Loading

Piatsaw Un Diario de la RESISTENCIA DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS de la Alta amazonía

El proyecto cuenta sobre las diferentes formas de Resistencias de los pueblos indígenas de la Amazonia ecuatoriana amenazados por las continuas concesiones a empresas extranjeras para actividades de extracción. Las actividades extractivistas no solo acabarían con la selva, harían perder a los nativos sus territorios como sus identidades y tradiciones. En territorio Shuar y Achuar es rico de cobre y oro, mas al norte, en la Provincia de Pastaza y Orellana, donde viven Sáparas y Kichwas, la amenaza es la extracción de petróleo. El concepto de identidad de territorio y su control; la conservación de la raza y sus tradiciones; la Guerra del 95 que los dividió entre ecuatorianos y peruanos; el triunfo de Sarayaku en contra el Gobierno; el ataque a Nankintz y el consecuente desalojo a Tsumtsuim, son los temas ejes que construyen este diario sobre la resistencia del los que queda de los pueblos amazónicos del Ecuador.

*Piatsaw: El primer hombre de la mitología Sápara que profetizó el fin de la cultura de su pueblo.

Una mujer de la nacionalidad Sápara, se asoma a la ventanilla de una avioneta recién aterrizada en la Comunidad de Morete, en el territorio Sápara, de la Amazonía Ecuatoriana. Este territorio, está rodeado por miles de hectáreas de selva primaria, por lo que sólo se puede acceder por aire. No hay carretera y a pie, una persona se llevaría alrededor de una semana de camino en zonas lodosas. La falta de carretera es una suerte de bendición para los pobladores, ya que los indígenas pueden mantener el control del territorio y la preservación del mismo evitando así, la deforestación. El aterrizaje de una avioneta es un evento especial, pues significa el único contacto con el “mundo moderno”. Comunidad de Morete, Provincia de Pastaza, Amazonía ecuatoriana.
Casa de Rosario Ware, de 108 años de edad, en la zona de Wamutey en Tundayme, Cordillera del Cóndor, Provincia de Zamora-Chinchipe, suroriente de Ecuador; su casa queda dentro de la zona del Proyecto Mirador, que lleva a cabo la empresa china Ecuacorriente S.A. Doña Rosario, ha sido desalojada tres veces con lujo de violencia en los últimos años por órdenes de dicha empresa. La concesión minera tiene 4,738 millones de libras de cobre.
Gloria y su hijo miran desde su casa hacia el valle, mismo que se extiende hacia el occidente de la comunidad de Tsumtsuim. Después del desalojo forzoso por parte de autoridades ecuatorianas, en agosto 2016 hacia pobladores Shuar de Nankints, un aproximado de 30 hombres, principalmente de Tsumtsuim, retomaron el territorio atacando el campamento minero a finales de ese noviembre. Pocos días después sería causal de un enfrentamiento con militares y tuvieron que abandonar su territorio. El 14 de diciembre del mismo año, se declaró Estado de Excepción toda la provincia de Morona-Santiago. La comunidad de Tsumtsuim, fue atacada por cientos de militares que disparaban contra los pobladores, por lo que las 26 familias que componen dicha comunidad, se vieron obligados a huir y a dejar sus casas internándose en la selva al calar de la noche. Al día de hoy, 41 mil 700 hectáreas de selva amazónica han sido concesionadas por parte del Gobierno de Ecuador a empresas mineras extranjeras.
4 de febrero de 2015, Francisco Chumbía, juega con su hija de cuatro años en Chichis, Cantón Tiwintza, Provincia de Morona-Santiago, Ecuador. Francisco, fue soldado Shuar y estuvo en servicio durante 10 años en la división de inteligencia ecuatoriana. Participó en el conflicto del Alto Cenepa en 1995. Pisó una mina sembrada por su ejército en las zonas aledañas a la posición que ocupaban. La guerra llenó de minas la región de la Cordillera del Cóndor que comprende las provincias de Morona-Santiago y Zamora-Chinchipe; de acuerdo al Departamento de Estado de los Estados Unidos de América, entre 1995 y 1999 se registraron unas 120 víctimas a casus de las minas en Ecuador.
