Loading

Reporte Escucha Creativa Calama, julio de 2018

Escuchas Creativas Cecrea

El corazón de Cecrea está en su sistema de participación permanente, pues buscamos que el programa se desarrolle a partir de las visiones, inquietudes e intereses de sus protagonistas. Su metodología principal es la Escucha Creativa, metodología participativa, lúdica y creativa que busca promover una participación activa de los niños, niñas y jóvenes (NNJ), a través de estrategias de consulta que posibilitan una constante retroalimentación de información para la toma de decisiones en cada Cecrea.

Se realiza al finalizar o durante cada ciclo programático. Para ello se invita a los/as NNJ que han participado de los laboratorios en Cecrea para conocer su experiencia, además de proyectar la programación y la vida del Centro. La Escucha Creativa pone de manifiesto el derecho de NNJ a participar y ser escuchados.

Para esta Escucha propusimos un juego que nos invitaba a viajar por el tiempo e ir superando diversos desafíos: encontrar mapas, armar puzles, seguir pistas que nos llevaban a responder preguntas; todo para levantar opiniones, visiones y temáticas de interés para los/as NNJ de la región.

Objetivo de la Escucha

El objetivo de las Escuchas Creativas 2018 es posibilitar la construcción de relatos territoriales a partir de los intereses que movilizan a los niños, niñas y jóvenes; las problemáticas o necesidades que identifican de su territorio; las ideas creativas y proyectos que imaginan para contribuir a la solución de esos problemas; y/o las fortalezas y recursos que identifican, tanto en ellos/as mismos/as como en su territorio.

En la Escucha Creativa de Calama participaron aproximadamente 20 niños, niñas y jóvenes. (No se dispone de información detallada respecto del número y características de los participantes en la actividad (sexo, rango etario, pertenencia a pueblos originarios, etc.), puesto que no fue posible que Cecrea entregara estos datos al momento de la elaboración de este informe).

¿Qué hicimos?

Para conocer en detalle la metodología utilizada en esta escucha, puedes descargar la planificación aquí.

Recepción

A las 15:00 hrs. del día viernes 6 de julio de 2018 nos reunimos para realizar la primera Escucha Creativa con un grupo de niños, niñas y jóvenes en el Internado Andino de Calama, espacio que disponía de una cancha, salas y espacios recreativos infantiles.

A la entrada del recinto, se instaló una mesa para realizar la recepción de los participantes e inscripción en un listado de asistencia. A medida que éstos iban llegando, se les hacía entrega de una credencial con un color particular, en donde cada uno escribía su nombre para identificarse.

Una vez que llegaron todos los participantes, hizo su introducción el payaso Larry, conocido ya por algunos de presentes. Él nos dio la bienvenida a todos, nos saludó uno por uno y ante lo cual los participantes respondían contentos y entusiasmados.

Para iniciar se planteó la pregunta: ¿Qué es Cecrea?

Algunos de los participantes dieron sus opiniones, explicando que se trataba de un espacio para reunirse y otros indicaban que era un lugar donde la pasamos bien, nos reímos. Larry, indicó que muchas de las personas que se encontraban ahí ese día pertenecían al mundo Cecrea y que gracias a Cecrea era posible desarrollar esa instancia de reunión, que se denominaba Escucha Creativa.

En seguida, Larry preguntó a los asistentes: ¿Alguien sabe qué es una Escucha Creativa?

Una niña respondió que es cuando opinamos. Para finalizar, Larry preguntó si alguno de los presentes había participado antes de una Escucha Creativa, a lo que varios niños, niñas y jóvenes respondieron que sí. Una de las niñas, contó su experiencia anterior, que se había desarrollado en un parque en donde ellos habían podido jugar y divertirse. Entonces Larry recalcó que este era un punto muy importante, divertirse aprendiendo.

