado en una Escucha antes?

¿Con qué parte del cuerpo escuchamos?

Luego de escuchar las distintas respuestas que entregaron los participantes, los invitamos a jugar: el juego consistía en tirar una pelota al aire, y los niños, niñas y jóvenes debían gritar mientras la pelota no tocara el suelo. Comenzamos a lanzar a pelota entre los distintos participantes, con el fin que quien la recibiera, pudiera decir su nombre.

Terminada esta fase de presentación, nos dividimos en grupos dentro de la sala, según el color del papel con el nombre que tenía cada participante, y les explicamos que teníamos una misión que cumplir en equipo.

Maestranza

Se armaron tres equipos diferentes y cada equipo tenía una misión que cumplir, para poder hacer un viaje por el tiempo. Para esto salimos al patio a buscar pistas. La facilitadora alentó a los niños, niñas y jóvenes a buscar: ¿la pista está a la derecha o izquierda?. Así los participantes fueron logrando encontrar los distintos desafíos, y resolverlos. Estas pruebas fueron operaciones matemáticas básicas, que entregaban números, y que luego se utilizaron para abrir una maleta que estaba cerrada con un candado con clave. Cuando los participantes encontraron la maleta, la abrieron y en su interior descubrieron varios objetos: un casete, una mica, una memoria de una cámara de video, y un pergamino. Además, se les repartieron unos pequeños frascos con un líquido negro.

El Pasado

¡Ya estamos en condiciones de pasar por el túnel del tiempo! fue la invitación realizada por los facilitadores, y entonces los niños, niñas y jóvenes pasaron agachados por una puerta del costado del Cecrea, tapada por una tela negra. Una vez al otro lado del túnel del tiempo, volvimos a la sala en la que estábamos al principio, la cual ahora tenía un letrero con letras reflectantes que decía: “Sala del Pasado”. Una vez adentro, los participantes exclamaron entusiasmados: ¿qué vamos a hacer?; ¡digan dónde están las pistas! Estará en una pieza oscura, dice uno, abriendo la puerta, y quedándose adentro por un rato.

Mientras un grupo comenzó a buscar pistas, uno de los participantes encontró una radiocasete antigua. Se les preguntó si sabían lo que era; uno de los niños con acento español les explicó a todos: se usa para tocar música. Siguieron buscando y encontraron unas cartulinas. Al poner el casete en la radio, se escuchó una voz que comenzó diciendo: Bienvenidos y bienvenidas Terrícolas al pasado. Este será el primer desafío para recuperar energía creativa. Para eso tenemos que conocer cuáles eran las ideas y opiniones de los niños, niñas y jóvenes del pasado, y claro está, cuáles son sus opiniones. Vean estas imágenes. ¿Qué se les ocurre que nos dijeron? Escríbanlo en los papelógrafos. Tienen 10 minutos.

La facilitadora indicó que las pistas para saber qué es lo que querían los niños, niñas y jóvenes del pasado estaban en los libros. Los participantes corrieron al estante con libros, ahí se encontraron con rompecabezas de colores con frases. Se organizaron por grupos y comenzaron a armar los rompecabezas. Así fueron apareciendo frases que los participantes leyeron en voz alta, alentados por la facilitadora, como: mover tu cuerpo y sentir la música con nuevas tecnologías, etc.

Se repartieron frascos con líquido amarillo -energía creativa- y frascos con líquido negro. En esos frascos está la energía no creativa, la cual deberemos transformar en creativa. Para esto teníamos que cumplir la tarea: adivinar qué nos quisieron decir los niños, niñas y jóvenes del pasado con los mensajes que están pegados en la muralla.

Arte para intervenir tu ciudad
La paz y la buena convivencia
Una brigada verde que recicle
Experimentos científicos para descubrir nuevos mundos

Los participantes votaron a favor de dos opciones: sobre la paz y la buena convivencia, para crecer en una sociedad en que se recicle. Esas opciones recibieron más de dos frascos de energía creativa cada una, y las demás uno solo. Plantearon frases como: más días libres para estar con la familia; cuidar las calles, poner basureros que sirvan para reciclar.

