Loading

Reporte Escucha Creativa Pichidegua, julio de 2018

Escuchas Creativas Cecrea

El corazón de Cecrea está en su sistema de participación permanente, pues buscamos que el programa se desarrolle a partir de las visiones, inquietudes e intereses de sus protagonistas. Su metodología principal es la Escucha Creativa, metodología participativa, lúdica y creativa que busca promover una participación activa de los niños, niñas y jóvenes (NNJ), a través de estrategias de consulta que posibilitan una constante retroalimentación de información para la toma de decisiones en cada Cecrea.

Se realiza al finalizar o durante cada ciclo programático. Para ello se invita a los/as NNJ que han participado de los laboratorios en Cecrea para conocer su experiencia, además de proyectar la programación y la vida del Centro. La Escucha Creativa pone de manifiesto el derecho de NNJ a participar y ser escuchados.

Para esta Escucha propusimos un juego que nos invitaba a viajar por el tiempo e ir superando diversos desafíos: encontrar mapas, armar puzles, seguir pistas que nos llevaban a responder preguntas; todo para levantar opiniones, visiones y temáticas de interés para los/as NNJ de la región.

Objetivo de la Escucha

El objetivo de las Escuchas Creativas 2018 es posibilitar la construcción de relatos territoriales a partir de los intereses que movilizan a los niños, niñas y jóvenes; las problemáticas o necesidades que identifican de su territorio; las ideas creativas y proyectos que imaginan para contribuir a la solución de esos problemas; y/o las fortalezas y recursos que identifican, tanto en ellos/as mismos/as como en su territorio.

En la Escucha Creativa de Pichidegua participaron 16 niños, niñas y jóvenes, de entre 7 y 15 años de edad.

¿Qué hicimos?

Para conocer en detalle la metodología utilizada en esta escucha, puedes descargar la planificación aquí.

Recepción

A las 09:30 de la mañana del día jueves 05 de julio de 2018 comenzamos la Escucha Creativa en Cecrea de Pichidegua.

Para iniciar, nos reunimos en un círculo con los niños, niñas y jóvenes e hicimos una primera dinámica de presentación: cada uno de los participantes tuvo que decir su nombre y acompañarlo con una combinación de palmadas y saltos. Luego de recorrer todo el círculo, ellos/as tuvieron que recordar y repetir el nombre de al menos cinco compañeros/as. Una vez que todos nos presentamos, se plantearon una serie de preguntas sobre Cecrea y el porqué de la actividad.

¿Saben por qué estamos acá?. Las respuestas giraron en torno al ambiente lúdico que tiene el espacio Cecrea: divertirnos; conocernos; dibujar, fueron algunas de las primeras respuestas que entregaron los participantes.

Luego se hizo una reflexión sobre lo que significa escuchar: ¿Qué es escuchar?, nos planteamos. Y las respuestas estuvieron relacionadas al concepto de respeto: escuchar las opiniones de los demás, porque así podemos saber más cosas.

A continuación: ¿Por qué es importante escuchar?. Ante esta interrogante, unos participantes plantearon que escuchar nos ayudaría a entender. Si bien las respuestas aparentemente tenían alto grado de obviedad, esto no deja de ser menos interesante al aparecer términos como: entender, escuchar opiniones y respeto. Los niños y niñas de menor edad mostraron una gran participación en esta etapa, estando atentos a las instrucciones, respondiendo a las preguntas, y jugando. También plantearon haber tenido participación en Escuchas en los colegios de la zona.

Luego se dividió el grupo y comenzamos el trabajo en equipo. En esta etapa la facilitadora preguntó: ¿Qué entienden por Escucha Creativa?

Las respuestas de los participantes fueron elocuentes, planteando que la Escucha Creativa es saber escuchar las opiniones. La facilitadora compartió también su opinión al respecto y enseguida comenzó a orientar respecto a los objetivos del Cecrea diciendo que: todos deben saber lo que quieren, debemos escuchar las opiniones, y saber qué les motiva. Varios de los niños, niñas y jóvenes plantearon que ésta era su primera vez participando en una actividad de este tipo.

A continuación, la facilitadora explicó de manera muy didáctica la importancia de la Escucha Creativa. Les dijo que a través de ella podrían construir las opiniones de todos/as los/as participantes, y de esta manera programar actividades que a ellos les gustaría realizar. Luego, se les invitó a hacer un viaje por el tiempo, para poder descifrar lo que pensaban los niños, niñas y jóvenes de diferentes épocas.

