Loading

áfrica 1 EL DUO INSEPARABLE

Es muy común ver dos animales juntos en la sabana. Son amigos desde la infancia y viven en perfecta armonía. Las cebras, comen la hierva alta y jugosa, los ñus, por el contrario muy pausados y tranquilos comen el resto.

La sabana

Su amistad, no queda ahí sino que se complementan y combinan sus superpoderes aunándolos con el mismo fin: LA SUPERVIVENCIA.

Ser herbívoro no es fácil, en estas grandes llanuras los temibles depredadores como el león, el guepardo, el cocodrilo... estarán esperando un despiste y así entren a formar parte del menú altamente proteico que necesitan día tras día.

Aquí, la vida es así, unos mueren para que otros vivan.

LAS CEBRAS

Las Cebras, ese precioso équido a rayas. ¿Quién no quiso montarlas alguna vez? Un sueño no cumplido y que esperemos no se realice. Son majestuosas, salvajes, indomables... y así deberían seguir.

Dicen que lo que las diferencia son sus rayas blancas sobre fondo negro. ¿No lo veis al revés?

Aunque parezcan pequeñas, pueden llegar a pesar 300 km y miden hasta la grupa 1.50 m.

¿Sus mejores amigos? Los siguientes:

LOS ÑUS

Compañeros inseparables en perfecta simbiosis a través del largo camino de la Gran Migración: Los Ñus. Ambos viajando en busca del mismo elemento, el agua y con ella los pastos, como dice la canción... en un ciclo sin fin.

Las cebras, ponen el olfato y estos grandes bóvidos, ponen el oído para así protegerse mutuamente de sus temibles cazadores. La pareja perfecta.

Con sus largas y despeinadas crines parecen un cruce de varios animales. Cuesta acostumbrarse a ellos: un poco de vaca y un poco de caballo mezclado con unos toques de antílope...

Aquí encontrarás miles pero según vas subiendo hacia el Serengueti podrás ver rebaños infinitos, largas hileras de ellos hasta donde alcanza la vista. Un espectáculo digno de admirar.

¿Quieres saber más sobre África? ¿Quienes somos? ¿Sobre nuestros viajes?

Pincha aquí: