Las mil y una noches de la Alta Velocidad española valladolid lleva 9 años subida al ave, una de las 25 ciudades con red de alta velocidad en ESPAÑA. un sector en expansión que abre sus puertas al mundo árabe: el ave del desierto.

Nuestra historia comienza aquí. A lo largo de nuestro viaje en tren realizaremos varias paradas hasta llegar a nuestro destino final. Por la ventanilla veremos la generación de riqueza en el momento de la comercialización de nuestro tren, las oportunidades de aquellas ciudades por las que transita y su decadencia en el entorno constructivo cuando la capacidad inversora del Estado se minimiza y las puertas del mundo se abren; en este caso el "Mundo Árabe" de las Mil y una noches.

Pero nos subimos a este tren con un único final: la necesidad de valorar nuevas oportunidades más allá de nuestras fronteras, extrapolando la construcción de líneas de alta velocidad a otras actividades constructivas y de servicios en un inmenso abanico de países más o menos apetecibles, sugerentes o impuestos.

Renfe les desea un buen viaje...

El 22 de diciembre de 2007, el "gordo" cae en Valladolid

A las 11:25 de la mañana, el Presidente del Gobierno "canta" la inauguración oficial de la Red de Alta Velocidad entre Madrid y Valladolid. Los "agraciados" por este premio son todos los vallisoletanos y nuestros vecinos segovianos. El tiempo hará que la "pedrea" también llegue a Palencia, León, Zamora, Salamanca, y no tardando mucho a Burgos.

Casi nueve años después, ponemos en valor el antes y el después de aquel momento, y reflexionamos sobre todas las cosas buenas/malas que la alta velocidad a aportado a la capital, provincia y comunidad.

Tren de Alta Velocidad a su paso por Pozorrubielos/ Foto: Julián Alonso

Nada mejor que algunos de los distintos intervinientes en el "sorteo" antes mencionado para conocer de primera mano el desarrollo constructivo de la nueva línea, la apuesta comercial que el operador diseña en el nuevo corredor, los pormenores del trazado y la afección actual a la ciudad, y como no, la repercusión industrial de ciertas empresas vinculadas en mayor o menor medida a la alta velocidad.

D. Carlos Alfageme, Director de Montaje de Vía de Adif AV
Dª Nieves Yustos, Jefa de la Asistencia y Control de las obras de AV de Ineco
D. Ricardo Rivera, Gerente de Servicio Púbico Centro Norte de Renfe Viajeros
D. Sergio López, Director General de Redalsa perteneciente al grupo Adif

Pero el verdadero protagonista de nuestra historia es Juanjo, especialista en procesos de circulación de Alta Velocidad en las fases de construcción en el proyecto "Haramain" en Arabia Saudí.

Juan José Lozano Carrilero, Jefe de Circulación de Construcción de nuevas líneas de Alta Velocidad.

Estos han sido los agraciados y son parte del grupo de "niños de San Ildefonso" que orquestaron de una manera u otra la ejecución y llegada de la alta velocidad a nuestra tierra, y son por ello los protagonistas junto con sus equipos de trabajo.

La llegada del tren a Valladolid en 1856 no solo consistió en el tráfico ferroviario del momento, sino que supuso el asentamiento de los Talleres Generales de la Compañía Norte, siendo esta actividad la primera gran industria de la ciudad, promotora del crecimiento social y garantía a largo plazo de lo que sería el embrión para el desarrollo de futuras actividades de los productivos sectores secundarios y terciarios.

En el tercer trimestre del 2015, Palencia y León se suben al tren de alta velocidad, y Zamora lo coge a finales de ese mismo año, junto a Salamanca que lo disfruta de manera parcial desde ese momento. Llegará a Burgos a mediados del 2017, y Soria junto a Ávila quedarán lamentablemente a la espera de una mejor oportunidad.

Las infraestructuras de transporte, de cualquier tipo, no son baratas. Pensemos en las obras de ejecución de una autovía, de un aeropuerto o de cualquier otro medio de transporte. Las cifras de sus costes nos hacen temblar, pero no nos paramos a valorar que esas infraestructuras son inversiones de futuro a medio y largo plazo. Sigmund Freud ya vaticinaba que el ser humano era tendente a valorar y recordar más lo impactante y lo negativo en contra de lo sustancial y positivo, de ahí la tendencia a pensar por encima de todo en el coste salomónico de las infraestructuras del transporte. ¡Error!, pensemos a futuro y disfrutemos del valor añadido que esas inversiones (mejor o peor diseñadas) nos aportan y/o aportarán.

