Reporte Escucha Creativa Cecrea Los Ángeles, 29 de julio de 2017

¿Cómo experimentan la convivencia los niños, niñas y jóvenes en Cecrea Los Ángeles? ¿Qué interacciones y valores favorecen una buena convivencia? Con el objetivo de dar respuesta a estas preguntas, Cecrea Los Ángeles realizó su segunda Escucha Creativa de 2017.

Una Escucha Creativa es una metodología participativa, lúdica y de consulta que busca recopilar información para la constante retroalimentación del programa, y la toma de decisiones en cada Cecrea.

Se realiza durante o al finalizar cada ciclo programático. Para ello se invita a niños, niñas y jóvenes (NNJ) que han participado de los laboratorios en Cecrea para conocer su experiencia, además de proyectar la programación y la vida del Centro. La Escucha Creativa pone de manifiesto el derecho de los niños, niñas y jóvenes a participar y ser escuchados.

Un sábado 29 de julio, en la ciudad de Los Ángeles, pese al frío, un grupo de 27 niños, niñas y jóvenes, de entre 7 a 19 años y 15 adultos/as, nos reunimos para la segunda Escucha Creativa del año 2017 en dependencias del Colegio Co-educacional Santa María de Los Ángeles.

Objetivo

Escuchar las opiniones y emociones de niños, niñas, jóvenes sobre las experiencias vividas en Cecrea Los Ángeles, en cuanto a la convivencia entre pares y con facilitadores y evaluar los vínculos establecidos y proyectar acciones de mejora, por medio de metodologías participativas que fomentan el desbloqueo creativo, la participación y el diálogo.

Participaron 27 niños, niñas y jóvenes de entre 7 y 19 años.

Equipo Escucha Creativa: 3 facilitadores + 3 observadores + 1 audiovisual + apoyo equipo Cecrea Los Ángeles.

¿Qué hicimos?

Primer momento: La recepción

A las 10:00 de la mañana comenzaron a llegar los niños, niñas y jóvenes. En el lugar de la bienvenida se les invitó a completar una encuesta para indagar sobre el nivel de conocimiento de los espacios culturales de su región.

Promovimos su derecho a la información, comentándoles por qué y para qué los invitamos a la Escucha Creativa y la forma en que trabajaríamos. Después, jugamos para romper el hielo y conocernos. Se les dio a los niños, niñas y jóvenes el espacio de co-protagonizar este momento, dándoles la oportunidad de ofrecerse voluntariamente para realizar dinámicas de grupo.

Con la intención de activarnos, se realiza dinámica que involucró movimiento, expresión corporal y emocional. Luego con la “pelotita preguntona” conocimos nuestros nombres, laboratorios y estado anímico a través de un gesto.

Ya que éramos un grupo nuevo que se reunía por primera vez, nada mejor para romper con la tensión y los nervios que una dinámica “rompe hielo”.

Posterior a esto, los invitamos al segundo momento de la jornada.

Segundo momento: Maestranzas

“Activación del recuerdo”

Para rememorar los momentos ya vividos en los laboratorios Cecrea 2017, reunidos todos/as los/as niños, niñas y jóvenes, observaron un video que proyectaba imágenes de los laboratorios realizados, donde identificaron los momentos más significativos de la experiencia. Al observarse en las imágenes reaccionaron con emociones de timidez, asombro y diversión, intercambiando impresiones.

Luego de la activación de recuerdos nos agrupamos de acuerdo a rangos etarios (7 a 9 años; 10 a 12 años; 13 a 19 años). Fueron organizadas actividades lúdicas y creativas, para dar respuesta a las preguntas planteadas para cada indicador.

Indicador: Bienestar Individual

Evaluación: ¿Cómo te sentiste en el laboratorio?

Proyección: ¿Para qué crees que te sirvió la experiencia? ¿En qué me gustaría que me aportara una experiencia Cecrea? ¿Para qué venir a Cecrea?

Lo que escuchamos y observamos

7 a 9 años: Con títeres confeccionados por ellos mismos, los niños y niñas recrearon una situación hipotética de los laboratorios, imaginando y consensuando un final que diera solución al problema presentado.

10 a 12 años: Realizamos la actividad “Emozoo”. Los participantes asociaron imágenes de animales con emociones que experimentaron en los laboratorios, manifestaron su opinión.

