ROMANCE DEL DUERO GERARDO DIEGO

GERARDO DIEGO- ("Hace 25 años fallecía el poeta y escritor Gerardo Diego"- Youtube)

ETAPAS DE SU OBRA- Se clasifica en tres etapas:

Poesía inicial: Se observa un clara influencia de Juan Ramón Jiménez con tintes becquerianos, pero dentro de una marcada sencillez. Son obras que se caracterizan por un modernismo intimista y un deseo de unir música y poesía como el que ya tuvieron los simbolistas y parnasianos del siglo XIX. En esta etapa destacan: El Romancero de la novia e Imagen.

- Poesía relativa: Se trata de una poesía más anclada en la realidad, y constituye el bloque poético más importante. Aborda distintos temas: amoroso, religioso, social, taurino, del paisaje... Las obras más importantes de esta etapa son: Versos humanos, Alondra de Verdad y Ángeles de Compostela. Entre los poemas más relevantes de esta época se sitúa el poema de “El romance del Duero” (en la obra Soria, galería de estampas y efusiones (1923), que se ampliaría en Soria (1948).

- Poesía absoluta: Se incluyen las producciones vanguardistas del autor. Las obras más significativas son aquellas que se inscriben dentro del creacionismo: Evasión, Fábula de Equis y Zeta y Poemas adrede. La falta de signos de puntuación, la disposición de los versos, los temas intrascendentes y las extraordinarias imágenes caracterizan esta poesía.

Su poesía ofrece, por tanto, dos vertientes: una vanguardista como representante del Creacionismo y otra tradicional, en la que se encuadra el poema "Romance del Duero".

TEMA- Comparación del poeta con el río por el paso del tiempo y lo perecedero del amor.

El tema está en los versos 17- 20 y 25- 28. El poeta se queja de que no goza del equilibrio del río, a la vez estable y vivo: "Quién pudiera como tú, / a la vez quieto y en marcha, / cantar siempre el mismo verso / pero con distinta agua". Además, el amor no son más que palabras inestables que como el agua se las lleva la corriente. Aunque el río es eterno "tu eterna estrofa de agua", el amor alcanza su fin. "... los enamorados [...] siembran [...] palabras de amor, palabras".

Es una oda al río Duero, río que acompañó a Gerardo Diego cuando trabajó en el instituto de Soria.
Estatua de Gerardo Diego en la calle El Collado, Soria

ESTRUCTURA DE CONTENIDO

La 1ª parte está formada por las cuatro primeras estrofas. Estas tratan de la soledad del río “Nadie te acompaña cuando bajas” y de su trayectoria, pues explica todas sus funciones y los lugares más emblemáticos por los que pasa.

- En la segunda estrofa describe como el río es ignorado por los habitantes de la ciudad de Soria, los que se esconden detrás de una denominada “muralla desdentada” (hundida). Sienten vergüenza de verse reflejados en sus aguas pues el río manifestaría la cara oculta de la sociedad.

- En la tercera estrofa encontramos como el río feliz muele con sus historias de amor (los enamorados son los únicos que visitan el río) todas las cosechas que la sociedad ha malogrado, el río arrasa con todo lo bueno y lo malo.

- Para finalizar en la cuarta estrofa el río pasa por iglesias y rocas. Ellas conocen todo lo que pasa al largo de los años, así que si ellas hablaran... En esta estrofa se lee el verso ”palabras de amor”, la primera referencia a las historias de amor que se relatan a la orilla del río donde los enamorados expresan sus sentimientos.

La 2ª parte la constituye la quinta estrofa. En ésta el poeta pregunta al río por qué no puede ser como él y anhela su libertad al fluir sin ataduras.

La 3ª parte está recogida en las dos últimas estrofas. El poeta refleja el olvido en el que se encuentra el río y el hecho de que solo lo recuerden las personas que han vivido momentos agradables en sus orillas . También hace referencia a los enamorados, los que anteriormente abocaron “palabras de amor”.

MÉTRICA

Como el título indica, se trata de un romance de arte menor escrito en octosílabos, con una rima asonante los versos pares y sueltos los impares. En la primera etapa de la generación del 27 también tiene cabida el influjo de la lírica popular; en el caso de este poema, sería el uso del romance. Gerardo Diego sigue la tradición del Romancero Nuevo.

FIGURAS RETÓRICAS

El poema se construye a partir de la personificación del río, por ejemplo, en el verso 9: “Tú, viejo Duero, sonríes” (también es una apóstrofe pues se dirige al río) haciendo referencia a la alegría que siente el antiguo río, del que no se conoce el momento de su nacimiento.

Metáforas en referencia a las cualidades del río: Ejemplos: "estrofa de agua" (por rumor), "tu espejo" (por superficie), "muralla desdentada" (por hundida), barbas de plata" (por cascadas blancas), "moler con romances" (por la fuerza del agua), "palabras de amor” (por las palabras de los enamorados que al final se acaban olvidando como lo hacen los ciudadanos de la existencia del río).

Anáforas: La palabra “nadie” se repite para hacer hincapié en la tremenda soledad en la que se encuentra el río ante una sociedad que le ignora y no se hace cargo de él.

Hipérbole: "Nadie se detiene" v. 3

Reduplicación: "Río Duero, río Duero" (v. 1)

Antítesis en el verso 18 “a la vez quieto y en marcha”.

Aliteración: “las cosechas mal logradas ” (v. 12) y “pasas llevando en tus ondas” (v. 15).

Epanadiplosis: "palabras de amor, palabras" (17, 28).

Interrogación retórica pronunciada en toda la cuarta estrofa “Quién pudiera como tú, a la vez quieto y en marcha, cantar siempre el mismo verso pero con distinta agua”. Está interrogación también tiene un aire de anhelo hacia la libertad con la que danza el río, una libertad que ansía el poeta.

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.