Luego Larry nos señaló que no era posible comenzar la actividad sin antes conocernos entre todos, así que en primer lugar procedió a introducir a la Seremi de Cultura de la Región de Antofagasta. Ella se presentó, indicó su nombre, quién era, qué era lo que hacía y agradeció la participación de los presentes. Asimismo, señaló la importancia de que los niños, niñas y jóvenes de Calama participaran de esta actividad y los motivó a disfrutar de la jornada y divertirse.

A continuación, nos dirigimos hacia el centro de la cancha, y nos ubicamos en un gran círculo, para realizar algunas dinámicas para presentarnos, soltar el cuerpo y permitir la relajación y romper el hielo entre los participantes.

Maestranza

Para iniciar las actividades, se plantearon las siguientes preguntas: ¿Qué es el tiempo?; ¿en qué ocupan más su tiempo? A lo que los niños respondieron: en jugar; hacer malabares; hacer slime; hacer experimentos; crear cosas.

El payaso Larry comentó que él había estado trabajando en un proyecto muy importante, en el que nos llevaría en un viaje en el tiempo, para conocer acerca de lo que los niños hacían con su tiempo en el pasado. Pero para esto, era necesario primero conseguir energía creativa resolviendo algunos desafíos.

A continuación Larry propuso dos desafíos a los niños, niñas y jóvenes.

En el primer desafío, cada participante tuvo que gritar su nombre por un megáfono y luego recordar y repetir el nombre de por lo menos cinco participantes, para poder obtener la energía creativa necesaria para continuar el juego. Una vez que superaron ese primer desafío, cada uno de los participantes recibió un tubo de energía creativa.

A continuación, los participantes se separaron en grupos, según los colores de las credenciales que habían recibido. Una vez conformados los grupos, se dio inicio al segundo desafío, que consistió en jugar al gato entre los distintos equipos.

Se explicó que el juego consistía en jugar al gato pero con pelotas. Para esto, cada equipo hizo una fila detrás de la línea de partida, para luego mirar el ejemplo que realizaron los facilitadores. Durante el desarrollo del desafío los niños, niñas y jóvenes se mostraron muy participativos y emocionados, gritando en todo momento y apoyando a sus compañeros. Debido a dos faltas del equipo contrario, ganó esta etapa el equipo verde.

Finalizado el desafío, los facilitadores presentaron la máquina del tiempo, con la cual viajaríamos entre el pasado, el presente y el futuro. Se les explicó a los niños, niñas y jóvenes que cada uno de ellos/as era un vagón del tren y que debían avanzar todos en conjunto para poder viajar al pasado.

El Pasado

Una vez que llegamos al pasado, entramos a la sala y nos encontramos con el Señor del Pasado. Él nos dio un recorrido por la sala, y nos enseñó los objetos tecnológicos que tenía, los cuales para ojos de los niños, niñas y jóvenes claramente eran antigüedades. El Señor del Pasado nos indicó que nos encontrábamos en el año 1920, ante lo cual los participantes comenzaron a hacer preguntas acerca de los objetos y las cosas que se hacían en el pasado.

Luego, el Señor del Pasado y los facilitadores solicitaron a los niños, niñas y jóvenes dar ideas o consejos para las personas del pasado, que ayudaran en el futuro. Los participantes dibujaron y escribieron en papelógrafos sus ideas y siguieron explorando la sala y examinando los objetos antiguos que encontraban (libros, muebles, equipos, vestimenta, entre otras). Luego se reunieron en grupo para comentar sus ideas.

Muchas de las propuestas estuvieron relacionadas con el cuidado del medio ambiente, la naturaleza, los animales, no fumar, el uso de la tecnología y la importancia del respeto. Se indicó que los mensajes del pasado eran muy importantes para poder salvar el futuro, así que todas las ideas eran muy importantes, ya que con éstas podríamos aportar con soluciones para nuestro presente y futuro.

Para el cierre, se generó un diálogo en torno a qué cosas debemos hacer en el presente para salvar el futuro, y consejos para mejorar el futuro.