Javier Ushigua, de 20 años, es Presidente de la Comunidad de Yaku Runa en la Provincia de Pastaza. En sus rasgos hay mezcla de 3 nacionalidades indígenas de la Amazonía. Su abuela de la nacionalidad Shuar se casó con un hombre Achuar y su madre con un hombre de la Nacionalidad Sápara. En él hay un resumen casi completo de lo que es la comunidad donde vive. Yaku Runa es una comunidad de no más 30 individuos de 4 diferentes nacionalidades indígenas: Kichwa, Sáparas, Shuar y Achuar. Cuenta con 300 hectáreas de territorio, de las cuales aproximativamente 25 se mantienen como selva primaria. Yaku Runa no cuenta con servicio de electricidad estando a los 20 kilómetros de la Ciudad de Puyo. Voluntariamente no la quisieron y el último poste de luz queda a pocos metros de la entrada a la comunidad. La visión de Javier es clara y enfocada para el bien de la Comunidad y la preservación de las culturas amazónicas. En la actualidad, la nacionalidad Sápara cuenta con 574 individuos y siguen en resistencia contra la extracción petrolera y controlando las entradas de desconocidos en su territorio ancestral. Comunidad de Yaku Runa, Provincia de Pastaza, Amazonía Ecuadoriana.
Una familia de la Comunidad de Sarayaku regresa en lancha después de una Minga. La Minga es el acto más solidario de una sociedad comunitaria, costumbre de las nacionalidades indígenas de la Amazonía, que es el trabajo comunitario donde participan para apoyarse entre todos. A cambio, se les ofrece comida y chicha. En este caso, una joven pareja busca obtener el material para construir un techo de paja para su nuevo hogar. Río Bobonaza, Comunidad del Pueblo Originario de Sarayaku.
Carga de alimentos ofrecidos a los comuneros de Tsumtsuim en camino a la comunidad. Los militares, después de atacar el territorio en diciembre de 2016, ocuparon sus casas por aproximadamente 45 meses. A su regreso, las familias de comuneros de Tsumtsuim encontraron sus hogares vacíos. Los militares robaron ollas y utensilios para trabajar, desabastecieron las fincas acabando con sus productos y comiéndose los pollos que crían en el territorio. Será necesario un año para restablecer el ritmo productivo de sus cultivos y regresar a la independencia.
Una lancha viaja por el Río Bobonaza, en las cercanías de la Comunidad de Sarayaku, interior de la selva Amazónica. El Río Bobonaza, es el único acceso por tierra para ingresar a la zona. El camino para llegar hasta ahí es complicado, con aproximadamente 50 kilómetros de sendero desde Puyo, donde circulan algunas camionetas 4x4 y además toma alrededor de cuatro horas de recorrido en lancha cuando el río lo permite. El pueblo originario de Sarayaku, siempre se ha opuesto a la construcción de una carretera terrestre, esto para evitar la deforestación y así poder mantener el control del territorio en al que pertenece ante la llegada de intrusos como empresas petroleras y militares. Provincia de Pastaza, Amazonía Ecuatoriana.
A la izquierda: la cabeza del Ex Presidente ecuatoriano Rafael Correa, en lo que queda en un póster en el interior de una casa Shuar. de la comunidad de Paandin en Macuma. Lo Shuar son comúnmente conocidos por la práctica de reducción de cabezas de sus enemigos y protegerse de los espíritus que siguen en ellos. A la derecha: la abuelita Mukutsawa, quien es la Presidenta de la Comunidad de Llanchama Cocha en territorio Sápara, todas las decisiones de la comunidad pasan por su aprobación. Ella de las pocas personas del lugar que posee un radio "Motorola" para comunicarse en el territorio que los Sápara mantienen controlado y consideran suyo, por ser guardianes de los espíritus que viven en la selva. Ningún desconocido es bienvenido en su territorio, ya que existe el temor de que sean de alguna compañía petrolera interesada en la extracción y destrucción del lugar que además es considerado como sagrado. Comunidad de Llanchama Cocha.