Sin lugar a dudas, el ferrocarril en Valladolid ha marcado siempre el auge de la ciudad en distintos ámbitos y supone, de una manera u otra, uno de los principales pilares para el sostenimiento económico de sus vecinos.

Fachada de la estación de trenes de Valladolid / Foto: Laura Asegurado

Es ahora, la hora de ver pasar la alta velocidad por nuestra comunidad, y por qué no, subirnos a ella y disfrutar del viaje, sabiendo que a pesar de la fecha inicial de la misma, la alta velocidad no es fruto de la suerte.

"España es puntera en tecnología de Alta Velocidad"

Carlos nos recibe en su despacho de la estación. Nos dedica unos minutos de su valioso tiempo para contarnos su vivencia en la construcción del Madrid-Valladolid. Recuerda las prisas para llegar a la fecha de inauguración, las continuas visitas de altos cargos y la satisfacción del logro final.

D. Carlos Alfageme, Director de Montaje de Vía de Adif Alta Velocidad

D. Carlos Afageme es un ingeniero de Canales Caminos y Puertos, con una dilatada experiencia ferroviaria en Alta Velocidad. Forma parte de los equipos de Adif que promueven y construyen las obras de Alta Velocidad de toda nuestra comunidad, y por sus ojos han pasado muchos de los kilómetros construidos entre Madrid y Valladolid. Actualmente tiene como reto entre otros proyectos, el conectar la red de Alta Velocidad con Burgos.

REDALSA S.A

¿Qué es Redalsa S.A?, ¿A qué se dedica?, ¿Dónde se encuentra?

Redalsa S.A. es una empresa adscrita al Grupo Empresarial Adif. Cuenta con más de cuarenta años de presencia en el sector ferroviario, vinculada especialmente con la actividad de soldadura de la denominada "barra larga soldada" que conforma interminables carriles de hasta 270 metros de longitud, pero también es referente en otros productos singulares relacionados con el ferrocarril y por supuesto con la alta velocidad.

Materiales y actividades del taller de Redalsa / Fotos: Laura Asegurado

D. Sergio López, Director General de Redalsa S.A, perteneciente al Grupo Adif

Un burgalés de pro, ligado desde su juventud al mundo del ferrocarril, si bien sus primeros pasos vinieron del mundo de la automación. Ingeniero Técnico Industrial y amigo del ferrocarril, son los ingredientes de una combinación explosiva.

D. Sergio es conocedor de este negocio y ha desarrollado su andadura por distintos escenarios de la alta velocidad. Ahora lidera la puesta de futuro en esta organización.

Visitamos sus instalaciones en el Polígono de Argales para descubrir de primera mano las inquietudes y sueños de Sergio, un visionario que sin duda ha de aportar mucho al ferrocarril y a la alta velocidad en el futuro.

Nos hablará sobre la capacidad productiva de barra larga soldada de Redalsa para abastecer toda la alta velocidad española, y los planes de futuro de ésta empresa que sin duda también mira al exterior.

"El hecho de que esta profesión esté ocupada mayoritariamente por hombres, no me ha supuesto nunca ningún problema"

La tercera protagonista de nuestra historia es Nieves, una de las pocas mujeres en la obra. Conoce perfectamente toda la alta velocidad de la Comunidad al haber participado en la mayoría de los proyectos y ejecuciones. Vive cada obra como si fuera un hecho imborrable de su vida, y es consciente de la temporalidad de este sector.

Dª Nieves Yustos, Jefa de Asistencia y Control de las obras de Alta Velocidad, de Ineco

Esta ingeniera Civil, lleva años participando en diversas actividades relacionadas con la Alta Velocidad. Mucho antes de que se planificase la línea Madrid-Valladolid, ya hacía sus "pinitos" en el denominado Tramo de Ensayos del 3C entre Medina del Campo y Olmedo, donde se probaban instalaciones ferroviarias y se desarrollaban pruebas dinámicas con trenes a velocidad alta. Dª Nieves es una veterana y experta en infraestructuras ferroviarias tanto de alta velocidad como de red convencional.

"La Alta Velocidad trajo casi 1.000.000 de viajeros en el primer año"

Un nuevo modo de viaje desde/hasta la capital. Ricardo nos cuenta como vivió el origen comercial de la alta velocidad en Valladolid, el incremento de trenes y viajeros por encima de lo esperado, las dificultades par consolidar el negocio y las oportunidades comerciales que trajo a Valladolid.