Luego de esto, se invitó a los niños, niñas y jóvenes a buscar un rompecabezas para poder avanzar en el juego. El desafío fue ordenar y comprender el mensaje contenido en el rompecabezas. Se repartió una pieza del rompecabezas a cada participante y luego ellos/as lo armaron en el piso. Una vez resuelto el rompecabezas, los participantes leyeron en voz alta el mensaje:

Menos violencia en el lugar donde vivo.

A continuación se les preguntó cómo creían ellos/as que se podría disminuir la violencia y cómo podrían salvar el futuro. Ante estas interrogantes, algunos niños respondieron que:

Respetando más a las personas o teniendo más empatía con las personas, el entorno y los animales.

Un niño señaló que la tecnología también era un método para tener menos violencia.

Enseguida, el Señor del Pasado les mostró un maletín antiguo que estaba cerrado y no podía abrirse porque tenía un sistema de código. Se les indicó entonces que debían buscar un código, alguna pista que contuviera una combinación de números para intentar abrir el maletín. Muy nerviosos los niños comenzaron a probar las combinaciones que encontraron en diferentes lugares, hasta una de las niñas encontró la combinación correcta.

Una vez que pudieron abrir el maletín, encontraron nuevas pistas en su interior, específicamente un disco que podría contener un mensaje del futuro. El disco contenía una grabación que indicó los pasos a seguir. Luego de esto, todos los participantes continuaron su viaje por el tiempo, hacia el presente.

El Presente

En esta etapa, los niños, niñas y jóvenes tuvieron que construir una figura que los representara artísticamente. Trabajaron en parejas y en 15 minutos tuvieron que crear una figura.

Los participantes eligieron libremente los materiales que usarían. Algunas de las cosas que construyeron fueron: un pájaro que se había quedado sin hogar a raíz de la contaminación. Él nos había dejado la enseñanza de no destrozar el medio ambiente, para que en el futuro cuidáramos la naturaleza y respetáramos la flora y la fauna.

También construyeron un árbol, para cuidar el medio ambiente en el futuro y tener más aire puro.

Una pareja de niños creó un dron, para vigilar el hábitat, explorar y expandir nuestro conocimiento sobre nuestro mundo, entre otras creaciones, enfocadas en preservar o cuidar el medio ambiente.

Todos los niños, niñas y jóvenes presentaron sus creaciones, y una vez finalizada esta actividad, se les invitó a seguir el viaje en el tiempo hacia el futuro.

Antes de ir al futuro, Larry invitó a los participantes a ver una muestra de fotos de los laboratorios que se habían realizado en Cecrea Calama y algunos de los que se estaban realizando durante el Ciclo de Invierno 2018.

El Futuro

Una vez que los participantes llegaron al futuro, cada uno tuvo que buscar un globo que tenía escrito su nombre. Cuando ingresaron a la sala del futuro, se encontraron con el Señor del Futuro, quien les dio la bienvenida al último lugar del recorrido.

Él se presentó y les indicó que había sobrevivido al presente y que se había convertido en un adulto en el futuro. Su objetivo era lograr que mediante la energía creativa los niños, niñas y jóvenes, se pudiera salvar el futuro de la humanidad. Para esto, les indicó que debían ver un video con un mensaje para ellos/as. El video les indicó a los participantes que su misión era grabar un mensaje para salvar el futuro. Para realizar esto, se dividieron en grupos de cuatro integrantes y en 5 minutos tuvieron que ensayar el mensaje que luego grabaron.

Los mensajes estaban relacionados con: cuidar el medio ambiente, consumir menos combustible fósil y la tecnología, la protección de los niños y el maltrato a los animales. Algunos lo hicieron cantando canciones, recitando poemas, y otros hablando. Algunos participantes entregaron los siguientes mensajes:

El mundo cambia y el tiempo pasa, todo se destruye a medida que pasa. Viva la naturaleza en paz, arreglemos el presente para mejorar el futuro.
De lo que somos en el presente, poder tener un futuro mejor, poder tener vida, poder tener creatividad, para que el futuro no sea como ahora.

