Loading

Capilla Virtual diciembre 2019

Universidad Interamericana de Puerto Rico

Recinto de Arecibo / Oficina Capellanía

Prof. Amílcar Saúl Soto Quijano

Preparados en la Esperanza

En el transcurrir de nuestra vida nos encontramos con personas o entidades que nos hacen promesas. Toda promesa conlleva un sin número de factores y entre ellos está el factor tiempo. Esté explícito o no en la promesa, en ella se establece un tiempo de cumplimiento, aunque sea de manera ambigua. Otro factor que quiero traer a colación en la esperanza. Mientras una promesa esté vigente, el tiempo y la esperanza van de la mano caminando día a día. En ocasiones la esperanza avanza y domina nuestros sentimientos, mientras que en otros momentos el tiempo nos quiere robar la paz y hasta la misma esperanza. De esta manera enfrentamos la vida hasta el día que deja de ser promesa y se materializa frente a nosotros.

Permítanme hablar del pueblo de Israel. Por siglos vivió una promesa que surge de una necesidad de esperanza y de situaciones difíciles a consecuencias de su desobediencia para con Dios. Los recuerdos de días mejores, el ejemplo de otras civilizaciones desarrollándose y un juramento de un Dios que nunca los olvidaría, hicieron que surgiera una promesa especial. A esa promesa se la comenzó a llamar el “Mesías”. Un caudillo que dirigirá al pueblo y volverá a llevar a Israel a ser la nación que el rey David había logrado, la mejor nación conocida para aquel tiempo. Años tras año, década tras década, mucho tiempo después nacieron muchas historias y conjeturas de este ser tan esperado y nombrado en las casas judías.

El Evangelio según San Mateo capítulo 24 versículos del 36 al 44 encontramos a Jesús, el verdadero Mesías, hablándole a sus discípulos con respecto a este interesante personaje. Jesucristo como buen maestro le daba ejemplos para que no cayeran en una desesperanza, ni que tampoco fueran engañados sobre los rumores de quién era el mesías. Fue enfático que hasta llegó a comentar que nadie sabía cuándo llegaría el día en que este Mesías estuviera entre los seres humanos(vs36). Pero Jesús hace su énfasis en que lo importante en este momento no es quién será el Mesías, ni cuándo vendrá, si no estar prestos y preparados para esta llegada prometida por Dios a nosotros. Si Dios lo prometió él no fallará.

Nos acercamos el tiempo de adviento, Dios cumple su promesa y se acerca a los hombres de una manera que ningún otro dios lo hubiese hecho: haciéndose hombre. La promesa ha sido cumplida, pero todos a su alrededor no estuvieron preparados, ni entendieron el increíble acontecimiento que allí ocurría. La promesa vivió, los acompañó, caminó con ellos y muy pocos lo entendieron o lo reconocieron. En estos días el calendario anuncia que este año se está acabando. La responsabilidades, tareas y actividades de la vida diaria reconocen que se acerca el cierre y por eso las responsabilidades y actividades se duplica sin contar con las actividades que la misma navidad conlleva . Pero tengo que hacerte la siguiente pregunta: ¿Estamos preparados para la llegadas nuestra vida de este Dios que se hizo hombre?. ¿Hay algún espacio en tu agenda cargada para recibirlo, atenderlo, aprender de él y recibir sus bendiciones?

La promesa De Dios nunca falla, Nuestro Dios siempre estará presto a llegar a nuestras vidas para acompañarnos y transformar nuestra desesperanza en un futuro halagador. El niño Jesús vivió entre nosotros. Murió a causa de nosotros y resucitó por nosotros. Esperemos esta vez la promesa de Dios en nuestra vida con esperanza de que junto a él tendremos fuerzas para seguir adelante, tendremos una visión mejor para tomar decisiones y tendremos una alegría que proviene del cielo que no importando las adversidades nada la quitará. La llegada de Jesús es y siempre será la contestación de esa promesa. Por eso recibámosla con beneplácito, con la alegría de saber que Dios cumplió y que su propósito es traer la salvación a mi vida y a está humanidad.

Credits:

Created with images by Annie Spratt - "Christmas decorations in flatlay" • Marina Khrapova - "Moscow, Red Square, GUM" • Jodie Walton - "untitled image" • Ben White - "I had just stopped by my parent’s house for a cup of coffee. While I sat at the dining room table enjoying the hot cup of Joe and letting warm my cold bones. started thinking about Christmas and that was when I spotted the nativity in the corner. My heart was overwhelmed as I thought of Jesus Christ coming down to be the savior of our world. The God of all creation humbled himself and became a child. What love, what deep, deep love!"