Se explicó que para viajar en el tiempo, deberían usar energías creativas que debían resguardar y cuidar. Para poder realizar la actividad, era necesario resolver ciertos desafíos que les permitirían juntar esas energías creativas.

Después de la presentación, la facilitadora los invitó adivinar algunos acertijos para encontrar una llave que los/as ayudaría con el primer desafío. A pesar de que éste tenía un alto nivel de complejidad, pudo ser respondido por los participantes a los cinco segundos. La facilitadora sorprendida les indicó que habían acertado y que ya estaban pasando etapas. Ante esto los/as niños/as reaccionaron de manera alegre y entusiasta y de esta forma comenzaron a tomar el ritmo de la actividad. Luego de una última adivinanza, pudieron encontrar la llave que les permitiría viajar en la máquina del tiempo.

Acto seguido, entramos a la sala de la máquina del tiempo, y llegamos a una sala oscura que estaba iluminada con luces de colores tipo onda disco y música de la década de los ´60. Aquí formamos un círculo y esperamos al otro grupo, para finalmente bailar porque bailando es la única forma de ir al pasado, de viajar en el tiempo, nos señaló la facilitadora principal a través del micrófono, mostrándonos formas y movimientos para bailar esos ritmos. Asimismo, el equipo de facilitadores contó que estos ritmos los bailaban sus abuelos, que sus abuelos eran niños como ellos también y nos invitaron a pensar qué es lo que hacían esos niños del pasado, a qué jugaban, qué les gustaba hacer.

El Pasado

Luego de pasar por la máquina del tiempo, viajamos hacia el pasado. Los niños, niñas y jóvenes hicieron un ejercicio de memoria y recordaron diferentes actividades que habían hecho en el pasado en Cecrea. Se les preguntó: “qué dijeron los niños del pasado?. Los participantes se explayaron con diferentes respuestas, las cuales plasmaron en papel kraft:

No contaminar el planeta
Cuidar nuestro entorno
Cuidar y reciclar
No botar basura
No más tala
No contaminar el mar

Al finalizar esta etapa, todos los participantes recibieron energía creativa por haber superado el desafío.

A continuación, escuchamos un segundo mensaje, que decía: llegó el momento de saber lo que nos dijeron los niños y niñas del pasado, en los libros encontrarán la ayuda que necesitan.

Ante esto, todos participaron buscando las pistas necesarias que entregaron los facilitadores. Aquellos que no participaron inicialmente, terminaron entusiasmándose con la actividad y trabajando de manera colaborativa con el resto de los niños, niñas y jóvenes. Se dividieron el trabajo entre niños y niñas: ellos comienzan a buscar las pistas y ellas a construir.

Luego de leer las preguntas, la facilitadora entregó las energías creativas y los participantes votaron por las categorías que sentían que más les representaban. La categoría que se llevó más energías creativas fue salir a otros lugares como caminatas, circos y exposiciones. Respecto a este punto, la facilitadora preguntó: ¿por qué les gustaría tanto salir?. Respondieron que consideraban que el pueblo tiene muy poca actividad para niños/as y que todos los espacios estaban destinados para los adultos, que lo único que tenían era la granja educativa que está en el cerro, entre otros comentarios. Para cerrar esta primera etapa, los niños enfrentaron otra adivinanza, la cual resolvieron sin dificultad, entregando todas las respuestas. Por tanto se dio por cumplida esta etapa, lo cual les permitió avanzar de nivel y realizar un nuevo viaje por el tiempo.

Entramos nuevamente a la sala de la máquina del tiempo, para viajar al presente, con música reggaetón. Una de las niñas se mostró como líder del grupo rojo, se destacó también en el baile y de aquí en adelante lideró al grupo entero.

El Presente

Luego de realizar el viaje por el tiempo, volvimos a la sala inicial, y los participantes se acercaron al puzle que habían construido anteriormente. En el baúl encentraron otro mensaje de indicaba que debían construir algo con las ideas que más les gustaron. Para esto recibieron diversos materiales y también colaciones que podrían comer una vez terminada esta actividad.

Seleccionaron la idea que tenía más energías creativas e hicieron creaciones a partir de ella: dibujos en papel café, estandartes de plastilina para el cuidado del medio ambiente, recrearon árboles, entre otros. Las propuestas se concentraron principalmente en cómo potenciar la zona y en el cuidado del medio ambiente. Luego se hizo un descanso en donde los niños, niñas y jóvenes compartieron una colación.