Luego de que cada grupo grabara su mensaje, procedimos a despedirnos del Señor del Futuro, y viajamos nuevamente en el tiempo en el tren, para retornar al presente, finalizando de esta forma el viaje.

Consejo

Una vez finalizadas las actividades, nos reunimos en un grupo con todos los participantes y se plantearon preguntas para saber sus apreciaciones respecto de la Escucha Creativa: ¿Qué les pareció la experiencia de viajar en el tiempo?; ¿qué les pareció el pasado?

Se les preguntó qué les gustaba y qué les servía del presente, a lo cual respondieron:

La tecnología.
Los libros.
Más avances en los estudios para conocer nuestra historia.
La diversidad de color, que cada vez somos más inclusivos.
La mujer tiene más derechos.
Los juegos.
La consciencia de nuestros errores.

Luego, se les preguntó ¿qué cosas malas hay en el presente?, a lo que los participantes respondieron: la falta de derechos de los niños; la contaminación. Se comentó que en Calama se arriesgaba la salud sólo por vivir en la ciudad, a causa de la minería, otras cosas negativas. Plantearon que ignoramos el valor de las personas y se mostraron preocupados por los efectos de las drogas.

Luego de hablar de lo negativo del presente, se preguntó ¿qué cosas nos pueden salvar en el futuro? y cada niño debía responder con una palabra. Las respuestas fueron:

Empatía, amor, educación, educación artística, tecnología, generosidad, creatividad, amabilidad, escuchar, integración, cultura, inteligencia, respeto, comida, sin delincuencia, paz, agricultura, valoración del patrimonio, salud sin tabaco, especialidad, libertad, amistad, sinceridad, respeto por las personas y seres vivos, esperanza y sabiduría.

Finalmente, el payaso Larry, les dijo a los participantes que ahora que habían recogido sus intereses, los facilitadores tratarían de crear algo que les pudiera servir y apoyar a cumplir sus metas en el futuro.

Se agradeció a los niños, niñas y jóvenes por haber sido parte de esta primera Escucha Creativa del año y se cerró la actividad con un aplauso de agradecimiento para todos.

Lo que escuchamos y observamos

En la Escucha Creativa realizada en Calama, se levantaron las inquietudes e intereses de los niños, niñas y jóvenes asistentes al Cecrea. Ellos/as manifestaron sus gustos e intereses por medio de actividades lúdicas que los hicieron viajar por el tiempo, recordando y proponiendo temas.

Las principales ideas e inquietudes que los/as participantes pudieron expresar, estuvieron relacionadas a sus percepciones respecto a Cecrea, el cuidado del medio ambiente, la importancia de las tecnologías y la violencia.

Los niños, niñas y jóvenes tuvieron durante todas las actividades una actitud positiva, reflejando que para ellos Cecrea es un espacio de diversión y reunión, en el cual se sienten bien, juegan y se divierten. Así lo indicó una niña, al comentar su experiencia en su Escucha Creativa anterior: jugamos, nos divertimos, la pasamos bien. También señalaron que lo consideran como un lugar en donde pueden opinar y sus opiniones son consideradas. La preocupación de algunos participantes que consultaron si Cecrea seguiría este año, dejó vislumbrar su apego y valoración respecto de las oportunidades a las que acceden a través de este espacio.

Los participantes expusieron mensajes muy claros respecto a las acciones necesarias para la protección de la humanidad y del medio ambiente. Muchas de las opiniones de los niños, niñas y jóvenes en diferentes dinámicas se relacionaron el cuidado del medio ambiente, la importancia de cuidar el planeta, no contaminar y respetar nuestro entorno y a los seres vivos. Opiniones como: cuidar más el medio ambiente; menos basura y limpieza de los lugares; o la importancia de reciclar y cuidar la fauna, el medio ambiente, los ecosistemas y no destruir los bosques, reflejaron esto.