El Presente

¡Vamos a viajar nuevamente!, ¡Vamos al túnel del tiempo!, dijo la facilitadora. Los niños, niñas y jóvenes entusiastas contestaron: ¡Síiii!. Salimos al patio y caminamos por el costado del recinto, para luego volver a pasar por el túnel del tiempo. Cuando llegamos, nos encontramos con un letrero que decía: “Sala del Presente”.

Cuando entramos a sala la facilitadora nos dijo que le había llegado un mensaje: ¿escuchémoslo?, nos propuso. El mensaje decía: Terrícolas, tienen 20 minutos para diseñar o construir una idea que podríamos hacer en Cecrea con las frases que seleccionaron del pasado.

Para realizar esto teníamos disponible una mesa, pintura, pinceles, lápices, de manera que todos los participantes pudiéramos expresar nuestras ideas. La facilitadora nos preguntó: ¿qué les gustaría?, ¿por qué?, ¿qué pasaría si…?

Hacer un robot para hacer panqueques
Que el Cecrea tenga un lugar donde controlar la ira
Cuidar los árboles, si no lo hacemos nos moriríamos
Hacer un grupo musical
Cuidar la Tierra

Una vez que finalizamos nuestra segunda misión, nos volvieron a repartir frascos de energía creativa por el desafío cumplido, y luego continuamos el viaje por el tiempo.

El Futuro

¡Sala del Futuro! De pronto se proyectó un video en la pared, con el siguiente mensaje: Han logrado mejorar y construir energías creativas, gracias a reconocer sus características positivas. Ahora pueden describirlas, actuarlas o como quieran hacerlo, pero lo importante es grabarlas para que nunca las olviden. Así recuperarán la energía creativa que les falta.

Los participantes comenzaron a buscar la forma de poder grabar los mensajes, hasta que pudieron encontrar una cámara de video. Entonces usemos la memoria y la cámara para grabarnos, y actuar las cosas que queremos en el futuro, nos propuso la facilitadora.

Algunas ideas que plantearon los niños, niñas y jóvenes fueron: yo quiero actuar de bailarina; yo quiero ser un artista, yo quiero viajar por países lejanos.

¿Qué quieren para el futuro?, nos preguntaron. Ante esto, los participantes se distribuyeron roles, y cada uno grabó y dijo que lo que esperaba para el futuro. Una vez que se grabó el video, se mostró una nueva grabación.

Los intereses de los niños se centraron en la robótica como instrumento tecnológico que debe estar al servicio de las personas, mientras que las niñas plantearon respuestas relacionadas al desarrollo cultural e intervenciones artísticas.

Finalmente se escuchó una voz que nos dijo: Felicitaciones Terrícolas, han tomado buenas decisiones, han generado y abierto nuevamente el canal del crear con la energía creativa, han mejorado claramente el presente y con esto, el futuro. ¡Felicitaciones! La energía creativa ahora está en ustedes.

Una vez finalizado el juego, los niños, niñas y jóvenes compartieron una colación todos juntos, conversando acerca de lo que les había parecido la experiencia vivida.

Lo que escuchamos y observamos

La Escucha Creativa realizada en San Joaquín develó un gran interés y familiaridad de los niños, niñas y jóvenes con el centro. Los participantes se desenvolvieron en el espacio de manera curiosa y activa, lo que muestra que Cecrea es un espacio en donde ellos/as se empoderan y logran proponer ideas y desarrollarse como protagonistas de las actividades. Los participantes demostraron y expresaron que Cecrea es un espacio en donde no sólo se divierten, sino que también aprenden y proponen.

Nos gustaría poder decorar la ciudad, quizás pintar las calles, o hacer chalecos para los árboles.

Intervenciones Artísticas: Una niña explicó que para ella el arte es una forma de expresar sentimientos e ideas. Otros participantes manifestaron interés en tener espacios para bailar y compartir con sus pares. Comentaron respecto de ciertos grupos musicales de moda y formas de baile.

Un taller de robótica: básica, media y avanzada. Sería bueno porque se motivarían a hacer tecnologías.

Señalaron que la robótica no sólo es algo que les interesa, sino que también les podría servir para poder entender mejor las tecnologías que están presentes en todos lados. Se podría crear y aprender a inventar usando las tecnologías, a partir de esos conocimientos.

Asimismo plantearon que sería importante contar con más actividades para recoger sus inquietudes. En referencia a eso, un niño explicó:

Un taller de motivación, para motivar para que los niños puedan elegir en qué tipo de laboratorio poder participar.