Una vez terminada esta pausa, los facilitadores hicieron nuevas pruebas para los participantes, las que debían responder de manera correcta para permitirles pasar a la etapa final.

El Futuro

En esta etapa los facilitadores nuevamente nos esperaron en la sala de la máquina del tiempo, con música futurista y nos invitaron a bailar, con lo que ellos imaginaban podrían ser los movimientos de esos ritmos futuristas. Nos mostraron ejemplos de movimientos, y todos los participantes rieron, gritaron, y se divirtieron e interactuaron con los facilitadores haciendo una ronda.

La facilitadora les dio una adivinanza y luego les entregó una cámara a cada grupo para que grabaran su energía creativa dejando un mensaje para los niños del futuro. Ellos/as decidieron qué decir y qué mostrar. Los grupos se coordinaron para hacer un video y repartirse los roles, y así poder dar un mensaje que los representara a todos. Finalmente mostraron los trabajos que realizaron anteriormente frente a la cámara.

Cierre

Finalizamos la Escucha Creativa con una reunión grupal de todos los participantes, en donde se proyectaron los videos elaborados en la actividad. Algunos de los mensajes entregados fueron los siguientes:

Que cuiden el medio ambiente, no como las personas que hay ahora en el presente.
Hola, a mí me gustaría hacer danza, sería súper interesante traer más turistas para poder guiarlos por toda zona, y no sólo Pichidegua, nos gustaría conocer otras realidades culturales para poder comparar nuestra zona, no solo Chile sino también otros países.
Nos gustaría que el Cecrea pueda seguir, para darle una oportunidad a más niños/as.
Sería bueno salir a otras partes y poder conocer más alternativas a Pichidegua, nos gustaría conocer más personas y salir de la cotidianidad. Conocer más personas es súper importante porque nos ayudaría a salir de la cotidianidad.
Lo que más rescato de todo que vimos y conversamos hoy, es que me gustaría que vengan muchos extranjeros acá, que nos podamos conocer y hacer intercambio de culturas.
Más talleres de arte donde nos puedan venir a enseñar más cosas.

Una vez vistos los videos, los niños, niñas y jóvenes propusieron hacer una despedida bailando, con sus profesores al medio de un círculo. La música en un comienzo era reggaetón, pero luego una niña solicitó utilizar música de matrimonio, y con esto todo el grupo se animó mucho más y terminamos felices la jornada bailando y cantando.

Lo que escuchamos y observamos

La actividad presentó algunas complicaciones en su ejecución como consecuencia de las fuertes lluvias de ese día, lo que se tradujo en una menor asistencia de los niños, niñas y jóvenes convocados y/o una mayor tardanza en la llegada de aquellos provenientes de sectores más alejados. Por lo tanto, la actividad que comenzaría originalmente a las 09:00 hrs. comenzó finalmente a las 10:00 hrs.

En la Escucha Creativa realizada en Pichidegua, se levantaron las inquietudes e intereses de los participantes. Ellos manifestaron sus gustos e intereses por medio de actividades lúdicas que los hicieron viajar por el tiempo, recordando y proponiendo diversos temas.

En primer lugar, los participantes manifestaron que a Pichidegua le falta vida. Plantearon que el alcalde tiene la facultad y que debería hacer más cosas por la localidad. Aquí se observa que tienen un entendimiento respecto al funcionamiento y la relación entre ellos/as y las autoridades locales. Expusieron que el pueblo tiene muy poca actividad para niños, niñas y jóvenes y que todos los espacios están destinados para los adultos, plantearon que la única entretención para ellos/as es la granja educativa que está en el cerro.

Un participante señaló: Deberíamos tener algo entretenido en la plaza, a veces nos juntamos en la plaza a contar cuántos autos pasan (tono de risa). Como alternativa a esta falta de instancias de entretención, comentaron que los centros de alumnos de los colegios siempre están facilitando nuevos espacios para poder recrease. Por ejemplo, algunos de ellos han gestionado el uso de distintos juegos: taca-taca o mesas de pin pon. Los participantes manifestaron conocimiento respecto a los recursos que las organizaciones (estudiantiles, vecinales, etc.) pueden aportarles, y claridad en relación a las funciones que cumplen los centros de alumnos en los colegios.

