Loading

Estructuras biológicas ¿Se parecen un árbol y un pez?

Imagino que es una pregunta que no nos hemos hecho la mayoría de las personas, y aunque se puedan encontrar similitudes, una que nos ha resultado muy interesante tiene que ver con un problema muy antiguo en biología. ¿Qué edad tienen los seres vivos que nos rodean? Es bien sencillo saberlo en las personas, todos llevamos la cuenta, pero ¿qué pasa con los árboles o los peces, u otros animales? Cómo no podemos preguntárselo tenemos que averiguarlo de otra manera.

El método tradicional para conocer la edad de un árbol es contar sus anillos de crecimiento, pero ¿y si te dijera que la foto que ves aquí no son los anillos en un tronco? La foto corresponde, efectivamente, a anillos de crecimiento, pero son de un pez, en concreto son anillos de crecimiento vistos en otolitos ¡del Boquerón! El boquerón (Engraulis encrasicolus) se encuentra en nuestras costas, y es un pez importante en nuestra gastronomía y cultura, y recientemente ha sido objeto de estudio en el Mar de Alborán.

Otolitos sin pulir. Imagen de Miriam Dominguez

Si te estás preguntando qué es un otolito, son estructuras de carbonato cálcico que se encuentran en el oído (uno en cada oído del animal) y que ayudan tanto con la audición como con la orientación gravitacional y percepción de aceleración del animal. Es decir, el otolito está facilitando al pez conocer los sonidos de alrededor (ondas de presión), en qué posición está su propio cuerpo y la rapidez que lleva. No está mal para dos “piedrecitas” de aproximadamente 2 milímetros de largo. En el siguiente video podrás ver cómo se extraen y el lugar donde se encuentran los otolitos en los peces.

En Málaga, una investigadora colaborando con el Instituto Español de Oceanografía, Miriam Dominguez, durante su tesis de máster ha desarrollado una técnica para mejorar la lectura de estos otolitos. Los ictiólogos, especialistas en peces, usan estas estructuras para conocer la edad de los animales, pero parece que hay espacio para actualizarse. La investigación muestra una nueva forma de pulir estos elementos para poder acceder más fácilmente a los anillos, y además se ha visto como cambiar la orientación del pulido ha generado una mejora importante a la hora de leer anillos diarios de crecimiento, microestructuras que tienen que ser observadas al microscopio (las marcas muestran el conteo de anillos diarios en los otolitos).

El método de conteo de anillos diarios (microestructura) es muy tedioso, ya que los otolitos son pulidos en láminas muy finas para poder llegar al núcleo o centro del otolito (nacimiento del pez) y contar desde ahí hasta el borde del otolito (muerte del individuo)...suele ser bastante complicado obtener muestras que sean válidas para el conteo de los anillos.

Quizás te estás planteando para qué sirve mejorar tanto un proceso para saber la edad de un animal o, en otras palabras, ¿por qué es todo esto importante? Uno de los estereotipos más comunes sobre los científicos es que trabajan solos, y también se podría pensar que hacen sus estudios de principio a fin; sin embargo, todo es un proceso colaborativo en el que se van descubriendo pequeños avances y se van mejorando y aumentando los conocimientos. Por ejemplo, para estudiar los peces comerciales los científicos se basan en modelos matemáticos con los que predicen el estado de las poblaciones de los peces. Para ello hay que saber mucho sobre la biología de los animales, por ejemplo, cuánto viven, a qué edad o tamaño comienzan a reproducirse, cuándo son las épocas de reproducción, cuántos huevos ponen, etc.

El trabajo de Miriam Dominguez podría permitir una mejor predicción sobre el boquerón e incluso influir en cuántos peces podrían pescarse asegurando la sostenibilidad de las poblaciones naturales. Este nuevo avance encuentra diferencias significativas con las metodologías anteriores, mostrando por ejemplo que en algunos casos se están pescando boquerones que todavía son juveniles y por lo tanto se atentaría contra la continuidad del recurso. Por tanto este trabajo podría ayudar a mejorar el conocimiento sobre las poblaciones de boquerones en nuestras costas. Al fin y al cabo, ¡a todos nos gustaría seguir disfrutando de la presencia de estos animales!

Created By
Miguel Andreu
Appreciate

Credits:

Created with an image by Carl Findahl - "Aquarium"

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a copyright violation, please follow the DMCA section in the Terms of Use.