13 a 19 años: Mediante la creación de un Whatsapp manual simulamos una conversación con otro joven que tuviera curiosidad e interés en Cecrea.

“Aprendemos hartas cosas nuevas y compartimos con personas nuevas”
“Me sentí tímida al principio por ser de otro país”
“Me sentí feliz porque mis compañeros me cayeron bien y eran divertidos”

Evaluación: Mediante las diversas respuestas recibidas podemos inferir que los laboratorios fueron percibidos como una instancia para compartir con jóvenes de distintos lugares y edades, que propiciaron un espacio para el desbloqueo creativo y la exploración y descubrimiento de nuevas habilidades. Reconocieron los laboratorios Cecrea como ambientes de confianza, donde conviven sanamente con pares, pueden expresarse y dialogar libremente, resolver las diferencias y compartir en una atmósfera de igualdad y solidaridad.

Sin embargo se planteó el tema de la duración de los laboratorios y se encontraron opiniones similares en cuanto a la corta extensión, lo cual genera una sensación de vacío al finalizar el ciclo.

Proyección: Al consultar sobre el para qué asistir a Cecrea, las respuestas resultan homogéneas y consistentes con la evaluación. Se imaginan un espacio que les permite desarrollarse creativamente sin restricciones y destacan la necesidad de diferenciar los laboratorios de espacios de educación convencionales como el colegio, sintiéndose libres, autónomos y auténticos.

Indicador: Bienestar Social

Evaluación: ¿Qué de lo que hiciste en el laboratorio crees que aporta al bienestar del lugar donde vives?

Proyección: ¿En qué puede aportar una experiencia creativa Cecrea al lugar donde vives? ¿Cómo sería esa experiencia creativa?

Lo que escuchamos y observamos

7 a 9 años: Reflexionamos sobre cómo lo aprendido en los laboratorios puede ser un aporte para mi comuna, compartieron experiencias sobre la reutilización, la degradación de los desechos, y la conmemoración del día del medio ambiente. Para finalizar se les motivó a continuar cuidando el medio ambiente en los distintos contextos sociales y comunitarios donde se desenvuelven.

10 a 12 años: Realizamos la actividad “La Graduación”. Los participantes confeccionaron un diploma en el que se asignaron un “título profesional” asociado al laboratorio en el que participaron, describiendo el rol que asumirán en la sociedad posterior a la experiencia Cecrea.

13 a 19 años: Se observaron diversas imágenes de actividades e iniciativas globales llevadas a cabo por niños, niñas y jóvenes, que permitieron mostrar como los laboratorios fueron consecuentes con el contexto mundial. Posteriormente se dio un espacio de conversación guiada que finalizó con la creación de un diploma de graduación de experto de algo que quisiéramos aportar al lugar donde vivimos.

... Por su gran interés en el futuro, este diploma me titula de diseñador del futuro
Me titulo de investigador de volcanes

Evaluación: A partir de las actividades desarrolladas, los niños, niñas y jóvenes reflexionaron sobre la construcción de saberes colaborativamente, y cómo los conocimientos adquiridos en los laboratorios Cecrea, mediante el quehacer cotidiano, pueden tener un impacto en su entorno social, afectar a la vida propia y/o a la vida de la comunidad en la que habitan.

En el discurso colectivo de los/las participantes, se reiteran manifestaciones positivas sobre los saberes adquiridos en los laboratorios Cecrea, que convergen en expresiones comunes como “yo sí puedo cambiar el mundo” “con lo que aprendí puedo aportar”.

Proyección: La reflexión, sobre los saberes de los laboratorios, favoreció que los niños, niñas y jóvenes generaran una proyección concreta sobre el rol que pueden ejercer en sus familias, escuelas y comunidades, transmitiendo sus conocimientos mediante acciones concretas que tendrán un impacto positivo en su realidad social. Se reconocieron como participantes activos para la construcción de un mundo mejor.

Indicador: Relación con los facilitadores

Evaluación: ¿Cómo te sentiste con tu facilitador? ¿En qué sentiste que te ayudó? ¿Qué características positivas y/o negativas identificas de él/ella?

Proyección: ¿Cómo te gustaría que fuera tu facilitador Cecrea?

