Loading

El descubrimiento de la penicilina ¿Un golpe de suerte?

Todos hemos oído como Alexander Fleming descubrió la penicilina por casualidad. Un moho, de esos verdes que salen en el pan, se coló por la ventana contaminando su ensayos y.... Eureka!

¿Pero fue todo pura suerte?

Relacionamos a Fleming con la penicilina pero este no fue su único gran descubrimiento.

Alexander Fleming estudió en la Escuela de Medicina de St Mary, en la Universidad de Londres. Tras graduarse con distinciones en 1906, comenzó su carrera como investigador en el Hospital St Mary junto con Almroth Wright, pionero en vacunación. Durante la I Guerra Mundial interrumpió su carrera para servir en el Cuerpo Médico del Ejercito. Al terminar la guerra, regreso al St Mary y retomó sus investigaciones impresionado por la gran mortalidad debida a heridas infectadas y la poca eficacia de los antisépticos, que por entonces mataban más que curaban.

En 1921 tuvo lugar su primer gran descubrimiento: la lisozima.

Cuenta la leyenda que Fleming estornudó encima de una placa abierta y observó como muchas bacterias morían. Quizá esta historia sea cierta. La lisozima es una enzima capaz de destruir las paredes de muchos microorganismos, abundante en muchas secreciones como la saliva, las lágrimas o el moco.

Su segundo gran descubrimiento tendría lugar en septiembre de 1928: la penicilina

Fleming volvió al laboratorio el 3 de septiembre de 1928 tras dos semanas de vacaciones. Había dejado unas placas de estafilococos creciendo en una esquina del laboratorio y a su regresó vio que se habían contaminado con moho. Fleming tenía fama de desordenado y tener el laboratorio sucio. En un principio las desechó, pero mientras hablaba con su colega Merlin Pryce, ambos observaron algo curioso. Alrededor del hongo no crecían bacterias, mientras si lo hacían en el resto de la placa.

Este hongo era Penicillium.

Fleming tuvo más suerte de lo que en principio parece. Para que el hongo detuviera el crecimiento bacteriano, fue necesario que ambos microorganismos se sembraran a la vez y, además, el hongo necesitaría temperaturas más bajas que las propias del verano. La temperatura optima de crecimiento de los estafilococos es de 37ºC mientas que la de Penicillium es ente 15 y 20ºC. Pero ese verano en Londres hubo bruscos cambios de temperatura y los días fríos permitieron que el hongo creciera.

Parece falso que el hongo entrará a través de las ventanas que estaban muy altas para poder abrirse. Probablemente procedía de otro laboratorio del departamento en el que trabajaban con hongos.

Fleming se puso manos a la obra y vio que Penicillium producía una sustancia capaz de inhibir el crecimiento de los estafilococos, incluso cuando se diluía 800 veces. Llamo a esta sustancia penicilina.

Fleming intentó purificar la penicilina, pero sin éxito.

10 años después, Howard Florey y Ernst Chain consiguieron un extracto de penicilina. Cuando este grupo de la Universidad de Oxford retomo los experimentos con Penicillium, no pensaron en la repercusión que tendrían poco tiempo después. ¿A quién podía interesar una investigación básica sobre la competencia entre un hongo y una bacteria? Tenían muy poca financiación y trabajaban con una enorme escasez de medios, teniendo incluso que cultivar Penicillium en las cuñas de metal que usaban los hospitales para que los pacientes hicieran sus necesidades.

Se dieron cuenta del potencial médico de la penicilina al observar los resultados de los experimentos con animales. Habían infectado 50 ratones con estafilococos y a la mitad les dieron penicilina. A los pocos días, los ratones tratados con el antibiótico estaban sanos mientras que el resto habían muerto.

Por entonces la II Guera Mundial había comenzado y la importancia de la penicilina era patente. Por ese motivo, preocupados por el curso del conflicto, Florey, Chain y dos colegas frotaron esporas de Penicillium en el forro de sus trajes por si Inglaterra era invadida y debían huir, poder continuar la investigación en otro país.

En 1942 Anne Miller fue la primera paciente tratada con éxito con penicilina. Anne había sufrido un aborto espontáneo que le había llevado a desarrollar septicemia y estar al borde de la muerte. La penicilina le salvo. Pero Anne no había sido la primera paciente con quien se utilizó la penicilina. En 1940, Albert Alesander, un policía de Oxford, fue tratado con penicilina para intentar convatir la grave infección que sufría a consecuencia de una herida en la cara. Aunque Alexander comenzó a mejorar, Chain y Florey no tenían más penicilina y finalmente murió.

En 1941, Florey viajo junto con su colega Healey a Estado Unidos, donde trabajaron en la fábrica de Peoría en la producción de penicilina. Puesto que el Penicillium que tenían no producía suficiente cantidad de antibiótico, buscaron otras especies. Al laboratorio llegaron mohos de todo el mundo, pero casualmente el mejor resultado lo obtuvieron con "un precioso hongo dorado" que un ama de casa encontró en un melón y quiso llevar al laboratorio.

El uso de la penicilina contra infecciones se extendió a partir de la II Guerra Mundial.

En 1945, Fleming, Florey y Chain recibieron el Premio Nobel de Fisiología y Medicina por el descubrimiento de la penicilina.

El uso de antibióticos ha supuesto una revolución en la medicina y el tratamiento de infecciones.

La penicilina fue el primero y desde entonces se han descrito miles de antibióticos con diferentes mecanismos de acción.

Científicos de todo el mundo continúan trabajando para hallar nuevos antibióticos que nos permitan enfrentarnos a nuevos problemas como la resistencia a antibióticos.

Pero la resistencia antibióticos es otro tema, si quieres saber más sobre, pincha aquí:

Referencias:

  • Alonso, J.R. (2016) La verdadera historia de la penicilina. Jot Down (https://www.jotdown.es/2016/10/la-verdadera-historia-la-penicilina).
  • Sir Alexander Fleming – Biographical. NobelPrize.org. Nobel Media AB 2019. Tue. 29 Jan 2019. <https://www.nobelprize.org/prizes/medicine/1945/fleming/biographical/>

Imágenes: Synthetic Production of Penicillin-Imperial War Museum / Sir Alexander Fleming – Photo gallery. NobelPrize.org. Nobel Media AB 2019. Tue. 29 Jan 2019. <https://www.nobelprize.org/prizes/medicine/1945/fleming/photo-gallery/>

Created By
Sofía Hernández Arranz
Appreciate

Credits:

Created with images by PublicDomainPictures - "addiction antibiotic capsule" • kropekk_pl - "microbiology microbiologist culture medium" • skeeze - "mold growing petri dishes" • skeeze - "mold growing petri dishes" • sweetlouise - "cold headaches health"

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a copyright violation, please follow the DMCA section in the Terms of Use.