Loading

Macarrones Caldosos Homenaje a mi tía Dolores que con su pan descanse

UN PERSONAJE INMORTAL

Una obra de teatro que proviene de otra

Sinópsis

A Manuel le abandonaron su hermana y su prima en plena gira teatral. Para superarlo, ha salido a su patio de butacas con un paquete macarrones, una olla y la esperanza de que algún día vuelvan. Mientras espera a que esto ocurra, elabora una receta auténticamente gitana que heredó de su tía Dolores y que acabará compartiendo con todo aquel que se quede hasta el final.

ESPACIO ESCÉNICO

Interior o Exterior

DURACIÓN

55 minutos

La gramola es una obra sencilla y alegre, una oda a la vida. mr. vèrtigo vuelve a incluir la cocina dentro del teatro, esta vez cocinando en directo una tapa de la nueva era: macarrón vacío de amor.

REFLEXIÓN SOBRE EL HECHO TEATRAL

En este montaje sostengo una pregunta hasta el final en la mente del espectador: ¿Lo que está ocurriendo es real?

Me interesa un teatro que se sostiene si hay espectadores, siendo éstos necesarios para que la acción avance. ¿Cómo reacciono si participan, y si no lo hacen?

La dramaturgia y el público van marcando el camino, y como cada día éste cambia, a fuerza, la obra se ve modificada. Mi objetivo ante este ineludible hecho es darme el permiso como actor para incluir esa mirada y esa energía cada vez que me subo a las tablas y así crecer como artista.

El origen de todo esto

En el teatro, los personajes mueren en la última representación de la obra, pero Manuel sigue vivo y sabe que no le queda más remedio que afrontar uno de sus mayores miedos: actuar sólo frente al público. En su origen: "La conquista de la muerte" (primera obra de esta trilogía), él estaba acompañado.

La obra que mezcla lo claro con oscuro

Aquí hizo Manuel su primera aparición teatral. Aquí nació y murió. A veces, la muerte está de nuestro lado y nos deja vivir pidiéndonos algo a cambio. A Manuel se lo cobra bien caro ya que le exige su necesidad de ser amado por el público porque cuando ellos no están, él, vuelve a morir; si nadie le mira deja de existir. Y así una y otra vez, esperando a que algún programador de teatro le resucite para pagar su deuda con la muerte sin perder la esperanza de que su hermana y prima un día volverán y pueda por fin ser libre.

Hacia nuestra forma de hacer teatro...

¿Qué le ocurre al espectador cuando la acción dramática ocurre en directo, en ese espacio tiempo, qué le ocurre cuando se le incluye y se le invita a formar parte de ese acto? ¿Qué le ocurre cuando todo lo que presencia (incluida la elaboración de una receta) es real, cuando no puede establecer una línea clara entre lo que ha ha sido teatro y lo que no? ¿Qué nos ocurre a los artistas cuando tenemos que improvisar y salirnos del guión y responder directamente a los estímulos del presente? ¿Sentimos ambos (espectadores y artistas) miedo, vacío...? ¿Estamos demasiado adiestrados a repetir una obra siempre igual y esto se denomina el oficio del actor? ¿Quién mejor lo haga mejor actor será? ¿O mejor actor será aquél que se adapte a lo que ese día en ese espacio ocurra de verdad? ¿O mejor el que fusione lo claro con lo oscuro?

En mr. vèrtigo estamos llenos de preguntas y esquemas nuevos que explorar después de 15 años sobre el escenario...

¿Qué ocurrirá después?

Si la muerte lo permite después de "La Gramola flamenca" vendrá la última parte de la trilogía con el título: "La Reconquista de la muerte", donde haremos desaparecer para siempre a este personaje. O no.