Lo que escuchamos y observamos

7 a 9 años: Luego de una conversación guiada sobre las actividades se animó a los niños y niñas a dar su opinión sobre cuales actitudes lograron rescatar del/a facilitador/a real y como les gustaría fuera el/la facilitador/a ideal. Con post- it de distintos colores que representaban una puntuación valoraron entusiasmados las distintas cualidades.

10 a 12 años: Se presentó a los participantes la imagen de un/a facilitador/a, donde a opinaron sobre su la interacción en los laboratorios. Posteriormente se les presentó la imagen de un/a súper facilitador/a, motivándolos a opinar sobre cuáles serían las características del o la facilitador/a “ideal.

13 a 19 años: Se presentaron dos imágenes de facilitador/a, el primero real y el segundo un súper facilitador. Se invitó a describir al facilitador real de acuerdo a las experiencias vividas y a imaginar como debiera ser nuestro facilitador ideal (o súper facilitador).

Frecuencia de menciones facilitador real
Frecuencia de menciones súper facilitador

Evaluación: Se observó en general, una valoración positiva de los niños, niñas y jóvenes hacia los/as facilitadores, manifestando que generaron vínculos de confianza y afecto, logrando construir en conjunto laboratorios que despertaron el interés y la disposición en las actividades que se desarrollaron.

Al indagar en los aspectos negativos, se identificaron situaciones referidas a la puntualidad como valor apreciado en un/a facilitador/a, así como la higiene personal.

Proyección: En este aspecto, observamos que los participantes refieren algunas cualidades que sus facilitadores debieran potenciar para una interacción más horizontal, que los acerque a lo que es ser un niño, niña o joven.

“Me gustaría que mi facilitador pensara como un niño”

Indicador: Relación con otros niños, niñas y jóvenes.

Evaluación: ¿Cómo describirías la relación con NNJ de otras edades con los que has participado? ¿Cómo describirías la relación con NNJ de otros colegios con los que has participado?

Proyección: ¿Qué podrías hacer para mejorar esa relación? ¿En qué podemos aportar como Cecrea para mejorar esa relación?

Lo que escuchamos y observamos

7 a 9 años: Invitamos a los niños y niñas a descubrir una característica o cualidad propia con la cual ayudarían a otro/a niño/a que llegara a los laboratorios a integrarse y sentirse bien. Luego cada uno escribió en un galardón con su nombre la cualidad identificada, llevándolo como un premio a su importante participación y contribución al laboratorio.

10 a 12 años: Se invitó a las/os participantes a una “fiesta”, donde se pidió que cada invitado/a llevara un deseo o una emoción que haga de la fiesta el lugar más divertido y agradable para compartir con sus pares. Luego se conversó y reflexionó sobre cómo funcionaría bien una “fiesta” entre amigos/as y cómo saldría mal, asociando la fiesta a los laboratorios Cecrea, anotando en un post-it todas aquellas acciones o emociones favorecieron las interacciones y las que las perjudicaron, haciendo el ejercicio de eliminarlas lanzándolas a la basura.

13 a 19 años: Utilizando la dinámica denominada “sacando los trapitos al sol”, creamos un tendedero que nos permitió expresar como ha sido la relación con nuestros pares en los laboratorios. Posteriormente en la dinámica “se destapó la olla” proyectamos como podemos aportar para mejorar la convivencia y como nos gustaría que ésta fuera.

Voy a ser amistoso y compartir los materiales
Me sentía cohibido al principio pero hice muchos amigos nuevos
No conocía a nadie porque vengo de otro país y todos fueron amistosos

Evaluación: De acuerdo a las respuestas, los participantes expresaron entusiasmo y satisfacción al conversar sobre los otros niños, niñas y jóvenes con los que interactuaron en la experiencia Cecrea, destacando la diversidad como un valor positivo, sintiendo que en los laboratorios, junto a sus pares, era posible ser ellos mismos, expresar sus ideas y sentimientos y construir vínculos y nuevas amistades en el proceso.

Se identificó una fuente de conflicto relacionada con las diferencias etarias en algunos laboratorios, lo que generó roces en ocasiones por diferencias propias de cada edad. Sin embargo, gracias al ambiente de confianza y oportuna intervención de sus facilitadores estos fueron pequeños eventos sin mayores repercusiones en la dinámica Cecrea.