En relación al tema de la contaminación, una de las participantes, planteó lo dañino que puede ser el consumo de cigarrillos:

En términos de contaminación perjudica el aire, la contaminación ambiental por las colillas y genera riesgos de incendio en algunos sectores. Además en términos de salud perjudica muchos a los consumidores.

A lo que otra niña agregó:

¡No fumar los cigarrillos porque causan incendios y nos hace mal a nuestro cuerpo!

Muchas de las opiniones de los niños, niñas y jóvenes se relacionaron con la importancia de las tecnologías y su utilidad. La tecnología es vista como un medio que puede servir para solucionar muchos problemas que los aquejan, como por ejemplo: la contaminación y la violencia. Un niño indicó que para tener menos violencia debemos utilizar más tecnología para defendernos, dando como ejemplo el uso de cámaras de seguridad, teléfonos y otros. Por otra parte, un niño señaló que debemos utilizar más cosas tecnológicas, inventar más cosas y así crear técnicas para cuidar el medio ambiente.

Los participantes señalaron que era importante dejar de ser violentos con los demás y que era necesario que se acabe la violencia contra las mujeres. Los niños, niñas y jóvenes propusieron como soluciones tener más empatía y respeto para cortar los circuitos de violencia. En relación a la violencia de género, una niña señaló la importancia de que dejen de existir los matrimonios arreglados con menores de edad.

En relación a las acciones o cualidades que podrían ayudarnos a superar los problemas visualizados en el pasado y presente, los participantes mencionaron ideas relacionadas con el amor, el respeto y la educación, entre otras.

Conclusiones

A lo largo de la Escucha Creativa los niños, niñas y jóvenes destacaron tres temáticas: el cuidado y contaminación del medio ambiente, el uso de las tecnologías y la eliminación de la violencia.

En relación al problema de la contaminación ambiental, se mostraron muy proactivos y propositivos a la hora de señalar cuáles son los problemas y sus posibles soluciones. Destacaron el reciclaje como alternativa para enfrentar el problema de la contaminación, así como también generar más conciencia en torno al trato de la basura.

En relación al uso de las tecnologías, las consideran como un medio que puede ser usado positiva o negativamente. Visualizan el valor que tienen como medio para disminuir la violencia y la contaminación. Sin embargo, son conscientes de que también hay riesgos asociados, y que los beneficios potenciales que se pueden obtener de ellas dependen de su adecuado uso. Aquí detectan una oportunidad a la cual deben sacar provecho, a través de aprender cómo usar adecuadamente las tecnologías para fines específicos.

Se mencionó a la violencia como un problema generalizado, además los niños, niñas y jóvenes son conscientes de que hay actos de violencia específicos contra las mujeres, como asimismo otro tipo de violencia más cotidiana, en el entorno escolar o de amistades, de los cuales ellos también son partícipes, y por lo mismo hacen un llamado a disminuir o cortar esos circuitos negativos. Una educación pacífica, o desarrollar actividades que mejoren la calidad de las comunicaciones y trabajo, comunitarios, pueden ser alternativas para generar espacios de convivencia no violentos.

Estas inquietudes fueron rescatadas en el marco de una actividad en la que ellos se desenvolvieron activamente y en un espacio en donde se sintieron validados y escuchados. Al realizar las distintas actividades programadas para la Escucha Creativa de Calama, ellos/as pudieron expresar sus inquietudes en diversos temas específicos.

Adicionalmente, los/as participantes fueron muy claros en señalar la importancia de la existencia de espacios como Cecrea, y que gracias a estas instancias ellos pueden elaborar y entregar su percepción respecto de los problemas que ellos vislumbran.

Desafío Cecrea

Como Cecrea Calama, ¿qué haremos con esta información?

Cecrea se quiere hacer cargo de aquello que se levantó en la Escucha Creativa. A través de un proceso de validación y proyección de esta información, denominado “devolución” hemos considerado los diferentes temas, opiniones, anhelos y expectativas de niños y niñas y jóvenes para levantar una programación coherente con sus intereses.

Credits:

Cecrea

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.