Los niños, niñas y jóvenes manifestaron su preocupación por la llegada de migrantes, especialmente haitianos a la zona, y las actitudes de discriminación que éstos deben enfrentar: …me gustaría poder trabajar de manera colaborativa con los haitianos que están llegando acá, eso nos permitiría conocernos y mejorar nuestras relaciones. Nacimos en un país libre y esto nos permite caminar por donde queramos. Por eso me gustaría realizar una serie de cosas que nos permita poder trabajar el turismo con ellos…

Asimismo, se mostraron conscientes de los problemas relacionados con el cuidado del medio ambiente: …que en el futuro no contaminen el planeta, eso me pone el corazón muy roto, por lo que están haciendo las personas; y apoyaron la idea de reforzar actividades como el reciclaje. No obstante, señalaron que ya se ha intentado desarrollar esta iniciativa, pero no ha ido acompañada de educación. Es decir, existen depósitos para reciclaje en distintos sectores de la comuna, pero no siempre los vecinos/as los saben utilizar.

Por otra parte, los participantes demostraron un fuerte interés por potenciar el desarrollo local a través del turismo. Saben que las Ruedas de Larmahue son un patrimonio cultural de la zona, que se utilizaban antiguamente para los regadíos y que aún se ocupan en la actualidad. Conocen los aspectos más turísticos de la zona, destacan al cementerio como un espacio de reconocida belleza por su arquitectura y decoración.

En relación a esta valoración de hitos de su comuna, ellos/as imaginan que podrían capacitarse para ser guías turísticos para las personas que vengan a visitar Pichidegua y sus alrededores, y que ellos/as mismos/as podrían mostrar esos lugares, …sería súper interesante traer más turistas para poder guiarlos por toda zona, y no solo Pichidegua…

Los niños, niñas y jóvenes también propusieron ideas en torno a fortalecer la zona con nuevos atractivos que potencien el lugar y además aborden la problemática medioambiental: sería interesante conocer la fauna y la flora, y tener algún observatorio de bellezas naturales; plantearon la necesidad de difundir enseñanzas sobre el cuidado del medio ambiente. Propusieron también hacer un invernadero.

En relación a las propuestas para las actividades que podría desarrollar Cecrea a futuro plantearon:

Sería bueno salir a otras partes y poder conocer más alternativas a Pichidegua, nos gustaría conocer más personas y salir de la cotidianidad, conocer más personas es súper importante porque nos ayudaría a salir de la cotidianidad.
Más talleres de arte donde nos puedan venir a enseñar más cosas.
Salir a otros lugares como caminatas, circos y exposiciones.
Tener actividades libres y que los profesores también sean libres como nosotros.
Ser libre y pasarlo bien.
Nos gustaría que el Cecrea pueda seguir, para darle una oportunidad a más niños/as.

Conclusiones

Los niños, niñas y jóvenes de Pichidegua manifestaron dos intereses que desarrollaron a partir de varias aristas: se manifestaron preocupados por el desarrollo local de su comuna y por el cuidado y preservación del medio ambiente.

No solo manifestaron identificar cada temática por separado, sino que también lograron vincular su preocupación por el desarrollo local con el cuidado medioambiental, lo que habla de una gran capacidad propositiva y capacidad de integración.

Los participantes son conscientes de las riquezas y patrimonio de su comuna, y también de la falta posibilidades y actividades que hay ahí. Por lo mismo proponen generar espacios de preservación de naturaleza que puedan ser parte de las riquezas de la localidad, así como también generar una red de turismo que permita generar más movimiento en la localidad y actividades para ellos.

Al mismo tiempo, la falta de actividad en la zona, es lo que los lleva a querer salir de Pichidegua en búsqueda de conocer otras realidades. En concordancia con lo anterior, es que los niños, niñas y jóvenes se muestran abiertos a los inmigrantes y creen que es necesario incluirlos en sus actividades en Cecrea.

Finalmente, los participantes manifiestan una gran valoración respecto de las actividades que realizan en Cecrea y desean que esta iniciativa se mantenga en el tiempo y que así que más niños, niñas y jóvenes puedan beneficiarse de ella.

Desafío Cecrea

Como Cecrea Pichidegua, ¿qué haremos con esta información?

Cecrea se quiere hacer cargo de aquello que se levantó en la Escucha Creativa. A través de un proceso de validación y proyección de esta información, denominado “devolución” hemos considerado los diferentes temas, opiniones, anhelos y expectativas de niños y niñas y jóvenes para levantar una programación coherente con sus intereses.

Credits:

Cecrea

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.