TUXPAN

Si quieres hacer un viaje extraordinario rodeado por toda una hermosa naturaleza, nada como recorrer algunos lugares pequeños y cercanos de Tuxpan. Hace unos meses, junto con mi familia hicimos uno de esos paseos, que nos agrada hacer llegar a un puerto un poco pequeño pero muy bonito.

Nos instalamos en un pequeño con una vista muy agradable estábamos frente al mar. Poco después el hotel nos dio la bienvenida con una comida y bebidas refrescantes. Después estuvimos en un barco un poco pequeño pero no fue pretexto para no disfrutar del mismo El barco estaba adornado con macetas con flores, y había cortinillas que daban a sus ventanas el aspecto de una casa alegre y fresca. Navegaba lentamente y permitía disfrutar del paisaje en toda su belleza

A lo lejos había una especie de isla, fuimos a visitarla el agua era tan clara que podíamos ver algunos peces que están cerca del barco. El viaje fue precioso, el capitán del barco conto pequeñas historias acerca del mar y de la isla detalles curiosos e interesantes que incendian la imaginación.

En la tarde fuimos al pintoresco mercado donde venden productos de la región, y donde hay un gran ambiente entre el regateo de vendedores y compradores. Después de comer estuvimos caminando por la zona para probar muchas nieves de varios sabores que se producen en esa zona.

Por la noche alrededor del hotel no había nada de gente algunos negocios estaban cerrados era extraño pues había muchos turistas y no debían de desaprovecharlos, decidimos ir a la alberca y al llegar vimos que estaba totalmente llena la alberca era muy pequeña así que esperamos un poco la dueña del hotel se acercó con nosotros y nos dijo que era una noche muy calurosa y por lo general vienen a nadar algunas personas que trabajan y están cerca del hotel pues era de los muy pocos que permitía el acceso a nadar a los empleados quienes cubrieron sus horas de trabajo y a los demás que viven cerca del hotel.

Poco después llego con unas bebidas no tamos que las personas poco a poco salían de la alberca y decidimos entrar, fue un buen día, muy agradable al día siguiente fuimos a la playa muy temprano alrededor de las 6 de la mañana pues querían ver el amanecer así un poco de frio, la arena estaba muy fría, nos sentamos en la orilla de la playa mientras los niños recogían conchas, y corrían para que el agua no los tocara.

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.