Loading

Las RAÍCES ch'ukutas del mercado La Paz en Cochabamba "Del productor al consumidor” fue la etiqueta con la cual estos comerciantes se ganaron su espacio

Al principio se trató de un grupo de casi 30 comerciantes aventureros que varias veces a la semana se embarcaban en la sede de Gobierno en las flotas con rumbo a Cochabamba, junto con su mercadería, ropa fabricada en Bolivia. “Antes de entrar a mis clases pasaba a reservar toda la mercadería para que mi mamá venda aquí (en Cochabamba), después le mandaba o yo venía de viaje igual”, cuenta Nancy Ramos, miembro de la directiva del mercado La Paz.

Al tratarse de cargas pesadas, la única alternativa era instalarse en las proximidades de la terminal de buses, que antes estaba instalada a lo largo de la avenida Aroma, la calle Nataniel Aguirre y sus alrededores.

El mercado La Paz en sus inicios

Luego de probar suerte en inmediaciones de la avenida 25 de mayo y también en la Esteban Arce, los vendedores chukutas decidieron instalarse frente a lo que solía ser la estación de trenes, en pleno centro de la Cancha. En este sitio incrementaron su presencia y mejoraron sus estrategias de venta con megáfonos y descuentos que atraían cada vez a más "caseritos".

Disgustados por la competencia y los bajos precios, los comerciantes del mercado Fidel Araníbar les dieron batalla hasta que lograron expulsarlos.

De esa forma llegaron a ocupar el espacio actual, que en un principio compartían con algunos comerciantes cesteros, quienes con los años abandonaron el negocio.

Los comerciantes bailando al son de la morenada

“Lo que hoy es la galería Colonial se utilizaba como un depósito que nos alquilaban para guardar nuestra mercadería. Todos los días teníamos el mismo afán de armar nuestros puestos con sombrillas, manteles y sábanas, para desarmarlo todo por la noche y volverlo a guardar. Después ya tuvimos nuestros armazones tipo tinglado y al final nuestras casetas con sus cortinas”, recuerda la comerciante.

Buenos y malos momentos

Nancy cuenta que los mejores momentos del mercado La Paz ocurrieron cuando éste se encontraba en etapa de formación y los comerciantes eran más unidos. En esa época tenían sus propios campeonatos de fútbol en la canchita “Amapolita”, que hoy es el mercado central Miami.

Además, celebraban el Carnaval, la verbena paceña y la fiesta de la Virgen del Carmen con las tradicionales entradas, de las cuales la protagonista siempre fue la danza de la morenada.

Trabajo en equipo

Superaron unidos muchos momentos difíciles. El primero fue en 1994 cuando otro sindicato de comerciantes logró instalarse en la parte central del mercado, dejándolos divididos en dos filas paralelas hasta hoy.

Luego sufrieron dos terribles incendios que arrasaron con varias casetas, en 2010 y 2017 respectivamente, momentos que pusieron a prueba su fortaleza y unidad.

Desafíos

Inocencio Ramos y Mario Limachi son parte de los miembros más antiguos que aún se dedican al comercio en el mercado, incluso luego de haber heredado el rubro a sus hijos y nietos. Son parte de una generación que tenía que limpiar los predios con sus manos y mejorarlos con recursos propios.

El mayor problema que enfrentan hoy, dicen, es la mercadería importada que es vendida a precios “regalados” por ambulantes en las calles.

Celebrando las Bodas de Oro del mercado La Paz

“Estamos siendo ahogados por ropa china de 20 y 30 pesos. Nosotros traemos ropa de calidad que emplea a manos bolivianas, pero la gente ya ni entra por comprarle a los ambulantes. Nos están enterrando aquí adentro”, lamenta Ramos.

Además, agrega que muchas de sus compañeras han optado por el “desdoble” de sus puestos, contratando ambulantes para que saquen los productos de sus casetas a las calles, “están siendo cómplices”, comenta con tristeza.

50 aniversario

Con sus cotidianos problemas y festejos patronales, este rincón paceño, con sus 209 casetas en la Llajta y 50 años de servicio, se ha convertido en un referente de la moda popular para vestir a grandes y chicos en toda ocasión.

Created By
Brenda Molina
Appreciate

Credits:

Cortesía Nancy Ramos Ayar Wari - OPINIÓN

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a copyright violation, please follow the DMCA section in the Terms of Use.