D. Ricardo Rivera, Gerente de Servicio Público Centro Norte de Renfe operadora

Por sus manos pasan, entre otras responsabilidades, la de atender las demandas comerciales del corredor de alta velocidad Madrid-Segovia-Valladolid-Palencia-León, y el corredor Madrid-Medina-Zamora/Salamanca. Planifica y desarrolla los surcos del tráfico para atender las necesidades del cliente y elabora los planes alternativos de transporte y las afluencias puntuales de servicios. El Sr. Rivera ha visto crecer exponencialmente la demanda comercial de la alta velocidad desde aquellos finales del 2007, y es el responsable de la oferta en su ámbito de afección.

Comparativa de la Alta Velocidad a nivel mundial

«La Alta Velocidad española es, sin duda, una de las mejores cartas de presentación que tenemos para salir al exterior y contribuir de esta manera a mejorar la competitividad de nuestra economía» Ana Pastor, 2014

La Alta Velocidad es una tecnología de transporte que se encuentra muy concentrada en dos áreas geográficos: Europa Occidental y Asia Oriental.

Países que poseen redes de Alta Velocidad

Mapa obtenido de FEDEA

Japón (1964) y Francia (1981) fueron las pioneras en el sector. Pero pronto la construcción de líneas de Alta Velocidad empezó a hacerse hueco en Europa: Alemania (1991) y en España (1992). Más tarde la red llegó a Asía, a países como Corea del Sur (2004), China (2005) y Taiwán (2007).

Sin embargo, aunque todos los países mencionados anteriormente doten de red de Alta Velocidad, las diferencias de las distintas infraestructuras son abismales. España dotaba en el año 2014 de 2.500km de vía. Se sitúa así como la segunda red de alta velocidad en el mundo, detrás del gigante Chino, que cuenta con 11.067 km. Por detrás de España se encuentran Japón y Francia con 2.087 y 2.036 km, respectivamente. Un poco más lejos se sitúan Italia y Alemania, con alrededor de 1.000 km, y el resto de países con longitudes de red mucho más modestas.

Longitud (km) de red de alta velocidad ferroviaria en explotación comercial a velocidades ≥250 km/h por millón de población.

Datos obtenidos del Instituto Nacional de Estadística

Longitud (km) de red de alta velocidad ferroviaria en construcción para velocidades ≥250 km/h por millón de población.

Fuente: Instituto Nacional de Estadística

Estimación de la longitud (km) de red de alta velocidad en explotación en el horizonte de 2018, para velocidades ≥250 km/h por millón de población.

Fuente: Instituto Nacional de Estadística

Desde el 21 de abril de 1992, cuando se inauguró la primera conexión de AVE entre Madrid y Sevilla, nuestro país se ha convertido en pocos años en la segunda potencia mundial en el desarrollo de este modelo de transporte.

España, como podemos observar en el primer gráfico, disponía en el 2014 de 54 kilómetros de AVE por cada millón de habitantes, cifra que le lleva a encabezar la clasificación internacional de longitud de la red operativa comparada con la población, por delante de Francia (31 kilómetros) y Bélgica (19 kilómetros).

Las inversiones posteriores permitirán mantener el liderazgo en la red de alta velocidad a España. Si bien, el número de usuarios por cada km construido no ocupará el primer lugar.

El Ave del Desierto

Línea de alta velocidad Meca-Medina / Fuente: RED HSR SAUDÍ

Juan José Lozano Carrilero, Jefe de Circulación de Construcción de nuevas líneas de Alta Velocidad

Juan José Lozano Carrilero es un “J.A.S.P.” (Joven…, Aunque Sobradamente Preparado –J.A.S.P.-) trabajador especializado en los procesos de circulación durante las actividades constructivas de líneas de alta velocidad, tuvo que expatriarse hasta Jeddah (Arabia Saudí) a primeros del 2014 ante la imposibilidad de retomar a su natural actividad en territorio español.

Juanjo (como así le gusta que le llamen), es uno de los tantos expatriados españoles que siembran una lista interminable de países que precisan de una u otra manera de especialistas, técnicos, ingenieros e incluso obra de mano “barata”. Juanjo es un raro especialista en un campo ferroviario limitado a poca más de docena y media de personas, cuya especialización o deriva profesional solo viene dada por una minuciosa formación y por una abundante dosis de experiencia diaria en dicha actividad. La singularidad de la que él hace gala como “especie protegida” (o no), le ha permitido encontrar, entre la arena del desierto Saudí, la oferta de trabajo que necesitaba para seguir adelante.

