De sus ojos a su deseo

»Creé la lengua de la boca que los hombres desviaron de su rol, haciéndola aprender a hablar... a ella, ella, la bella nadadora, desviada para siempre de su rol acuático y puramente acariciador.» Vicente Huidobro

A Sofía Coronel

De la pared pende una fotografía en tonos grises con un destello de color miel que simula al universo; contiene lunas en su lado obscuro, reina sobre una vía láctea que los enmarca. Se hacen custodiar por negras estelas que inventan al viento y éste acaricia el aire que a su vez los alimenta.

Son el principio de un todo, son luz y obscuridad que al conjugarse no hacen sino parir una estirpe galáctica que pueblan configurando un cuerpo y éste a su vez, deja ver un cúmulo de emociones que no todas virtuosas y es ahí donde radica su perfección.

El raciocinio, se desborda en lentos relámpagos, el verbo habita en la cavidad templo de la lengua, el agua nace entre cordilleras a pies de un monte que es divino y catedral de su deseo, da alimento y vino en viñedos coronados por seda.

Lo demás se sabe por añadidura; cuerpo es de mujer.

Created By
Vendaval GC
Appreciate

Credits:

Imagen by: Diana Ehlers Texto: Jorge L Balbuena

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.