Loading

CONTAMINACIÓN POR PLOMO KENIA

"En el 2016, el Center for Justice Governance and Enviromental Action (CJGEA), un centro para la gobernanza de la justicia y la acción medioambiental, hizo una demanda judicial colectiva ante una corte de tierras y medio ambiente de Kenia, a favor de la comunidad Owino Uhuru, debido a la contaminación y envenenamiento por plomo."

Se ha agravado el índice de niños de la comunidad Owino que han estado muriendo, debido al envenenamiento por plomo causado por una planta fundidora y recicladora de baterías, la cual ha operado con impunidad por siete años y sin la evaluación obligatoria de impacto medioambiental. obligatoria de impacto medioambiental. Hasta que en 2014 la planta fue forzada a cerrar. Hasta que en 2014 la planta fue forzada a cerrar.

La refinería de metal EPZ abrió la planta fundidora en 2007, y no tardaron en aparecer quejas de la comunidad local, denunciando la contaminación del medioambiente generada por un manejo indebido de residuos de la compañía.

La demanda colectiva busca una compensación al rededor de los 5 millones de dólares, así como un saneamiento de las zonas contaminadas.

La demanda desafía la responsabilidad de ocho actores distintos, estatales y no estatales, respecto a la protección del derecho a tener un medio ambiente limpio y sano.

Desde que se realizó la demanda en 2016, la refinería de metal EPZ Ltd, y la empresa Penguin Paper & Book Ltd (donde se ubicaba la recicladora), evadieron las notificaciones de la demanda por uño. La Corte de tierras y medioambiente abrió el proceso en mayo de 2018.
Cuando la demanda se hizo pública, los trabajadores y activistas medioambientales de la CJGEA empezaron a recibir amenazas, y a ser acosados y perseguidos.
Como resultado de la apertura del caso, Phyllis Omido, fundador de la CJGEA y quien dio luces sobre las consecuencias en la salud de la comunidad por las actividades de la compañía, enfrentó amenazas de muerte.

En los años 2014, 2017 y 2018, un relator especial de derechos humanos y medio ambiente de las Naciones Unidas, pidió al gobierno keniano que protegiera a cuatro defensores medioambIentales y de derechos humanos, miembros de la CJGEA, que habían sido atacados y recibido amenazas de muerte.

Diez testigos de la demanda de contaminación por plomo, presentada por la CJGEA y la comunidad Owino Uhuru, fueron puestos bajo protección.

Por su trabajo con la comunidad Owino Uhuru, Phyllis ganó el premio medioambiental Goldman para África, del cual destinó la mayor parte del dinero para la batalla legal del caso.

Además, las Naciones Unidas recibió información de presuntas amenazas, intimidaciones y agresiones contra Alfred Ogola, Anastacia Nambo, Wilfred Kamencu, y Kavumi Munga, defensores medioambientales y de derechos humanos, por su involucramiento en el litigio de acción popular. Muchos otros defensores tuvieron que esconderse.
'Haciendo pública una serie de tres reportes confidenciales, la alta actividad de campaña de la CJEA y el apoyo de la comunidad internacional lograron elevar el perfil de la batalla política, e impulsaron a los oficiales de gobierno a actuar. El primer reporte, de marzo del 2015, llamaba a un asesoramiento adecuado de salud y medio ambiente, y aparentemente concluye que la empresa había fallado en el cumplimiento de la ley. Lo anterior se confirmó con el segundo reporte. Y el tercer y último informe se enfoca en la salud, y al parecer encontró altos niveles de plomo en la sangre en los niños de Owino Uhuru por la exposición medioambiental a la contaminación.'

Credits:

1. United Nations Photo; Coping with disaster: sandstorm in Kenya; January 1, 1984; some rights reserved. 2. United Nations Photo; voluntary fund for decade for women assists green belt; January 1, 1983; some rights reserved. 3. United Nations Photo; UNMISS works with Warrap state hospital; July 1, 2015; some rights reserved. 4. Sida Swedish Int. Development Cooperation Agency; traveling_by_truck_Kenya; July 1, 2008; some rights reserved. 5. UN logo. 6. United Nations Photo; Aerial views of Ifo 2 Refugee camp in Dadaab, Kenya; October 29, 2014; some rights reserved. 7. United Nations Photo; UNMISS works with Warrap state hospital; July 1, 2015; some rights reserved.