Laboralmente tiene un perfil singular, no deja de ser un especialista en su actividad y desempeño diario, y a la vez es el más común de los jóvenes de sus 38 años. Borracho de aventura, sin miedo a lo desconocido y rebosante de vitalidad, son algunas de las señas de identidad que hacen que Juanjo se embarque “allende las arenas” para aportar toda su valía en el AVE del Desierto.

Atardecer en "Work base 3", Arabia Suadí

Un 13 de enero de 2009, nuestro protagonista firma su incorporación a un colectivo de personas que realizan en las nuevas líneas de alta velocidad las tareas de regulación y gestión de trenes, trabajos, pruebas e instalaciones de seguridad. Estas tareas se desarrollan en un ámbito constructivo, y por tanto en un modo degradado ferroviariamente hablando. Su responsable en aquel momento, recuerda que le dijo entre otras cosas, “… en este trabajo, deberás aportar diariamente compromiso y responsabilidad, y a cambio te llevarás además de un sueldo, un alto grado de satisfacción personal y no tendrás tiempo de aburrirte ningún día…, cada día será distinto al anterior…”

Este “rodense o rodeño” (gentilicio de los naturales de La Roda de Albacete) estuvo relacionado con la construcción de la alta velocidad al paso por su tierra y participó de su actividad en toda la línea entre Torrejón de Velasco y Valencia, entre Gabaldón y Albacete, y entre Albacete y Alicante.

La tan temida crisis de la construcción le mira en el primer tercio del 2013, y la empresa a la que pertenece, a falta de justificación productiva e inmersa en un ERE, le incluye junto a otros profesionales del momento para formar parte de la bolsa de baja de recursos humanos, pasando a formar parte del colectivo “INEM” antes de la primavera de ese año.

Tramo en construcción próximo a Medina / Foto: Juan José Lozano

Pero para un J.A.P.S. como Juanjo, ello tan solo supuso, abrir su mochila y embarcarse en una nueva aventura: destino Bijilo en Gambia, a tan solo 5 kms del océano Atlántico, donde cambió el mundo de la circulación ferroviaria por el mundo del tour-operador. Un país difícil y peculiar de donde después de un año, tuvo que salir cruzando en patera el río Gambia y recorrer por carretera en varias jornadas Senegal hasta llegar a Dakar. Sin duda toda una aventura y experiencia para contar.

De vuelta a la patria, invierte los fines de semana en la hostelería, hasta que en el segundo trimestre del 2014, la empresa mater que le contrató como responsable de circulación en las fases de construcción de nuevas líneas de alta velocidad. Le lanza las redes para reclutarle para el proyecto "Haramain", la alta velocidad en tierras saudís, que conectará las ciudades santas de La Meca y Medina.

Tardó dos semanas en tomar una decisión, pero supo valorar el momento, la oportunidad y los planes de futuro que ese proyecto le suponía, poniendo enfrente las dificultades relacionadas con la propia expatriación, la familia, los amigos y un entorno próximo, para desplazarse a un país técnicamente complicado, con idioma desconocido y con un precario nivel de inglés por su parte.

Ahora hace ya treinta meses de aquello, y su actividad laboral se circunscribe a las distintas bases de trabajos existentes entre ambas ciudades santas, si bien su casa está en la localidad de Rabigh, a orillas del mar Rojo.

Primer tren en llegar a Arabia / Foto: Juan José Lozano

Ha establecido una rutina de desplazamientos concertados con su empresa, y cada periodo de 90 días, disfruta de 15 en su tierra Castellano Manchega. Juanjo reconoce que ahora la vida es más normal para él y que los ciclos de viajes son en condiciones normales los adecuados a ese modo de vida. Ha sabido también respetar las costumbres religiosas de la cuna del Islam y se ha integrado en un entorno de normalidad en la ciudad de Rabigh, donde interacciona como uno más con sus vecinos saudís.

Juanjo no vive en un “compound”. A diferencia del gran número de expatriados en ese país, Juanjo eligió una vivienda en un apartamento de Rabigh, a una distancia coherente de su primer centro de trabajo, la “Works base 2”. Con ello, poco a poco ha conseguido mimetizarse con la población de esa ciudad petrolífera y prácticamente hace una vida bastante normal.

