LAGUNAS VERDES Turismo sin control destruye su encanto en Santurbán

PAISAJE DE PELÍCULA

El granizo se fundió con la vegetación de Lagunas Verdes

Un tapete blanco y gélido cubrió el húmedo suelo. Tres horas de agitado ascenso habían pasado y el páramo premió la travesía con una escena de ensueño. El agotamiento físico se esfumó, del cielo cayeron ráfagas de granizo y se hicieron visibles los presagios de los intensos nubarrones y la ventisca que precedió aquel cuadro cinematográfico.

La tormenta se apoderó del paisaje y cuatro estruendosos truenos siguieron a la andanada de relámpagos que atemorizaron a los caminantes, refugiados bajo una enorme roca encorvada.

Media hora duró el regalo de la naturaleza y la vegetación enana quedó escarchada por la granizada. El golpeteo de las nubes en cortinas de rocas formó infinitos hilos de agua y de las entrañas de Lagunas Verdes brotaron torrentes de agua que recargaron los arroyos que surten a la quebrada Ranchadero, nombre de la vereda del municipio de Silos desde donde se accede a los tres enormes humedales de origen glacial.

Páramo de Santurbán. - Gráfico: Carlos Romero/ La Opinión

En los límites de dos departamentos premiados por la geografía al compartir el páramo de Santurbán, está Lagunas Verdes. A Norte de Santander pertenecen las tres lagunas, dos en Silos y una en Mutiscua. A Vetas, en Santander, drena gran parte del agua que brota de gruesos músculos de tierra. Actualmente, la zona ha sido penetrada por el turismo sin control y la ampliación de la frontera agrícola, generadores de conflictos que desangran a Lagunas Verdes y se arraigan para quitarle su ensoñador encanto.

El tesoro que yace en esta zona, rica en fauna, flora y con vasta acumulación de agua; permaneció intacto por décadas, bajo el cuidado de la madre naturaleza y de los indígenas que poblaron antiguamente el territorio. Con la llegada de los colonos se abrieron carreteras, el suelo se ocupó con cultivos y desde 1700, franceses y españoles hicieron las primeras intervenciones mineras artesanales.

Santurbán, el primer páramo delimitado en Colombia

El páramo de Santurbán es la joya que en Norte de Santander no han podido explotar las multinacionales -en su mayoría canadienses-, que hace 23 años llegaron buscado apoderarse del oro y la plata que hay en la zona.

Tras más de dos décadas de debates, marchas y la puja por si se conservaba el agua como bien para las actuales y futuras generaciones, o se abría paso a la minería; el Gobierno Nacional delimitó en 2014, el páramo de Santurbán, cerrando así un capítulo gris en la conservación del agua como sinónimo de vida.

Los páramos son importantes en Colombia, según el cucuteño Orlando Rangel, experto en biodiversidad y doctor en biología de la universidad de Ámsterdam (Holanda), por la producción de agua que beneficia al 70 por ciento de la población que habita en los andes colombianos (más de 31,5 millones).

A continuación les damos a conocer la riqueza del páramo que une a dos departamentos.

Fuentes: Corporación Autónoma Regional de la frontera Nororiental (Corponor) - Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB) - Ministerio de Ambiente. Gráfico: Carlos Romero/ La Opinión

Vasta riqueza en fauna, flora e hídrica

Para llegar a Lagunas Verdes desde Cúcuta debe tomarse la ruta a Bucaramanga por Pamplona y desde el corregimiento La Laguna, hasta el punto donde se puede ingresar en carro, hay 15 kilómetros. Desde allí, debe ascenderse por senderos a Lagunas Verdes, que en su punto máximo tiene 4.000 metros sobre el nivel del mar y una temperatura de 8 grados centígrados.

En el recorrido se aprecia variedad de flora y fauna

Turismo disfrazado de conservación

Entre diciembre y el primer trimestre de 2017, han subido a Lagunas Verdes más de 700 turistas. La cuenta es llevada minuciosamente por Víctor Julio Bautista Solano, habitante de la vereda Ranchadero desde hace 50 años. Su casa es la última por la que atraviesan los caminantes para ascender a las lagunas.El pisoteo está afectando la capa vegetal, se están creando senderos en los que es frecuente encontrar basuras (plásticos y colillas de cigarrillos).Además, los frailejones, plantas especializadas en retener agua, son talados por los turistas para hacer fogatas en las que preparan alimentos. De noche, las llamas abrigan a los caminantes que se arriesgan a hacer camping en el área de las lagunas. El hecho, está rompiendo el equilibrio en los ecosistemas de Santurbán y se constituye en un atentado contra los recursos naturales.

Foto: Archivo La Opinión

Las empresas, de acuerdo con Fredy Alonso Maldonado, quien desde hace 5 años se convirtió en guardián de estas montañas, se disfrazan de conservacionistas cuando en realidad ven el páramo solo como negocio, cobrando hasta por el mantenimiento de la carretera, a la cual no se le hacen intervenciones desde hace más de cinco años. Al comunicarnos con las agencias se constató que efectivamente ofertan la ruta, con un costo entre $80.000 y $120.000. En la tarifa incluyen alimentación, instructor y seguro médico.

