La mujer de las 20 Michelle González desanti

La mayoría de actores pasa su vida entera intentando alcanzar el sueño de estar nominados al Óscar, el máximo premio cinematográfico. Sin embargo, solo algunos lo logran y de ellos, nadie ha alcanzado el record de Meryl Streep, quien posee 20 nominaciones y tres estatuillas doradas.

Además de tener el reconocimiento mundial dado por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, Meryl posee 161 premios de actuación ganados y 405 nominaciones en diversas premiaciones relevantes en el mundo del arte y la cultura.

And the Oscar goes to…

En el año 1979 Mary Louise Streep, mejor conocida como Meryl Streep ganó su primer Oscar por el premio a mejor actriz secundaria en la película Kramer vs. Kramer, donde interpretó a una madre insatisfecha que decide abandonar su hogar por un tiempo y vuelve para luchar por la custodia de su hijo.

Posteriormente, Streep ganó su segundo Oscar en 1982 con el premio a mejor actriz en la película Sophie’s Choice, donde interpretó a la protagonista del filme. Sophie, una inmigrante polaca quien comparte una pensión con su amante y un joven escritor.

En 2011 obtuvo su tercer estatuilla dorada por protagonizar The Iron Lady, en donde interpretó de una aclamada forma a la ex primera ministra de Reino Unido, Margaret Thatcher.

Múltiples vidas

Meryl ha tenido vidas paralelas por sus múltiples personajes actorales. Con 70 películas, 18 shows de televisión y 13 obras teatrales Meryl Streep ha logrado desarrollar increíbles habilidades histrionicas que han incluído realizar cambios físicos, de apariencia e incluso la implementación de nuevos acentos, idiomas o dialectos.

Por sus grandes actuaciones y facilidad para interpretar personajes, Streep ha sido considerada por diversos autores como la mejor actriz del mundo. Y sobre esa afirmación la actriz declaró al autor Michael Schulman:

“La cosa que yo más amo es la actuación, pero ser llamada la mejor actriz del mundo es una designación que ni siquiera mi propia madre diría. Esa frase en vez de ser algo útil, es una maldición para un actor que actualmente trabaja”.

Meryl se refiere con “maldición” a los comentarios negativos que sus colegas actores expreseban en sus inicios.

Esto, debido a que los grandes logros de la actriz le han causado que fuera elegida protagonista desde que se presentaba en musicales durante su época de colegio.

Meryl también fue líder de las porristas en su tiempo colegial

También en la Universidad de Yale, donde estudió artes dramáticas, los demás actores se quejaban de que siempre obtenía los papeles protagónicos y entre más sus maestros la elogiaban, más problemas había con el resto del elenco.

Meryl (centro) en una de sus obras teatrales estudiantiles en la Universidad de Yale

A pesar de todo, Meryl siempre ha negado ser “la mejor” ni tampoco ser parte de una de las mejores. Inclusive durante su discurso en los Oscars del 2011 inició diciendo: “Cuando me nombraron ganadora imaginé a todos los que están viendo esto diciendo: ¿Oh, por qué ella de nuevo?”

Su evidente talento, humildad y valores la han ayudado a tener un destacado lugar de importancia en la historia de las artes dramáticas.

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.