Cuando cumplió sus dos años de contrato, recibió una propuesta de continuidad por otro periodo similar, momento que le hizo reflexionar. Contactó con sus colegas en España, sondeó el entorno económico y político del momento y una vez más intento equilibrar su situación de expatriado con las posibilidades a futuro en nuestro país. Pidió opinión a su familia y por segunda vez plasmó su firma en la prórroga del contrato de trabajo. Dos años más, de los cuales ya ha consumido seis meses.

¿Qué motivos le inducen a mantener su trabajo a casi 7.000 kms de su casa? Seguro que Juanjo nos contará cuales han sido sus argumentos, todos ellos de peso, y alguno de ellos a la vez, de difícil entendimiento para los que aún estamos en España.

El proyecto en el que participa ha sido ampliado hasta mediados del 2018, y finalizada la construcción, existe además un compromiso de mantenimiento de la línea de alta velocidad saudí, así como de su gestión y regulación de tráfico. En ambas facetas, Juanjo puede tener cabida y pasamos a sopesar un periodo dilatado de hasta 10 años más de contrato laboral. Para una persona como él, Arabia se puede convertir a medio/largo plazo en un salvavidas laboral, que le permita además de asegurarse un futuro cierto, el ampliar su capacidad profesional y sus grados de responsabilidad, y por qué no, su experiencia en ese país puede servir de trampolín para otras oportunidades en otros destinos tan sugestivos como ese.

"... trabajando 10 horas diarias (o más), 6 días a la semana en mitad del desierto bajo 50 grados (en verano)"
"... de volver a España, las posibilidades serían pocas"
  • P- Juanjo, de estos treinta meses expatriado, seguro que habrá habido algún momento de debilidad hacia la tierra patria. ¿Cuál ha sido el peor momento que has pasado en ese destino?

Sin duda alguna, el peor momento fue ver la muerte de un compañero con el que tenía cierta amistad a escasos metros de mi oficina, no me quitaba la imagen de la cabeza, eso me hizo pensar si realmente merecía la pena estar aquí y llegué a plantearme tirar la toalla y volver a casa. Pasé unos días muy muy duros pero me vino muy bien el hecho de que faltaba poco para terminar uno de mis ciclos, pude regresar a casa a recargar pilas (que falta me hacía)

  • P- Siempre que hablamos de un trabajador expatriado, tendemos a pensar solo en sus dificultades, penurias o penas, pero no nos paramos a pensar en los seres queridos que en numerosas ocasiones no pueden acompañarle y quedan en España. ¿Cómo encaja tu familia la oferta de trabajo, la lejanía y la imposibilidad de tenerte con ellos cuando uno quiere, sino cuando el ciclo de permanencia lo permite? ¿Quién de tu familia o allegados lo ha encajado peor?

Recuerdo que recibí la llamada de Pedro (mi anterior jefe y amigo), preguntándome si estaba interesado en un puesto en Arabia. Mi respuesta fue SI, aunque habría que ver las condiciones, por supuesto. Le comuniqué a mi familia la opción de volver a trabajar en lo que me gusta, eso sí, sin decirles que era en Arabia Saudita ya que todo estaba un poco en el aire.

Al domingo siguiente (día laboral en Arabia), me encontraba de comida familiar cuando, recibí la llamada de Dani (mi jefe), entonces fue cuando le comuniqué a todos cual era el destino. La cara de mi madre fue todo un poema, ella es la que peor lo lleva, pero sabían que era una oportunidad laboral única que no podía rechazar.

Sé a ciencia cierta que toda la familia tiene muy presente mi ausencia, y están atentos a las noticias que les llegan desde esa parte del planeta, pero sin duda la que peor lleva mi ausencia es mi madre, sin embargo el hecho de poder comunicarnos a diario le ayuda a poder llevarlo mejor.

  • P- Tu trabajo en Arabia es una evolución del aprendido y desarrollado en España. Supongamos por un momento que la actividad en ese país de destino finaliza mañana. Con tu nivel de conocimientos y capacidades, ¿Qué posibilidad laboral encontrarías ahora mismo en nuestro país?

Ahora mismo la situación en España no es muy alentadora para la función que desempeño, verdaderamente, de volver a España las posibilidades serían pocas.

  • P- Seguro que tu nivel de inglés es ya óptimo, y seguro que ya harás tus “pinitos” con el árabe. ¿Crees que a futuro puede consolidarse una bolsa de trabajo estable en ese o en otros países que precisen los servicios españoles de la alta velocidad? ¿Consideras imprescindible el segundo idioma para desarrollar tu actual actividad?

