CACHALOTE; EL REY DEL BUCEO MARINO

Los cachalotes habitan en el Golfo de California

Por Yesicka Ojeda

yojeda@elimparcial.com

Los cachalotes (Physeter macrocephalus) son los cetáceos con dientes más grandes del planeta, el macho puede llegar a medir de 18 a 21 metros y pesar hasta 45 toneladas, las hembras miden hasta 12 metros y pesan las 13.5 toneladas.

Su capacidad de buceo raramente llega hasta los 3 mil 200 metros de profundidad. Su cabeza ocupa un tercio de su cuerpo y su presencia ha sido observada a lo largo del Golfo de California, y en el 2017 se prevé que regrese a estas aguas, en la Cuenca de Guaymas, cerca de la Isla San Pedro Nolasco y hacia Santa Rosalía.

Un grupo de investigadores de Guaymas, en el 2006 y después en el 2009 documentaron la presencia de 178 cachalotes en imágenes para su foto-identificación individual, pero se cree que había más a lo largo del Golfo de California.

Para sobrevivir deben pescar alrededor de una tonelada al día de más de 14 especies de peces de profundidad y de calamares, entre los que se encuentra el calamar gigante (Dosidicus gigas), éste último es la especie que más les apetece porque son más fáciles de comerlas y también son más abundantes.

Los cachalotes viajan en grupos de hembras junto con sus crías y al momento de sentirse atacadas por orcas u otros cetáceos como las ballenas piloto, forman un círculo llamado “formación margarita” para evitar el ataque a los más pequeños, y en ocasiones son salvados por los machos que llegan y con su gran presencia ahuyentan a los agresores .

Estas especies viven de 50 a 60 años, pero han encontrado individuos con hasta 77 años de edad medido en las líneas de crecimiento de los colmillos.

Gozan de protección especial

El titular del Laboratorio de Ecofiosiología del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, Juan Pablo Gallo Reynoso, informó que aunque los cachalotes fueron especies altamente cazados por nuestros antepasados, su población no se ha extinguido, pero si se redujo a más del 60%.

Señaló que entre 1750 y 1850, y de 1945 a 1980, se llevó a cabo la caza indiscriminada de estos cetáceos, por ello en 1980 la Comisión Ballenera Internacional en prohibió su captura, poco después el Gobierno Mexicano lo enlistó en la NOM 059 de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales para su protección especial.

No obstante de lo anterior, expuso, que en el año 2000, en Japón se continuó realizando la matazón de estos mamíferos.

En el 2006, tras comprobarse que los cachalotes, mamíferos, aves y tortugas marinas morían por el uso de redes tiburoneras en el Golfo de California y otros mares de México, la Sagarpa suspendió el uso de las mismas y eso quedó establecido en la NOM 029 de Pesca.

“En los últimos diez años no hemos encontrado cachalotes ni otras grandes ballenas muertas en el Golfo de California”, puntualizó.

El calamar su manjar favorito

Gallo Reynoso, apuntó que los mamíferos con dientes más grandes del planeta se alimentan de diferentes peces de profundidad, pero los calamares son su presa favorita, porque pueden ser devorados con mayor facilidad y son más abundantes.

Indicó que la mayor presencia de estos ejemplares han sido detectadas en la franja que divide Guaymas con Santa Rosalía, por la concentración de calamares gigantes que alcanzan una talla de hasta 1.5 metros.

Sin embargo, dijo, pueden ser localizadas desde Isla Ángel de la Guarda hasta Baja California Sur, en grupos de 40 a 50 individuos.

Son los máximos buceadores marinos

Los cachalotes, expuso, son los máximos buceadores marinos, al dedicar el 75% de su tiempo a esta actividad y el 25% restante se la viven en la superficie.

En la zona del Mar de Cortés, aseveró, se ha localizado hasta en 800 metros de profundidad buceando en tiempos de hasta una hora diez minutos, pero en otras zonas marítimas ha sido encontrado en hasta 3 mil metros.

Las cicatrices que cubren la cabeza y cuerpo de algunos ejemplares, subrayó, son evidencia de que en ocasiones los calamares tratan de defenderse tras ser capturados.

Sustancia aceitosa es apreciada en la industria del perfume

Esta especie, mencionó, producen en el tracto digestivo una sustancia aceitosa llamada “ambergris”, producida por la semidi­gestión de las partes duras del calamar.

Dicha sustancia, dijo, era y es apreciada en la industria del perfume pues se utiliza como fijador.

En ocasiones los balleneros han localizado el “ambergris” en masas varadas en las playas donde han varado los cachalotes.

En los siglos XVIII y XIX eran un pilar en la actividad ballenera, pues en esa época los cazaban por su aceite y por el “ambargris”, la cual era localizada junto con los picos de los calamares en el estómago de la ballena para elaborar desde perfumes hasta jabones.

En el mundo, reveló, se tienen registros de ataques de cachalotes hacia embarcaciones pesqueras, sobretodo de los machos pues se les conoce como muy territoriales y protegen a sus grupos.

Viajan en grupos

En grupos de 20 a 30 hembras con sus crías, externó, han sido localizados los cachalotes en diferentes puntos del Santuario Ballenero de México, que abarca todas las costas del país.

Explicó que los cachalotes respetan las jerarquías, y ello permite que las hembras dominantes buceen el alimento en las profundidades y los suban a la superficie para compartirlos con sus crías de tamaño mediano.

A las crías, resaltó, hasta los dos años de edad se les deja de proporcionar la lactancia, por ello su reproducción se realiza de cada dos a cinco años, y sólo nace un ejemplar que mide alrededor de 4 metros y con una tonelada de peso.

Al no contar siempre con la presencia de los machos, dijo, las hembras se defienden entre sí, haciendo círculos en el mar, al verse en peligro, para evitar que dañen a las crías.

Apuntó que con sus colas se defienden de depredadores como orcas, tiburones, y otros mamíferos, exponiéndose a mordeduras y otras marcas que son notables en sus cuerpos.

El investigador del CIAD consideró que en el 2017 los cachalotes probablemente regresarán a la Cuenca de Guaymas, que dispone de una profundidad de 2 mil metros si las condiciones climáticas en el mar son viables para su población.

Hasta 22 mil pesos cuesta el kilo de dientes de cachalotes

El kilo de dientes de cachalotes puede llegar a costar hasta 22 mil pesos mexicanos en el mercado negro de algunos países, donde se distribuyen de manera ilegal o se subastan a través de Internet.

Un museo de Australia tiene uno en exhibición de 5 millones de años, de 30 centímetros de longitud.

Moby-Dick se inspiró en los cachalotes

El escritor Herman Melville se inspiró en los cachalotes para escribir la novela Moby-Dick, en el año de 1851, que narra la travesía de un barco ballenero.

En la novela de aventura aborda el tema de la caza de ballenas en Estados Unidos, específicamente del cachalote blanco que en esa época era perseguido.

En la obra, el escritor da a detalle la forma obsesiva y autodestructiva que había de la especie, y menciona dos posibles ataques que se suscitaron entre los siglos XVIII y XIX contra una embarcación y habitantes de una isla.

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.