Toma de zumo de tabaco. Son las 3:00 am y la comunidad de Yaku Runa, está despierta para la tradicional toma de Guayusa, la cual provoca el vómito y así limpian su estómago ante posibles bichos y enfermedades. Este día es también para quien desee inhalar zumo de tabaco por la mano del mayor de la comunidad. El zumo, así inhalado sirve para aumentar la propia fuerza, poder tener sueños más claros y poder trabajar con ellos para mejorar su vida.
Larvas de escarabajo en venta en el mercado Binacional Ecuador/Perú, sobre el Río Santiago. Soldado Monge, Amazonía ecuatoriana. La guerra de 1941 y la del Alto Cenepa en 1995, por motivos de demarcación territorial entre los dos países, dividieron los Shuar entre ecuatorianos y peruanos. Sin embargo, dicha frontera amazónica nunca fue aceptada por las poblaciones locales y que días como el que se muestra, se entrelazan relaciones comerciales y de vivencia con las comunidades del otro lado de la línea fronteriza.
A la izquierda: joven indígena heredero de tres etnias amazónicas y de la identidad de dos mundos. Comunidad multicultural de Yaku Runa, Amazonía ecuatoriana. A la derecha: hombre de la Comunidad de Tsumtsuim. Hasta la fecha, los hombres de Tsumtsuim tienen orden de captura proclamado por el ex Gobierno de Rafael Correa, sin poder salir de su Comunidad pues corren el riesgo de ser capturados.
La punta de una lanza de chonta. Una lanza de chonta, arma tradicional de los Shuar, sirve para la guerra y para la cacería; se usa tanto para matar gente y los animales. Comunidad Shuar de Buena Esperanza, Provincia de Morona-Santiago.
El bebé recién nacido de Hilario y Luisa llora en su hamaca, Comunidad de Llanchama Cocha. A su lado, los objetos que Luisa normalmente trae consigo cuando se aleja de la casa: un radio Motorola y el machete.
Helicóptero de la AEE Ejército Ecuatoriano, despega de la cancha de fútbol de una escuela en la Parroquia de San Juan Bosco el 24 noviembre de 2016. Durante unos días, el ejército estuvo instalado en el lugar haciendo base para perpetrar los ataques contra los comuneros Shuar de Tsumtsuim, quienes decidieron regresar a su tierra ancestral después del desalojo forzado de agosto de 2016. Según noticias oficializada por la CONAIE, el Ejército Ecuatoriano, hizo un operativo de represión en apoyo a la empresa minera Exsa China, que empezará actividades de extractivismo en la zona de Nankints, sector Panantza, Provincia de Morona-Santiago.
A la Izquierda: quemadura de gases para la elaboración del crudo extraído en la Provincia de Sucumbió. En 1964, la empresa petrolera Texaco (hoy Chevron), llegó a Ecuador con concesión de 1.5 millones de hectáreas en la selva amazónica para su extracción, en la Provincia de Sucumbió y Orellana. Solamente, entre 1972 y 1992, la empresa extrajo 1.5 millones de barriles de petróleo y donde intencionalmente se vertieron 19 mil millones de barriles de residuos en la región, principalmente en ríos. Según asociaciones ecologistas, ese ha sido el desastre petrolero más grave del mundo. La empresa argumentó que en la zona donde se trabajaba, no había presencia humana, descalificando la presencia de los indígenas del lugar. A la derecha: Doña Rosa, junto a su esposo. Ellos fundaron hace 50 años la comunidad de Tsumtsuim, y también tuvieron que esconderse en la selva ante el ataque de los militares.
Juegos de lucha en Llanchama Cocha, después de un baño en el Río Conambo.
Vista aérea del poblado de Shell, en la Provincia de Pastaza, Ecuador. Este poblado adoptó el nombre Shell, por la primera Empresa petrolera holandesa que llegó al Ecuador en 1937. Antes de la llegada de la empresa, para lo indígenas el sitio era conocido por la presencia y cacería de puercos saínos. Ahora, tiene una de las parroquias más grandes de Pastaza con 8000 habitantes y el Aeropuerto “Río Amazonas” cuenta con 12 aerolíneas de avionetas para los ingresos a la zona Amazónica Ecuatoriana.