Ampliación de la frontera agrícola genera conflictos

Los campesinos de la vereda Ranchadero están ampliando la frontera agrícola para el cultivo de papa. Utilizan tractores para descapotar la vegetación del páramo y cercan el terreno para las siembras. A lado y lado se observan decenas de frailejones.Para cosechar la papa, según Fredy Maldonado, se están utilizando agroquímicos como Monitor y Peristar, los cuales están afectando el suelo y en especial a las lombrices, que son alimento para las mirlas negras (Turdus fucaster). Las aves se están muriendo envenenadas al ingerir a los invertebrados y han sido fotografiadas como prueba por el guardián del páramo.

La ganadería también se aprecia en vastas extensiones de la vereda Ranchadero. En estos terrenos primero se cosechó papa y posteriormente los campesinos habilitaron pastizales. Así, se han perdido hectáreas de capa vegetal de especies nativas, lo que unido al pisoteo del ganado, ha generado un deterioro del suelo.

Alerta por muros que se desmoronan

Hace 20 años se construyeron muros en las tres lagunas que están en la parte alta de Lagunas Verdes. El agua fue desviada para labores mineras en esa época en Vetas (Santander). Actualmente los muros están debilitados, con grietas y se desmoronan. De no ser intervenidos el caudal de las lagunas se perdería, causando una emergencia ambiental.

El guardián de Lagunas Verdes

Fredy Alonso Maldonado enseña hasta dónde debe caminarse para llegar a Lagunas Verdes.
“Santurbán es el perfecto significado de vida”, Fredy Alonso Maldonado Vera.

Fredy, de 32 años, es habitante de Silos (centro poblado Pachagual) y desde hace cinco años emprendió una cruzada por promover la conservación del páramo de Santurbán.De sus padres adquirió el amor por la tierra y para hacer una mejor defensa se está formando en la Universidad Industrial de Santander como técnico agrícola. Cuando recorre las montañas de Santurbán, se maravilla con el encanto paisajístico y recuerda las historias de los caciques indígenas que se bañaban en las lagunas, que en el fondo guardan reservas de oro de los primeros pobladores, extintos por los colonos.

La zona, cuenta Fredy, también fue ruta para el transporte de alimentos, municiones y dinero, por parte de las Farc y el Eln. Por ello, entre los campesinos siempre se ha tenido la creencia de que en la zona hay guacas, como la que se encontró un poblador hace varios años y de quien no se conoce rastro alguno. En la parte alta de la laguna hay tumbas de guerrilleros y con el proceso de paz y la entrega de las armas de las Farc, el corredor también se hizo menos peligroso para la llegada de turistas.

A prueba gestión institucional

La defensa de Santurbán fue asumida desde 1995, por Corponor. El hecho, permitió que el 95 por ciento del área delimitada por el Gobierno Nacional en 2014, con la Resolución 2090 del 19 de diciembre, esté conservado, a diferencia de lo que ocurre en Santander donde la minería se apoderó del páramo. Hechas las denuncias por la comunidad de Silos, el ingeniero forestal Sergio Niño, adscrito a la Subdirección de Recursos Naturales de la autoridad ambiental, argumentó que para evitar que se siga afectando a Lagunas Verdes se requiere de la articulación de instituciones que tienen, de acuerdo con sus competencias, injerencia en el territorio (gobernaciones, alcaldías, corporaciones autónomas). Además enumeró varias acciones en curso:

-El turismo no es ambientalmente planificado y se inició una inspección verificando que el ingreso se está haciendo por Santander en su mayoría, por tanto en los recorridos por las lagunas de Vetas suben a las de Silos y de Mutiscua. “Estamos a la espera de una reunión con la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB) y las compañías de turismo para hacer recorridos controlados y medir la capacidad de carga del páramo.Al ingresarsin permiso al área protegida en Norte de Santander son ilegales y si se comprueba quienes son los que han quemado frailejones vienen procesos sancionatorios y los casos pueden trasladarse a la Fiscalía para medidas penales que contemplan hasta cuatro años de cárcel”.

-En cuanto al tema de los muros, Niño manifestó que hace seis años recibieron una denuncia por el tema y que la Corporación lleva una investigación por tanto la CDMB creyó que la zona de las lagunas era de Santander y otorgó una concesión de aguas a la compañía Reina de Oro. En lo que tiene que ver con la ampliación de la frontera agrícola, el Ministerio de Agricultura debe dar directrices, por tanto con la Resolución 2090, se habló de la reconversión de agroquímicos y son los municipios quienes deben actuar.

-El vocero del municipio de Silos, Dumar Vargas Rivera, coordinador de cultura y turismo,reconoció el descontento que hay por el impacto que están causando las agencias yreferenció que se activará un plan de contingencia incluido en el Plan de Desarrollo, el cual incluye campañas de aseo y concertaciones con las empresas por tanto no pueden prohibir el turismo. Sin embargo, tras un año y tres meses de la nueva alcaldía, no se ha puesto en marcha y las acciones se quedan cortas para la magnitud de los problemas que enfrenta Lagunas Verdes. El municipio, por competencia y pertenencia es quien tiene responsabilidad directa en velar por la conservación.

Agradecimientos a Fredy Alonso Maldonado Vera, quien acompañó al equipo periodístico a Lagunas Verdes
www.laopinion.com.co - 30 de marzo de 2017
Created By
La Opinión Cúcuta .
Appreciate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.