En relación a lo anterior, los niños, niñas y jóvenes manifestaron interés en mantener y continuar asistiendo a actividades en Cecrea, puesto que para ellos es un espacio en donde se pasa bien, se trabaja desde las ideas de ellos, y al mismo tiempo con profesores.

En términos más globales, se observaron inquietudes desde las interacciones y conversaciones que sostenían los participantes a lo largo de la Escucha. Temáticas relacionadas al cuidado del medio ambiente, la seguridad en el barrio, abusos a menores y el bullying o acoso escolar, surgieron como las principales preocupaciones.

En relación al tema del medio ambiente, a algunos niños les preocupaba cómo hacerse cargo de la limpieza de la comuna. Ante esta problemática se propuso el reciclaje, como un medio para poder limpiar y descontaminar la comuna en la que viven.

El robo apareció como una temática de conversación entre los participantes en la Escucha, y se presentó como una preocupación. A lo largo de la jornada los niños, niñas y jóvenes bromearon con el tema, y mencionaron recurrentemente frases en torno a éste: mira el auto, vamos a robarlo igual que los flaites; vamos a robarnos el auto; y lo vamos a vender por ahí; ¡no seai así de malandra!

Conclusiones

La Escucha Creativa permitió levantar una serie de intereses que los niños, niñas y jóvenes fueron expresando a lo largo de las actividades, en relación a la oferta programática de Cecrea. Las inquietudes señaladas estaban principalmente relacionadas a intervenciones artísticas en el espacio que habitan, aprender sobre robótica y usar la tecnología, y generar más instancias para que les permitan expresar sus intereses y elegir laboratorios en los que puedan participar.

En términos más globales, se observaron inquietudes desde las interacciones y conversaciones que sostenían los niños a lo largo de la escucha. Temáticas relacionadas al cuidado del medio ambiente, la seguridad en el barrio, relaciones de género, abusos a menores y bullying.

Relaciones de Género: Otro tema importante a relevar fueron las relaciones de género que se develaron a lo largo de la escucha. De los adolescentes del grupo, una de las niñas que demostró un liderazgo basado en la apropiación de los espacios de conversación, imponiendo su opinión, claramente se identificaba con el rol masculino como su identificación de género. El resto de los adolescentes la interpelaba como “él”, desde un nombramiento masculino. No existió ningún tipo de discriminación ni diferencia en el trato entre los varones y las niñas. En la última etapa se integró otra adolescente que se identificaba desde su género femenino. Su integración no causó tampoco ninguna una diferencia en el modo cordial de relacionarse entre todos.

Abusos a menores: el tema fue abordado desde el peligro que connotaba una situación de estas características, de cómo actualmente se sienten respecto de este hecho en sus respectivos colegios, de la realidad imperante de sacerdotes de la iglesia como perpetradores de este tipo de delito, el autocuidado que se debe tener en la relación con los adultos en general. En general, todas estas inquietudes se comentaron desde una perspectiva descriptiva y de comprensión de una situación que puede vulnerarlos y representa un peligro para ellos. No obstante, no cuentan con la información suficiente respecto de los modos de prevención de este tipo de vulneración ni a quien ni como acudir si se viesen expuestos a este suceso.

Bullying y redes sociales: Los participantes compartieron opiniones respecto de los abusos y el bullying. El tema fue abordado desde el peligro de abuso que al que podían estar expuestos, de cómo se sienten actualmente respecto de este hecho en sus respectivos colegios. También se conversó sobre el uso de las redes sociales y cómo esto da paso a dinámicas de bullying entre los niños, niñas y jóvenes. El diálogo giró en torno al poder de los comentarios que las personas podían hacer públicos a través de estas redes, como también en sus respectivos establecimientos educacionales.

Desafío Cecrea

Como Cecrea San Joaquín, ¿qué haremos con esta información?

Cecrea se quiere hacer cargo de aquello que se levantó en la Escucha Creativa. A través de un proceso de validación y proyección de esta información, denominado “devolución” hemos considerado los diferentes temas, opiniones, anhelos y expectativas de niños y niñas y jóvenes para levantar una programación coherente con sus intereses.

Credits:

Cecrea

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.