Proyección: Mediante los relatos, identificamos que existe una comprensión de los participantes de que para mantener una atmósfera animada y agradable en los laboratorios Cecrea, es importante un ambiente de colaboración, de alegría y de respeto, valorando que todos/as tienen la oportunidad de participar y ser quienes desean ser. En sus respuestas reconocen que para el desarrollo armónico de cada laboratorio, es necesaria una actitud participativa, motivada y abierta hacia los otros/as.

Tercer momento: Consejo y cierre

Finalmente nos reunimos los/las participantes en el salón principal, para dar cierre a la jornada.

Dinámica de despedida

Nos reunimos en un gran círculo, donde nos despedimos generando la instancia de conversación para que voluntariamente los/las participantes expresaran sus sentimientos sobre la Escucha Creativa, destacó la frase:

Valió la pena levantarse temprano hoy.

El cofre del tesoro

Se les presentó un cofre y un antiguo pergamino que contenía la pregunta clave: ¿Cuál es el tesoro más valioso que te llevas de la experiencia Cecrea?

Se dispusieron papeles y lápices de colores, donde escribieron su sentir, para luego depositarlo simbólicamente en el cofre.

Los tesoros se caracterizaron por frases como:

El aprendizaje y los nuevos amigos
Soy más libre para hacer cosas
El mejor recuerdo que me llevo es el cariño de las tías y amigos
Hice más amigos y tuve más personalidad
Conocí y aprendí cosas nuevas
La amistad y el recuerdo de las tías

Pizarra de las ideas

En la entrada al salón principal, instalamos “la pizarra de las ideas“ con la pregunta: ¿Qué laboratorio imaginas en Cecrea?, donde nos contaron de forma voluntaria qué nuevo laboratorio les gustaría experimentar en Cecrea. La pizarra y los lápices de colores estuvieron disponibles durante toda la jornada.

De forma gráfica representamos los laboratorios mencionados en una nube de palabras:

Frecuencia de menciones sugerencias de laboratorios.

Conclusiones de lo escuchado y observado

De acuerdo a los resultados de la Encuesta Territorial de Políticas Culturales podemos observar que los niños y jóvenes reconocen como ejes característicos de su comunidad espacios al aire libre y naturales como Salto del Laja, Laguna Esmeralda y parque Angostura, ubicados principalmente en la Provincia del Biobío lo que nos muestra una visión descentralizada del espacio cultural.

Dentro de la oferta cultural se reconoce a Cecrea como principal oferente, seguido de organizaciones dependientes de fundaciones y financiadas por la Ley de Donaciones Culturales como Artequín y Biblioteca Viva, y organizaciones como Clubes Deportivos, Scout y escuelas de teatro.

Dentro de las sugerencias recibidas por este mismo medio, se refleja una incesante intención de realizar actividades al aire libre y de forma comunitaria, marcadas por las ganas de aprender de una manera distinta y lúdica.

Se observó que la experiencia Cecrea es reconocida por sus participantes como un espacio alegre y divertido, donde existe un diálogo y reflexión abierta y horizontal, que potencia la creación de vínculos y saberes significativos. Cada niño, niña y joven experimentó los laboratorios desde la libertad y autonomía, en una atmósfera lúdica y entusiasta, en donde pudieron comunicar con confianza sus propias ideas, intereses y opiniones.

Se identificó a los/las facilitadores como referentes afectuosos e interesados de hacer de la experiencia Cecrea un momento flexible, que responda a sus necesidades, intereses, potencialidades y al ritmo individual de aprendizaje de cada NNJ, favoreciendo la participación activa y la apertura hacia otro/a.

Al igual que en la primera Escucha Creativa del año, se reitera por parte de los/as participantes que les gustaría que los laboratorios tuvieran una duración más extensa, y con respecto al horario, que no empezaran tan temprano. Sugieren también, mayor segregación por edad en los laboratorios Cecrea, refiriendo diferencias propias de la edad, en las formas de relacionarse entre pares.

La segunda Escucha Creativa del año 2017, intencionó el desarrollo de un pensamiento crítico en sus participantes, en torno a la reflexión del rol activo que cada niño, niña y joven puede tener en la sociedad, identificando al mundo como un canal para explorar sus identidades diversas y aportar a través de sus saberes y talentos en la mejora de sus comunidades.

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.