Sobrevolando zona de deforestación en la Amazonía rumbo al territorio Sápara.
Hombre de guardia en la Comunidad de Tsumtsuim, Provincia de Morona-Santiago.
Vista del río Coangos, una de las zonas de conflicto durante la Guerra del Alto Cenepa contra Perú, en 1995. Los pobladores próximos a Coangos, tuvieron que ser evacuados hacia las riberas del norte del río Santiago. La zona fue sembrada de minas anti personas. Coangos, Provincia de Morona-Santiago.
Andrés Wisum, ex soldado Arutam, en la Comunidad Shuar de Buena Esperanza, provincia de Morona-Santiago. Los Arutam fueron un grupo de élite de soldados y comandos indígenas que respondieron al llamado de la guerra y guiaron a los inexpertos militares ecuatorianos en el desconocido territorio amazónico durante el conflicto del Alto Cenepa. Algunos de ellos fueron considerados “Héroes Nacionales”. La Guerra del Alto Cenepa fue un conflicto militar ocurrido entre las fuerzas armadas de Ecuador y Perú entre el 26 de enero y el 28 de febrero de 1995, originada por la falta de demarcación de 78 kilómetros de territorio fronterizo. Divididos por el Protocolo de Río de Janeiro, en ecuatorianos y peruanos, los Shuar estuvieron en la primera línea para la defensa de su territorio. Además de conocer su territorio como la palma de la mano, los Arutam podían sobrevivir larguísimas jornadas en la selva, logrando caminar hasta 60 horas sin descanso. Se dice que, a través de una ceremonia de iniciación, habían recibido la protección del Dios Arutam que les ayudó a mantenerse con vida durante el combate con los peruanos.
Amazonia con acceso restringido. La guerra del Alto Cenepa, sembró de minas la región de la Cordillera del Cóndor. Un informe de Naciones Unidas de 1999, revela que se enterraron alrededor de 90.000 minas en el lado ecuatoriano, lo que se cal calculando un área estimada de 426.480 kilómetros cuadrados.
Las prótesis de Atanasio Anguasha Kichwa de 55 años de edad. En los combates de 1995, era sargento donde estuvo 15 años en servicio. En 1997 trabajaba en el operativo de desactivación de minas, cuando ocurrió un accidente con una de ellas. Los detectores de metal a disposición del Ejército ecuatoriano resultaron inútiles para el terreno húmedo de la selva. Así que para la operación, grandes áreas fueron sondeadas con machetes. Shell, Provincia de Pastaza.
Amarum, el maestro de la escuelita de primer grado en la Comunidad Sápara de Llanchamacocha.
Hélices de una avioneta precipitada y abandonada en la comunidad Kichwa de Sarayaku.
Carlos Wilson Tendetza, hermano de José Tendetza, asesinado hace dos años por ser defensor y activista en contra de la empresa minera China Ecsa. En los últimos ocho años fueron hallados los cuerpos de tres indígenas shuar defensores de la Amazonía y de su territorio en particular, quienes estaban en contra de las actividades de extracción minera a gran escala. Sus asesinatos han quedado en la impunidad. Comunidad Shuar de Yanua, Amazonía Ecuatoriana.
Edwin, recién graduado del Batallón Iwias (“Demonios de la selva”) en la base de entrenamiento militar de Shell, Provincia de Pastaza. Nació hace 23 años, cuando empezó la Guerra del Alto Cenepa. La misión de la Escuela Militar de los Iwias es formar soldados de infantería de selva con el personal nativo de la región amazónica. Desde su formación, esta unidad es considerada en Ecuador como la fuerza más letal que posee el ejército.

Nicola "Ókin" Frioli © All Rights reserved 2017

infonicolaokinproject@gmail.com

Created By
Nicola "Ókin" Frioli
Appreciate

Credits:

Nicola Frioli © Todos los derechos reservados 2017

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.