Remembranza ANTONIO ORDÓÑEZ TEATRO ENSAYO 1963 -2016

Nace el 23 de enero de 1943

Estudios

Escuela de Arte Dramático de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, Escuela de Teatro de la Universidad de Chile, Seminarios de capacitación en México, Estados Unidos y Venezuela.

Ha sido:

Fundador del grupo “Tzántzicos”, actor y Director del teatro Ensayo, actor del teatro popular Ecuatoriano, director de la Escuela de Arte Dramático de la Casa de la Cultura Ecuatoriana (2 años), director de la Escuela de Teatro de la Facultad de Artes de la Universidad Central del Ecuador (11 años), profesor de la Facultad de Artes de la Universidad Central (32 años), miembro del instituto Ecuatoriano del Teatro, miembro de la Junta General de la Casa de la Cultura Ecuatoriana.

LOS TZÁNZICOS

En calidad de actor y/o director ha participado en 70 espectáculos entre los que se destacan:

“La Guarda Cuidadosa” de Miguel de Cervantes, “El Tigre” de Demetrio Aguilera Malta, “En la diestra de Dios Padre” de Enrique Buenaventura, “Boletín y Elegía de las Mitas” de César Dávila Andrade, “Huasipungo” de Jorge Icaza, “Los Tejedores” de Gerard Hopmann, “Jorge Dandin” de Moliere, “Topografía de un desnudo” de Jorge Díaz, “La noche de los asesinos de José Triana”, “Los Perros” de Elena Garros, “La comedia de las equivocaciones” de William Shakespeare, “El pagador de promesas” de Diaz Gómez, “Santa Juana de América” de Andrés Lizárraga, “Vida y Muerte Severina” de Joao Cabral de Melo Neto, “Muestra García Lorca”, “Balada para un tren” de Isabel Casanova, “Tartufo” de Moliere, “Ricardo tercero” de William Shakespeare

“Isabel tres carabelas y un charlatán” de Dario Fo, “El alma buena de She Shuan” de Bertold Brecha, “Requien por la lluvia” de José Martínez Queirolo

“La rebelión de los beatos” creación colectiva, “Una dama sola” de Darío Fo, “Memorias desde el cascajo seco” creación colectiva, “El círculo de Tiza Caucasiano” de Bertold Brech, “Marat Sade” de Meter Waiss, “La Celestina” de Fernando de Rojas, “El Santo Oficio del amor” colectiva, “Pluma de Angel” de Claude Nougarot, “Canto Esperpéntico” colectiva, “Minúsculos navíos navegando en la memoria”.

ANTONIO ORDÓÑEZ

UNA POÉTICA Y UNA POLÍTICA COLECTIVA

Por Antonio Ordóñez

Puede resultar una perogrullada el hecho de decir que nuestro grupo de teatro tiene ya una larga historia de hacer de la practica de creación colectiva una herramienta constante, puesto que las puesto que las prácticas del teatro siempre son colectivas, sin embargo, algunas presiciones determinan lo que se ha dado en llamar "Creación Colectiva", mencionaremos algunas:

El actor es parte determinante en la creación, es decir no se sujeta a la voluntad omnimoda del director, que muchas veces se transforma en transmisor de ideas de un autor y dictador implacable en la puesta en escena y en la determinación de un estilo y a veces de una ideología.

El director se convierte en un coordinador y se suma al proceso creativo de todo colectivo. La composición del grupo es tal que no admite segregación, y la creatividad de cada uno de los integrantes es determinante en la estructuración de la obra y en lo que se quiere manifestar a través de ella. A cierta altura del proceso, se produce una suerte de división del trabajo. Hay la necesidad de conformar comisiones que se encargan específicamente de determinados aspectos. Esto no significa la ruptura del colectivo, puesto que todos están informados de los pasos que se dan según el trabajo encomendado y del mismo modo, todos pueden intervenir, sugerir y orientar aspectos de los trabajos que se realizan.

En el método de Creación Colectiva no se excluye de ninguna manera el trabajar sobre texto de autor, es decir no se circunscribe a crear, dramaturgicamente obras, sino que en ese caso, se resuelve como es que se ha de hacer la interpretación de la obra y como es que se ha de llevar acabo la puesta e escena. El trabajo de improvisación y la utilización de un método inductivo y deductivo realizado por el grupo determinará la intencionalidad del espectador. El actor o integrante del grupo se convierte en gestor teatral asume los roles que determina la organización teatral, así se convierte en productor, promotor y creador.​​​ Los integrantes del grupo estudian la realidad que les circundan, exploran y crean técnicas de actuación.

:

CONDECORACIÓN MARTÍNEZ QUEIROLO

La Casa de la Cultura Ecuatoriana Núcleo del Guayas confiere la condecoración “José Martínez Queirolo”, al actor Antonio Ordóñez, por su larga y excepcional trayectoria en el teatro ecuatoriano.
Para Pérez Torres, el homenaje a Ordóñez resulta poco comparado con el aporte del dramaturgo al teatro nacional.

EL TEATRO ESTÁ VIVO

El Teatro Ensayo de Quito está vivo

EL DEMONIO EN EL FONDO DE LOS OJOS

La poesía es tiempo y arde, nos dice Octavio Paz y yo creo que Antonio Ordóñez continúa, desde hace cincuenta años, alimentando esa hoguera, para que siga ardiendo, para que siga testimoniando el temblor de los sentidos, la metáfora del tiempo, el demonio que habita en el fondo de los ojos para agitar el poema, para mantenerlo vivo, para combatir y para reinventar la felicidad: "Yo tengo guardado mi dolor en un lugar seguro para no dejar que se apague el corazón", nos dice, el corazón, las palabras, el coraje, la justicia, digo yo mientras leo este libro. Aquí, la poesía es como un leve viento que socava la memoria, que se introduce por las esquinas del ser humano, que acaricia sus vertientes, sus nostalgias, que critica con fuerza contundente la perversidad del tiempo, que denuncia los temblores de la Patria, el despojo global, el fraude, las últimas patadas del imperio, esa infelicidad que recoge la tristeza de los hombres. Otro escenario este, del mismo Antonio iconoclasta de los años sesenta.

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.