Yo creo que sí, sobre todo en Arabia Saudí, donde la gente tiene un concepto del trabajo muy diferente al nuestro en cuanto a horarios y disciplina.

Con el inglés debería ser suficiente para la actividad que desarrollo, bien es cierto que la mayoría de trabajadores son de origen pakistaní y de inglés ni “papa”.

  • P- Juan José, cuando por primera vez tomaste la decisión de expatriarte de España, ¿Cuáles fueron los motivos que te indujeron a ello? ¿Tan mala era la situación laboral aquí para que un especialista como tú no obtuviese trabajo a medio plazo?

Entonces estaba trabajando de camarero, eso suponía muchas horas de trabajo mal pagadas y muy poco tiempo libre.

Los motivos de aceptar esta oferta laboral fueron muchos, en primer lugar, volver a realizar el trabajo que me gusta, más o menos bien remunerado y que tendría más tiempo libre que trabajando al lado de casa.

Hacía un año y medio que había salido en un ERE y en España era imposible encontrar trabajo de mi especialidad.

  • P- La alta velocidad en Arabia sin duda es un reto de la ingeniería española. En ella participan una gran parte del abanico de profesionales que también lo han hecho o lo hacen en la alta velocidad nacional. ¿Cómo ves el ambiente dentro de tu círculo de trabajo? ¿Crees que hay muchos trabajadores que estarían dispuestos a seguir con la obra en otros países, o todos ellos están ahí por qué no había otra alternativa laboral en España?

La alta velocidad española es como una gran familia, casi siempre somos los mismos, mi primer día aquí ya coincidí con conocidos de obras anteriores. El ambiente suele ser muy bueno, aunque ya sabes, siempre suele haber roces de convivencia, y más aquí.

A la mayoría las circunstancias laborares nos han obligado a expatriarnos. Creo que la mayoría estaríamos dispuestos a volver a casa, aunque supongo que ya tenemos asumida que nuestra vida laboral, hoy en día conlleva una este tipo de movilidad.

Yo personalmente prefiero trabajar en territorio nacional aunque de momento España y trabajo no pueden ir de la mano.

P- No pretendo preguntar el sueldo, considero que es una cuestión ajena a este reportaje, pero pienso que sí habrá sido el adecuado al destino, entorno y circunstancias. ¿Crees que existe una uniformidad en lo relativo a los sueldos de los expatriados, según sus categorías o responsabilidades, o por el contrario piensas que el tema retributivo es una cuestión de negociación totalmente independiente o personal?

  • P- Juanjo, ponte en situación. Ahora mismo te suena el móvil y te oferta en España dentro de las obras que sabes se están realizando, la posibilidad de trabajar dentro de tu especialidad; por supuesto con el sueldo español, pero con un contrato de fin de obra (pongamos que +/- 8 meses) ¿Cambiarías la expatriación temporal por ese retorno temporal? ¿Qué exigirías para que un contrato de trabajo en España que hiciese ahora pensar en volver?

Ufff…Es tentador volver a casa con trabajo, pero mi intención es terminar este proyecto, por orgullo y porque se lo debo a la gente que confió en mí (Aun sabiendo mis limitaciones con el idioma) para hacerlo realidad, después, ya veremos qué pasa.

Diversos tramos del proyecto "Haramain" / Fotos: Juan José Lozano

Lawrence de Arabia fue uno de los primeros expatriados conocidos en aquel país, si bien la película se rodó en la ciudad jordana de Aqaba a 900 kms de los límites de la actual alta velocidad saudí en construcción. Juan José Lozano Carrilero es el protagonista expatriado que de manera pacífica tiene que buscarse la vida fuera de España, es nuestro Peter O´Toole en esta historia, y como no, ha sido la propia historia la que una vez más se repite…

Juanjo, un manchego que salta hasta Arabia se convierte en un expatriado en la tierra de los beduinos, y Lawrence de Arabia (Peter O´Toole) rueda en 1972 la película “El Hombre de La Mancha” por supuesto en tierras manchegas.

¿Casualidad…, quién sabe?

Reportaje realizado por: Laura Asegurado Mata

Agradecimientos: a todos los que han colaborado desinteresadamente y con su mejor voluntad en la realización de este trabajo.

Fotografías cedidas por:

  • Jesús Portas Arias
  • Fernando Díez González
  • Carlos Pérez Fontana
  • Julián Alonso
  • Juan José Lozano

Todos ellos grandes aficionados a la fotografía ferroviaria.

Created By
Laura Asegurado
Appreciate

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.