Cronica Ovnis Iván Galván Velázquez

La tarde comenzaba a caer y el cielo tornaba una tonalidad obscura, yo me encontraba rumbo a mi hogar, para poder llegar debo pasar por caminos con terrenos baldíos alrededor de la carretera, al ambiente comenzaba a tensarse casi al terminar el camino y llegando a la entrada de Ojo de Agua, a lo lejos se alcanzaban a observar pequeñas luces flotando las cuales al llegar a un punto de altura en el cielo comenzaban apagar las luces y se perdían en lo negro de la noche.

Nos detuvimos por un momento en el campo de futbol que se encuentra enfrente de la carretera, apagamos la camioneta y estas pequeñas luces continuaban saliendo de enfrente de los pastizales y arboledas que se encuentran por la parte de atrás del campo.

Comencé a grabar el suceso para después poder mostrarlo a todas las personas que se lo contara, pero por desgracia solo se veían luces sin fidelidad ni calidad en mi celular, continuamos observando por varios minutos más y estas pequeñas navecillas comenzaban a salir una tras otra, de repente una se paralizo y pudimos observar que eran pequeñas naves con forma de platillo volador y aunque parezca de película estas pequeñas naves tenían muchas luces de colores y parecía que eran diminutas.

Decidimos movernos y tomar nuestro camino a nuestro hogar pero al parecer una de estas naves comenzaba a seguirnos, sin pensarlo subí deprisa a mi habitación y corrí por la cámara, el trípode y subí corriendo a la azotea para poder continuar grabando estas pequeñas navecillas las cuales continuaban saliendo una tras otra y eran muy continuas.

Al parecer tenían un circuito que cada cierto límite salía la otra, comencé a pensar que eran aviones pero de repente vi que a lo lejos cerca de las montañas se encontraba otra de estas naves estática y ahí fue cuando Pensé que no podían ser aviones por que los aviones no se mantienen flotando en un mismo sitio por más de 30 minutos. entonces comencé a ver cómo era el circuito, observe que cuando llegaban al sitio donde se encontraba esta nave, ambas prendían las luces, como si avisaran de que estaban ambas en el punto neutral y la otra nave que venía atrás podía despegar.

Cuando pasaban por la nave del centro prendían ambas las luces, ambas las volvían apagar y después de 2 minutos exactos esta nave se perdía y así era el circuito una tras otra, estuve en la azotea hasta las 2 de la mañana y observe que no terminaban ya que siempre estaba una tras otra esperando para salir, fue ahí cuando decidí mejor resignarme e irme acostar ya que por más que quisiera no podía saber que era exactamente eso que flotaba o que eran esas luces que salían una tras otra, aunque fue muy raro ya que es la primera vez que pasa eso.

Al día siguiente subí para ver si seguían volando estas naves pero en esta ocasión no tuve suerte y ya no había nada.

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.