Con la medida que midas serás medido Marcos 4:23-25

Introducción:

A) Todos emitimos juicios. Todo ser humano por ser un ser racional y moral emite juicios sobre las cosas a su alrededor.

B) Nosotros como Cristianos somos llamados a emitir juicios justos.

  • Juan 7:24; “No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio.”
“ Si alguno tiene oídos para oír, oiga. Les dijo también: Mirad lo que oís; porque con la medida con que medís, os será medido, y aun se os añadirá a vosotros los que oís. Porque al que tiene, se le dará; y al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará.” (Marcos 4:23-25 RV 1960).

Escucha bien, porque; Con la medida que midas serás medido

Así bajo este tema, la pregunta que tenemos por delante es la siguiente; ¿Cuál debe ser nuestra actitud y disposición para el buen juicio?, por ejemplo;

I. En opiniones y gustos personales

A) Ser flexible y tolerar las preferencias personales de cada uno;

B) Por lo tanto nuestra actitud y disposición para el buen juicio en estos casos, debe de ser muy flexible y tolerante hacia el hermano, no poniendo motivo de tropiezo en él;

"Mirad lo que oís..."

II. En temas necesarios e importantes de la vida

A) Ser diligentes a lo que Dios nos demanda ser, e intolerantes a la falsedad y engaño;

B) Por lo tanto nuestra actitud y disposición para el buen juicio en estos casos debe de ser sabia, prudente, diligente e intolerantes hacia el pecado. En otras palabra, debemos ocupados en nuestra salvación;

"porque con la medida con que medís, os será medido, y aun se os añadirá a vosotros los que oís."

III. En temas teológicos fundamentales

A) Ser firmes, serios, constantes e inamovibles en la verdad la cual es Cristo;

  • Pues es esto lo que se espera de nosotros como lo vemos en Mateo 7:24-27.

B) Por lo tanto nuestra actitud y disposición para el buen juicio en cuanto a temas teológicos fundamentales debe ser firmes, serios, constantes e inamovibles en la verdad la cual es Cristo.

Conclusión: Nuestro Catecismo de Heidelberg Día del Señor 43, P/R 112 pregunta:

¿Qué se pide en el noveno mandamiento?

Que no levante falsos testimonios contra nadie, que no interprete mal las palabras de los demás, que no sea ni detractor ni calumniador. Que no ayude a condenar a nadie temerariamente y sin haberle escuchado; que huya de toda clase de mentira y engaño como obras propias del diablo, si no quiero provocar contra mí la gravísima ira de Dios. Que en los juicios como en cualquier otra ocasión, ame la verdad, la anuncie y confiese sinceramente. Y por último que procure con todas mis fuerzas defender la honra y reputación de mi prójimo.

Created By
Iglesia Reformada Cristo Redentor
Appreciate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.